LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Las 25 mayores empresas pagaron a sus accionistas un 32% más que a Hacienda por sus beneficios en 2003

La alcaldesa de València del PP: "Si pongo la bandera del Orgullo, también pongo la del Alzheimer o la del cáncer"

La alcaldesa de Valencia, María José Catalá, atiende a medios en imagen de archivo

La alcaldesa de València, María José Catalá, ha afirmado que el consistorio no pone banderas en el balcón y ha lamentado el "afán de protagonismo" del PSPV al desplegar una bandera LGTBI de 60 metros de longitud sobre el balcón de su grupo municipal ubicado frente al edificio principal del Ayuntamiento. La conservadora se ha pronunciado en estos términos en declaraciones a los medios de comunicación tras ser preguntada por las críticas del PSPV después de que el consistorio no haya colgado la bandera LGTBI en el balcón.

Así, ha puntualizado que el Ayuntamiento no pone banderas en el balcón, pero no por el día del Orgullo, sino que tampoco las pone en el día del ELA, ni el día del Alzheimer, ni el día del Cáncer. "Decidimos hace muchos meses transformar esas banderas, que dicho sea de paso, era de un material que era plástico y queríamos dar un ejemplo también la Capitalidad Verde Europea transformando ese tipo de materiales en material electrónico", ha recordado.

Y ha concluido: "Respeto mucho la libertad de mi oposición de poner en sus despachos lo que considere, pero yo si pongo la bandera del Orgullo también pongo la del Alzheimer, la del ELA, la del cáncer y también pongo la de todas las banderas y necesidades sociales que tiene esta ciudad".

Catalá también ha manifestado que "la diversidad es ya una bandera social. No es una bandera política. La diversidad y la libertad para amar en esta ciudad no corresponde a nadie y hacemos mal los políticos cuando queremos patrimonializar banderas que ya no son de la política, que son de la sociedad, con independencia de la persona a quien vote".

"Si estamos defendiendo la libertad para que la persona ame a quien quiera, que también vote a quien quiera con independencia de cuestiones que son logros sociales que hemos conseguido entre todos", ha agregado. "Creo que con esto se busca con un afán de protagonismo que, insisto, no tiene sentido. Es una conquista social, no se puede uno apoderar de una bandera que ya es de la sociedad y patrimonializarlo o pretenderlo es un gran error", ha reiterado.

Redondo pide a la alcaldesa que rectifique "cuanto antes"

La ministra de Igualdad, Ana Redondo, ha afirmado este jueves que el Ministerio que dirige está estudiando desde el punto de vista jurídico si se pueden emprender "acciones penales" contra la alcaldesa de València por su rechazo a poner la bandera LGTBI en el balcón del consistorio por la celebración del Orgullo.

La ministra ha dicho que se debe estudiar la posibilidad de emprender acciones penales porque son "declaraciones que nos interpelan a todos y nos sorprenden de esa manera tan terrible y desagradable, yo creo que hay algo más", ha explicado en una entrevista en Rac1 recogida por Europa Press.

Ya el miércoles, Redondo pidió a la alcaldesa de València que rectifique "cuanto antes". "Es bochornoso. Lo que sí que queremos es que rectifique cuanto antes y le pedimos desde el Ministerio que rectifique. Rectificar es de sabios y yo creo que es importante rectificar cuando se ha cometido un error tan de bulto", aseguró la ministra en declaraciones a los medios a su llegada al Museo del Traje, donde ha tenido lugar el acto institucional del Orgullo.

Asimismo, Redondo señaló que "no puede ser" que Catalá considere "que amar a las personas que uno quiere y ser como uno se siente, identificarse consigo mismo, eso sea considerado una enfermedad", lo que ha tildado de "ignorancia supina". "La Organización Mundial de la Salud desde el siglo pasado ya considera que no es ninguna patología por supuesto el sentirse como uno se siente y querer a quien uno quiere. Por lo tanto es importante reivindicar los derechos de todas las personas, reivindicar la igualdad del colectivo LGTBI+", ha recalcado.

Igualmente, Redondo tachó el comentario de Catalá de "claramente LGTBIfóbico" y ha preguntado "cómo no se ha documentado antes de hacer ese tipo de declaraciones". "El problema es que viene a llover sobre mojado porque acabamos de ver también cómo en Madrid ese cartel lo único que hace es reproducir estereotipos que en absoluto identifican lo que significa la lucha por la igualdad del colectivo trans y LGTBI+", afirmó la ministra.

Criticas de la oposición en el Ayuntamiento

Por su parte, la concejala del grupo municipal socialista en el consistorio Nuria Llopis ha calificado de "lamentables" las declaraciones y ha considerado que recuerdan "mucho al PP homófobo de las peras y las manzanas porque ha comparado la bandera del Orgullo con banderas de otras causas que tienen que ver con enfermedades". "Parece mentira que haya que recordarle a Catalá que ser gay, lesbiana, bisexual o transexual no es ninguna enfermedad así que lo que tiene que hacer es pedir perdón a todas las personas LGTBI a las que ha patologizado e invisibilizado con estas declaraciones", ha exigido.

Igualmente, Nuria Llopis ha señalado que es otra "burla" poner la excusa de que "no cuelga la bandera porque es de materiales plásticos. Yo le quiero decir que nuestros 60 metros de bandera son de tela y reutilizables". los socialistas presentarán una moción de urgencia para que Catalá rectifique sus declaraciones y pida "disculpas públicamente" a las personas LGTBI.

Desde Compromís, su síndica, Papi Robles, ha trasladado a Catalá, en un mensaje en la red social X, que ser una persona LGTBI "no es ninguna enfermedad" y ha recalcado que la visibilidad LGTBI "ha ayudado siempre a avanzar en derechos, si la invisibilizas es que quieres quitarlos" mientras que la edil Lluïsa Notario ha denunciado que cada vez que Catalá habla de las personas LGTBI "demuestra su desprecio, hoy comparándonos con personas con enfermedades y diciendo que somos una necesidad social".

Frente a estas críticas, fuentes municipales han subrayado que no se colocan banderas ni pancartas en el Balcón Municipal porque como ya se anunció en el pasado mes de noviembre se han sustituido por dos soportes digitales (mupis) que se usan para celebrar los días internaciones, como es el caso del Orgullo. De hecho los dos mupis han proyectado la campaña del Día del Orgullo tanto el pasado fin de semana (20, 21 y 22 de junio), donde se celebraron los actos institucionales en la Plaza del Ayuntamiento, como el próximo jueves 27, viernes 28 y sábado 29.

Además en el resto de mupis de la ciudad se han colocado 200 carteles, se han vinilado siete autobuses de la EMT y se ha iluminado la fachada del Ayuntamiento con la bandera LGTBIQ+. Por tanto, desde el equipo de gobierno consideran que se ha realizado una interpretación "sesgada y tendenciosa" de las declaraciones de la alcaldesa al "descontextualizarlas y "no darlas en su totalidad".

La alcaldesa de València aclara que sus palabras se han malinterpretado

Por su parte, la alcaldesa de València ha insistido que en "ningún momento" , durante sus declaraciones sobre la razón por la que no se coloca la bandera LGTBI en el balcón del ayuntamiento, realizó "ninguna comparación del colectivo con ninguna enfermedad", algo que ha manifestado que estaba "lejos" de su intención, y ha enmarcado la polémica en "una malinterpretación" de sus palabras.

"Lo que no se nombra no existe": Almeida mete al Orgullo en el armario (y sin necesidad de Vox)

"Lo que no se nombra no existe": Almeida mete al Orgullo en el armario (y sin necesidad de Vox)

"En ningún caso, en ningún momento y en ninguno de mis escenarios mentales quise comparar en absoluto el colectivo LGTBI con ninguna enfermedad. Me limité a hacer una relación de días internacionales que se celebran con la colocación de pancartas en el Ayuntamiento de València tradicionalmente y que ahora se celebran con la ubicación de unos mupis electrónicos en los laterales", ha explicado, en declaraciones a los medios este jueves. Además, ha subrayado que durante esta semana el edificio consistorial se ilumina también con los colores de la banera arcoíris.

En esta línea, sobre sus palabras de ayer, ha asegurado que de una intervención "de dos minutos" se cogió "un vídeo de 15 segundos". Por ello, ha confirmado que ahora va a ser "muy corta" en sus declaraciones para que "nadie tenga que recortarlas". Además, ha insistido en que "nunca" hizo "una comparación" entre personas LGTBI y enfermedades. "En ningún momento. Nunca, nunca", ha remarcado.

Sobre los representantes políticos a nivel nacional que demandan una rectificación de sus palabras, como la ministra de Igualdad, Ana Redondo, la primera edil ha incidido en que ella se ha "explicado ya", por lo que ha considerado que "no hace falta decir más cosas". "La información en España ha de ser muy profesional, y los compañeros que estaban ahí saben perfectamente lo que digo", ha apuntado.

Más sobre este tema
stats