Cine

Luis García Montero, estrella del rock

Miguel Ríos y Joaquín Sabina acompañan al candidato de IU García Montero durante el concierto que ofrecieron en Madrid en apoyo de su candidatura.

"Podríamos haber hecho una película sobre una estrella del rock, y la habríamos abordado igual". El cineasta Charlie Arnaiz habla de Aunque tú no lo sepas, el documental que dirige junto a Alberto Ortega y que fue presentado en el Festival de Málaga el pasado 23 de abril, en el marco de las sesiones especiales del cine de no ficción. Este jueves se estrena en Madrid, en la Cineteca de Matadero. El largometraje, efectivamente, no trata sobre un cantante —aunque cuente con el testimonio de varios músicos—, ni sobre un actor, ni sobre un youtuber, ni sobre nadie que, por su oficio, vaya a arrastrar a la masa tras de sí. Su filme explora la figura de un poeta. Solo que ese poeta es Luis García Montero, uno de los más populares en lengua castellana de las últimas décadas, capaz de llenar recitales y presentaciones y de colocar su obra completa entre las listas de los más vendidos. 

Ha sido ese carácter de autor popular lo que ha interesado a Arnaiz y Ortega, más allá de su obra. "Luis es un poeta que ha estado luchando durante toda su vida por intentar llegar al público sin hacer descender la calidad de su obra. No queríamos que fuera una película claustrofóbica, para adentro", cuenta el primero. El filme (apoyado por Televisión Española y Canal Sur) no es, por tanto, una exploración académica de la trayectoria de García Montero, ni lo protagonizan estudiosos de su obra. Quienes hablan, además del propio poeta —y su versión más joven, que se materializa a través de vídeos y fotografías— son sus amigos y sus seguidores. Unos y otros se confunden en la amplia red social del granadino. Están Joaquín Sabina, Miguel Ríos, Almudena Grandes o Benjamín Prado, inequívocos compañeros de vida del poeta. Pero también algunos nombres no tan cercanos que se sumaron al proyecto por un cierto sentimiento de pertenencia y admiración: Quique González, Ismael Serrano o Nach

Que dos cineastas con los que se lleva alguna que otra década se interesen en García Montero hasta tal punto de arrancar con el proyecto da una medida también del éxito del poeta. "Luis, desde mi punto de vista, está a la altura de los clásicos, aunque sea un poeta vivo", opina Arnaiz, filólogo de formación que se topó con sus versos en un curso en 1997. Seguidor del escritor desde entonces, no dudó en pergeñar el documental y abordarle en una lectura. García Montero no tardará mucho en aceptar, cosa que seguramente no extrañe a quienes lo conocen: no es difícil encontrarse al escritor y colaborador de infoLibre en conferencias, charlas en institutos, presentaciones de libros. Allí donde se le invite. "Es muy accesible, con él todo es fácil", dice el director sin ocultar su admiración. Cuenta, entre risas, que era imposible disuadirle de que recogiera el equipo de grabación con los cámaras: "¡Pero suelta eso, que eres el protagonista!".

Pero retratar la figura de un escritor vivo, y en activo —hace poco publicó un nuevo libro, Balada en la muerte de la poesía (Visor)—, tenía sus peligros. "A mucha gente le extrañaba que quisiéramos hacer un documental sobre alguien que no ha cumplido los 60 años", cuenta Arnaiz, "Y es verdad que podemos pecar de falta de perspectiva". Frente a eso, argumenta, está la extensa obra del escritor, que publicó Y ahora ya eres dueño del puente de Brooklyn en 1980 y cultiva una fértil trayectoria desde entonces. "Su obra completa tiene un volumen que no tiene la de muchos poetas que ya no están. Además, ha marcado una época: con Habitaciones separadas, con Completamente viernes, con El jardín extranjero...". Eso, dice, aunque espera que dé muchos más libros, incluso aunque dejen incompleto su documental. 

Por otra parte, el hecho de que continúe escribiendo, y que. más aún, siga muy activo, les ha dado ciertas posibilidades narrativas: "Que tu poeta favorito te abra las puertas de su casa, de su círculo, y presenciar sus recitales, sus encuentros con amigos, sus presentaciones, conocer a Almudena [Grandes], a sus padres, a su familia…". Los espectadores pueden esperar una mirada íntima al universo del poeta que quizás, en una carambola, sea útil también a quienes estudien su obra en la academia. 

Tampoco se renuncia a una contextualización de su trabajo, o lo que Arnaiz llama "su parte más polémica". Se refiere a la irrupción de Luis García Montero y su círculo creativo, bautizados como La otra sentimentalidad por un manifiesto publciado en 1983, que venían a cuestionar la lírica dominante entonces, que consideradan hermética e inaccesible. El documental trata de dar cuenta de esas luchas éticas y estéticas que el lector quizás sienta lejanas pero que son un asunto central en la intrahistoria literaria. El director baja el tema a la tierra: "Fue algo importante. En mi caso por ejemplo, una persona que estudiaba filología, para mí la poesía no había significado nada, y cuando leí la poesía de Luis me di cuenta de que hablaba de mí. Eso es lo que él y otros han conseguido". Estas rencillas han motivado también que algunas figuras (Arnaiz no quiere dar nombres) hayan rechazado la invitación participar en la película: "Hay gente del mundo de la poesía y la política a las que que no les ha hecho tanta gracia. Eso es parte de que sea un poeta vivo".

Sí han dejado fuera, sin embargo su incursión en la política. "Tocamos ese tema, pero pasamos un poco de largo en sentido estricto. Su activismo social y su interés por la política se ve en su poesía", cuenta el cineasta. La campaña del poeta como candidato de Izquierda Unida a la presidencia de la Comunidad de Madrid, su significado y su intrahistoria, necesitará quizás otro documental.  

El documental ‘Aunque tú no lo sepas’, que explora la vida de García Montero, gana el Premio Imaginera 2016

El documental ‘Aunque tú no lo sepas’, que explora la vida de García Montero, gana el Premio Imaginera 2016

Más sobre este tema
stats