La portada de mañana
Ver
El Gobierno prepara más medidas frente a Milei, que redobla su pulso y volverá en junio

La justicia portuguesa no ve indicios de tráfico de influencias en el caso que hizo dimitir a António Costa

António Costa  interviene durante el acto de entrega del Premio a los Valores Europeos del PSC, a 17 de febrero de 2024.

La Justicia portuguesa ha rechazado este miércoles la solicitud de prisión preventiva contra Vítor Escaria, jefe de gabinete del ex primer ministro António Costa, y el consultor Lacerda Machado, en el marco de la investigación sobre el caso de corrupción que hizo caer al Gobierno del anterior premier, según ha informado Europa Press.

"Ninguno de los hechos presentados derivó en la comisión de delitos en el desarrollo de las funciones de cada uno de los participantes", reza el fallo, que agrega que no existen peligros existentes para la aplicación de medidas coercitivas. Asimismo, los jueces del Tribunal de Apelaciones de Lisboa han señalado en su fallo que es "incorrecto" tratar "los asuntos del Estado en las mesas de los restaurantes", en alusión a las escuchas, según ha recogido el diario portugués Público.

Con esta decisión, los jueces han anulado la fianza de 150.000 euros que el juez de instrucción había impuesto a Lacerda Machado, así como la prohibición de viajar en su contra. Escaria también podrá recuperar su pasaporte.

Las lecciones sobre responsabilidad política que Ábalos no tuvo en cuenta: de Josep Borrell a Antònio Costa

Las lecciones sobre responsabilidad política que Ábalos no tuvo en cuenta: de Josep Borrell a Antònio Costa

La Fiscalía había solicitado prisión preventiva contra el jefe de gabinete y el consultor de Costa, así como fianzas de 200.000 euros y 100.000 euros para los administradores de la empresa Start Campus Afonso Salema y Rui Oliveira Neves, respectivamente.

La Fiscalía de Portugal lanzó una batería de operaciones por presuntos delitos de prevaricación y corrupción vinculados al sector del litio y el hidrógeno verde, dentro de una macro investigación en la que se examina el papel de varios miembros del Gobierno de Costa. El Ministerio Público reconoció haber confundido en una transcripción de escuchas al ministro de Economía, António Costa Silva, con el entonces primer ministro del país António Costa, que en un primer momento fue señalado por el caso.

Este escándalo conllevó la dimisión del primer ministro, tras lo cual el presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, anunció la disolución de la Asamblea y la convocatoria de elecciones anticipadas para el 10 de marzo de 2024, ganadas por el actual primer ministro, Luís Montenegro, del Partido Social Demócrata (PSD).

Más sobre este tema
stats