El Consejo de la Competitividad

Los grandes empresarios se reúnen para ajustar su discurso a las nuevas previsiones de crecimiento

Las ofensas de los poderosos

Los grandes del Ibex 35 no quieren desafinar. A pocos días de que el Gobierno de luz verde al proyecto de presupuestos para 2015, el Consejo Empresarial para la Competitividad se reunió en la sede de Telefónica en Madrid para revisar los informes sobre la evolución de la economía española hasta 2018, ajustarlos a las nuevas previsiones que maneja el Ejecutivo y darlos a conocer al invitado del Gobierno a la reunión: el ministro de Industria, José Manuel Soria.

El encuentro tuvo como anfitrión al presidente de Telefónica, César Alierta, y al mismo asistió el nuevo presidente de El Corte Inglés, Dimas Gimeno. Por el contrario, Ana Botín, recién nombrada presidenta del Banco Santander, no participó en el almuerzo por "cuestiones de agenda", según fuentes al tanto de la reunión.

No fue la única ausencia. Tampoco asistieron el presidente del grupo Planeta, José Manuel Lara, ni el presidente de CaixaBank, Isidro Fainé. En ambos casos su ausencia se atribuyó también a cuestiones de agenda.Últimos datos

El examen de los últimos datos sobre la evolución de la economía -poco favorables- servirá para presentar próximamente el informe del Consejo Empresarial con las previsiones de las grandes empresas hasta 2018.

En sus informes, el Consejo Empresarial para la Competitividad, se ha desviado poco de las previsiones oficiales. Cuando lo ha hecho, ha sido para ser más optimistas que los más optimistas del Ejecutivo.

Así sucedió con el último informe hecho público en julio -el quinto del Consejo-. En el documento, los máximos responsables de las grandes compañías preveían un crecimiento del 1,3% en 2014, una décima por encima de las estimaciones oficiales. Y no se quedaban cortos en las alabanzas al Gobierno por los resultados obtenidos.

"El ciclo económico ha rebasado un claro punto de inflexión fruto del esfuerzo realizado nuestro país y también de la mejora en la escena económica europea", señalaba el Consejo. Además, apostaba porque el repunte del crecimiento sería más rápido de lo previsto hace un año.

Claves de la aceleración

El documento señalaba también como claves para esta aceleración de la recuperación económica el cumplimiento y la credibilidad del ajuste fiscal en 2013, la creciente internacionalización y el compromiso reformista.

En el mes de mayo el fallecido presidente del Santander Emilio Botín había dejado muy claro qué opinaban los grandes del Consejo Empresarial de la política económica de Rajoy. El banquero, que junto a los otros miembros del Consejo se reunió con Mariano Rajoy en la Moncloa, aseguró que acudía al encuentro para felicitar al presidente del Gobierno "por lo bien que lo está haciendo" y para dar 'luz verde' a la política económica aplicada por el Ejecutivo.

El CEC, constituido en febrero de 2011, está formado por 15 compañías y el Instituto de Empresa Familiar. En la actualidad esa decena y media de empresas tienen empleados a 1,7 millones de trabajadores y representan una facturación agregada del 35% del PIB español.

En el Consejo figuran así César Alierta (Telefónica), Dimas Gimeno (El Corte Inglés), Isak Andic (Mango), Antonio Brufau (Repsol), José Manuel Entrecanales (Acciona), Isidro Fainé (Caixabank), Francisco González (BBVA), Antonio Huertas (Mapfre), Pablo Isla (Inditex), José Manuel Lara (Grupo Planeta), Florentino Pérez (ACS), Rafael del Pino (Ferrovial), Juan Roig (Mercadona), Ignacio Sánchez Galán (Iberdrola) y Ana Botín (Santander). 

El 'lobby' de las grandes empresas: cierre patronal por causas objetivas

El 'lobby' de las grandes empresas: cierre patronal por causas objetivas

Más sobre este tema
stats