nuevas medidas fiscales

El Gobierno creará un impuesto para ricos y aplicará rebajas en el IRPF a rentas bajas

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha anunciado este jueves la creación de un impuesto de las grandes fortunas. La medida, de carácter temporal entre los ejercicios de 2023 y 2024, afectará a los patrimonios mayores de tres millones de euros, en tres tramos. Entre tres y cinco millones de euros, un tipo impositivo del 1,7%; entre cinco y diez millones, del 2,1%, y por encima de los diez millones, un tipo del 3,5%. El Gobierno estima que la medida afectará a 23.000 contribuyentes, el 0,1% del total, y supondrá un ingreso extraordinario de alrededor de 1.500 millones de euros.

La particularidad de este impuesto es que en la práctica inutilizará la bonificación del 100% anunciada por regiones como la Comunidad de Madrid o Andalucía. Aunque afectará a rentas superiores a las previstas por el impuesto del patrimonio, ya que el mínimo de este tipo es de 700.000 euros, un millón si se tiene en cuenta la deducción de 300.000 por la primera vivienda. La cantidad abonada por el impuesto del patrimonio en el resto de regiones será deducible, para evitar una situación de doble imposición. Este impuesto, llamado “de solidaridad de las grandes fortunas” es la medida estrella de un paquete más amplio, que aumenta la carga fiscal para grandes patrimonios y empresas y la reduce para los trabajadores con menos ingresos. El Gobierno calcula que el conjunto de las medidas supondrá un aumento de 3.144 millones de euros en los próximos dos años.

Más carga fiscal para rendimientos del capital y grandes empresas

El Gobierno ha anunciado una subida de tipos impositivos para los ingresos por las rentas del capital para cantidades superiores a 200.000 euros. La subida se aplicará en dos tramos: entre 200.000 y 300.000 euros, subirá de un 26% a un 27%. Además, se creará un nuevo tramo para las cantidades superiores a los 300.000 euros, que aumentará dos puntos, hasta el 28%. Hasta ahora, existían cuatro tramos, que gravaban las rentas del capital entre el 19% y el 26%.

Por otra parte, se limitará en un 50% la posibilidad de compensar las pérdidas de las filiales en los grupos consolidados, una medida que afectará, también de manera temporal, a las grandes empresas. Esto implica que si una gran empresa española tiene una filial en China, y en España tiene beneficios pero en el país asiático pérdidas, hasta ahora podía compensar las pérdidas con los beneficios, y pagar solo por la diferencia. Ahora, solo podrán computarse la mitad de esas pérdidas de las filiales. El Gobierno estima que esta medida afectará a 3.609 empresas, el 0,2% de las declarantes del impuesto de sociedades. “Es una medida quirúrgica para grandes contribuyentes”, indicó la ministra de Hacienda. 

Bajadas para trabajadores y pequeñas empresas

También hay novedades respecto al IRPF en término de rentas de los trabajadores, un impuesto que ha estado sujeto a un intenso debate en estos últimos días, tras el anuncio de deflactaciones de tramos por varias comunidades autónomas, incluyendo la Comunidad Valenciana. El Gobierno anuncia que se elevará de 14.000 a 15.000 el mínimo obligatorio para declararlo. El fin de esta medida es compensar la situación fiscal de las personas que se vean beneficiadas por la subida del salario mínimo interprofesional.

Por otro lado, se aumentarán los beneficios fiscales para las personas que declaren entre 15.000 y 21.000 euros. Es una medida que trata de mejorar la situación fiscal de las rentas más bajas, sin deflactar el IRPF. “El IRPF funciona como una escalera. Si reducimos el tamaño del primer escalón, el conjunto de la escalera, incluso para el que más alto sube, también queda reducido”, ha criticado la ministra Montero. El Gobierno calcula que un trabajador que gana 18.000 euros, se ahorrará unos 746 euros en la declaración de la renta, una rebaja que ronda el 40%. La medida beneficiará al 50% de los trabajadores, ya que el salario mediano se encuentra en torno al 21.000. Esto supondrá un ahorro de 1.881 millones de euros entre 2023 y 2024. 

Respecto a los autónomos, el Gobierno propone una rebaja adicional del 5% en el rendimiento neto de los módulos, lo que beneficiará a 577.000 trabajadores por cuenta propia. Por otro lado, se elevará la reducción de gastos deducibles por el régimen de estimación directa, lo que impactará positivamente en las cuentas de más de 956.000 autónomos. Entre las dos medidas, este colectivo tendrá un ahorro fiscal de 184 millones de euros. 

Desde el punto de vista empresarial, las micropymes tendrán una rebaja en el impuesto de sociedades, que pasaría del 25% al 23% para pequeñas empresas con una facturación por debajo de un millón de euros. Esta medida afecta a 407.384 empresas, según cálculos de Hacienda. 

Bajar impuestos subiendo los gastos sociales, el difuso programa económico de Giorgia Meloni

Bajar impuestos subiendo los gastos sociales, el difuso programa económico de Giorgia Meloni

Más sobre este tema
stats