Cómo lo ve

Enric Juliana: "Cuando oigan a un político decir que va a proclamar la independencia unilateral de Cataluña, no se lo crean"

El veterano periodista catalán (Badalona, 1957) ocupa en la actualidad la dirección adjunta de La Vanguardia, además de ser el máximo responsable del diario en Madrid. Su voz está considerada como uno de los referentes más objetivos e independientes a la hora de analizar el complejo conflicto que se ha vivido en Cataluña en los últimos años. Habitual analista político en diferentes medios de comunicación, ocupa este domingo esta tribuna semanal en infoLibre para analizar de forma monográfica el proceso electoral que culminará el próximo domingo.

Elecciones en Cataluña

"Estas elecciones creo que plantean tres preguntas. La primera es: ¿queremos pasar página o no de estos últimos diez años? En el caso de que la respuesta sea afirmativa, cómo se quiere pasar página o cómo se puede pasar página. La segunda pregunta, que se dirige básicamente al electorado independentista, es: ¿nos apeamos o no nos apeamos? ¿Ponemos un pie en tierra y mantenemos el otro en el sueño de la independencia? Y luego creo que hay una tercera corriente: ¡Abajo la política! Estos diez años han creado muchos óxidos, muchas tensiones en el interior de la sociedad catalana. Y eso se traduce en algunas personas, en segmentos de la sociedad, en un rechazo a la política: ¡No quiero saber nada más! Y en el caso en el que se traduzca en voto vamos a ver quién se lo lleva".

La pugna entre Junts y ERC

"Hay dos vectores principales en estas elecciones que son qué partido se coloca al frente de los que quieren pasar página y qué partido se coloca al frente de los independentistas que dudan entre afirmar muy rotundamente "de aquí no nos apeamos" o algunos que dicen "oye, podríamos modularlo un poco". Los que dicen rotundamente "de aquí no nos apeamos" son Junts per Catalunya. Los que dicen "hombre, seguimos defendiendo la independencia, pero esto habrá que modularlo de alguna manera" son Esquerra Republicana. La batalla entre estos dos partidos en términos puramente electorales se dirime básicamente en las provincias de Girona y Lleida, donde el voto independentista es claramente mayoritario. Y eso explica por qué los tonos de esa pugna, son tonos altos. El empate entre los dos se puede decidir en circunscripciones donde la cultura política está bañada por el independentismo".

El nacionalismo conservador tradicional

"El PDeCAT, que se ha escindido en realidad del movimiento político de Puigdemont, ¿qué resultado va a obtener? Tengo la sospecha que la oposición que representa el PDeCAT, que es compartida por no pocos antiguos votantes de Convergencia, en esta ocasión puede ser absorbida en parte por la candidatura de Salvador Illa. Quien pilota en estos momentos la idea "pasar página" es Illa. Por lo tanto, este electorado de la antigua Convergencia que dice "volvamos un poco al mundo de ayer", en cierta medida, puede ser en parte absorbido por Illa. Luego, diría lo siguiente: Convergencia, el gen convergente, está representado también en Junts per Catalunya de una manera muy intensa. Junts per Catalunya es en términos electorales la variante, la cepa más eficiente del gen convergente".

La evolución de la CUP

"La CUP nació en el municipalismo y tardó en decidir presentarse a unas elecciones al Parlament porque su ámbito de actuación era estrictamente municipal. Dio la sorpresa en un momento dado en el que consiguió algo que Podemos estaba haciendo en el resto de España y que era condensar el malestar de un sector joven de la sociedad, aunque no exclusivamente, con la corrupción, con la degradación institucional. La CUP es un partido netamente independentista, que tiene entre sus electores gente diversa, pero que se nutre de personas relativamente jóvenes, catalanohablantes en su mayoría, y con una notable presencia de las clases medias políticamente radicalizadas. Si Junts per Catalunya y Esquerra Republicana no alcanzan la mayoría pueden conseguirla con la CUP. En este caso, de nuevo, esta pequeña organización política tendría la sartén por el mango en el ámbito independentista".

La verdad de la vía unilateral

"Voy a ser un poco incorrecto. Nunca interpreten literalmente lo que hoy están diciendo los líderes políticos catalanes, todos en su conjunto y de una manera muy especial los líderes independentistas. Hay que archivar o suspender momentáneamente la comprensión literal de sus palabras. Están hablando en términos emocionales básicamente. La política hoy, nos guste más o nos guste menos, es muy hiperbólica. Lo es también en el resto de España, pero en el caso de Cataluña puede alcanzar incluso niveles un poco grotescos. Cuando oigan a un político catalán, a un político independentista, decir "¡Vamos a proclamar la independencia unilateral de Cataluña!", no se lo crean. Está hablando para su público, está hablando para un público muy sentimentalizado que no quiere pensar que está derrotado, que todo lo que se ha hecho durante estos diez años no ha servido para nada. Esta es la clave".

Las posibilidades reales de Illa

"Illa representa en estos momentos el "pasemos página". En diciembre de 2017, con el artículo 155 aplicándose en Cataluña, con unas elecciones convocadas por el Gobierno de España, con los políticos catalanes recién ingresados en la prisión, con Puigdemont y otros antiguos consejeros en Bélgica, la tensión era extraordinaria y allí hubo dos posiciones. Por un lado, el "esto hay que frenarlo como sea", posición que encarnaba Ciudadanos, y "hay que resistir", posición que al final representó con ventaja Puigdemont. Bueno, ahora ya no es "hay que parar esto como sea", porque esto en realidad está parado. Ahora, Illa es el que se ha puesto en cabeza de la corriente de los catalanes que quieren "pasar página''. Mi impresión es que va a haber una transferencia de antiguos votantes de Ciudadanos hacia la candidatura de Illa importante y hay que ver también qué ocurre en el ámbito del PP".

El papel de En Comú Podem

"En Comú Podem es el partido de la alcaldesa de Barcelona y de Pablo Iglesias. Su posición es "nosotros queremos un gobierno de izquierdas en Cataluña", por lo tanto una alianza que incluya al Partido Socialista y Esquerra Republicana. El problema que tiene esta propuesta es que las otras dos partes no la aceptan en estos momentos. Pero, de nuevo, cuidado con tomarse al pie de la letra siempre lo que se está diciendo en campaña. Luego, me da la impresión de que Pablo Iglesias está más preocupado por mantener una fluida relación con Esquerra Republicana, y si pudiese ser con Junts per Catalunya, en el Congreso de los Diputados, porque eso da pie a la existencia de un bloque parlamentario que balancea al PSOE, como se vio en la votación de los Presupuestos. Quizá esté más preocupado por eso que por el resultado electoral de los Comunes".

El reto de Ciudadanos

"Ciudadanos está en una posición muy, muy difícil. Ciudadanos, en 2017, consiguió un resultado extraordinario en las elecciones porque fue capaz de recoger buena parte del voto de los catalanes que decían "¡Paremos esto!", después de unos meses de extraordinaria tensión. Y eso le supuso un volumen de voto de más de un millón de personas. Por primera vez, un partido no independentista, no nacionalista, se situaba en primera posición en las elecciones al Parlament. Ese capital lo han dilapidado. Primero, renunciaron a ir a la investidura a la que tenían derecho. Lo hicieron porque en aquel momento a Albert Rivera no le interesaba que la palabra "derrota" quedase asociada a su partido. Luego, abandonaron paulatinamente la política catalana. Ciudadanos traspasó su capital político , que estaba en Barcelona, a Madrid, en la aventura de Rivera, que sabemos que acaba muy mal, de intentar suplantar al PP".

El riesgo del PP

"El Partido Popular en estas elecciones arriesga mucho. Un mal resultado en Cataluña creo que tendría consecuencias en la política española. El PP viene ya de siempre de posiciones débiles en el Parlament de Cataluña, pero esta vez puede verse superado por Vox. Decía antes, hay en Cataluña tres pulsiones principales. Una de ellas es la de ¡Ya no quiero saber nada más de la política! ¡Abajo todos! Esa posición se traduce en una mayor abstención, pero también se traducirá en voto. Y quien tiene el mayor capazo para recoger ese impulso, esa sensación de rechazo, es Vox. Por lo tanto, la posibilidad de que Vox supere en votos al Partido Popular en estos momentos me parece verosímil. Habrá que ver el resultado. Si ello ocurre, no cabe duda de que eso va a tener una incidencia importante en la política general española y puede significar un serio problema para Pablo Casado".

Vox en el Parlament

"La presencia de Vox en el Parlament vendría a significar una ampliación del espectro. El Parlament de Cataluña es la cámara parlamentaria en España que tiene una mayor representación de partidos distintos, lo cual nos da una idea de la situación. Hay en el interior de la sociedad catalana muchos matices. No es fácil simplificarla. Si Vox entra en el Parlament y nadie desaparece, habrá uno más. Quiere decir que se añadirá un matiz más a un Parlament que, de alguna manera y salvando todas las distancias, yo siempre he creído que cada vez se asemeja más al Parlamento Israelí, en el que en estos momentos me parece que hay más de 12 partidos representados. En un parlamento tan fragmentado, a veces una oscilación de dos o tres escaños en una dirección o en otra puede ser absolutamente decisiva. Y eso también explica la pugnacidad de algunas zonas de debate político".

Efectos en la política española

"En estas elecciones, posiblemente, su significación política principal se dirima por un escaso número de escaños. Si se diese la circunstancia de que el independentismo perdiese la mayoría absoluta, circunstancia que en mi opinión es muy difícil que se produzca, estaríamos ante un vuelco extraordinario. En el supuesto de que se revalide la mayoría absoluta del bloque independentista, habrá que ver también por cuántos escaños y habrá que ver cuál de las dos formaciones principales del independentismo queda en primer lugar. Desde hace días, tengo el pálpito de que estas elecciones catalanas le van a complicar más la vida política a Pedro Sánchez y al Gobierno de España y, a la vez, puede que abran alguna perspectiva de futuro aunque no se sepa ver en el primer momento".

La trascendencia del resultado del 14F

"Me da la impresión de que, ante estas elecciones, en algunos circuitos de opinión españoles se ha generado la siguiente idea: "¡Esta vez lo arreglamos!". Lo siento mucho, pero creo que esa opinión habría que corregirla. La cuestión de Cataluña es una cuestión compleja, no es un invento. Esto viene de lejos. El encaje de la nación catalana en el Estado español es una historia que recorre el siglo XX. Ha habido momentos que se ha estado cerca de un equilibrio medianamente satisfactorio, pero los equilibrios se han ido rompiendo por diversos factores y con niveles de responsabilidad muy repartidos. Aconsejaría a todo el mundo que se fuese mentalizando a que la cuestión catalana, después del 14 de febrero, seguirá abierta. Seguramente con acentuaciones algo modificadas, con protagonismos que habrán cambiado y con perspectivas de futuro quizá nuevas, pero los milagros, en este caso, creo que no existen".

Esta es la cobertura de televisiones y radios para el 14F

Esta es la cobertura de televisiones y radios para el 14F

Más sobre este tema
stats