28A | Elecciones generales

El último diputado por Zaragoza se decidió por tan sólo 77 votos

Una persona se dispone a quitar el precinto de una urna con las papeletas al Senado para proceder a su recuento en un colegio de la capital navarra.

La consecución del último escaño en una circunscripción es a veces una batalla es muy ajustada. Este domingo 28 de abril, la lucha fue especialmente reñida en Zaragoza, donde la última acta se decidió por tan sólo 77 votos. Lo consiguió el PSOE, que obtuvo en la provincia aragonesa tres de los siete escaños en juego, y la formación que se quedó a las puertas fue Ciudadanos, que se tuvo que conformar con un diputado. A priori, ese escaño podría cambiar cuando se recuente el voto de los españoles residentes en el extranjero, algo que ocurrirá el miércoles. Sin embargo, a la vista de los antecedentes de 2015 y 2016 y del hecho de que los socialistas hayan obtenido una cómoda ventaja en la provincia, sería ciertamente una sorpresa que Cs lograse más votos en el exterior que el PSOE.

Pero no sólo es Zaragoza. En otras 10 de las 52 existentes para el Congreso, menos de 2.000 papeletas decidieron qué partido se quedaba con el último escaño. Así ocurrió en  Huelva, Álava, Navarra, Palencia, Islas Baleares, Girona, Salamanca, Melilla, Alicante y Toledo.

En esas batallas tan reñidas, quien salió mejor parado fue el PP, que obtuvo la última acta en Salamanca (por 1.017 votos), Melilla (por 1.078 votos), Alicante (por 1.510 votos) y Toledo (por 1.729 votos). En Melilla, de hecho, les sirvió para conseguir la única acta en liza; en Salamanca para ganar dos de los cuatro diputados que la provincia envía al Congreso; en Alicante para obtener un tercer escaño y en Toledo para apuntarse un segundo diputado.

El PSOE, por su parte, se quedó con el último escaño gracias a un puñado de votos en tres circunscripciones: la mencionada Zaragoza, Navarra (por 408 votos) e Islas Baleares (por 692 votos).

Unidas Podemos quitó el último diputado a Vox en Huelva por 330 votos, dejando a la formación de extrema derecha fuera del reparto provincial. 

EH Bildu, por su parte, arrebató el último escaño al PP en Álava por una diferencia de 384 votos, lo que dejó fuera del Congreso a Javier Maroto, secretario de Organización del PP.

Ciudadanos se quedó con la última acta en Palencia gracias a 444 votos, en perjuicio de los socialistas.

Por último, ERC logró el último diputado por Girona gracias a 939 votos, imponiéndose así a En Comú Podem, que no obtuvo representación por la provincia.

Grandes diferencias

La cara opuesta a las batallas reñidas es la de las circunscripciones donde el último escaño se decidió por una diferencia muy amplia. En 19 circunscripciones esa cifra se situó por encima de las 10.000 papeletas. Destacan Madrid, donde el PSOE se impuso a Vox en la pelea por el último diputado por 38.376 votos; València, donde Ciudadanos venció al PSOE por 29.222; Asturias, donde el PSOE le ganó al PP por 25.937, y Sevilla, donde el PP arrebató la última acta a Vox por 25.869 papeletas.

En las 22 circunscripciones restantes el último escaño se decidió por una diferencia que oscila entre los 2.893 sufragios de Zamora –donde la balanza se inclinó a favor de Cs y en detrimento del PSOE– y los 8.021 votos de Almería, donde el PP se impuso a Unidas Podemos.

El nuevo Congreso tendrá la mayor representación femenina de su historia con 164 mujeres

El nuevo Congreso tendrá la mayor representación femenina de su historia con 164 mujeres

Más sobre este tema
stats