La portada de mañana
Ver
El PP aprieta la mordaza a la oposición con el caso del novio de Ayuso y recorta las posibilidades de control

Liz Truss dimite como primera ministra de Reino Unido tras seis semanas en el cargo

Liz Truss con su esposo a su salida este jueves del número 10 de Downing Street en Londres.

La primera ministra de Reino Unido, Liz Truss, ha anunciado su dimisión, que ya ha notificado al rey Carlos III, aunque permanecerá al frente del Gobierno hasta que se elija a un sustituto. "Es la mejor decisión para mantener a Reino Unido en una condición económica estable", ha dicho en una declaración ante Downing Street recogida por Europa Press. La dirigente conservadora, antigua ministra de Exteriores, ha afirmado que hay un contexto internacional de "gran inestabilidad".

Truss se ha convertido este jueves en la primera ministra de la Historia de Reino Unido que menos tiempo ha pasado en el cargo —exactamente 45 días—. El segundo fue George Canning, que estuvo 119 días al frente de Downing Street hasta su muerte. La actual líder culminará así el mandato más breve en la historia democrática de Reino Unido.

Truss es, además, la quinta primera ministra en apenas siete años y todas ellas correspondientes a líderes del Partido Conservador, que no logra encontrar la tecla de la estabilidad mientras se hunde en los sondeos. Esta cascada de cambios arrancó en 2016 con el entonces primer ministro, David Cameron, que dimitió después de que una mayoría de británicos respaldase en referéndum la salida de Reino Unido de la Unión Europea, en contra del criterio del Gobierno.

No puede cumplir con el "mandato" de sus compañeros

Truss, que esta misma semana había declarado en varias ocasiones que no dimitiría, ha asumido que no puede cumplir con el "mandato" que le dieron sus compañeros de partido hace seis semanas, cuando fue elegida como premier al término de un proceso de primarias interno.

Truss ha vivido una última jornada "difícil", como han admitido fuentes de Downing Street a los principales medios. Al menos 17 diputados han pedido que dimita por el caos político de estas semanas, marcado por el desmantelamiento prácticamente total del programa fiscal que anunció el Ejecutivo en septiembre, según el recuento de Sky News.

Antes de comparecer ante los medios, la premier se ha reunido en Downing Street con su número dos, Therese Coffey, considerada su principal aliada dentro del Gobierno, y también con el responsable del comité tory que puede promover una moción de censura contra ella, Graham Brady.

Sunak, Wallace, Mordaunt, Braverman o Johnson, en la quiniela para sustituir a Truss

El proceso tendrá lugar durante la próxima semana, con vistas a que sea más rápido que el que ascendió a Truss en sustitución de su predecesor, Boris Johnson. Ahora se abre la puerta a varias posibilidades, entre ellas la del exministro de Hacienda Rishi Sunak; la del ministro de Defensa, Ben Wallace; la de la líder tory en la Cámara de los Comunes, Penny Mordaunt; la de la efímera exministra del Interior, Suella Braverman, o la más sorprendente, la del propio Johnson, favorito entre la militancia, según una última encuesta.

Quien está ya descartado es el ministro de Hacienda, Jeremy Hunt, el elegido por Truss para revertir sus propios planes económicos y acabar con prácticamente todos los recortes de impuestos establecidos en el desdeñado mini presupuesto, después de que él mismo se haya encargado de anunciarlo poco después de que se conociera que habrá pronto nuevo inquilino en el 10 de Downing Street.

La oposición pide elecciones anticipadas

El líder de la oposición británica, Keir Starmer, ha vuelto a pedir que se convoquen elecciones generales "de forma inmediata" tras la dimisión de Truss. Starmer, que ha aseverado poco antes de que Truss anunciase su dimisión que el Partido Conservador ha "tocado un nuevo y caótico fondo", ha señalado que "los fracasos cosechados durante los últimos doce años han salido ahora a relucir".

El caos político ahoga el mandato de Truss

El caos político ahoga el mandato de Truss

En declaraciones a la cadena de televisión BBC, ha indicado que los tories carecen del "principal principio patriótico del deber". "Esto no puede continuar así, Reino Unido merece algo mejor y no puede permitirse más el caos de los conservadores. Necesitamos unas elecciones generales ya", ha aseverado.

Así, ha manifestado que "las víctimas de los crímenes no han obtenido justicia" durante este tiempo, así como "la gente que se muere porque las ambulancias no llegan a tiempo". "Hay millones de personas que no pueden obtener comida o calentarse en invierno", ha subrayado.

Starmer ha reafirmado que "un Gobierno de los laboristas traerá la estabilidad y el liderazgo necesarios". "Por nuestra economía. Por nuestro crecimiento. Por nuestra clase trabajadora. Elecciones generales ya", ha remachado.

Más sobre este tema
stats