HACIENDA PÚBLICA

Los 7.277 morosos de la nueva lista: entran Twitter, Sergi Arola y vuelven el socio de Urdangarin y Kiko Matamoros

El exjugador del Barça Samuel Eto'o debe 981.598 euros a Hacienda.

La Agencia Tributaria ha publicado su octava lista de morosos, que en esta ocasión casi ha duplicado su número respecto a la anterior, del pasado mes de junio. Incluye a 7.277 deudores, entre empresas y particulares, como resultado de rebajar el listón de un millón de euros a 600.000, contados a fecha de 31 de agosto. Todos ellos deben al fisco 18.200 millones de euros, un 29,4% más de la deuda contabilizada en la anterior edición de la lista. Además, esta vez se han sumado a los morosos principales los responsables solidarios; de ahí que la lista haya crecido un 88% respecto a junio.

Al ampliar el foco, han aparecido nuevos morosos. El más destacado, Twitter Inc., propietaria de la famosa red social, que debe a la Hacienda española 800.795 euros. Pero la rebaja del umbral también ha devuelto a la lista a algunos morosos que habían recortado su deuda, aunque no lo suficiente. Es el caso del socio de Iñaki Urdangarin, Diego Torres, que entró en 2015 debiendo 1,59 millones de euros y se había caído en la primera de 2021 porque recortó su deuda hasta los 956.019 euros. El personaje de televisión Kiko Matamoros se incorporó a la lista en 2017 con una mora de superaba en sólo 479 euros el millón de euros. Tras desaparecer en 2019, sigue siendo un moroso de interés porque aún debe pagar 711.663 euros. Además, permanece este año el exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato, que ya salió de la lista el año pasado tras incorporarse en 2018 con 1,002 millones de deuda, y ahora la ha aumentado hasta los 1,39 millones de euros.

Como nuevos morosos aparecen ahora el cocinero Sergi Arola, que adeuda 985.924 euros y el exfutbolista del Barcelona FC Samuel Eto’o, que debe 981.598, apenas por debajo del millón. Entre las empresas cabe destacar el caso de la empresa de cruceros Pullmantur, en liquidación tras entrar en concurso de acreedores por culpa de la pandemia. Debe 834.822 euros. El empresario balear Bartolomé Cursach, dueño de un emporio del ocio nocturno y detenido en 2017 por su implicación en una red de corrupción en la Policía Local de Palma, se suma a las novedades de la lista, con una deuda de 950.211 euros.

Orquestas gallegas y cadáveres de la crisis financiera

El resto de los morosos, sobre todo de los que tienen un mayor volumen de deuda, son en buena parte los cadáveres de la anterior crisis: constructoras, promotoras e inmobiliarias. Víctimas de la crisis ocasionada por el coronavirus, no obstante, aparecen ya en la lista. No sólo la citada Pullmantur, sino además tres orquestas gallegas, con un volumen considerable de deuda: Orquesta Sintonía, nada menos que con un 1,08 millones; Orquesta Aché, con 861.277 euros, y Orquesta Filadelfia, con 691.651 euros. Hoteles Manilva entró en la lista en 2020 y repite este año con el mismo importe: 23,38 millones de euros.

Además, se incorporan dos empresas con deudas muy abultadas: la empresa estadounidense Alliance One International Holdings Ltd, dedicada a comercializar hoja de tabaco y que tiene que pagar a Hacienda 30,4 millones, y Marillion SLU, una empresa de combustibles cuyo socio y administrador único es José Ignacio Cabrera-Kábana Sartorius. Su descosido fiscal asciende a 125,55 millones de euros. De los particulares con mayor deuda destaca igualmente Maximiliano Miguel Poveda Sierra, que hasta 2015 se mantuvo al frente de Casarihl Investments y a quien ahora Hacienda reclama 23,54 millones de euros. Esa cantidad le supone adelantar en el ranking a Agapito García Sánchez, que hasta ahora era la persona física con mayor deuda con la Agencia Tributaria. Este año sigue en la lista con un débito de 14,93 millones.

Otra de las novedades de esta última edición es Vidal Armadores, una empresa de Ribeira (A Coruña) que ha estado durante años en el centro de las denuncias por piratería pesquera en todo el mundo. Su propietario llegó a ser detenido y procesado en Estados Unidos por este motivo. Debe a Hacienda 842.457 euros.

Los gigantes del ladrillo y otros desastres

Pero la lista es, en general, una foto fija de los morosos que llevan en el ojo de la Agencia Tributaria desde 2015. Aunque con escaso éxito a la vista de lo poco que ha cambiado en estos seis años. Las deudas más voluminosas siguen siendo las de los gigantes destronados del ladrillo. Reyal Urbis continúa batiendo el récord, con 340,12 millones de deuda. Nozar adeuda 214,88. Siguen sin moverse del listado las empresas de Rafael Gómez Sánchez Sandokángrupo Arenal–, Grupo Pra SA, Aifos, Anca o Martinsa Fadesa.

Más muertos de la crisis de hace una década: el grupo Cantoblanco –las empresas del expresidente de la patronal madrileña Arturo Fernández--, Spanair y Air Comet –del expresidente de la CEOE y del grupo Marsans Gerardo Díaz Ferrán--, el grupo murciano Polaris World… Firmas desaparecidas como Corporación Dermoestética o el grupo de la familia Ruiz Mateos –Dhul, Garvey, Nueva Rumasa– no se apean de la lista. Antibióticos SA, Unipost, Fórum Filatélico… son deudas que difícilmente conseguirá recuperar el fisco. Abengoa, en concurso de acreedores y víctima de una larga y litigiosa crisis, debe un total de 40,26 millones.

De la misma forma se arrastran de la anterior recesión la empresa de Accesos Madrid Concesionaria Española, una de las constructoras y explotadoras de las fracasadas radiales madrileñas, que debe 38,51 millones, y el tristemente famoso Aeropuerto de Ciudad Real, que suma una deuda de 23,6 millones de euros.

También permanecen en el listado nombres famosos como Mario Conde –debe 7,82 millones–, la presentadora de televisión Patricia Conde –1,06 millones–, el escritor Ildefonso Falcones –1,28 millones–, el liquidador y testaferro de Díaz Ferrán Ángel de Cabo, o el dueño de Desguaces La Torre, Luis Miguel Rodríguez, que debe 20,35 millones de euros. El escritor César Vidal sigue siendo un moroso fiscal, con 2,61 millones de euros. Lo mismo que el entrenador del Real Madrid Carlo Ancelotti, quien entró en la lista el pasado junio, y el futbolista argentino Gabriel Milito. Es nuevo, en cambio, el hermano del presidente del Sevilla FC, Óscar del Nido Benavente –602,428 euros–. Al igual que otro hermano, Luis Carlos Fernández de Sousa-Faro, éste del exdueño de Pescanova, Manuel Fernández de Sousa-Faro, y del propietario del grupo Zeltia, José María. Su deuda, 680.089 euros.

Desde Izquierda hasta un gabinete de parapsicología

En la lista permanecen igualmente empresas municipales –como las de San Fernando de Henares y Alcorcón, en Madrid–, una fundación de UGT en Canarias –Fundescan– e Izquierda Unida de la Comunidad de Madrid, que tiene un compromiso incumplido de 885.541 euros.

Además de un buen número de clubes de fútbol –desde el Hércules hasta el Real Murcia y el Real Jaén o la Unión Deportiva de Salamanca–, en los registros de morosos de la Agencia Tributaria hay de todo. El grupo Intereconomía y el grupo Negocios siguen acumulando deuda tributaria, mientras Editorial Compostela, editora de El Correo Gallego, se estrena este año en el listado de Hacienda, con una deuda de 849.499 euros. Incluso la Asociación Española de Peritos Judiciales y Mediadores Arbitrales –605.563 euros–, la Federación de Asociaciones de Desempleados de la Provincia de Cádiz –607.594 euros–, la Fundación Summun Factor de Ayuda a la Dependencia o el Gabinete parapsicológico Mystic, que debe nada menos que 1,49 millones de euros, tienen un sitio en el radar del fisco.

Ancelotti utilizó la firma destapada por los 'Papeles de Pandora' para ocultar sus derechos de imagen a Hacienda

Ancelotti utilizó la firma destapada por los 'Papeles de Pandora' para ocultar sus derechos de imagen a Hacienda

Más sobre este tema
stats