Transparencia

El Tribunal de Cuentas cambia su política de selección tras la denuncia de irregularidades

El Tribunal de Cuentas niega irregularidades en contratos y enchufismo pero promete más transparencia

El presidente del Tribunal de Cuentas, Ramón Álvarez de Miranda, compareció este martes en comisión en el Congreso de los Diputados, cargado de un montón de negativas, las encaminadas a desmentir las informaciones publicadas por el diario El País que alertaban de irregularidades en los contratos de obras en la institución y nepotismo a la hora de cubrir puestos vacantes. No obstante, y pese a contradecir las revelaciones periodísticas, anunció un "conjunto de medidas para dotar de mayor transparencia todas las actuaciones desarrolladas". Es precisamente este hecho en el que abundaron gran parte de los grupos parlamentarios en sus intervenciones.

¿Si todo ha funcionado bien por qué se introducen cambios concretamente en materia de contratación de obras y de personal, las materias que están en el punto de mira? La respuesta llegó desde la propia institución: en unos momentos en los que la desconfianza de los ciudadanos respecto a las instituciones es cada vez mayor la situación sólo mejora "mediante la búsqueda de la excelencia".

Batería de mejoras

Antes de cerrar su intervención con su propuesta de mejora del funcionamiento interno de la institución, Álvarez de Miranda, se refirió a las noticias que ponían en tela de juicio su política de contratación de personal y de obras. Respecto a este último aspecto, mantuvo que el tribunal del que es responsable "no fraccionó los contratos". Y que jamás se saltó el límite legal pues este es de 50.000 euros y no de 30.000 como se señalaba en las citadas informaciones.

"Cada una de las contrataciones tenía un objeto determinado conforme a Ley de Contratos del Sector Público; las obras eran independientes unas de otras y no formaban parte de un plan de reforma progresiva de las instalaciones, sino que respondían a necesidades puntuales, en ocasiones de carácter urgente. Por ello, no exisitió un 'troceo' injustificado de una obra general de reforma de las instalaciones, cuya necesidad no se planteó", añadió.

Respecto a esta cuestión, "aunque es pública y puede ser consultada en la página web del Tribunal en el apartado del perfil del contratante", a partir de ahora "se va a incrementar para recoger igualmente la derivada de los contratos menores que hasta la fecha no estaban previstos".

En su turno de réplica, Alvarez de Miranda reconoció que en los últimos 30 años ha sido una única empresa la mayor beneficiaria de contratos menores. Fue así, según señaló, porque esta firma se conocía perfectamente la casa y porque realizaba estos trabajos en vacaciones y los fines de semana.

Sobre las conexiones de parentesco en la plantilla del organismo desveladas por El País, el responsable del Tribunal de Cuentas no pudo contradecirlas. "Es cierto que los parentescos existen. Lo que no existe es lo que insinúa ese medio de comunicación". Si bien, señaló que estos procedimientos se habían ajustado siempre a la legalidad vigente.

Convocatorias "públicas y abiertas"

"Todas las personas que participaron en procesos selectivos tanto para incorporarse a los cuerpos propios del tribunal como para proveer plazas de personal laboral, se sometieron a una convocatoria pública abierta a cualquier ciudadano interesado, las ofertas de empleo y las plazas convocadas fueron publicadas en el BOE, de acuerdo con un temario establecido y un tribunal opositor constituido de acuerdo con las normas que dicta la función pública y no cabe deducir de ello un comportamiento arbitrario o irregulas de los correspondientes trbunales calificadores o comisiones de selección", dijo Álvarez de Miranda.

Es en el capítulo de personal donde más medidas se pretende tomar a partir de ahora. Así, Álvarez de Miranda selló su compromiso de dar publicidad a la relación de puestos de trabajo vigente en la página web. También anunció que se va a congelar la incorporación de nuevo personal laboral y que se va a abordar una reforma de los procesos selectivos para el ingreso en los cuerpos superiores de letrados y de auditores y técnico de auditoría y control externo.

Asimismo, el presidente del Tribunal de Cuentas se comprometió, en sede parlamentaria, a "dotar de transparencia a todos los nombramientos, dando publicidad al currículum del adjudicatario" y a estudiar una posible modificación de la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) "para primar la designación por concurso, frente a la libre designación".

A juicio del presidente de la institución, esta no necesita, a día de hoy, más personal del que tiene. No obstante, el control de los partidos que las nuevas políticas de regeneración del Gobierno adjudican al Tribunal de Cuentas sí harán necesario, a su juicio, más efectivos.

Auditoría externa

Por último, el máximo responsable de la institución anunció que se iba a estudiar "someter toda la actuación del Tribunal a la revisión de un tercero externo mediante el Instrumento de Revisión entre Pares". Se trata, en definitiva, de una auditoría externa. La intención es que este estudio se realice del momento actual, pero no existen inconvenientes en abordar otros periodos, según señaló Álvarez de Miranda a la salida de la comisión.

El Tribunal de Cuentas de la UE denuncia que los Estados usaron 7.000 millones de forma irregular

Más sobre este tema
stats