'Caso Salma al-Shehab': Arabia Saudí trata a las activistas feministas peor que a las terroristas

Salma al-Shehab, en una imagen de archivo.

Sophie Boutboul (Mediapart)

Treinta y cuatro años es la edad de Salma al-Shehab. Y también es la duración de la pena de prisión a la que ha sido condenada el pasado 9 de agosto en su Arabia Saudí natal. Estudiante de doctorado en la Universidad de Leeds (Reino Unido), el Tribunal Especial Antiterrorista también le ha impuesto el mismo número de años de prohibición de viajar desde el momento de su liberación a causa de su actividad en Twitter.

En la red social había compartido tuits de activistas como la feminista Loujain al-Hathloul, que fue encarcelada, entre otras cosas, por pedir que se permitiera a las mujeres conducir un coche en Arabia Saudí. Loujain al-Hathloul fue puesta en libertad con la prohibición de salir del reino en 2021 tras pasar 1.001 días en prisión, durante los cuales sufrió torturas y violencia sexual.

La sentencia de Salma al-Shehab es un gran "shock" para Nada Zamel, responsable de defensa de la Asociación Europea de Derechos Humanos (ESOHR), con sede en Berlín: "Es absurdo, 34 años por unos tuits, es una decisión brutal contra una estudiante, una madre [tiene dos hijos]. Con esta sentencia, la más dura jamás dictada en Arabia Saudí contra una mujer, se demuestra que el gobierno trata a las mujeres activistas con más dureza que a los terroristas..."

Para Bethany al-Haidari, doctora en Derecho que gestiona los casos de hombres y mujeres saudíes detenidos injustamente para la ONG The Freedom Initiative, la situación de los derechos humanos en ese país se ha vuelto aún más crítica en las últimas semanas. "Está muy claro que está empeorando, se puede ver que en las últimas dos o tres semanas, la represión ha aumentado. Se han dictado otras sentencias de prisión, entre ellas una de treinta, otra de treinta y cinco años y otra de quince años contra tres hermanos manifestantes. Algo nunca visto.”

Interrogada, acosada y maltratada por la policía

La investigadora de Amnistía Internacional (AI), Dana Ahmed, que pide a las autoridades que anulen esta sentencia y todos los cargos contra Salma al-Shehab, añade: "Estos 34 años muestran la alarmante escalada del país en la utilización de los tribunales para criminalizar la libertad de expresión de cualquier ciudadano que se atreva a expresar su opinión. Cualquiera que apoye los derechos de las mujeres está ahora amenazado. Esta sentencia es un deseo de las autoridades saudíes de infundir miedo.”

Salma al-Shehab estaba estudiando educación sanitaria en la facultad de medicina del Reino Unido para su doctorado cuando fue a visitar a su familia a finales de 2020. A los pocos días de llegar, a principios de 2021, fue citada para ser interrogada, como cuenta la ONG The Freedom Initiative, por la Seguridad del Estado, la policía secreta del príncipe Mohamed bin Salmane (conocido como MBS), y ya no salió.

Siempre según The Freedom Initiative, fue interrogada por su tuit de apoyo a Loujain al-Hathloul, pero también por haber visto vídeos en YouTube del activista Omar Abdulaziz, exiliado en Canadá, que trabajó junto al periodista Jamal Khashoggi, asesinado y descuartizado en 2018 en el consulado saudí de Estambul.

Pudimos leer su declaración de defensa. En ella, Salma al-Shehab menciona las amenazas, los insultos, los abusos en la detención... Esas son sus palabras

Bethany al-Haidari — Portavoz de la ONG The Freedom Initiative

Salma al-Shehab también fue supuestamente acosada por ser chiíta y maltratada por varios agentes, que también insultaron a su madre. “Pudimos leer su declaración de defensa en el tribunal antes de que se dictara su sentencia de 34 años", dice Bethany al-Haidari, de The Freedom Initiative. “En ella describe las amenazas, los insultos y los abusos durante la detención, esas son sus palabras. Se enfrenta a una discriminación por apoyar a los defensores de los derechos humanos y a una discriminación por ser mujer y chiíta.

Según The Freedom Initiative, estuvo recluida en régimen de aislamiento durante trece días sin recibir visitas de su familia ni tener acceso a un abogado, "en un intento de coaccionarla para que hiciera falsas declaraciones de simpatía por los Hermanos Musulmanes". Luego se le impuso la prisión preventiva durante 285 días. A mediados de 2022, fue condenada primero a seis años de prisión por "apoyo al terrorismo y alteración del orden y la seguridad públicos", según documentos vistos por The Freedom Initiative, y a continuación condenada a 34 años.

117 mujeres detenidas en los últimos años

Bethany Al-Haidari aclara: "Yo creo que Arabia Saudí no había previsto que esto se hiciera público. En mi opinión, se trata de una estrategia de represión interna contra los hombres y mujeres saudíes que simpatizan con los activistas. MBS quiere hacer ver públicamente que hay un cambio, pretendiendo pasar por un defensor de los derechos humanos ante sus aliados occidentales, y esto supone un golpe a su comunicación."

Nada Zamel, de ESOHR, también lamenta este desfase entre las declaraciones públicas y las acciones concretas del gobierno: "Eliminan la prohibición de conducir para las mujeres, pero detienen a las que han luchado contra esta misma prohibición. Hacen cosas que suenen bien para su reputación, pero eso es todo". La ESOHR contabiliza ya 117 mujeres detenidas en los últimos años, ocho liberadas, 60 mujeres aún detenidas y una mujer muerta en la cárcel.

Nada Zamel, responsable de defensas en ESOHR, afirma: "Cuando Salma fue detenida, otras mujeres activistas saudíes también lo fueron posteriormente y nos preocupa su futuro, como Lina al-Sharif (detenida en mayo de 2021) y Asmaa Al-Subaie (encarcelada en junio de 2021). La presión sobre las mujeres que apoyan a otras es una pauta sistémica en Arabia Saudí, con juicios injustos, torturas y acoso sexual en la cárcel... Ha habido varias denuncias de este tipo de violencia, pero no se conoce el número exacto debido a la falta de transparencia. Muchas no pueden hablar de ello cuando salen del centro de detención porque están vigiladas o se les prohíbe viajar.”

En AI, la investigadora Dana Ahmed "pide a los aliados de Arabia Saudí en materia de seguridad y economía, incluidos Estados Unidos, Reino Unido y Francia, que tienen influencia en el país, que hablen en público y en privado sobre el caso de Salma al-Shehab para presionar y conseguir su libertad para que pueda continuar sus estudios y salir del país".

No hay comunicación oficial de Francia

Estados Unidos lo comunicó oficialmente el 22 de agosto a través del portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, citado por Reuters: "Hemos expresado nuestra gran preocupación a las autoridades saudíes. Les hemos hecho ver que la libertad de expresión es un derecho humano universal al que todas las personas tienen derecho y que nunca debe ser criminalizado ni castigado.”

Para Bethany al-Haidari, "Estados Unidos ha reaccionado; en el gobierno del Reino Unido hay reuniones sobre el caso de Salma al-Shehab, pero en Francia no estoy segura. Creo que es problemático ya que MBS acaba de ser recibido en julio y tienen una mayor responsabilidad para seguir este caso".

París no había reaccionado oficialmente, pero Mediapart ha preguntado a Quai d'Orsay (ministerio de Exteriores) y han dado esta respuesta: "Francia está profundamente preocupada por la condena de Salma al-Shebab a 34 años de prisión en Arabia Saudí. Esta sentencia parece desproporcionada a la vista de los hechos de que se le acusan. Francia reitera su compromiso con la libertad de expresión y recuerda su constante movilización en favor de los derechos humanos y la igualdad entre mujeres y hombres en todo el mundo.” Cuando se les preguntó si alguien del ministerio de Asuntos Exteriores estaba a cargo del expediente, el Quai d'Orsay no respondió.

La última comunicación oficial francesa sobre los derechos humanos en Arabia Saudí fue el 29 de julio, con motivo de la visita oficial a Francia del príncipe heredero MBS, que fue recibido e invitado a una cena por Emmanuel Macron. En su página web, el Palacio del Elíseo explicó: "En el marco del diálogo de confianza entre Francia y Arabia Saudí, el Presidente de la República abordó la cuestión de los derechos humanos en Arabia".

Salma al-Shehab tiene ahora treinta días para recurrir la sentencia. 

Arabia Saudí, un régimen criminal

Más sobre este tema
stats