María José Landaburu: "El modelo del PP es: 'Voy a impugnar el sistema hasta que gane yo"

Para la abogada y analista política María José Landaburu, el actual momento político que vivimos está condicionado por la estrategia seguida por el PP: "Promueve la impugnación de la democracia política tal y como la entendemos". A su juicio, para los conservadores todo se basa en mantener el principio irrenunciable de "impugnar el sistema una y otra vez hasta que consigan gobernar". Por ello, explica, han colocado la amnistía en el "frontispicio de los problemas de todo el país" y "obviamente no lo es".

Una investidura fallida

"Desde el día después de las elecciones, todos sabíamos que la aritmética política no ofrecía posibilidades a Alberto Núñez Feijóo. No tanto porque le faltaran cuatro escaños, sino por todo lo que le restaba el acuerdo con Vox. Además, después de solicitar al rey que le permitiera ir a la investidura, se ha dedicado a otra cosa y no ha conseguido ningún tipo de apoyo. Ha tenido una actitud errante y ha seguido una especie de impugnación del sanchismo, que parece ser su único programa. Fácil, desde luego, Feijóo no lo va a tener. Ni espero que su investidura salga adelante ni tampoco escuchar un programa político, una alternativa, porque la investidura debe ser constructiva en este país. Es una oportunidad perdida".

La decisión de Feijóo

El hecho de que Feijóo apostara por ir a la investidura es una mala decisión porque estamos en un momento complejo en términos europeos con una inflación galopante, aunque España va mucho mejor. Pero necesitamos un país funcionando y que siga estimulando el empleo, la construcción de lazos sociales y de reparto de las riquezas. No podemos enredarnos en diatribas que, en mi opinión, son estrictamente personales. Además, pensando en el futuro político de Feijóo, que parece que es lo que le ha motivado a llegar a esta investidura, también es un error porque, lejos de afianzar ese liderazgo que se le supone al líder de la oposición, lo que hemos visto es que ha ido al albur del criterio cambiante. A veces, parece suyo y, en otras ocaciones, claramente son los impulsos que le arremeten o que le exigen otros líderes del partido, que sí que tienen liderazgo: Aznar y, obviamente, Ayuso, que está esperando su momento.

Impugnar la democracia

"El PP lo que promueve es la impugnación de la democracia política tal y como la entendemos. A mí me da la sensación de que la cuestión que maneja el PP es que ‘si yo no tengo posibilidad de gobernar, impugno el sistema’. Y ya lo decía desde el principio. En las elecciones de mayo, estuvo intentando establecer sombras sobre la limpieza electoral. En España nunca ha habido sombra de duda más que la que han arrojado desde el PP, además con carácter preventivo. Su idea es intentar deslegitimarlo todo y, si no le sale, intentar tirar los dados de nuevo. Y esto dice muy poco a favor del compromiso democrático de un partido que debe ser de Estado y que así lo ha sido durante mucho tiempo".

Una campaña permanente

"Venimos de ‘que te vote Txapote', pasamos a ‘hay que derogar el sanchismo’ y ahora nos vemos en la impugnación preventiva de una supuesta amnistía que ni conocemos ni sabemos siquiera si se va materializar. La están intentado colocar en el frontispicio de los problemas de todo el país y, obviamente, no lo es. Todo este hilo argumental no me deja tranquila en términos de tener una oposición constructiva, porque al final el PP va a tener que ir a la oposición. Y el papel de la oposición es muy relevante en nuestro sistema político, pero hay que ejercerlo y para eso hay que centrarse en los problemas de la gente, en vigilar que la acción de gobierno beneficia a la mayoría social. Y de eso no espero mucho, lo que espero es un intento permanente de volver a nuevas elecciones, como sea".

España se rompe

"Es otra vez el 'que viene, el lobo': España lleva rompiéndose, según estos señores, toda la vida. Y no se ha roto nunca. Además, los momentos de mayor crisis territorial ha sido con gobiernos del PP. España no se rompe: es plural y plurinacional. Pero poner permanentemente el foco en esto, es como la predicción autocumplida. Parece que es lo que quieren que pase para tener un sistema en conflicto. Y no lo digo solo por el PP, también por la derecha económica o mediática: señalan problemas que no existen, honestamente, en términos globales como país. Otra cosa es que haya personas y partidos que sean independentistas y que tienen su legítimo derecho a serlo y a pedirlo e intentar que se produzca. Pero son una minoría social y cada vez son menos, precisamente porque se han hecho políticas de brazos abiertos, de entendimiento y de diálogo".

Gobierno progresista o elecciones

 "No me gustaría confundir los deseos con la realidad, pero debería salir adelante la investidura de Pedro Sánchez. Hay mimbres suficiente, una voluntad por todas las partes y una mayoría progresista que cree en una legislatura nueva que pueda seguir avanzando. A nadie del bloque político que representaría Sánchez en una investidura le interesa una repetición electoral. Naturalmente, le interesa al PP, porque ha tenido unos resultados mucho peores de lo esperado porque no puede gobernar y no lo hará mientras siga asumiendo las políticas de la extrema derecha".

Lenguas cooficiales en el Congreso

"Vamos con retraso. La Constitución no solamente reconoce las lenguas cooficiales, sino que establece el deber de los poderes públicos de defenderlas y de cultivarlas. Y, sin embargo, en la casa común de todos, en el Congreso de los Diputados, resulta que las diputadas y diputados no podían expresarse en su propia lengua de cuna. Y eso me parece que es un retraso democrático que no tiene parangón porque en los otros países europeos que son plurinacionales, donde conviven distintas lenguas, se pueden expresar en sus cámaras de representación con el idioma materno. Y esto es importante para vincular además a los ciudadanos con la política y con sus propios representantes. Les tienen que oír en sus lenguas y tienen derecho a que les hablen en su propio idioma".

Amnistía y Constitución

"Todavía no sabemos si la posible amnistía va a ser, o no va a ser, y en qué términos. Desde el punto de vista jurídico, la Constitución ahora se ha convertido en un arma arrojadiza cada vez que algo políticamente no les sale a determinados partidos. Te lanzan la Constitución a la cabeza y si supieran un poquito más sabrían que es una norma abierta, amable, flexible, imprevista y que se adapta a las realidades sociales. Soy constitucionalista, pero hay referentes mucho más capacitados que yo que explican, y está acreditado, que se puede promulgar una amnistía. Tenemos un bagaje constitucional de aplicación de amnistías, no desde la del 78, sino de antes. Y también en países perfectamente democráticos de nuestro entorno, como Francia o Portugal. Después está el debate de la opinión política: la amnistía es un instrumento al servicio de la política. Decía Azaña: ¡Paz, piedad y perdón! Me quedo más con el concepto de paz, el punitivo no arregla nada".

La vieja guardia socialista

"Ya pasó su momento, y pasó hace tiempo. Cuando uno pertenece a estructuras de partido, debe respetar el proceso y su evolución. Los partidos, los sindicatos o las organizaciones no son otra cosa que las personas que la conforman en cada momento. Estos exlíderes se han quedado fuera de lo que es la evolución del PSOE. Y voy a ir más allá: me parece desleal. Citando a Rubalcaba: si ya no está de acuerdo con el partido en el que está y no es capaz de asumir las posiciones mayoritarias ni las reglas dadas a sí mismo, lo mejor que puede hacer es marcharse. Pues en ese caso, Felipe González y Alfonso Guerra son absolutamente desleales y deberían decir claramente que están fuera y salirse".

Puigdemont y el independentismo

"Las declaraciones que puedan hacer ahora desde Junts forman parte de la liturgia para llegar a acuerdos ya que cada uno se expresa para su propio público o para tirar un poco de la cuerda y tensar los procesos de la negociación. Y en ese sentido las valoro, no le doy mayor mayor importancia. En caso de que se llegue a un pacto, es cuando tendremos que ver cuáles son los términos del acuerdo, si son beneficiosos para el país en su conjunto o si no lo son. Hasta ese momento es la liturgia política, el teatrillo y el proceso de negociación".

Selección de fútbol femenino

"Nuestras campeonas han ganado el órdago absurdo que les echaron desde la Federación Española de Fútbol. Todo ha sido un despropósito desde el principio. Lo que no veíamos antes, lo que había debajo de las alfombras, era un sistema clientelar, por supuesto machista, patriarcal y presuntamente corrupto. Ellas han dicho: ‘¡Ya está bien! Ya no se nos maltrata, no se nos acosa, no se nos agrede y no se nos menosprecia’. Va más allá de un pulso concreto y lo quieren mantener. Están dando una lección y sus exigencias son necesarias. Las mujeres sabemos que tenemos con suerte un minuto de oro en este sistema de dominación y si estás en una posición de cierto privilegio la tienes que aprovechar para mostrar una situación que sigue siendo de machismo en todos los ámbitos de la sociedad. Son magníficas deportistas y han demostrado ser magníficas mujeres".

La sociedad ante Rubiales

"El caso de Luis Rubiales va más allá de la Federación. ¿Cuál ha sido la posición de los futbolistas hombres, salvo tres honrosas excepciones? Esta polémica hubiera acabado si hubieran salido a decir: ‘Si no nos tomamos esto en serio, si no respetamos la dignidad del equipo femenino como mujeres y profesionales, nosotros tampoco jugamos’. Pero no han tenido el más mínimo compromiso público con sus compañeras. Y ya ni hablemos de la prensa deportiva porque, salvo excepciones, había titulares indignos. Lo lamento mucho por Jenni Hermoso, pero esto es un gran servicio a la sociedad. Todos hemos podido ver lo que es que te dé un beso un jefe cuando no quieres o que te traten como una niñata. Con la ley del sí es sí lo que ha hecho Rubiales es delito y ese ha sido un avance impulsado desde el feminismo. Este caso del fútbol femenino debe ser simbólico y servir como representación de lo que tenemos y lo que podemos y debemos hacer las mujeres".

José Antonio Martín Pallín: "Trump parece intelectual al lado de Aznar"

José Antonio Martín Pallín: "Trump parece intelectual al lado de Aznar"

Más sobre este tema
stats