El auge de la extrema derecha

El vicepresidente de Vox es apoderado de otra empresa inmobiliaria controlada desde Luxemburgo

Documento del Registro de Luxemburgo que certifica que Certus es dueña de la empresa española Energreen.

El entramado societario al que Víctor González Coello de Portugal, vicepresidente primero de Vox, aparece adscrito y cuya existencia ha hecho aflorar el alquiler de la nueva sede de Vox no termina en Luxemburgo sino en un territorio incluido en la lista negra de paraísos fiscales de la UE hasta hace ocho meses: el archipiélago caribeño de las Bahamas.

Como ha publicado infoLibre, Víctor González es apoderado de Coravest SL, la empresa que en septiembre compró un local de 400 metros en el céntrico distrito madrileño de Chamberí para de inmediato alquilárselo al partido de Santiago Abascal por 3.500 euros al mes (a razón de 9,8 euros por metro cuadrado) y cuyo hilo societario conduce a una empresa de Luxemburgo: Fincora Group Sàrl, dueña del 99,97% del capital de Coravest SL.

Pero el vicepresidente de la formación ultraderechista también es apoderado de una segunda empresa del sector inmobiliario: Energreen Capital SL. Y el accionista único de Energreen es otra compañía Certus Energy Group, creada en Bahamas hace una década. La firma caribeña quedó constituida en Nassau el 29 de abril de 2009; la española Energreen nació siete meses más tarde en Madrid con 90.000 euros de capital social. Hoy, ese importe se ha disparado hasta los 3,25 millones.

El 19 de febrero de 2014, Certus trasladó su domicilio a Luxemburgo y cambió su sufijo Ltd. (Limited) por el de Sárl (sociedades de responsabilidad limitada en el ordenamiento del Gran Ducado). Así lo acreditan los documentos mercantiles obtenidos por infoLibre.

A tenor de sus cuentas, Energreen Capital SL es la única filial de Certus. ¿Fue fundada Certus con el objetivo de preparar el terreno desde Bahamas para el nacimiento de la firma inmobiliaria española? ¿Cuál era el sentido de constituir una sociedad en uno de los paraísos fiscales de la larga lista de territorios opacos cuya colaboración con la justicia española ha sido históricamente nula, como demuestran distintos sumarios de corrupción? No hay respuesta. Ni los portavoces de Vox ni Víctor González Coello de Portugal han respondido tampoco este viernes a la nueva tanda de preguntas formuladas por infoLibre. 

A diferencia de Coravest SL, cuya única propiedad es, según el Registro, el local de la calle Nicasio Gallego de Madrid arrendado a Vox semanas después de haberlo comprado, Energreen posee una cartera inmobiliaria que valora en casi 20 millones. Sus cuentas de 2017, las últimas disponibles, cifran en 19.227.300 euros sus inversiones en ese segmento. Y reflejan una hipoteca de 7,04 millones ligada a un edificio localizado en un área de negocios al noreste de Madrid. 

Entre Energreen Capital SL y Coravest SL existe una clara conexión. En sus organigramas se repiten dos nombres: el de González Coello de Portugal como apoderado y el del administrador único, Ignacio Riva Fierro, un español con residencia en Suiza a quien el Registro de Luxemburgo presenta como el dueño exclusivo tanto de las acciones de Fincora Group Sárl como de las de Certus Energy Group Sàrl. Además, es Ignacio Riva quien, como administrador de Energreen, certifica las cuentas presentadas por Coravest.

Actividades inmobiliarias... y explotación de cotos de caza

En febrero de 2014, Energreen amplió su objeto social. Y así, además de al negocio de compraventa, tenencia y alquiler de bienes inmuebles, sumó a su repertorio la "realización de actividades cinegéticas" y "explotación de cotos" de caza.

La defensa de la caza se ha erigido en una de las señas de identidad de Vox dentro de un marco ideológico que sitúa el "amor a la patria" en el frontispicio de su programa.

Este periódico no ha logrado que el partido de Abascal exprese su posición sobre los hechos relacionados con su nueva sede: que es propiedad de una empresa en la que su vicepresidente desempeña el cargo de apoderado; que la matriz de esa empresa se ubica en Luxemburgo, y que aparece conectada a otra que durante años operó desde el archipiélago de las Bahamas. 

González Coello fue nombrado administrador solidario de Coravest SL en noviembre de 2016. En febrero de ese año ya había adquirido el mismo rango Energreen Capital SL. Para entonces, la Audiencia de León ya le había inhabilitado durante tres años "para administrar bienes ajenos" por "irregularidades contables relevantes" en la gestión de una de sus empresas, Marmolería Leonesa.

Dictada el 30 de junio de 2015, la sentencia fue confirmada por el Supremo en enero de 2018. Así lo desveló en diciembre El País, semanas antes de que el mismo diario publicase una segunda serie de informaciones sobre las donaciones recibidas por Vox de un grupo iraní tanto para su fundación como partido como para acometer su primera campaña electoral, las europeas de 2014.

Que Coravest SL, propietaria de la nueva sede de Vox, sea filial de una empresa luxemburguesa implica en la práctica que los fondos desembolsados por Vox en concepto de alquiler acabarán trasvasados a otro país. En principio, los 42.000 euros anuales pactados para el primer año. Y finalmente, los 78.000 euros por ejercicio que ingresará Coravest una vez que el alquiler llegue a los 6.500 euros mensuales anunciados por su propio gerente en unas declaraciones realizadas a El Confidencial  en octubre de 2018.

En noviembre de 2017, Intermón Oxfam cifró en 9.544 millones de euros la inversión española con destino a paraísos fiscales detectada en el ejercicio anterior. En un estudio titulado El dinero que no ves. Paraísos fiscales y desigualdad, la ONG católica lanzó la siguiente alerta: "La actual crisis de desigualdad global tiene un claro aliado en la figura de los paraísos fiscales. Estas jurisdicciones suponen el agujero negro de las oportunidades de desarrollo de millones de personas en todo el mundo".

El número dos de Abascal en Vox ya representó al partido en la campaña financiada por los iraníes

El número dos de Abascal en Vox ya representó al partido en la campaña financiada por los iraníes

Más sobre este tema
stats