DEVALUACIÓN SALARIAL

El salario medio de los españoles cayó en 2016 por primera vez desde hace una década

La hostelería es el segundo sector con peores salarios.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha publicado este miércoles un nuevo dato que avala la anemia salarial de la recuperación económica. El salario medio mensual bruto de los españoles cayó en 2016 por primera vez en 10 años. Según el decil de salarios incluido en la última Encuesta de Población Activa (EPA), el salario medio mensual bruto en España el año pasado ascendía a 1.878,1 euros, tras recortarse 15,6 euros, un 0,8%, respecto a 2015. Hasta entonces y desde 2006, fecha en que comenzó a publicarse el dato, el salario medio no había dejado de subir, incluso durante los años de crisis y recesión.

Sólo desde 2011 y hasta 2015, el salario medio había aumentado 51,9 euros, un 2,8%. Pero si la cuenta se hace desde 2006, antes de la crisis, había crecido 321,1 euros, un 20,4%.

El salario medio, que resulta de dividir las ganancias estimadas a partir de los datos facilitados por la Agencia Tributaria, las haciendas vascas y navarra y la Seguridad Social entre una muestra de los asalariados. Como ocurre con cualquier media, resulta muy sensible a los valores extremos, a los muy altos y a los muy bajos. De ahí que también se calcule el salario mediano, que representa un dato más próximo a la realidad que el medio.

Así, el salario mediano es el resultante de ordenar los sueldos de menor a mayor; el mediano es el situado en el centro. El salario mediano español está por debajo del medio: 1.594,5 euros brutos mensuales. Es decir, aún hay que restarle las cotizaciones sociales para desnudar la cantidad neta que realmente cobra el trabajador. El salario mediano lleva ya dos años cayendo. Desde que comenzó la recuperación, en 2014, se ha reducido en ocho euros, un 0,5%. Pero hasta entonces, al igual que el salario medio, no había dejado de crecer: 264,1 euros, un 19,7%.

Esos datos son coherentes con los revelados por la Encuesta Anual de Coste Laboral. Tanto el coste bruto anual como el salario anual disminuyen en 2016 respecto al año anterior: un 1,06% el primero y un 0,35% el segundo.

La encuesta recién publicada divide los salarios en 10 grupos iguales, por lo que cada uno de ellos equivale al 10%. El primer decil representa a los trabajadores con los salarios más bajos y el décimo, a los de salarios más altos. A la luz de sus resultados, 4,58 millones de españoles ganaban en 2016 menos de 1.229,3 euros brutos al mes, el 30% de los asalariados –15,28 millones–, que agrupan a los tres deciles inferiores.

En la encuesta también se refleja la brecha salarial por sexos. El salario medio mensual de las mujeres es de 1.661 euros, 414,7 euros menos que el de los hombres. El INE lo explica por el hecho de que las mujeres trabajan más a tiempo parcial, tienen más contratos temporales y se emplean en sectores con peores retribuciones. Aun así, resulta que el salario medio mensual masculino lleva bajando desde 2014 y en 2016 sólo está un poco por encima del registrado en 2011. Por el contrario, el de las mujeres alcanzó el año pasado su máximo, tras crecer un 4,1% desde 2012, pese a que ha bajado el número de horas medias trabajadas por semana y ha pasado tres años estancado.

Múltiples brechas retributivas

Además, resulta patente la segregación salarial según la edad. El salario medio bruto mensual de los menores de 25 años es sólo de 1.029,3 euros: sus sueldos netos no llegan a mileuristas. Es más, el 71,2% de los asalariados por debajo de esa edad cobra menos de 1.229,3 euros brutos al mes. Respecto a 2015, todos los grupos de edad han sufrido un recorte salarial, excepto quienes tienen entre 25 y 34 años, cuyas remuneraciones brutas han subido un 2,75%.

La misma rebaja retributiva se observa independientemente del nivel de formación. Los salarios medios han retrocedido hasta el nivel de 2011, no importa si el trabajador posee estudios primarios, secundarios o superiores, todos bajaron en 2016. La diferencia entre tener la ESO y una licenciatura o doctorado son casi 1.000 euros al mes.

La distancia salarial es aún mayor entre quienes trabajan a tiempo completo y a jornada parcial: 1.372,5 euros mensuales. El salario medio bruto de un empleado por horas es de sólo 734,2 euros. Trabaja una media de 19 horas a la semana, casi lo mismo que en 2011. Pero sólo en el último año su salario ha crecido 37 euros al mes, un 5,3%. En cambio, el de los asalariados a tiempo completo cayó en 2016 en términos absolutos casi en la misma medida, 35,3 euros, y un 1,64% en términos relativos.

Otra brecha significativa está abierta entre los contratados indefinidos y los temporales, que cobran 767,4 euros mensuales menos de media. Mientras los salarios medios de los trabajadores fijos no dejaron de subir durante toda la crisis, hasta que cayeron en 2016 medio punto, los sueldos de los empleados temporales no sólo disminuyeron el año pasado sino que además se encuentran un 1,6% por debajo de la media de 2011.

Donde más bajan los salarios: Aragón y Madrid

Por sectores, los peores salarios se pagan a los empleados del hogar –823,2 euros brutos–, agricultores y ganaderos –1.159 euros– y los empleados de hostelería –1.172,1 euros–. Sin embargo, en 2016 los asalariados de este último sector y de los empleados domésticos consiguieron aumentar sus retribuciones brutas, además de los trabajadores del comercio, las inmobiliarias, los científicos y profesionales, los funcionarios y los profesores.

Los salarios más elevados los disfrutan los empleados de banca, de las eléctricas y los del sector de información y comunicaciones. La diferencia entre los peor pagados, esos 823,2 euros de un empleado doméstico, y los mejor retribuidos, 3.126,8 euros de un trabajador de banca, es de 2.303,6 euros brutos mensuales.

También cobran más los trabajadores públicos, 2.623,5 euros de media, que los del sector privado, 1.694,2 euros. El INE explica que el motivo estriba en que el número de asalariados con titulación superior en el sector público casi duplica al de las empresas privadas, donde además la cifra de trabajadores a tiempo parcial casi triplica a la de los empleados en las administraciones. Finalmente, el porcentaje de trabajadores públicos con más de 10 años de antigüedad casi dobla también al de asalariados privados.

La distribución salarial por comunidades autónomas es igualmente clara. Los sueldos medios más generosos corresponden al País Vasco –2.235,2 euros– Madrid –2.165,8 euros– y Navarra –2.085,2 euros–. Por el contrario, los salarios más exiguos se cobran en Extremadura –1.613 euros–, Murcia –1.627,9 euros– y Canarias –1.631,8 euros–. En el último año, cayeron las remuneraciones medias en Aragón, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Madrid y País Vasco. En Asturias quedaron congeladas. Las mayores pérdidas salariales, tanto en términos absolutos como porcentualmente, las sufrieron los asalariados de Aragón, con una bajada del 5,8%, y Madrid, con un recorte del 4,4%.

Los planes de pensiones no son para salarios españoles: sólo el 9,5% de quienes ingresan menos de 30.000 euros tiene uno

Los planes de pensiones no son para salarios españoles: sólo el 9,5% de quienes ingresan menos de 30.000 euros tiene uno

Más sobre este tema
stats