LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Así camuflan los diputados los datos sobre sus intereses económicos y esconden su agenda de reuniones

SECTOR FINANCIERO

Botín apuntala El Corte Inglés al tomar el control de la sociedad que gestiona las ventas a plazos

La Audiencia Nacional condena a El Corte Inglés por discriminar a las mujeres trabajadoras

El Banco Santander ha adquirido por 140 millones la mayoría (51%) de la sociedad Financiera El Corte Inglés, a través de la que la cadena de grandes almacenes financia las compras de sus clientes. El Corte Inglés ingresará esos 140 millones, más otros 140 millones de dividendo, repartidos antes de cerrar la operación. Sobre el papel, la compra tiene todo el sentido: el banco compra  a través de Santander Consumer, especializada en financiar la compra de vehículos, un negocio complementario.

Pero tras la compra hay más. Está también la delicada situación de la cadena de distribución, con una deuda abultada, de 5.000 millones, que ha logrado refinanciar en su mayor parte con los bancos (incluido el Santander), pero que le obliga a tomar decisiones para sanear los libros. Decisiones como las que ya tomó con la venta (1,8%) de su parte en el holding aéreo IAG y en Inversis (10%).

El cierre de la operación, con el traspaso del control de la financiera a Santander Consumer, permitirá a El Corte Inglés eliminar del balance una carga de 1.500 millones de deuda. Toda una limpieza.

Operación de salvamento

¿Es una operación de salvamento de El Corte Inglés por parte de un banco que, además, tiene préstamos comprometidos con la cadena? La pregunta la responde un portavoz del banco que preside Emilio Botín: "Para El Corte Inglés, no sé lo que será, para nosotros es una operación estratégica porque amplía base de clientes y aporta mucho en datos, tarjetas etc".

Financiera El Corte Inglés gestiona 10,5 millones de tarjetas, según sus datos de finales de 2012, y tiene unos nueve millones de clientes. Todo eso interesa al banco, que con la operación suma otros 6.600 millones al volumen de negocio que controla. 

Fuentes jurídicas cercanas a la operación explicaron a Europa Press que el acuerdo estratégico tiene una vigencia temporal de 10 años. Cuando expire el periodo, El Corte Inglés podría recomprar al Santander el 51% de la Financiera o bien renegociar las condiciones de la operación.

Alrededor de la compra, sin embargo, flotan algunas cuestiones. La primera es cómo ha afrontado la financiera el aumento de la morosidad que en julio llegó a niveles récord del 12% en la banca y afectó incluso a las hipotecas.

Poco crecimiento

La destitución de Dimas Gimeno como presidente de El Corte Inglés se decidirá en el consejo extraordinario de junio

La destitución de Dimas Gimeno como presidente de El Corte Inglés se decidirá en el consejo extraordinario de junio

Otra cuestión que ayer se planteaban los especialistas en inversión es qué datos tiene el Banco Santander para hacer una apuesta tan evidente en un mercado como el español que, según la opinión más extendida, incluso la del Gobierno, va a crecer mínimamente en los próximos ejercicios (0,7% en 2014), con un consumo estancado.

El consumo, según Estadística, encadenó en agosto 38 meses seguidos de caída. Ese mes, las ventas del comercio minorista —sin tener en cuenta la inflación— y corregido del efecto calendario cayeron un 4,5%. El Corte Inglés, que está modificando incluso su estrategia de ventas y precios, está sufriendo la situación.

El grupo de distribución ganó 171,5 millones de euros en 2012, lo que supone un descenso del 18,3% con respecto a 2011. Las ventas, por su parte, bajaron un 7,7%. La situación obligó al grupo a refinanciar 3.700 millones de su deuda, el 76% del total a un plazo de ocho años.

Más sobre este tema
stats