Sector eléctrico

Galán intentará recomponer la relación con el Gobierno en el 'Davos español'

Rajoy garantiza a los grandes empresarios que mantendrá los ajustes pese a los escándalos

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, miembro destacado del Club Español de la Competitividad, sabe que ha cometido un desliz al criticar en Londres las últimas decisiones aprobadas por el Gobierno para el sector eléctrico y confirmar que sólo prevé invertir en España en los próximos tres años un 15% de los 9.600 millones de que dispone la compañía. Los resultados de Iberdrola dependen también de lo que se publica en el Boletín Oficial del Estado (BOE), y en el Gobierno las declaraciones de Sánchez Galán han sentado muy mal. La compañía intenta ahora recomponer la relación con el Ejecutivo. La reunión del Foro Global España 2014, que se celebrará en Bilbao (sede y plaza fuerte de Iberdrola) en la primera semana de marzo, será la gran oportunidad de Sánchez Galán para acercar posiciones. Al encuentro está prevista la asistencia del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

La estrategia de acercamiento de Sánchez Galán al Gobierno ya ha comenzado. El equipo de comunicación e imagen de la eléctrica ha intentado quitar hierro a las declaraciones del presidente de Iberdrola en Londres, y en especial al anuncio de congelación de inversiones, algo lógico, sostienen las fuentes consultadas, por cuanto en España "sobra capacidad de generación y no se puede invertir en renovables".

Además, Sánchez Galán se ha explicado en programas radiofónicos como Herrera en la Onda de Onda Cero.Herrera en la Onda Entre otras cosas, el directivo ha enmarcado las tensiones en el sector de la energía en España en un marco más amplio: "El problema energético es un problema europeo", dijo en la entrevista. Además, Sánchez Galán trata de hacer valer su papel como defensor de la Marca España: "También vine a Londres el año pasado para decir que España es un país de oportunidades, que se estaban haciendo bien las cosas y que saldría de la crisis, cuando muy pocos lo creían”, añadió.

La gran oportunidad

Pero la gran oportunidad de Sánchez Galán llegará en la primera semana de marzo. El Instituto de Comercio Exterior (ICEX) y el Club de Exportadores e Inversores Españoles celebrarán en Bilbao el Foro Global España 2014: de la estabilidad al crecimiento' (Global Forum Spain 2014: from Stability to Growth).

A la reunión, que en medios empresariales se denomina el Davos español, en referencia a la reunión que el World Economic Forum celebra en la ciudad Suiza, está prevista la asistencia del presidente Rajoy junto a empresarios como César Alierta (Telefónica), Francisco González (BBVA), Pablo Isla (Inditex), José Lladó (Técnicas Reunidas) y el propio Sánchez Galán.

El encuentro, con reuniones en el museo Guggenheim, será la gran oportunidad de Sánchez Galán para suavizar el encontronazo con el Ejecutivo. Como ponentes institucionales se espera la participación de los ministros de Economía, Luis de Guindos, y de Industria, José Manuel Soria. Todo preparado para deslumbrar a los representantes de organismos internacionales, entrs los que se espera a Christine Lagarde (FMI), Ángel Gurría (OCDE), Jeroen Dijsselbloem (Eurogrupo) y Joaquín Almunia (Comisión Europea).

En la polémica intervención de Londres, Sánchez Galán Galán anunció que en los próximos tres años la inversión en España se va a limitar a lo indispensable para que la red no se venga abajo. De los 9.600 millones de inversión total previstos, sólo 1.500 millones, el 15%, se invertirán en España.

Más en Reino Unido

Iberdrola destinará la mayor parte de las inversiones a Reino Unido (41% del total), Estados Unidos (17%) y Latinoamérica (23%), con especial atención a México. Para España apenas quedan 500 millones de euros anuales. La decisión, anunciada en Londres por Sánchez Galán durante la presentación de resultados de la compañía, supone la paralización de las inversiones de la empresa en el país.

El enfado de Galán es grande porque, según la empresa, las decisiones de regulación adoptadas por el Gobierno español han restado más de 800 millones al beneficio de 2013. El pasado año, pese a la caída del consumo, a la incertidumbre regulatoria y los recortes, la compañía ganó 2.572 millones de euros, un 7% menos que en 2012.

Los 2.572 millones de ganancia de 2013 son parte de los 24.427 millones que la compañía ha ganado desde el ejercicio 2003: 1.060 millones en 2003 (+10,5%); 1.210 millones en 2004 (+14,02%); 1.382 millones en 2005 (+15,6%); 1.660 millones en 2006 (+20,1%); 2.353 millones en 2007 (+41,8%); 2.850 millones en 2008 (+21,5%); 2.824 millones en 2009 (-1,3%); 2.870 millones en 2010 (+1,6%); 2.805 en 2011 (-2,3%) y 2.841 millones en 2012 (+1,3%).

Iberdrola sostiene que el beneficio en España, donde el consumo ha caído en picado, se sitúa a niveles de 2000 y sólo representa un tercio de los beneficios totales. “En estos momentos somos más británicos, estadounidenses y mexicanos que españoles”, aseguró Sánchez Galán en Londres.

Iberdrola, con operaciones como la compra de Scottish Power (Reino Unido), Energy East (EE UU ) o Elektro (Brasil), logró diversificar y ampliar su presencia internacional. Pero la base son los buenos años de beneficios en España, con ejercicios (entre 2003 y 2008) donde las ganancias crecieron por encima del 15% y el 20% anual.

Las grandes empresas y bancos del ‘Davos bilbaíno’ mantienen filiales en paraísos fiscales

Las grandes empresas y bancos del ‘Davos bilbaíno’ mantienen filiales en paraísos fiscales

Más sobre este tema
stats