La portada de mañana
Ver
La tormenta perfecta del extremismo en Europa descoloca a la derecha tradicional a las puertas del 9J

LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

El mercado laboral español registra por primera vez un 15% de contratos indefinidos

El paro ha crecido en 17.173 personas durante el mes de enero, la cifra más baja desde 1999.

El mercado laboral en enero ha repetido su conocido patrón de destrucción de empleo, una vez acabada la campaña navideña en el comercio y la hostelería. La afiliación a la Seguridad Social ha caído en 197.750 personas, lo que deja el número de cotizantes en 19,62 millones de personas. Aun así, es el menor descenso en un mes de enero desde 2018. Desde entonces, cada nuevo año se abría con una destrucción de puestos de trabajo superior a los 200.000. Este 2022, en cambio, y pese a la ómicron, la caída del empleo se ha contenido. Es más, se han producido un fenómeno hasta ahora completamente inusual: los contratos indefinidos suponen este mes el 15% de los registrados en el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), un porcentaje nunca visto desde que la ley permitió los contratos temporales casi sin causa. Se supera así el 14% que alcanzaron el pasado noviembre. Lo habitual desde los años 80 es que la cuota de contratos indefinidos bordee el 10%.

El Ministerio de Trabajo ha atribuido este notable cambio a la reforma laboral negociada con empresarios y sindicatos y aprobada por el Consejo de Ministros el pasado 28 de diciembre. A la espera de su convalidación mañana en el Congreso de los Diputados, la norma, que introduce frenos a la contratación temporal, se encuentra ya en vigor. “Tenemos por primera vez indefinidos el 15% de los contratos nuevos en España”, ha aplaudido la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, “y eso se debe sin lugar a dudas a la reforma laboral”. En el mismo sentido se ha pronunciado el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, quien ha destacado la “calidad” de los datos de enero. El secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez Rey, ha precisado que de los indefinidos registrados este enero sólo una pequeña parte, menos de 6.500 contratos, han sido conversiones de temporales.

Pese a la bajada del empleo en enero, el número de cotizantes es ahora el mayor que ha tenido nunca España si se toman las cifras una vez descontados los efectos de la marcada estacionalidad del mercado de trabajo nacional. Además, se han superado en 434.561 afiliados el dato de ocupados de febrero de 2020, justo antes de que estallara la pandemia. Pero los desempleados siguen encaramados por encima de los tres millones –3,12 millones, para ser precisos--. Porque en enero se han unido a las listas del paro 17.173 personas más respecto a diciembre. Una cifra pequeña –en enero de 2019 el aumento del desempleo ascendió a 83.464 personas– que no se veía en los registros del SEPE desde 1999. Hay, en cualquier caso, 841.275 parados menos que hace un año, lo que se traduce en un descenso del 21,22%.

Es decir, la recuperación económica tras el cerrojazo del covid está tirando con ganas del empleo, aun con los titubeos propios de la estacionalidad y los sustos de las variantes del virus. La contratación ha crecido un 22,6% respecto a enero de hace un año. Y los indefinidos que se han firmado este primer mes de 2022 casi han duplicado –han crecido un 92,2%– los registrados en diciembre.

Sectores, comunidades autónomas

En conjunto, la economía ha creado casi 800.000 empleos en 2021 –797.681–, lo que supone un alza del 4,24%. La hostelería ha aumentado su número de ocupados un 16,68% y el comercio, un 3,89%, mientras que el transporte lo ha hecho un 5%. Son los sectores más afectados por las restricciones de actividad, pero el empleo ha crecido en todos excepto en el financiero, que ha perdido un 3,36% de sus cotizantes en 2021. También hay más autónomos: 55.494 más que hace un año. Sin embargo, si la comparación se hace con el mes de diciembre, la hostelería ha eliminado 54.187 empleos, la actividad que más empleo ha destruido tras la campaña navideña –un 4,53%–, seguida del comercio, que se ha deshecho de 34.135 trabajadores –un descenso del 1,37%–. Las actividades administrativas también se han dejado un buen número de asalariados: 25.803. En el mes de enero, de hecho, el empleo ha disminuido en todos los sectores, excepto en la educación –pero con un alza mínima del 0,08%, 863 trabajadores– y en la rama de información y comunicaciones, con un aumento también pequeño del 0,3%. La industria ha destruido casi 9.000 puestos de trabajo en enero.

Si el análisis es geográfico, el empleo ha crecido en todas las comunidades autónomas en el último año. Donde más, en Canarias, con un aumento del 6,84%, seguida de Baleares, con un 5,31%. En Madrid la afiliación se ha elevado un 5,25% y en Cataluña, un 4,05%. Por provincias, sólo hay dos donde los cotizantes están hoy por debajo del nivel de febrero de 2020: Palencia y Burgos.

Y si se diferencia por el empleador, las administraciones públicas han creado en 2021 un total de 58.791 empleos, lo que se traduce en un aumento del 2,13% de las plantillas. De esa cifra, 31.013 correspondieron a las comunidades autónomas, el 52,75%, que cuentan con las competencias en sanidad y educación. Pero, porcentualmente, el alza ha sido mayor en la Administración estatal, donde los 17.131 nuevos puestos de trabajo implican un crecimiento del 4,71% respecto al año anterior. El sindicato público CSIF, no obstante, advierte de que en la Administración pública se han perdido en enero 6.903 empleos y 1.674 más en sanidad, un total de 8.577 trabajadores.

España crea 840.700 puestos de trabajo en 2021 y recupera el nivel de empleo y paro anterior a 2008

España crea 840.700 puestos de trabajo en 2021 y recupera el nivel de empleo y paro anterior a 2008

Tras casi dos años de pandemia, continúan en ERTE por covid 195.043 trabajadores, tras descender su número en 30.000 personas en diciembre. Desde enero de 2021, han salido del mecanismo público un total de 820.000 asalariados. El 97% de los que estuvieron protegidos por los ERTE, destaca el Ministerio de Seguridad Social, ha abandonado el sistema que los mantiene con el contrato suspendido o la jornada reducida. Acogidos a un ERTE por causas objetivas se encuentran otros 11.778 trabajadores, sobre todo de sectores industriales como el automóvil, 8.346 menos que en diciembre. En total, el SEPE ha desembolsado 82 millones de euros en prestaciones para las personas incluidas en los ERTE en enero.

Con la vista puesta en el Congreso

CCOO y UGT también han relacionado los datos de contratación indefinida con la reforma laboral, por lo que instan a los partidos políticos a convalidarla en el Congreso. ”Es imprescindible que la avalen”, ha urgido la secretaria de Política Institucional de UGT, Cristina Estévez. Para Agustín Martín, secretario de Organización de CCOO, la reforma va a “asentar el empleo indefinido y a avanzar en los salarios”. Por su parte, el presidente de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) y vicepresidente de la CEOE, Lorenzo Amor, advierte de que “el tejido empresarial y los autónomos todavía están cicatrizando las heridas de la crisis. Muchos de ellos no saben aún lo que es la recuperación”. No obstante, también ha resaltado que el 15% de contratos indefinidos “es el dato más reseñable de los conocidos hoy”.

La CEOE no ha pedido expresamente a los partidos la ratificación de la reforma pero sí considera “necesario consolidar el marco normativo acordado con los interlocutores sociales y dejar espacio al desarrollo de la negociación colectiva como instrumento para su adaptación a la realidad de cada sector y empresa y de sus trabajadores”.

Más sobre este tema
stats