PORTADA DE MAÑANA
Ver
El Constitucional saca los colores al Supremo y abre la vía para suavizar las condenas del 'caso ERE'

Librepensadores

Un estúpido en el Parlamento Europeo

Jesús Pichel Martín

En todas partes hay gente estúpida, qué le vamos a hacer. Algunos estúpidos no son responsables de su estupidez porque lo son sin darse cuenta, ignorantes de su propia estupidez. Pero hay otros que son completamente responsables de serlo, porque lo son a conciencia y hacen gala de ello.

Y como los hay en todas partes, pues he ahí que acabamos de conocer a un paradigmático estúpido luciendo su estupidez en el mismísimo parlamento europeo. Es un tal Janusz Korwin-Mikke, político polaco, fundador del partido Coalición para la Renovación de la República - Libertad y Esperanza que en polaco se escribe "Koalicja Odnowy Rzeczypospolitej Wolność Nadzieja", y se abrevia como KORWiN. Sí, Korvin, como su apellido (como aquel Grupo Independiente Liberal, el GIL, el esperpéntico partido de Jesús Gil).

Este Gil polaco, libertariano y thatcheriano, euroescéptico y antidemócrata, ultracatólico de pega y defensor de la pena de muerte, machista y misógino, jugador profesional de ajedrez y bridge, acumula títulos universitarios en filosofía, matemáticas, psicología, derecho y sociología, pero el título que más le cuadra es el de estúpido. Un ejemplo más de que la inteligencia y la estupidez no son incompatibles y cuando ambas coinciden en el mismo personaje dan como resultado un patético y perverso monstruo.

Dice este estúpido eurodiputado que "la democracia es la forma de gobierno más estúpida jamás concebida" porque "dos vagabundos de una cervecería tienen el doble de votos que un profesor universitario". Dice este estúpido ultraliberal que "se debería cortar la mano a quien da dinero a los desempleados, porque eso destruye la moral del pueblo". Este estúpido titulado, que tiene cuatro hijas (y cuatro hijos), dice que "por supuesto que las mujeres han de ganar menos que los hombres, porque son más débiles, más pequeñas y menos inteligentes".

La ultraderecha, siempre insolente, asoma sin pudor su pata más fascista en esta Europa desconcertada. A este estúpido provocador hubo gente que le votó. ________________

Jesús Pichel Martín es socio de infoLibre

Más sobre este tema
stats