Cómo lo ve

Manuela Carmena: "En una democracia, si alguien no se presenta ante un tribunal es un prófugo, no un exiliado"

A punto de cumplir los 77 años, Manuela Carmena parece reinventarse una vez más. Alejada ya de la primera línea de la política activa, ha decidido dedicar parte de su tiempo a colaborar con diferentes medios de comunicación. Por un lado, participa esta temporada en la tertulia del Hora 25 de Pepa Bueno, en la Cadena SER. A la vez acaba de arrancar un espacio divulgativo en Radio 5, de Radio Nacional de España, titulado Máster en Justicia. Así que a partir de ahora nos acostumbraremos a escuchar su voz analizando las principales cuestiones que centran el debate público. Esta semana ha visitado nuestro estudio del Taller de Ideas para comentarnos cómo ve el agitado momento que nos toca vivir.

Adiós a Trump

"Pues un alivio, un alivio extraordinario. Me parece que Trump ha significado esos errores de la democracia que son tan extraordinariamente perjudiciales porque que en democracia se elija como representante a una persona que no es demócrata, a una persona que no atesora ninguno de los valores propios de la democracia, es dramático. Y eso es lo que había pasado... y lo vimos desde el día primero, desde los primeros días que fue elegido y hasta el último momento lo hemos podido, desgraciadamente, constatar".

La fragilidad de la democracia

"Creo que los movimientos de progreso en el mundo muchas veces se encuentran en la disyuntiva de si ir hacia delante o estancarse. Y el estancamiento suele implicar que van hacia atrás. Para mí, la democracia es profundamente progresista, un planteamiento en el que todos los ciudadanos tienen los mismos derechos, las mismas obligaciones, la misma consideración. La democracia fue arrancada a las concepciones autoritarias de las monarquías absolutas y luego más adelante de las dictaduras. Pero la democracia, también, si no la cuidamos, se pervierte y se estropea. Yo creo que en España estamos ahora en un momento en el que nos tenemos que centrar muchísimo en cuidar nuestra democracia. Porque creo que empieza a tener algunos signos graves de que puede estar produciéndose un movimiento de estancamiento y hasta de retroceso".

Divergencias en el Gobierno

"El que haya divergencias en un Gobierno no tiene por qué preocuparnos. Cuando se está planteando la ejecución de las políticas públicas, que es la esencia del trabajo de nuestros gobernantes, en los equipos humanos es normal que haya discrepancias sobre el cómo hacerlo. Pero lo que me preocupa de las discrepancias que estamos viendo ahora es que no son discrepancias de fondo, sobre el cómo hacerlo, sino que son discrepancias, desde mi punto de vista, enfocadas, muy esencialmente por el grupo minoritario, para replantear o asegurar sus posibilidades electorales. Me da la impresión de que no se habla tanto del cómo hacer las cosas, de cómo desarrollar esas políticas públicas, sino mucho más de conseguir objetivos que puedan ser rentables electoralmente, aunque después no sean rentables socialmente".

La reacción a Filomena

"Siempre ha habido un mito tremendo respecto a que la derecha gestiona bien. Es algo que es falso. La gestión pública reposa en estructuras administrativas que no hemos sabido agilizar lo suficiente. Tenemos una Administración muy rígida. A los funcionarios nunca se les enseña cómo trabajar ante lo imprevisto. Se les enseña a cumplir los protocolos tradicionales. En la nevada se ha evidenciado la manera de gestionar muy mal por parte de la derecha política en la medida de que, acostumbrada a recurrir al subterfugio exclusivamente de lo privado, no ha tenido capacidad para estimular la necesaria improvisación en la Administración. Me sorprende que no se hayan contratado cuadrillas, como se hace en el pueblo más pequeño de España, en todos los distritos de Madrid para quitar la nieve. Se hubiera hecho en muchísimo menos tiempo y además se hubiera dado trabajo a mucha gente que lo necesita".

Madrid, la ciudad más contaminada de Europa

"Esos datos siempre te inquietan un poco porque no sabes cómo se han evaluado. En la época que yo fui alcaldesa éramos conscientes de que teníamos un nivel muy importante de contaminación y por eso nos lanzamos a hacer un programa enormemente valiente y trascendente. Tuvimos que estar constantemente oyendo por parte de los grupos de derechas que en cuanto llegaran al poder lo iban a cambiar. Llegaron al poder y no lo cambiaron porque evidentemente no se podía dar un cambio. Pero lo han dejado de entender, lo han dejado de valorar. Han dejado de orientarlo para que dé el rendimiento posible y no me extraña que eso sea así porque, efectivamente, ellos no creían en ello y demuestran que no creen en ello en la medida en que no se está llevando a cabo una política de verdad, en el sentido de combatir la contaminación en Madrid".

La tercera ola de la pandemia

"Pues a mí la pandemia me tiene completamente desorientada. La sensación que tengo es que nuestros responsables políticos también están desconcertados. Creo que también los responsables sanitarios, los responsables epidemiológicos están desconcertados, como yo creo que está desconcertado el mundo. Creo que hay que procurar no hacer política de esto y dejarnos todos llevar por un sentido común importante. Hay que insistir muchísimo en las medidas que incuestionablemente ya sabemos que son positivas, como es siempre llevar las mascarillas, como es constantemente lavarse las manos, como hacer el distanciamiento social en la medida de lo posible y tener la esperanza de que poco a poco la vacuna y la investigación científica nos dé más luz sobre esta terrible pandemia".

Exiliados y prófugos

"No puedo comprender cómo una persona inteligente y bien formada como es el vicepresidente puede decir una cosa que no tiene base ninguna. Me parece que hay un nombre para las personas que en un momento concreto deciden no cumplir las responsabilidades judiciales que tienen en un contexto democrático. En una democracia, si uno no se presenta ante los tribunales, el nombre exacto es el de prófugo, no es el de exiliado. Jurídicamente es así. No tiene nada que ver con lo que significa lo que fue la dictadura del general Franco después de la terrible Guerra Civil, en la que lo que se hace es que se cambia el sistema y se lleva a cabo una destitución de todas las estructuras democráticas, se abolen todos los elementos de los derechos esenciales de los individuos, y se hace un marco en el que es imposible vivir en un contexto que es antidemocrático. Es un disparate".

Judicializar la política

"Muchas veces, creo que desde una visión de personas que no son juristas, se tiene una confianza excesiva en el hecho legislativo en sí mismo. Parece que todo se arregla cuando en el BOE se establecen unas determinadas normas. Se nos olvida tener en cuenta que lo realmente importante es cómo se lleva a cabo el cumplimiento de las normas. Hay normas que por las circunstancias que sea la sociedad decide no aplicarlas, normas que se aplican de una manera contraria en la que se pueden producir efectos absolutamente contrarios a los que se pretendía. La manera de abordar bien la norma y de conseguir unas normas que sean acertadas es que sean justas, que sean claras. Pasa por que hubiera en el Congreso de los Diputados un departamento para hacer una aplicación de la ley".

Polémica sobre el CGPJ

"Creo que el Gobierno se está equivocando totalmente, dando una imagen disfuncional de cómo se debe nombrar el CGPJ. Para nombrar el Consejo General del Poder Judicial no hay que hacer pacto ninguno. No son necesarios los pactos. Cuando uno lee la ley, en ningún sitio encuentras que sea necesario que haya un pacto. Lo del pacto es algo que es una disfuncionalidad que se hace desde hace mucho tiempo provocada por los intereses de los partidos. Creo que sería importantísimo que los ciudadanos le pidiéramos al Gobierno que, por favor, se dejen de pactos y que cumplan lo que dice la ley y que empiecen el procedimiento. Si hay un partido político que decide no votar a ninguno o que decide negarse a participar en esa votación, tendrá naturalmente que cumplir las consecuencias que puedan derivarse de una actitud de obstrucción del hecho legislativo".

Opiniones y hechos

"Uno de los riesgos que tiene la democracia es que ahora mismo el gran problema no es tanto que haya diversas opiniones sobre los hechos, sino que hay diversas opiniones sobre diferentes hechos. Es decir, se inventa la realidad, se miente y se cuestiona, se crea una realidad ficticia que no es cierta. Entonces, se habla de una realidad que no existe. Entonces no es verdad que haya un debate de ideas. Hay un debate sobre lo que se dice que pasa, porque no es eso lo que realmente pasa. Estamos viviendo sobre la mentira en los hechos. El cómo abordar los hechos ha quedado ya detrás de esa primera cuestión que es fundamental: ¿Qué son los hechos? ¿Qué es lo que está pasando? Entonces, yo creo que por ahí no podemos seguir".

Combatir las mentiras

"El error de intentar salvar las mentiras por medio de recurrir a los delitos de odio no tiene recorrido porque no es lo que dice la ley. La acción de rectificación en los medios de comunicación es una acción muy antigua que surgió en el año 1984. Debería permitirse el que hubiera una nueva acción de rectificación de aquellas mentiras que tienen una incidencia en el contexto público-social. Eso permitiría que los tribunales pudieran entrar a analizar en determinados casos cuáles son los hechos que configuran las mentiras. Habríamos puesto un ladrillo más, una piedra más en la manera de entender una medicina útil para prevenir los riesgos que puede tener nuestra democracia".

Manuel Rico: "Si tienes en tu consejo de administración a los principales bancos del país, mejor no te dedicas a investigar a los bancos"

Manuel Rico: "Si tienes en tu consejo de administración a los principales bancos del país, mejor no te dedicas a investigar a los bancos"

Más sobre este tema
stats