Boris Johnson tira la toalla abandonado por todos y dimite como primer ministro y líder de los 'tories'

infoLibre

El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, ha asumido este jueves que "claramente" sus propios compañeros creen que "el Partido Conservador debería tener un nuevo líder" y, por tanto, el país "un nuevo primer ministro", en el anuncio de una dimisión que queda a expensas del calendario para elegir a su sucesor, que se conocerá la próxima semana, ha informado Europa Press.

"Nadie es indispensable en política", ha dicho Johnson, en un discurso ante la puerta de Downing Street en el que ha justificado que, si durante semanas se ha aferrado al cargo, es porque entendía que era su "obligación" y que de esta forma respondía al mandato obtenido en las urnas a finales de 2019.

Johnson, que ha dado las gracias por haber tenido "el mejor trabajo del mundo", ha explicado que su aguante en el cargo no era algo estrictamente "personal", sino que quería "cumplir lo prometido", si bien finalmente la presión le ha llegado por todos los frentes posibles.

En este sentido, ha explicado que durante semanas se afanó en defender que era un "error" cambiar al Gobierno en un periodo marcado por la incertidumbre económica y la guerra de Ucrania, entre otros desafíos de unos tiempos que ha catalogado de "complicados".

El aún primer ministro, de hecho, ha emprendido este mismo jueves una remodelación de su gabinete con el que aspira a aguantar hasta que se complete la sucesión. Según la BBC, Johnson confía en seguir hasta otoño, si bien en las últimas horas han surgido voces que instan a acelerar el proceso para evitar meses de interinidad.

Entre sus logros, ha resaltado la lucha contra la pandemia de covid-19, las rebajas fiscales o haber "recuperado la soberanía" de Reino Unido, en alusión al proceso de salida de la Unión Europea por el que él mismo hizo campaña antes del referéndum de junio de 2016. "Sé que vamos a ser el pueblo más próspero de Europa", ha enfatizado.

De cara al futuro, ha prometido apoyar "en la medida de lo posible" a su sustituto, al que ha deseado éxito en su futura labor. Sea quien sea, Johnson se ha mostrado confiado en que los intereses de la ciudadanía seguirán siendo "prioridad".

La persona que sustituya a Johnson podrá seguir gobernando gracias a la mayoría holgada que tiene el Partido Conservador en la Cámara de los Comunes, por lo que en principio no se prevé un adelanto electoral. Los próximos comicios generales deberían celebrarse en enero de 2025.

Más de 50 dimisiones

A primera hora de este jueves han dimitido el ministro británico para Irlanda del Norte, Brandon Lewis, y varios secretarios de Estado, con lo que son ya más de 50 los cargos que han abandonado el Ejecutivo desde el martes. También ha presentado su dimisión la 'número dos' del Partido Conservador, Caroline Johnson.

Los secretarios de Estado dimitidos este jueves son los del Tesoro, Helen Whately; Seguridad, Damian Hinds; Ciencia, George Freeman; Pensiones, Guy Opperman; Tecnología, Chris Philp; Tribunales, James Cartlidge; y Educación, Michelle Donelan, en un nuevo varapalo para Johnson.

Por su parte, el ministro de Finanzas, Nadhim Zahawi, nombrado para el cargo el martes tras la dimisión de Rishi Sunak, ha pedido también a Johnson que presente su dimisión. "Primer ministro, sabe en su corazón qué es lo correcto, y es irse ahora", ha explicado.

"Mi prioridad principal ha sido y siempre será este gran país. Cuando se me pidió ser canciller, lo hice por lealtad. No un hombre, sino lealtad a todo lo que este país me ha dado", ha explicado en una carta publicada a través de su cuenta en la red social Twitter.

Así, ha argumentado que "los desafíos a los que hace frente Reino Unido, ya sea la inflación o la guerra de (el presidente ruso, Vladimir) Putin en Ucrania, no se detendrán por nada y es vital que las principales instituciones del Estado sigan funcionando a través de una crisis nacional". "Si la gente ha pensado mal de mí por esa decisión, son críticas que estoy dispuesto a aceptar", ha manifestado, en relación a su nombramiento, antes de confirmar que el miércoles acudió a Downing Street para pedir a Johnson que abandonara el cargo.

"Me rompe el corazón que no haya escuchado y que esté socavando los increíbles logros de este Gobierno a última hora. Nadie olvidará que se logró sacar adelante el Brexit, que se dejó fuera de Downing Street a un peligroso antisemita —en aparente referencia al exlíder laborista Jeremy Corbyn— o nuestra gestión del covid-19 y nuestro apoyo a Ucrania cuando lo necesitaba", ha apuntado.

Sin embargo, Zahawi ha hecho hincapié en que "el país merece un Gobierno que no sólo sea estable, sino que actúe con integridad". Según medios británicos, además de Zahawi, la ministra del Interior, Priti Patel, y el secretario de Estado de Transportes, Grant Shapps, acudieron el miércoles a Downing Street para pedir a Johnson su dimisión.

El 'partygate' de Boris Johnson, una muñeca rusa de escándalos en Downing Street

El 'partygate' de Boris Johnson, una muñeca rusa de escándalos en Downing Street

Más sobre este tema
stats