La portada de mañana
Ver
Tres lecciones comunes de Galicia y Euskadi: los proyectos a largo plazo tienen premio

Los abusos de la banca

Abanca reparte dividendos por tercera vez este año tras un rescate que costó 8.648 millones al contribuyente

El  presidente de Abanca, Juan Carlos Escotet.

Abanca reparte este martes entre sus accionistas un dividendo de casi 50 millones de euros, a cuenta de los beneficios obtenidos este año. Es la tercera vez en lo que va de ejercicio que el banco presidido por Juan Carlos Escotet distribuye dividendos. En total, ha pagado a sus accionistas 426 millones de euros en 2017.

Abanca es la sucesora de Novagalicia Banco, que fue adquirido en 2013 por el financiero venezolano tras pagar al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) 1.003 millones de euros. Para entonces el Estado había inyectado en la entidad, fruto de la fusión de las cajas de ahorro gallegas, 10.118 millones de euros a fin de evitar su quiebra. De esa cantidad, el Banco de España da por perdidos 8.648 millones en su último informe sobre el rescate financiero.

De los 426 millones de euros de dividendo distribuidos este año, la mayor parte, 315,4 millones, corresponden al reparto efectuado el pasado mes de junio. Eran a cuenta de los beneficios obtenidos en 2016, que alcanzaron los 334 millones. Sólo dos meses antes, en abril, ya había pagado otros 61,18 millones de euros, en este caso por las ganancias del primer trimestre del año. Ahora abona 49,39 millones más, a cuenta de los beneficios del ejercicio en curso.

En 2016 también repartió beneficios entre sus accionistas, 315,5 millones, a cuenta de los resultados del año anterior. Es decir, en los dos últimos años ha distribuido 741,5 millones de euros en beneficios. Como Juan Carlos Escotet, a través de Abanca Holding, posee el 86,79% de las acciones de Abanca Corporación Bancaria. El financiero venezolano se ha desembolsado 643,5 millones del total de dividendos repartidos desde 2016.

En 2015 no hubo pago de dividendos, pese a que el ejercicio anterior Abanca ganó 1.157 millones de euros, gracias a que se apuntó 556 millones en créditos fiscales. Entonces, cuando no había transcurrido más que un año desde la privatización, la entidad planeó repartir 150 millones en dividendos, pero finalmente la junta general de accionistas prefirió destinar la cantidad a aumentar la solvencia del banco.

Escotet ya ha abonado al Estado los 1.003 millones de euros que se comprometió a pagarle por las cajas gallegas fusionadas. Lo ha hecho en tres plazos: 313 millones en 2014, 300 millones en 2016 y 300 millones más el pasado mes de febrero. Terminó de pagarlos con un año de antelación sobre el plazo previsto. Para ello ha empleado una parte de los beneficios obtenidos desde 2014: 2.097,4 millones de euros.

Además de las cantidades aportadas por el Estado, Novagalicia recibió otros 917 millones del Fondo de Garantía de Depósitos, que se nutre de las aportaciones del resto de las entidades financieras españolas. De esa cifra, el Banco de España da por irrecuperables 627 millones.

Abanca sale de compras

Abanca, el 'regalo' del Estado a Escotet, duplica su volumen de negocio con la compra de cuatro bancos en cuatro años

Abanca, el 'regalo' del Estado a Escotet, duplica su volumen de negocio con la compra de cuatro bancos en cuatro años

El beneficio acumulado hasta septiembre por Abanca, 276,4 millones de euros, es un 3,7% superior al obtenido en el mismo periodo del año anterior. La entidad atribuye la mejora de sus resultados a que ha “intensificado” la actividad comercial “en todos los frentes” y a la buena marcha del margen comercial. Según explica, el crédito a clientes creció un 8,9% al cierre del tercer trimestre respecto a 2016, mientras que el volumen de depósitos aumentó un 4% interanual. La captación de nóminas ha mejorado un 5,5%, las primas de la nueva producción de seguros generales un 19,6% y los fondos de inversión, planes de pensiones y seguros de ahorro un 31,5%. Además, Abanca se ha deshecho de 1.600 millones de euros de fallidos y dudosos en los dos últimos años.

También presume la entidad de estar “situada entre las entidades mejor capitalizadas del sector”, con una ratio de capital CET1 del 14,1%. Ese porcentaje, dice, le permite mantener “una holgura de capital” de 1.755 millones de euros sobre los requisitos del Banco Central Europeo (BCE).

El pasado mes de mayo, el banco de Escotet ha comprado Popular Servicios Financieros. Es la quinta financiera de consumo dependiente de un banco del mercado. Al cierre de 2016 poseía una cartera de créditos de 200 millones de euros y de medio millón de clientes en España y Portugal. Abanca incluso pujó por el negocio de Deutsche Bank en España. Presentó una oferta mayor que BBVA por hacerse con la red del banco alemán, que pretendía obtener unos 1.000 millones de euros con la operación. Sin embargo, la de Abanca, pese a ser la más elevada, no superaba los 500 millones y Deutsche Bank terminó por desistir, hace sólo unas semanas, de vender su negocio español. En España, el banco alemán cuenta con unos 2.500 empleados y 650.000 clientes.

Más sobre este tema
stats