El DEBATE DE LA RECUPERACIÓN

Las grandes empresas y bancos del ‘Davos bilbaíno’ mantienen filiales en paraísos fiscales

Las empresas con más filiales en paraísos fiscales apuntalan en el “Davos bilbaíno”  la idea del fin de la crisis

Como en Davos (Suiza), pero en el Museo Guggenheim de Bilbao. Las principales empresas y bancos del país, reunidos por el Instituto de Comercio Exterior (ICEX) y el Club de Exportadores e Inversores Españoles en el Foro Global España 2014: de la estabilidad al crecimiento, han sumado esfuerzos para tratar de extender y consolidar la idea de que España ha dejado atrás lo peor de la crisis. En presencia de la directora general del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, que demandó más reformas laborales al Ejecutivo español, el lehendakari, Iñigo Urkullu, orilló el guión oficial y aludió a un punto crucial para la economía de los países inmersos en dolorosos procesos de ajuste de sus cuentas: la insolidaridad de las grandes compañías. Estas intentan eludir el pago de impuestos a través de sus operaciones en paraísos fiscales. El mensaje estaba bien dirigido puesto que entre los organizadores del acto están algunas  de las empresas y bancos con más actividad en paraísos fiscales.

En su discurso, Urkullu vinculó la aceptación de sacrificios por los ciudadanos a contrapartidas por parte de las empresas y el sistema financiero. "Es momento de adoptar medidas para hacer efectiva la voluntad política de poner límites a los paraísos fiscales" dijo. A su juicio, la sociedad europea podrá llegar a comprender "el rescate bancario" si percibe ahora "una contrapartida efectiva y observa que se regulan las transacciones financieras y se les aplica una tasa o tributación, tal y como aprobó la Comisión Europea hace ya más de dos años".

El discurso iba dirigido a empresas y bancos organizadores, así como a los apoyos fundamentales del acto, como los máximos responsables de Telefónica, César Alierta; BBVA, Francisco González; Inditex, Pablo Isla; Técnicas Reunidas, José Lladó; Talgo, Carlos Palacio; Gestamp, Francisco José Riberas; Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, y SENER, Jorge Sendagorta, entre otros asistentes.

La crema y la nata

El mensaje para la crema y nata de la clase empresarial y financiera tiene base. Aunque algunas entidades como el BBVA han reducido en los últimos meses su presencia en paraísos fiscales, las grandes compañías y bancos con presencia en el Ibex 35 (la esencia del mercado bursátil) siguen operando a través de filiales para reducir su factura fiscal.

El Observatorio de Responsabilidad Social Corporativa publicó en 2013, con datos comparativos 2011-2010, un informe sobre las memorias de las empresas cotizadas en el Ibex 35. El informe establecía que 33 de las 35 empresas tenían filiales en paraísos fiscales.

El Observatorio contó 437 sociedades constituidas en paraísos, 83 más que un año antes. Pertenecían a 33 sociedades cotizadas. Entre ellas, estaban todos los bancos. A la cabeza del ranking, el Banco Santander (70 filiales), seguido del BBVA (43).

Sólo dos empresas del informe, Sacyr e Indra ajustaban la actividad de esas filiales en paraísos a su objeto social. Es decir, desarrollaban una actividad en esos territorios que va más allá de la llamada optimización fiscal. El resto tenían más difícil la justificación.

Arrecian las críticas

En los últimos tiempos, conscientes quizá de que arrecian las críticas que afectan a su imagen, elgunas empresas y bancos han reducido su actividad en los paraísos fiscales. Es el caso del BBVA, que ha rebajado sus activos en paraísos de 5.460 a 1.937 millones según datos de la memoria de la entidad en 2013.

Según datos de Eurostat, en España el impuesto de sociedades es el quinto más elevado de la UE, un 30%. Pero el tipo efectivo, el que realmente pagan las empresas se sitúa entre el 5% y el 10%. La media en la UE está en el 23 %. El tipo más alto es el de Francia, con un 36,1 %. En Alemania es del 29,8 % y uno de los más bajos es el de Irlanda, con un 12,5%.

Hasta el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, presente también el Davos bibaíno, ha tenido que admitir que la realidad del impuesto que pagan las empresas en España "no es la situación ideal".

En una reciente entrevista, De Guindos aseguró que la mayoría de las pymes pagan por este impuesto más del 20% (el tipo nominal para las pymes está en el 25%), pero  las grandes empresas, gracias a las deducciones que pueden aplicarse en el impuesto, están pagando "mucho menos".

Pagan poco

"Tenemos que actuar sobre el Impuesto de Sociedades. En España las grandes empresas pagan muy poco, hay una diferencia muy grande entre el tipo efectivo y nominal", reiteró el titular de Economía, tras insistir en que es "de justicia" que ambos tipos se acerquen y, para ello, apuntó a la bajada del tipo nominal y a la eliminación de deducciones.

La próxima reforma fiscal, según ha adelantado el Gobierno,acercará el tipo nominal al efectivo de las grandes empresas. No se sabe todavía cómo afectará esa reforma a las deducciones que se aplican las empresas. Esas deducciones forman parte del conjunto de beneficios fiscales que el Estado consigna cada año en los Presupuestos y que rondan los 40.000 millones de euros, más que el pago anual de intereses de la deuda.

Galán intentará recomponer la relación con el Gobierno en el 'Davos español'

Galán intentará recomponer la relación con el Gobierno en el 'Davos español'

Más sobre este tema
stats