La portada de mañana
Ver
La resistencia de los jueces a la amnistía podría retrasar su aplicación más allá de los dos meses que fija la ley

México rompe relaciones con Ecuador tras la detención del exvicepresidente Jorge Glas en su embajada

Integrantes de un cuerpo élite de la Policía ecuatoriana irrumpen en la Embajada de México para detener al exvicepresidente Jorge Glas.

La ministra de Exteriores de México, Alicia Bárcena, ha anunciado este sábado la ruptura de las relaciones diplomáticas con Ecuador tras la detención del ex vicepresidente ecuatoriano Jorge Glas Espinel, a quien México había acogido en su embajada y brindado asilo diplomático pese a las reticencias de las autoridades de Ecuador, informa Europa Press.

"En consultas con presidente Andrés Manuel López Obrador ante la flagrante violación de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas y las lesiones sufridas por el personal diplomático mexicano en Ecuador, México anuncia el inmediato rompimiento de relaciones diplomáticas con Ecuador", ha anunciado Bárcena en una publicación en la red social X, antes Twitter.

Así, "el personal diplomático de México en Ecuador abandonará ese país de inmediato", han agregado desde el Ministerio de Exteriores, llamando a las autoridades ecuatorianas a ofrecer "las garantías necesarias para el abandono del personal mexicano". Además, México ha anunciado que denunciará a Ecuador ante la Corte Internacional de Justicia "por violaciones al Derecho Internacional".

Esta decisión llega, como ha explicado López Obrador tras conversar con Bárcena, después de que "policías de Ecuador entraran por la fuerza" en su embajada y "se llevaran detenido al ex vicepresidente de ese país, que se encontraba refugiado y tramitando asilo por la persecución y el acoso que enfrenta".

"Se trata de una violación flagrante al Derecho Internacional y a la soberanía de México, por lo cual le he instruido a nuestra canciller que emita un comunicado sobre este hecho autoritario, proceda de manera legal y de inmediato declare la suspensión de relaciones diplomáticas con el Gobierno de Ecuador", ha agregado el presidente mexicano.

Este viernes el Gobierno de Ecuador declaraba que el asilo concedido a Jorge Glas Espinel por parte de México constituía a su juicio un acto "ilícito" y pedía la entrega del ex vicepresidente para ponerlo a disposición de la Justicia ecuatoriana.

López Obrador había confirmado previamente que, finalmente, las autoridades mexicanas brindarían asilo político a Glas, acusado de corrupción y alojado desde hace semanas en la Embajada de México en Quito.

"Lo que estaban buscando es que nosotros aceptáramos que entraran en la Embajada o que nosotros les entregáramos al vicepresidente. Eso no lo podemos hacer, esa es una cuestión de principios. La política exterior de México se caracteriza por proteger a perseguidos políticos", manifestaba López Obrador.

Glas permanecía desde mediados de diciembre en la sede diplomática mexicana, donde ingresó argumentando temor por su seguridad y libertad personal. La Embajada lo acogió como huésped y sus abogados ya informaron hace semanas de que habían entregado una solicitud formal para el pedido de asilo político.

Esta maniobra del ex vicepresidente se produjo después de que la Policía Nacional de Ecuador ordenara su detención para prestar declaración ante la Fiscalía por el caso de posible malversación de caudales públicos en la reconstrucción de la provincia de Manabí tras el terremoto de 2016, que dejó más de 670 muertos.

En una entrevista posterior con el canal de TV mexicano Foro, Bárcena ha denunciado que la incursión de la Policía ecuatoriana en la Embajada de México es un hecho "que no tiene precedentes" y se trata de "la primera vez en la historia de la diplomacia mexicana que una embajada de México es violada desde el punto de vista policial". "Es realmente inaceptable y por eso estamos tomando acciones en estos tres sentidos", ha remachado la titular de Exteriores.

Por contra, el presidente de Ecuador, Daniel Noboa, ha defendido la entrada esta madrugada del operativo al esgrimir que la condena previa contra Glas prevalece sobre una condición de asilado político cuya validez además fue disputada por el mandatario ecuatoriano.

"Ningún delincuente puede ser considerado un perseguido político", ha hecho saber Noboa en un comunicado tras la operación policial efectuada por la Policía de Ecuador en la Embajada.

Noboa, en su nota oficial publicada en redes sociales una hora antes de que la ministra de Exteriores mexicana anunciara la ruptura de relaciones, esgrime que la diplomacia mexicana ha "abusado de las inmunidades y privilegios" al conceder al ex vicepresidente un "asilo diplomático contrario al marco jurídico convencional" antes de reiterar que Glas ya había sido "condenado con sentencia ejecutoriada y contaba con disposición de captura emitida por las autoridades competentes".

Traslado a La Roca

El comunicado del Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad y a Adolescentes Infractores (SNAI), publicado en redes sociales, anuncia que Glas –a quien identifica como "el ciudadano Jorge G."– ha sido trasladado al Centro de Privación de Libertad (CPL) Guayas N° 3, más conocido como la cárcel de La Roca, la prisión de máxima seguridad que alberga a algunos de los criminales más notorios del país.

Ya en La Roca, las autoridades penitenciarias le realizarán una evaluación médica que "será ubicado de conformidad con los criterios de clasificación inicial" penitenciaria, de acuerdo con la nota del SNAI, que especifica que el traslado ha tenido lugar "en medio de un estricto operativo coordinado entre las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional".

Frente a la condena de México y otros países latinoamericanos como Venezuela, Cuba, Bolivia, Brasil, Chile u Honduras, así como de la Organización de Estados Americanos (OEA), el presidente de Ecuador, Daniel Noboa, ha defendido el operativo para detener al exvicepresidente al esgrimir que una condena previa contra Glas prevalece sobre una condición de asilado político cuya validez además fue disputada por el mandatario ecuatoriano.

"Llamamiento al respeto del derecho internacional y a la concordia"

El Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, dirigido por José Manuel Albares, ha emitido un comunicado en el que hace un llamamiento al respeto del derecho internacional y a la concordia entre México y Ecuador, tras la detención del exvicepresidente de Glas.

España ha indicado que "la entrada por la fuerza en la Embajada de México en Quito supone una violación de la Convención de Viena sobre relaciones diplomáticas de 1961".

"Hacemos un llamamiento al respeto del derecho internacional y a la concordia entre México y Ecuador, países hermanos de España y miembros de la Comunidad Iberoamericana", señala el comunicado.

La ministra de Exteriores de Ecuador, Gabriela Sommerfeld, ha justificado este sábado la decisión de irrumpir en la embajada de México en Quito para capturar al ex vicepresidente Jorge Glas alegando que existía un "riesgo real de fuga inminente" y que Ecuador ya había "agotado el diálogo diplomático con México respecto a este tema".

La ministra de Exteriores mexicana, Alicia Bárcena, ha anunciado que la Embajada de México en Ecuador "permanecerá cerrada indefinidamente" y que el Ministerio "evacuará a todo el personal diplomático y a sus familiares" del país este domingo.

Glas, cabe recordar, permanecía desde mediados de diciembre en la sede diplomática mexicana, donde ingresó argumentando temor por su seguridad y libertad personal. La Embajada lo acogió como huésped y sus abogados ya informaron hace semanas que habían entregado una solicitud formal para el pedido de asilo político.

'Lawfare' de máxima intensidad en Ecuador: los casos de Jorge Glas y Alexis Mera

Por su parte, el Alto Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell, ha manifestado este domingo su disconformidad con la incursión.

En un mensaje publicado en su cuenta de la red social X, Borrell recuerda la inviolabilidad del territorio diplomático marcada en las convenciones internacionales.

"Condeno la violación de las instalaciones de la Embajada de México en Quito en un claro incumplimiento de la Convención de Viena de 1961. Hago una llamada a respetar el derecho internacional diplomático", ha hecho saber el responsable europeo.e

Más sobre este tema
stats