Brexit

El Parlamento británico vota este miércoles sobre un 'Brexit' caótico tras rechazar otra vez el acuerdo pactado con la UE

La primera ministra británica, Theresa May, este martes en el Parlamento británico.

infoLibre

El Parlamento de Reino Unido ha rechazado este martes por segunda vez el acuerdo del Brexit negociado por el Gobierno de Theresa May y la UE, a pesar de los ajustes que la primera ministra consiguió arrancar in extremis al bloque comunitario, precisamente, para intentar convencer a los diputados británicos.

La votación se resolvió rápidamente, después de un día de intenso debate en la sede legislativa, por 242 votos a favor y 391 en contra, lo que arroja un saldo de 149 votos, según informa la cadena británica BBC. Por partidos, 75 tories (conservadores) han optado por rechazar el acuerdo, mientras que tres laboristas lo han apoyado. La Cámara de los Comunes ya rechazó este mismo acuerdo el 15 de enero por 202 votos a favor y 432 en contra, una diferencia de 230 votos. Para encontrar un rechazo tan contundente, hay que remontarse hasta 1924, cuando el Gabinete de Ramsay MacDonald sufrió una serie de varapalos parlamentarios, el mayor de ellos por un margen de 166 votos.

Tras este revés, May inició una ronda de contactos con los líderes de los grupos parlamentarios en la que se comprometió a persuadir a Bruselas de que diera las garantías que reclama Londres sobre el backstop o el mecanismo de emergencia para evitar que con el Brexit vuelva la frontera dura entre Irlanda del Norte e Irlanda. Con este objetivo, la premier viajó el lunes por la noche a Estrasburgo para reunirse con el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker. Dos horas y media después, logró una "interpretación común legalmente vinculante" sobre el backstop.

Juncker subrayó entonces que estas "aclaraciones" no aportan elementos nuevos, ni reabren el acuerdo del Brexit, aunque "completan" el texto legal para apuntar con mayor claridad que el backstop es un mecanismo de último recurso, que ninguna de las partes quiere activarlo y que, de hacerlo, será de manera temporal hasta hallar una solución mejor. Esta declaración vinculante, por tanto, no ofrecía los cambios exigidos por los diputados británicos, que pretendían que Reino Unido pudiera desactivar unilateralmente el backstop o al menos fijar un límite temporal. "Completa, no reabre", el acuerdo del Brexit, avisó el propio Juncker.

Nueva votación

May ha tomado la palabra nada más encajar este segundo golpe. "Lamento profundamente la decisión que esta Cámara ha tomado esta noche", ha declarado. "Sigo creyendo que este acuerdo es el mejor y, por tanto, el único posible", ha añadido. La inquilina del Número 10 de Downing Street ha anunciado que el Gobierno presentará una moción para que el Parlamento decida este mismo miércoles si quiere un Brexit sin acuerdo. La Cámara de los Comunes ha confirmado posteriormente que la votación se celebrará a las 19.00 (hora local).

May ha defendido "apasionadamente" que "la mejor forma [de abandonar la Unión Europea] es hacerlo de forma ordenada", por lo que la moción propone a los diputados que descarten un Brexit caóticoBrexit, advirtiendo del "potencial daño" que supondría lo contrario. En el caso de que el Parlamento opte por un Brexit ordenado, May ha anunciado que el Gobierno presentará una segunda moción proponiendo a los comunes que Reino Unido solicite a la UE un aplazamiento de la fecha en la que se producirá la ruptura entre Londres y Bruselas, prevista actualmente para el 29 de marzo. "Pero voy a ser muy clara", ha advertido. "Votar en contra de irnos sin acuerdo y por un prórroga no va a resolver los problemas a los que nos enfrentamos", ha indicado. "La UE querrá saber qué queremos hacer con esa prórroga y este Parlamento tendrá que responder a esa pregunta", ha avanzado. "¿Queremos revocar el artículo 50?, ¿queremos celebrar un segundo referéndum? o ¿queremos irnos con un acuerdo pero no con este acuerdo?", ha planteado. May se ha mostrado consciente de que todas ellas son "opciones nada envidiables, si bien ha reprochado que, "gracias a la decisión que ha tomado esta noche el Parlamento, hay que afrontarlas".

'La negociación ha terminado'

El jefe negociador de la Unión Europea para el Brexit, Michel Barnier, ha puesto en duda este miércoles el sentido de conceder una prórroga a Reino Unido para que pueda retrasar el Brexit tras el rechazo del Parlamento británico al acuerdo de divorcio negociado, porque, ha subrayado, el tiempo de negociación "ha terminado". "¿Prorrogar esta situación, para qué? Porque la negociación sobre el artículo 50 [que fija las condiciones de salida] ha terminado: El acuerdo está ahí", ha recalcado Barnier, en una intervención ante el pleno del Parlamento Europeo, que este miércoles debate sobre el Brexit y la agenda de la UE.

Donald Tusk aboga por una prórroga "larga" si Reino Unido quiere "repensar" el 'Brexit'

Donald Tusk aboga por una prórroga "larga" si Reino Unido quiere "repensar" el 'Brexit'

Más sobre este tema
stats