Los abusos de la banca

La 'doble quiebra' de Catalunya Banc o cómo evaporar 12.000 millones de ayudas públicas

El FROB destituye al presidente de Catalunya Banc

¿Cuántas veces se ha hundido Catalunya Banc para llegar a perder más de 12.000 millones de fondos públicos? El relato políticamente correcto dice que una. Los números indican que más. El primer hundimiento, lastrado por la mala gestión y el ladrillo, obligó al Estado a inyectar 12.052 millones de euros en la entidad en 2012 y a limpiar el balance de activos tóxicos. El segundo se ha puesto de manifiesto con la venta, a la baja y tirando de la chequera pública, de la cartera hipotecaria del banco al fondo Blackstone y con la venta de la propia entidad al BBVA.

En la operación de limpieza de 2012, el banco, con descuentos del 65%, traspasó inmuebles valorados en 6.708 millones al banco malo, Sareb. Con el traspaso, más las ayudas públicas, la mayor parte procedentes del fondo de rescate europeo, la entidad quedó en estado de revista; en pie y limpia para ser vendida –por imperativo de la troika–antes de 2016. 

Un año después

Pero un año más tarde, el Frob, propietario de la entidad aseada y auditada, ha tenido que rebajar y poner más dinero para colocar en manos privadas el banco intervenido. Todo antes de que el nuevo examen europeo de otoño sorprendiera al Gobierno todavía en la cocina del sector financiero.

Un año y medio después de la inyección de fondos a Catalunya Banc, la entidad, con beneficios de 532 millones, un capital de 1.978 millones y un patrimonio neto de 2.517 millones (auditoría de Deloitte de 2013) ha acabado en manos del BBVA. El precio: 1.187 millones. Dinero teórico porque la operación contempla garantías de más de 570 millones a favor del comprador.

Para faciltar la operación de venta, que se intentó sin éxito en 2012 y 2013, el primer accionista, el Frob, vendió antes al fondo Blackstone la cartera hipotecaria de la entidad. Esa cartera, con un valor en libros de 4.187 millones (6.392 millones de valor nominal), se traspasó por 3.615 millones. El Frob aportó otros 572 millones para cubrir la operación y sólo empezará a recuperarlos si el fondo comprador logra antes una rentabilidad del 13% en sus operaciones.

Diferencias importantes

Los ingresos de las ventas muestran una importante diferencia entre las valoraciones que hicieron los auditores de la entidad saneada y la realidad que ha impuesto el mercado. O se equivocaron los auditores de Oliver Wyman al calcular las necesidades de capital de Catalunya Banc en los test de esfuerzo de 2012 (10.825 millones de euros), o se equivocaron los auditores de Deloitte en 2013 –y los propios auditores internos del Frob– al certificar el valor de la entidad o se ha equivocado el Fondo al vender el banco a la baja sin apurar los plazos de venta, que finalizaban en 2016.

La discusión podría parecer un ejercicio estéril si por el camino no se hubieran perdido más de 12.000 millones de dinero de los contribuyentes. El Frob rechaza cualquier posible error de planteamiento, y considera que las ventas realizadas se ajustan a lo común en este momento en el mercado.

En el relato "correcto" del Frob se descarta el apresuramiento y se pone en primer plano la transparencia con que se ha realizado la operación. En este sentido, explica que si en lugar de vender la entidad, hubiera optado por liquidarla, el coste hubiera sido mucho más alto.

Expertos y secretos

La liquidacíon habría costado exactamente 17.836 millones de euros, casi 6.000 millones por encima del desastre ya consumado. ¿Quién lo dice? Según el Frob, "tres expertos independientes" que contrató antes de adoptar el plan de resolución para Catalunya Banc en 2012. El nombre de los expertos no es público, explica el Frob. Es un secreto en el proceso que califica de "transparente". La auditora Deloitte declinó comentar sobre su trabajo en Catalunya Banc. "No hablamos de clientes", aseguró una portavoz a este diario.

La enorme pérdida del erario público en Catalunya Banc ha movido a quien fue candidato a la secretaría general del PSOE, José Antonio Pérez Tapias (Izquierda Socialista), a anunciar que estudia presentar una denuncia en relación con la privatización de Catalunya Banc por malversación de fondos públicos.

El BBVA lleva cuatro años declarando pérdidas por su negocio en España

El BBVA lleva cuatro años declarando pérdidas por su negocio en España

Más sobre este tema
stats