Veranos con historia

El Verano del Amor, algo más que cultura 'hippie'

San Francisco: la explosión del movimiento 'hippie'

¿Qué pasó?

Flores en el pelo, barba, colores psicodélicos, LSD, símbolos de la paz… Un extraño verano aquel de 1967 en el barrio de Haight-Ashbury, en San Francisco (EE UU), pero probablemente de los más importantes, en lo que a movimientos socioculturales se refiere, de la historia del siglo XX. El Verano del Amor, más conocido como Summer of Love por su nombre en inglés, fue una gran cita cultural a la que acudieron miles de personas de todo Estados Unidos, llenando las calles y parques de la cuarta ciudad más poblada del estado de California, y que supuso la consolidación definitiva del movimiento hippie hippie y el primer paso para que fuera definitivamente absorbido por el mercado.

¿Cuándo pasó?

La ciudad del Golden Gate, bohemia y hogar de un gran número de escritores de la generación beat, ya había sido invadida por cerca de cien mil personas unos meses antes de la finalización del curso escolar para acudir a un circo psicodélico —“La invasión de los Flower Children”, tituló el San Francisco Chronicle–. Sin embargo, la verdadera explosión se dio a partir del mes de junio de 1967, con la finalización del curso escolar. Así, al ver la descripción que algunos de los grandes medios estadounidenses hicieron durante los primeros meses del año de la vida en San Francisco, miles de personas peregrinaron desde diferentes puntos del mundo en busca del amor libre durante aquel verano.

El detonante de esta publicidad, con la guerra de Vietnam en su punto más álgido y el LSD ilegalizado un año antes en California, fue la celebración, el 14 de enero de 1967, del Human Be-In, un evento en el Golden Gate Park de la ciudad californiana. Al festival acudieron cerca de 35.000 personas, que pudieron disfrutar de grupos de rock como Jefferson Airplane y poetas de la generación beat como Lawrence Ferlinghetti, Allen Ginsberg o Michael McClure, así como Timothy Leary, uno de los mayores defensores de la prohibida droga psicodélica.

¿Quiénes fueron sus protagonistas?

El movimiento hippie acudió en masa a la tierra prometida, reuniéndose en lugares cercanos a la Universidad de Berkeley, en el Golden Gate Park o en otras ciudades de la Bahía de San Francisco. El verano del amor atrajo a personas de todo tipo, desde jóvenes adolescentes o estudiantes universitarios con la necesidad de unirse a la utopía cultural hasta turistas de clase media.

El movimiento hippie fue el mayor escaparate cultural las numerosas reivindicaciones políticas y sociales de la década: sexo libre (la píldora se legalizó para los matrimonios en 1965), derechos civiles (con las marchas de Luther King en 1963), pacifismo (contra la guerra de Vietnam)... Sus integrantes eran numerosos —mucho más que los que conformaban anteriores movimientos contraculturales— y heterogéneos, unidos por una protesta más o menos formal contra el orden moral establecido tras la II Guerra Mundial, que comenzaba a mostrar sus primeras grietas. 

Por otra parte, la gran afluencia a Haight-Ashbury, el pequeño barrio de casas victorianas a un precio asequible para los jóvenes por aquel entonces, hizo que se deteriorase poco a poco: violencia, robos, mendicidad, drogas…

¿Qué fue de sus protagonistas?

Los hippies abandonaron San Francisco en octubre, una vez había finalizado periodo estival. Fue en ese mes de 1967 cuando algunas personas locales organizaron, en el barrio que había acogido durante el largo verano gran cantidad de conciertos y actuaciones teatrales, una manifestación, La muerte del hippie, en la que simulaban el funeral del movimiento sociocultural y denunciaban que muchos de los asistentes que acudieron a la ciudad los meses anteriores no habían entendido el verdadero significado del acontecimiento.

Sin embargo, la cultura hippie no estaba del todo muerta. Siguió coleando en Estados Unidos y expandiéndose por Europa y América Latina durante los últimos años de la década de 1960. El Verano del Amor se dibuja, además, como la influencia más evidente del Mayo del 68 francés. En EE UU, el colectivo conformó una base para el movimiento pacifista, que finalmente lo acabó trascendiendo con una fuerte oposición a la guerra de Vietnam, protagonizando gran cantidad de manifestaciones multitudinarias y muy mediáticas.

A partir del Festival de Woodstock –al que acudieron más de 500.000 personas de todo el país– en verano de 1969, el movimiento sociocultural en EE.UU empieza a entrar en decadencia y deja paso a nuevas culturas alternativas. 

¿Por qué fue importante?

El verano del amor de 1967 oficializó la cultura hippiehippie, así como en otros países europeos y americanos que veían a través de los medios de comunicación el nacimiento y explosión de un movimiento sociocultural que, hasta aquel momento, permanecía en el anonimato. La divulgación de este movimiento contracultural significó, por una parte, la asunción de ciertos ideales muy minoritarios en los 50: que el amor fuera algo más que el paso previo al matrimonio; que la vida privada no estuviera supeditada al trabajo... Por otra, supuso una comercialización del mismo, cuyos efectos vemos todavía hoy. 

Además, aquellas reuniones en el Golden Gate Park fueron el germen de los festivales de música al aire libre tal y como los conocemos en la actualidad. Fue el verano de grupos como Grateful Dead, Big Brother and the Holding Company, Quicksilver Messenger Service. Además, comenzaron a sonar las primeras canciones de históricos como Jimi Hendrix, Janis Joplin o Pink Floyd, entre otros.

El ‘regalo’ que hizo posible la expansión de la fotografía

Más sobre este tema
stats