LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
El cóctel del populismo: un tercio de descontento económico, dos de “amenaza a la nación y los valores”

Economía

Empleo, PIB y el gasto por turista sientan las bases de la recuperación a la espera del grueso de los fondos europeos

Varias personas en el paseo marítimo de Gran Canaria.
  • Este artículo está disponible sólo para los socios y socias de infoLibre, que hacen posible nuestro proyecto. Si eres uno de ellos, gracias. Sabes que puedes regalar una suscripción haciendo click aquí. Si no lo eres y quieres comprometerte, este es el enlace. La información que recibes depende de ti.

Los datos del Servicio Público de Empleo Estatal (Sepe), publicados este martes por el Ministerio de Trabajo, y de la Seguridad Social, son los últimos conocidos que, sumados a otros anteriores, reflejan una incontestable recuperación de la economía española. Muchas de las fuentes proceden del Instituto Nacional de Estadística (INE), pero no sólo. Organismos comunitarios, como la Comisión Europea, o internacionales, como la OCDE, también apuntan en esa dirección. A la espera de la llegada de fondos europeos Next GenerationEU (140.000 millones de euros para los próximos seis años de los que la mitad corresponderán a transferencias directas), España crece, y mucho. 

Los indicadores arrojan, a veces, datos que mejoran la situación previa a la pandemia, tomando 2019 como último año normal para la economía. Otros revelan que la economía está a punto de volver a cotas prepandémicas, como sucedió con la tasa de paro o el número de ocupados contenidos en la Encuesta de Población Activa (EPA) de la semana pasada. Y otros manifiestan una tendencia clara y positiva, pero la realidad global -el turismo internacional no ha regresado a sus niveles precedentes ni en España ni en ninguna parte- indica que queda camino por recorrer. 

infoLibre ha seleccionado tres indicadores que, analizados pormonerizadamente, muestran cómo se están sentando las bases de la recuperación a partir de su evolución: empleo, PIB y turismo, especialmente en lo que respecta al gasto por visitante.

EMPLEO

España ha batido en julio de 2021 el récord de caída de paro en un solo mes. Así lo ponen de manifiesto los datos del Sepe publicados por Trabajo este 3 de agosto. En julio el paro cayó en 197.841 personas, el mayor descenso de la historia. No hay que irse muy lejos para localizar las anteriores plusmarcas: junio (-166.911) y mayo de este año (-129.378). 

España ha batido en julio el récord de afiliados a la Seguridad Social. Las cifras de este martes publicadas por el ministerio que dirige José Luis Escrivá elevan en julio la afiliación media sin ajuste estacional hasta los 19,59 millones de personas (19.591.728). El anterior récord se produjo, precisamente, hace exactamente dos años. En julio de 2019, los afiliados a la Seguridad Social alcanzaron los 19,53 millones (19.533.211 personas). En términos desestacionalizados, la afiliación se situó en 19.400.964 personas en julio, otro buen dato.

España registró, entre abril y junio, la segunda mayor subida de ocupados de la serie histórica en el segundo trimestre. Los datos corresponden a la EPA del pasado 29 de julio: 464.900 personas más ocupadas, esto es, 5.000 menos que la mejor marca de siempre reflejada en una EPA. Ese récord corresponde al segundo trimestre de 2018, cuando el paro descendió en 469.900 personas. En el mismo periodo de 2019 el número de ocupados creció en 460.800. 

España ha batido su récord de empleados públicos. Así lo revela la última EPA: más de 3,4 millones (3.439.600). El INE contabiliza "todos los asalariados de empresas públicas y de las Administraciones Central y Territoriales, incluidos tanto los trabajadores que cotizan al Régimen General de la Seguridad Social como los adscritos al Sistema Especial de Clases Pasivas", se lee en las notas a pie de página. El anterior récord llegó en la EPA precedente, publicada en abril, en la que se aportaba una cifra ligeramente por debajo de 3,4 millones (3.397.400).

La razón hay que hallarla en la fuerte contratación pública que está teniendo lugar desde la pandemia. Hay organismos que manejan otros datos: El País publicó el pasado 1 de julio datos del Ministerio Función Pública relativos a enero de este año que hablaban de algo más de 2,7 millones de empleados públicos (2.710.405 concretamente, igualmente la cota más alta registrada por este ministerio). El ministerio utiliza criterios distintos a la EPA para contar a este colectivo, de la misma manera que difieren el INE y el Sepe. 

Julio es el segundo mes de la historia con más mujeres afiliadas a la Seguridad Social, según la evolución de la afiliación media por género remitida por el Ministerio de Seguridad Social este martes: 9.073.677 ahora, por 9.076.939 en junio. Antes de la pandemia, el mejor dato de afiliación para las mujeres correspondía a diciembre de 2019: 9.060.054.

La ocupación en el segundo trimestre roza los niveles del mismo periodo de 2019. Así se constató la semana pasada en la EPA, que revelaba 19,67 millones de ocupados (19.671.700), frente a 19,8 millones en la EPA de julio de 2019 (19.804.900). La tasa de ocupación de 2019 fue la más alta en una década, desde el boom económico que terminó en 2008.

La tasa de paro se aproxima a los niveles de 2019. La fuente es, de nuevo, la última EPA comparada con la misma encuesta de 2019: la tasa de paro actual se sitúa en el 15,3% (3.544.800 de parados). En julio de 2019, la EPA arrojaba un 14,02% (3.230.600 de desempleados) y fue la tasa de paro más baja en una década. Hay que tener en cuenta que la población activa ha aumentado en la última década. Además, como se dice en la última EPA del INE, "la tasa de población activa se ha incrementado en 180.000 personas si se compara con la del mismo periodo de 2019". Es decir, que hay más gente en edad de trabajar que antes de la pandemia, lo que robustece las cifras actuales. 

PIB

El PIB español creció en el segundo trimestre un 2,8% tras cinco trimestres consecutivos. El dato de la Contabilidad Nacional Trimestral de España fue publicado por el INE el pasado 30 de julio. El anterior dato del primer trimestre fue una caída del 0,4%

El rebote interanual del PIB con relación al mismo trimestre de 2020 -el peor de todos de la pandemia en términos de impacto económico- fue del 19,8%. El dato, es cierto, es espectacular y responde al desplome de la economía entre abril y junio del año pasado, con una caída del PIB del 21,5%. No obstante, la tendencia del PIB es seguir creciendo. 

España es el cuarto país de la UE que más crecerá en 2021 y el que más crecerá en 2022. Son las últimas previsiones de la Comisión Europea, publicadas a principios de julio. Aunque el Ejecutivo comunitario revisa continuamente los datos, la tendencia con España apunta al alza desde otoño de 2020. Así, España crecerá un 6,2% este año, solo superada por Rumanía, Irlanda y Hungría, y el que viene un 6,3%. 

España es el país que más crecerá de la Eurozona en 2021, con un 5,9%. La fuente es la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, OCDE. Para 2022, España crecerá un 6,3%. Los datos se revisarán próximamente, ya que corresponden a mayo.

TURISMO

El gasto medio por turista extranjero es prácticamente idéntico en 2019 y en 2021. Los datos son de Egatur, la Encuesta de Gasto Turístico que publica el INE, revelados este 3 de agosto. El gasto medio por turista en junio se situó en 1.090 euros, mientras que en la misma encuesta de 2019 ese gasto se elevó a 1.098 euros.

España recibió 10 veces más turistas en junio de 2021 que un año antes. Los datos son de la Estadística de Movimientos Turísticos en Fronteras (FRONTUR), publicada igualmente por el INE. En junio llegaron 2,2 millones de turistas internacionales a España: aunque no hay que ser un adivino para concluir que el desastroso año pasado (204.272 turistas) se debió a que las restricciones estaban en su apogeo por la pandemia, el aumento es destacable. En junio de 2019, de acuerdo con FRONTUR, la llegada de turistas internacionales fue incomparable: 8,8 millones. En el acumulado de 2019, visitaron España entre enero y junio 38,1 millones frente a 5,4 millones en lo que va de año. La permanencia de las restricciones y el ritmo de vacunación aún no permiten contemplar la vuelta de turistas como antes del covid.

No pecar de triunfalismo

A pesar del alborozo mostrado por el Gobierno (concretamente por los secretarios de Estado de Empleo, Joaquín Pérez Rey, y de Seguridad Social, Israel Arroyo) en la presentación de los datos del Sepe y de afiliación, hay otros indicadores que no permiten ver tanto el triunfalismo. Uno de ellos es el aumento de la temporalidad: el empleo temporal aumentó en 666.500 personas en la EPA de 2021 en términos anuales frente a los 42.800 de 2019, según la EPA de la semana pasada. Esto es 15 veces más, lo que revela que el aumento de ocupados se sostiene por trabajadores estacionales. 

El INE rebaja el crecimiento del PIB del segundo trimestre al 1,1%, frente al 2,8% estimado inicialmente

El INE rebaja el crecimiento del PIB del segundo trimestre al 1,1%, frente al 2,8% estimado inicialmente

De hecho, más del 90% de los contratos firmados en julio fueron temporales, de acuerdo con las cifras del Sepe de esta semana. En esto la tendencia es similar a antes de la pandemia: De los más de 2,1 millones de contratos firmados el mes pasado (2.179.527 millones de contratos), solo 185.713 fueron indefinidos y el resto temporales, además de un pequeño número (14.000) consistente en contratos de formación o en prácticas. Por otro lado, es conocida una cifra de temporalidad en el sector público: por encima del 30%. No por nada, el Gobierno se encuentra tramitando leyes para reducir ya esta lacra. 

Una buena muestra de un sector asociado a trabajos temporales es el de servicios, que tira del carro de la contratación mucho más que el resto: 133.658 de los casi 198.000 contratos (más del 67%) corresponden a este sector con relación al último mes de julio. 

Sindicatos y patronal han coincidido en lo positivo de los datos, pero con matices. "Es imprescindible el diseño de medidas para gastar en los fondos que vienen del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia para que los 3,4 millones de desempleados tengan una oportunidad en el mercado de trabajo", ha resaltado la secretaria de Empleo y Cualificación Profesional de CCOO, Lola Santillana. “Es preciso ser prudentes, pues la evolución de la economía y el empleo se encuentra muy condicionada por la marcha de la pandemia, para cuya contención es vital continuar sin demoras el proceso de vacunación”, ha destacado por su parte la patronal CEOE en un comunicado.

Más sobre este tema
stats