Banca

Qué tengo que hacer si contraté una hipoteca IRPH: estos son los consejos de los especialistas

Sede del Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

Se esperaba que este fuera un otoño caliente para la banca en materia hipotecaria y, aunque todavía es verano, parece que ya ha comenzado. Este martes, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE) le atizaba un golpe. El abogado general de la institución, Maciej Szpunar, declaró que el Índice de Referencia de Préstamos Hipotecarios, el conocido como IRPH, no es un índice transparente y que podría, además, ser abusivo, por lo que tendrá que ser revisado. Y aunque esta conclusión no es vinculante, puede marcar un importante punto de partida de cara a una futura sentencia.

En la mayoría de los casos, el fallo de los jueces suele seguir la dirección marcada por los abogados generales. No obstante, habrá que esperar unos pocos meses para conocer la decisión definitiva. En cualquier caso, sólo con estas palabras del abogado ya ha quedado en entredicho la doctrina del Tribunal Supremo, que lo avaló en 2017 y declaró que la referenciación de una hipoteca a un tipo oficial como el IPRH no implica falta de transparencia ni abusividad. La primera reacción de consumidores, abogados y expertos ha sido aplaudir al abogado del TUE. La banca, por su parte, ha expresado en declaraciones a Europa Press que tendrán que ser los tribunales españoles quienes tengan la última palabra. Han insistido también en que no se puede hablar de abusividad. 

Pero, ¿qué es el IRPH? El Índice de Referencia de Préstamos Hipotecarios se comercializó en el año 2008 como una alternativa a otros indicadores como el Euríbor, que por aquel entonces se encontraba en plena escalada. De hecho, en el mes de julio de ese año llegó a rozar el 5,4%. Calculado por el Banco de España, era mucho menos volátil que el indicador fijado por el Banco Central Europeo, lo que permitía que este índice fuera vendido como una suerte de seguro frente a las continuas oscilaciones del Euríbor. Pero del mismo modo que a estos préstamos no les afectan las subidas, tampoco se pueden beneficiar de las bajadas. Una situación que se produjo, por ejemplo, el pasado mes de septiembre. En ese momento, el IRPH se situaba en el 1,891% y el indicador fijado por el supervisor europeo en el -0,166%. Pero según denunció la asociación de consumidores Asufin, que ocurra esto es lo habitual, aunque los clientes no fueron informados de forma transparente. Por eso muchos afectados decidieron acudir al Supremo. 

Los clientes podrían recuperar decenas de miles de euros

Pero el Alto Tribunal no les dio la razón. De hecho, su decisión fue completamente la contraria a la que este martes expresó el abogado general del Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Se desconoce el número exacto de personas cuya hipoteca contiene esta cláusula, por lo que Manuel Pardos, presidente de la asociación de consumidores Adicae, recomienda revisar los contratos. Y a partir de ya. Según explica, no hace falta que los clientes esperen a que haya una sentencia definitiva. "No deben esperar. Desde hoy, todos los que lean la hipoteca y vean que tienen la cláusula IRPH deben ir a una asociación de consumidores", asevera. En caso de duda, también. "Se puede acudir a la asociación con la escritura, aunque se haya pagado la hipoteca, porque habrá que ver hasta cuándo se puede cobrar una cláusula abusiva", añade. En ningún caso recomienda acudir a bufetes de abogados que, ante estas sentencias, empiezan a anunciarse. 

Es lo mismo que propone Patricia Suárez, presidenta de Asufin. Al otro lado del teléfono, propone que los clientes comiencen ya con las reclamaciones extrajudiciales —es decir, acordar con el banco eliminar la cláusula de la hipoteca y la devolución de lo pagado por ella—. "Las entidades no cederán", dice, pero así, cuando llegue el fallo definitivo, habrá mucho trabajo adelantado y se evitará que las asociaciones y los juzgados colapsen. Del mismo modo que Pardos, recomienda acudir a organizaciones como la que preside que, destaca, gestionan estas reclamaciones de manera gratuita. 

Miquel Riera es experto en hipotecas del comparador HelpMyCash. Difiere con Pardos y Suárez en cuanto a los plazos. Según explica en conversación con infoLibre, los clientes tendrían que esperar a la sentencia definitiva del tribunal europeo para actuar. El fallo "saldrá a principios del año que viene o a finales de este", dice. Y en dos de cada tres casos, añade, coincide con las consideraciones del abogado general. Por tanto, las probabilidades de que el golpe a la banca sea definitivo son altas. "Una vez salga la sentencia, habrá que esperar para ver cómo la traslada el Tribunal Supremo", explica. En cualquier caso, en ese momento, el consumidor que detecte el IRPH de su hipoteca tiene dos opciones: o intentar negociar con la entidad una solución extrajudicial o denunciar al banco. "Normalmente se hace mediante procedimientos colectivos", apunta. Y ahí sí coincide con Pardos, que explica también que desde Adicae prefieren recuperar el dinero por el método extrajudicial.

¿Y de cuánto dinero se está hablando? Según Adicae, los consumidores podrían recibir entre 20.000 y 30.000 euros; según Suárez, hasta 25.000 más los intereses en una hipoteca de 200.000 euros.Riera, por su parte, acota la horquilla. "Hemos calculado que para una hipoteca media de 150.000 euros con un plazo de 25 años contratada hace diez años, cuando empezó a comercializarse el IRPH, y con un interés de IRPH+0,25%, la cantidad que podría llegar a recuperarse ascendería hasta los 25.000 euros", asegura. Todo depende de cómo decidieran los jueces anular la cláusula. Según explica, podrían hacerlo eliminando la cláusula del interés, "por lo que se aplicaría un interés del 0%", "eliminando la referencia y dejando sólo el diferencial", o "sustituyendo el IRPH por el Euríbor". En el primer caso, continúa el experto, los consumidores podrían obtener 18.000 euros, que ascenderían hasta los 23.000 en el segundo y hasta los 25.000 en el primer caso. 

Una estimación basada en las hipotecas medias del mercado elaborada por Asufin revela que la cuota media pagada este año con Euríbor es de 917,8 euros, mientras que con IRPH asciende a 1.082,9 euros, lo que supone un total en el periodo de cerca de 25.000 euros. 

17.430 millones de euros en hipotecas con IRPH

Casi todas las entidades bancarias han comercializado hipotecas con IRPH. Y según los datos que han hecho públicos y que ha recogido Europa Press, los bancos españoles han firmado hipotecas con este índice por un valor total de alrededor de 17.430 millones de euros. Caixabank es la que más dinero habría prestado (6.446 millones), seguida de Banco Santander (4.300 millones), BBVA (3.100 millones), Bankia (1.600 millones), Banco Sabadell (831 millones), Kutxabank (727 millones), Liberbank (209 millones, de los que 99,5 son otorgados a empleados del banco), Unicaja (200 millones) e Ibercaja (50 millones). Bankinter, por su parte, confirma que no ha comercializado ninguna hipoteca referenciada a este índice. No obstante, la entidad se enfrenta a numerosas demandas por la hipoteca multidivisa, de la que hace unos meses solicitó al Juzgado de Primera Instancia Número 9 de Salamanca que plantee una cuestión prejudicial ante Europa. 

Pardos asegura que las conclusiones "claras y contundentes" del abogado del tribunal europeo son una manera de criticar que la banca española no haya aplicado la directiva europea sobre las cláusulas abusivas en los contratos. De ahí que este no sea el primer revés que ha sufrido la banca por parte de la justicia europea, que ya ha tirado de las orejas a las entidades de nuestro país por las preferentes y por las cláusulas suelo. Pero denuncia que los bancos intentan "no pagar lo que les corresponde". Casi siempre, añade, mediante la amenaza de que las entidades van a sufrir graves problemas económicos. Algo que han vuelto a hacer ahora exponiendo datos que implicarían un impacto de la sentencia mayor. "Está claro que los números que se están barajando son una gran fake news orquestada por algunos sectores de la abogacía y que cuenta con la complicidad del Banco de España", denuncia Pardos, según un comunicado hecho público por Adicae. 

Pero esta no ha sido la primera cláusula hipotecaria llevada ante los tribunales. Ni el primer varapalo. El más grave se produjo en el año 2016, cuando el Tribunal de Justicia de la UE reconoció la retroactividad total de las cláusulas suelo, corrigiendo así el criterio marcado por el Supremo unos años antes –sólo se aceptaba la devolución del dinero cobrado por esta vía a partir de mayo de 2013– y poniendo al sector bancario ante un impacto potencial cifrado en unos 4.000 millones de euros. Sólo unos meses después, Luxemburgo volvió a golpear nuevamente a las entidades financieras sentenciando que todas aquellas hipotecas multidivisa –préstamos que se pagan en otras monedas diferentes al euro– colocadas por sin haber ofrecido al prestatario "información suficiente" debían ser declaradas nulas. En este caso, el impacto del fallo se cifró en unos 1.600 millones.

El último terremoto ocurrió hace unos meses y tuvo que ver con el Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados (IAJD), que dejó muy debilitado al Alto Tribunal. Primero dio a conocer una sentencia en la que se dictaminaba que eran las entidades las que tenían que hacer frente a la factura del impuesto. Pocas horas después, el presidente de la Sala de lo Contencioso-Administrativo decidió convocar al Pleno para decidir si confirmaba o no el cambio de criterio. Del encuentro salió una nueva sentencia a favor de la banca que incrementó la presión social y obligó finalmente al Gobierno a impulsar un decreto que trasladaba el peso del tributo a los bancos.

La firma de hipotecas de viviendas registra su peor septiembre en cinco años tras desplomarse un 31,6%

La firma de hipotecas de viviendas registra su peor septiembre en cinco años tras desplomarse un 31,6%

Más sobre este tema
stats