LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
El PP hace bandera de la investigación parlamentaria por contratos del covid tras bloquearla donde gobierna

El futuro de Cataluña

Sindicatos y patronales protestan contra la violencia policial del 1-O con paros en las empresas catalanas

La actuación violenta de la Policía Nacional y la Guardia Civil el pasado domingo en Cataluña ha incorporado a los sindicatos UGT y CCOO a la convocatoria de paros de la Taula per la Democràcia para este martes. Ambos recalcan que no se trata de una huelga general, sino de una “respuesta cívica” a lo que consideran como el “peor ataque a la democracia de toda la historia contra la ciudadanía catalana”. La Taula per la Democràcia se constituyó la semana pasada y la integran, además de CCOO, UGT y USO de Catalunya, las patronales Pimec y Cecot, asociaciones de vecinos y de padres y madres de familia, las universidades catalanas, así como las organizaciones independentistas Òmnium y Assamblea Nacional Catalana (ANC).

La huelga general la convocaron la pasada semana CGT, Intersindical Alternativa de Catalunya, Intersindical-CSC y la Coordinadora Obrera Sindical (COS), desde este martes hasta el día 13, contra “la escalada represiva del Estado” y “el estado de excepción encubierto del Gobierno del PP y sus aliados”. La iniciativa de la Taula, como se encarga de remarcar la casi cincuentena de organizaciones que la componen, pretende ser un “paro de país” en protesta por la violencia policial del 1-Oviolencia policial del 1-O. “No hemos convocado una huelga general, no ha habido tiempo ni se ha podido cumplir con el reglamento laboral para hacerlo”, explica a infoLibre Montse Ros, portavoz de CCOO de Catalunya, “ni todos los miembros de la Taula son agentes laborales”.

De hecho, las patronales Pimec y Cecot han dejado claro desde el primer momento que no secundan ningún tipo de huelga general, pero sí los paros que pacten en cada centro de trabajo las empresas con los representantes sindicales. “Rechazamos todo acto de violencia y defendemos el derecho a decidir”, asegura un portavoz de Pimec, “de hecho fuimos la primera organización empresarial que nos declaramos a favor, en 2012, de ese derecho”. “Creemos que existe la voluntad de una parte muy importante del pueblo catalán a favor del derecho a decidir”, añade. Pimec ya se pronunció “en contra de la intervención de las instituciones catalanes y las cuentas de la Generalitat” el pasado 20 de septiembre y ahora también muestra su “enérgico rechazo” al uso de la fuerza policial el pasado domingo. La patronal, que integra a autónomos, pequeñas y medianas empresas, agrupa a 114.000 asociados. Cecot suma 50.000 miembros, sobre todo de la comarca industrial del Vallés (Barcelona) y, a diferencia de Pimec, está asociada a Foment del Treball Nacional, la gran patronal catalana, y a la CEOE.

“Nuestra propuesta es expresar la indignación por los sucesos del domingo a través de los puestos de trabajo”, indica Montse Ros. No interroga sobre la independencia, sino que “reivindica la democracia y los derechos fundamentales”, apunta la portavoz de CCOO de Catalunya. El secretario general de la UGT catalana, Camil Ros, ha detallado que las paradas “cívicas y democráticas” serán en cada centro de trabajo y “no van contra las empresas”. De ahí que hayan pedido que en cada una de ellas los empresarios y los trabajadores pacten cómo se desarrollará la protesta –15 minutos de paro, paros en cada turno, concentraciones u otras fórmulas– y que no se descuente de las nóminas. “No vamos a aumentar el conflicto laboral ni queremos que los trabajadores pierdan parte de su salario”, resume Montse Ros.

Dónde se parará

UGT, CCOO y USO suman el 85% de los delegados sindicales elegidos en Cataluña. Las secciones sindicales de los tres sindicatos en la automovilística Seat han anunciado que secundan el “paro de país”, pero que no detendrán la actividad de la fábrica de Martorell (Barcelona). “Los trabajadores decidirán de forma voluntaria y en conciencia si acuden a las movilizaciones previstas”, comunicó a Europa Press el presidente del comité de empresa, Matías Carnero, de UGT. También apoyan la convocatoria de la Taula per la Democràcia los estibadores del puerto de Barcelona y la Asociación de Concesionarios de Mercabarna (Assocome), integrada por 700 empresas. La Caja de Ingenieros, una sociedad cooperativa de ahorro y crédito con sede en Barcelona, más de 150.000 socios y 25 oficinas repartidas por toda España, también ha llegado a un acuerdo con sus trabajadores en Cataluña, a los que no descontará de las nóminas el paro de este martes. La cervecera Damm también ha llegado a un acuerdo para parar. La agencia de alquiler Ca s’Amitger se ha sumado a la iniciativa. Los diarios El Punt Avui y Ara no se publicarán, mientras que El Periódico saldrá con una edición reducida, según ha avanzado a infoLibre Laura Pelai, vicesecretaria general de UGT de Catalunya. También el Fútbol Club Barcelona ha anunciado que se adhiere a los paros.

En las administraciones públicas, los trabajadores del Ayuntamiento de Barcelona han decidido celebrar una asamblea durante la mañana y acudir a las movilizaciones de la tarde. “Muchos ayuntamientos han decidido ya que no se trabajará este martes”, resume Pelai. Por su parte, CSI-F, el sindicato de funcionarios, no apoya los paros. Además, las universidades catalanas han declarado la jornada como día sin clases. UGT y CCOO quieren que gracias a la capacidad de convocatoria del resto de las entidades de la Taula se adhieran a los paros comerciantes, taxistas y las empresas del tercer sector (sin ánimo de lucro, ONG).

En el caso de la huelga general convocada por los sindicatos minoritarios, CGT tiene presencia en Seat, también en el sector del transporte, la administración pública y el telemárketing, indica un portavoz de la organización en Cataluña. De hecho, el Ministerio de Fomento ha fijado los servicios mínimos hasta el día 13 tanto en AENA –25%– como en el control aéreo –60,4%–, Renfe –el 76% en larga distancia, el 65% en media distancia y los puertos –entre eñ 50% y el 100%–. Para las autopistas de peaje, los servicios mínimos fijados por la Generalitat son del 25% y en cercanías, del 33%.

La gran patronal catalana, Foment del Treball Nacional, ha destacado que la convocatoria de la Taula per la Democràcia “no tiene cobertura legal ni dispone de una convocatoria formal de huelga”, por lo que “priva a los trabajadores de la posibilidad de exigir sus derechos”. A su juicio, la huelga de CGT, IAC, CSC y COS ha sido convocada por razones “meramente extralaborales”, por lo que no la considerada amparada por la ley.

Contra la declaración unilateral de independencia

A CGT no le importa que CCOO y UGT hayan convocado sus propios paros en las mismas fechas en que ellos han organizado la huelga, al tiempo que marcan diferencias. “Está claro que nosotros con la patronal no vamos a ir”, recalca un portavoz del sindicato, “seguiremos con nuestra convocatoria como teníamos pensado, la represión ya estaba antes y los problemas sociales y laborales, también”. CGT se declara a favor del derecho de autodeterminación de los pueblos, incluido el catalán. Los anarcosindicalistas son igualmente críticos con el Gobierno español que con el autonómico: ambos, dicen, comparten una “naturaleza represiva”. Por eso, no dudan en culpar del recorte de derechos y libertades de los trabajadores a las “élites políticas que mantiene unas estructuras antisociales, heteropatriarcales y opresivas también defendidas por el soberanismo catalán”.

En cualquier caso, y al igual que CCOO, UGT y las patronales Pimec y Cecot, CGT no dicta el voto sobre la independencia a sus afiliados. “Podemos esperar escenarios muy conflictivos, políticamente muy inciertos, económicamente difíciles y sindicalmente costosísimos”, advierte Montse Ros sobre los próximos días, “pero vamos a intentar jugar a favor del país y por las libertades y la cohesión social”. Las ejecutivas confederales de UGT y CCOO en Madrid hicieron público este lunes su rechazo a la “estrategia política” del Govern de declarar unilateralmente la independencia. Por el contrario, reclaman una “negociación política e institucional para reconducir el conflicto políticonegociación política que existe en Cataluña”.

Más sobre este tema
stats