"La UE es más UE que antes de que empezase la guerra de Ucrania"

infoLibre

"Asistimos a un momento clave de la UE. Aunque ya se ha escuchado muchas veces antes esta frase, hoy es particularmente cierta". Así ha arrancado Daniel Basteiro, director de infoLibre, este jueves el foro Europa y política geoestratégica: en busca del nuevo posicionamiento europeo. Desde el corazón del Parlamento Europeo en Bruselas, esta mesa redonda ha abordado el papel de la UE, un "gran club de prosperidad y progreso", en medio de la incertidumbre global marcada por la invasión rusa de Ucrania o la salida de la pandemia del covid y ante retos tan importantes como la defensa, la energía y el reto digital. 

Este foro, que ha sido organizado en colaboración con el Parlamento Europeo, ha estado moderado por Daniel Basteiro, director de infoLibre, y ha contado con la participación de Ibán García del Blanco y Lina Gálvez, eurodiputados del Grupo de la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas en el Parlamento Europeo; Miguel Gil Tertre, jefe de la Unidad de Análisis Económico y Prospectiva de la Dirección General de Energía de la Comisión Europea; y Esther Herrera, periodista y corresponsal en Bruselas.

Y aunque, tal y como ha recordado Basteiro al inicio de esta mesa redonda, en la UE, y más en Bruselas, se piensa "mucho sobre la UE", también se intenta definir la soberanía geoestratégica europea sobre todo en un momento como el actual marcado por la guerra de Ucrania. "Tenemos que ser conscientes de que tenemos una arquitectura constitucional que tiene sus límites. Como pasó con el covid, la UE tiene que explorar los límites y cómo podemos trabajar conjuntamente", ha explicado García del Blanco que también ha señalado que aunque la respuesta podría haber sido "una disgregación", Europa ha conseguido "superar el test de estrés" y "ponerse de acuerdo con las sanciones": "Ante el reto que estamos viviendo con la guerra en Ucrania, los países de la UE nos hemos puesto de acuerdo para dar una respuesta común y condenatoria al régimen ruso, imponer sanciones y asumir la agenda de migración". "La UE es más UE que antes de que empezase la guerra de Ucrania", ha reconocido el eurodiputado. 

En la misma línea se ha posicionado Lina Gálvez que ha destacado que, a pesar de que "se ha puesto a flor de piel nuestras debilidades", al mismo tiempo se ha conseguido avanzar en el "proyecto común europeo no son cosas excluyentes". Eso sí, la eurodiputada ha advertido que "el mundo se está reorganizando" y no es algo reciente: "No estamos solos en el mundo y el conflicto de Ucrania hay que verlo también dentro de esta reorganización global"

Para Esther Herrera, no es malo que la UE haya mostrado "sus debilidades" aunque apuntado que el reto ahora será "mantener la unidad": "Rusia pensaba que la UE iba a actuar de forma desunida, porque en los últimos años ha estado la crisis económica, el Brexit o la pandemia". "La UE ha demostrado que ante las crisis se crece", ha asegurado la periodista en referencia al covid pero también a la invasión rusa a Ucrania.

Los "tabúes" del Ejército europeo

Tras 85 días de guerra, una de las preguntas que más se han hecho en Bruselas estas semanas es si la UE necesita un Ejército común. "Se han roto muchos tabúes. Putin ha sido el gran aliado de la OTAN. Como ha dicho Macron, ha recuperado un organismo que estaba en muerte cerebral", ha reconocido García del Blanco que ha señalado que avanzar en este sentido ayudaría a Bruselas a no depender tanto del otro lado del Atlántico. 

"No podemos ser hipócritas y decir que esto lo hemos construido para la paz, pero estamos en la OTAN", ha afirmado Gálvez que ha explicado también que más que un Ejército, la UE necesita "una política común de defensa". "Si hubiéramos colaborado, habríamos visto más claramente por donde iba Rusia ya que llevan casi diez años hablando de una invasión a Ucrania", ha apuntado la eurodiputada durante el foro infoLibre

La "ambiciosa" propuesta de la UE para no depender energéticamente de Rusia

Más allá de la política de defensa, y tal y como ha reconocido la corresponsal española en Bruselas, una de las grandes dificultades a las que se enfrenta ahora la Comisión es el veto de Hungría al embargo de las importaciones del petróleo. "La propuesta de la UE para la energía es muy ambiciosa", ha asegurado Herrera. 

Este mismo miércoles, Bruselas lanzó un ambicioso plan para cerrar en el menor tiempo posible el grifo energético de Rusia. "La Comisión Europea ha sido bastante rápida en responder a esta situación. Rusia es nuestro principal suministrador de gas natural y petróleo", ha asegurado Gil Tertre. El jefe de la Unidad de Análisis Económico y Prospectiva de la Dirección General de Energía ha explicado que el objetivo de la UE, además, es "no depender de los combustibles fósiles" aunque en Bruselas son conscientes de que es un cambio "muy fuerte". "Hay un triángulo en la política energética: seguridad del suministro, unos precios que sean asequibles y por otro lado la sostenibilidad", ha afirmado. 

Otro de los puntos estratégicos de este plan energético son las energías renovables. "Vamos tarde con las renovables. Estaríamos en otro escenario si hubiéramos apostado más por estas energías", ha expuesto Gálvez que ha recordado que en España hubo "un frenazo con el Gobierno del PP de Mariano Rajoy cuando "éramos un país que habíamos hecho avances importantes".

La excepción ibérica al precio del gas

Otra de las novedades de estas semanas en Bruselas ha sido la luz verde a la excepción ibérica para limitar el precio de la electricidad. Tal y como ha recordado Gálvez esta excepción tiene que ver con un fallo de la propia UE al no apostar por las interconexiones de Francia con el sur: "Estaríamos hablando de otro escenario si tuviéramos esto".

La eurodiputada ha recordado que, ante esto, "nos hace depender de otros países que no son ejemplos de democracia o de otros ámbitos", en referencia a los países del Golfo Pérsico. Para García del Blanco, dentro de esta partida de póker, en la que "se han vuelto a repartir todas las cartas", se ha abierto una partida nueva en la que se irán a "conceptos regionales de mucha autonomía". "Somos una gran isla democrática y el mundo es mucho más complejo. Es importante que en el exterior no nos vean como una extensión de EEUU", ha asegurado durante este foro. Asimismo, el eurodiputado ha puesto sobre la mesa que ante los grandes retos y transiciones que la UE tiene por delante la clave será que "la sensación sea que de Europa vienen oportunidades y ayuda".

En este punto, Herrera ha recordado que la situación con Rusia no es algo nuevo y lleva sobre Europa desde la invasión de Crimea en 2014: "No lo supimos ver y hemos seguido durante estos ochos años como si la situación no estuviera ahí". "Tenemos un grave problema, un país ha sido invadido y la UE depende energéticamente de Rusia... Los deberes deberían haberse hecho hace ocho años", ha afirmado la periodista. 

El problema de la extrema derecha

Pero la guerra de Ucrania y sus consecuencias no es lo único que atormenta a Bruselas. La extrema derecha es otro de los problemas más enraizados en prácticamente la totalidad de estados miembros. A Esther Herrera lo que le preocupa es lo que empuja a los ciudadanos a votar a estos partidos: "¿Es una desafección hacía los partidos tradicionales, no han sabido responder a las necesidades de los ciudadanos?". 

Lina Gálvez ha insistido en que la ultraderecha está "muy bien organizada" a pesar de que pueda parecer que sus intereses nacionales "no son los mismos". No obstante, uno de sus focos comunes ha sido Bruselas. "La UE ha sido la gran piñata política cuando ha habido un problema. A medida que pasan los años, es una idea que acaba calando", ha explicado García del Blanco.

Dos mil millones de personas carecen de agua potable y no pueden esperar a 2070 para tenerla

Dos mil millones de personas carecen de agua potable y no pueden esperar a 2070 para tenerla

Más sobre este tema
stats