Los abusos de la banca

El Banco de España no prevé multar de momento a los bancos que cobran por los cajeros

Presentación resultados BBVA

Ibon Uría

El Banco de España no se plantea sancionar a las entidades que han decidido cobrar unos dos euros por cada retirada de efectivo en sus cajeros a quienes no sean clientes. Pese al enfado de asociaciones de consumidores y usuarios, y a que el regulador recordó el viernes en un comunicado que no se puede tarifar al usuario final dos veces por un único servicio, considera que es demasiado pronto para pedir que se multe a los bancos, según indicó este lunes un portavoz del Banco de España a infoLibre.

En el centro de la polémica están Caixabank, BBVA y Santander. El primero de ellos fue el que inició la moda de esta nueva comisión y es, a día de hoy, el único que ha implantado la medida de forma efectiva. Desde el pasado 24 de marzo cobra dos euros a los no clientes de la entidad que usan sus cajeros para sacar efectivo, con independencia a la cantidad que retiren.

La decisión de la entidad, propietaria de la red más extensa de cajeros en España, suscitó polémica desde un comienzo pero ha sido imitada en las últimas semanas por otros dos grandes de la banca: BBVA y Santander.

BBVA anunció el 23 de junio que desde septiembre cobrará dos euros por sacar dinero en sus cajeros a los no clientes. En palabras de su consejero delegado, Carlos Torres Vila, la medida no es recaudatoria y busca captar nuevos clientes, así como evitar que quienes no lo son saturen su red de cajeros.

El pasado jueves, por su parte, fue el Santander quien indicó que desde finales de septiembre o principios de octubre cobrará también "en torno a dos euros" por esas operaciones. Cuestionado por este proceder, el consejero delegado de la entidad, José Antonio Álvarez, dijo que se trata de una política "sana" y que "tiene sentido que los costes se trasladen a los no clientes", porque mantener la red de cajeros es "caro".

Álvarez explicó que hasta ahora el Santander cobraba unos 0,60 euros a las entidades emisoras de las tarjetas mientras que, con la nueva política, el importe se repercutiría al usuario final. Y ese es, precisamente, el extremo que cuestiona el Banco de España: si el banco emisor de la tarjeta impone una comisión por hacer uso de los cajeros de terceros y el propietario del cajero también tarifa al usuario final, se produce un doble cobro que la normativa actual en materia de comisiones bancarias no permite.

El regulador no mueve ficha

Sin embargo, el Banco de España considera "prematuro" hablar de "procedimientos sancionadores o incluso de sanciones" por este asunto, según indicó un portavoz del regulador. El organismo que dirige Luis María Linde estima "suficiente" la carta enviada el pasado viernes a las asociaciones representativas del sector.

En esa misiva, advirtió a las entidades de que retirar efectivo es un único servicio bancario y las instó a adoptar "las medidas necesarias" para asegurarse de que, en cada una de las operaciones, sólo se cobra una comisión al usuario, sea la de la entidad emisora de la tarjeta bancaria o la de la entidad dueña del cajero.

El Banco de España tampoco aclara ahora por qué ha guardado silencio durante meses si al menos una entidad, Caixabank, cobra desde marzo por una serie de operaciones por las que no debería percibir ingreso alguno. El organismo se limita a señalar que el momento considerado "oportuno" para pronunciarse es ahora y que no existe ninguna "razón específica" que justifique ese cambio de actitud.

En esa misma línea, pide "no adelantar acontecimientos" y agrega que, de momento, "no se puede prever hasta dónde se puede extender" el "poder de supervisión" del regulador, que espera que las entidades rectifiquen para evitar un doble cobro al cliente. "Naturalmente, el Banco de España espera que las entidades cumplan este criterio y adopten las medidas necesarias", subrayan fuentes del regulador.

Finalmente, desde el organismo se explica que no existe una "normativa específica" que impida cobrar comisiones a las propietarias de los cajeros y se reconoce que por ahora no se ha iniciado ningún trámite para abrir expedientes sancionadores, que serían la vía para actuar por el incumplimiento de la normativa que, en términos genéricos, prohíbe el doble cobro por un mismo servicio. 

El sueldo del presidente del BBVA: 15.470 euros al día

El sueldo del presidente del BBVA: 15.470 euros al día

Más sobre este tema
stats