Lo mejor de Mediapart

Francia promueve una iniciativa de cooperación judicial europea sobre 'Football Leaks'

Rueda de prensa de Eurojust sobre 'Football Leaks', el 19 de febrero de 2019.

Estamos ante un importante punto de inflexión en el caso Football Leaks. Eurojust –la Unidad de Cooperación Judicial de la Unión Europea– ponía en marcha el martes, a petición de Francia, un procedimiento basado en los documentos de Football Leaks, tras una primera reunión de trabajo celebrada en La Haya, en los Países Bajos.

Este procedimiento ha sido posible gracias a que Rui Pinto, alias John, la fuente de Football Leaks, ha facilitado a la Fiscalía financiera francesa una importante muestra integrada por 12 millones de archivos informáticos. Francia ha recurrido a Eurojust para poder compartir datos con las autoridades judiciales de otros países que deseen llevar a cabo investigaciones a partir de estos documentos.

Unos 70 millones de documentos de Football Leaks estaban en manos, desde la primavera de 2016, de la revista alemana Der Spiegel, que los compartió con Mediapart (socio editorial de infoLibre) y el resto de integrantes de la red European Investigative Collaborations (EIC).

Nuestras revelaciones causaron una conmoción sin precedentes en el mundo del fútbol y han dado lugar a varias investigaciones judiciales, entre otros países en Francia, Bélgica, Suiza y Estados Unidos, donde se han iniciado procedimientos por violación en contra del delantero portugués Cristiano Ronaldo.

El acceso a esta información tienta a los magistrados europeos. Diez países estuvieron representados en este primer encuentro de trabajo de Eurojust sobre Football Leaks, entre ellos Francia, Bélgica, Reino Unido, Alemania, Países Bajos, Suiza, España, pero también.... Portugal, que se encuentra en una situación contradictoria, cuando menos.

Portugal quiere utilizar los datos de Football Leaks mientras mantiene abierta una causa contra Rui Pinto, la fuente de los documentos, por robo de datos y “tentativa de extorsión”. Pinto fue detenido el 16 de enero en Hungría a petición de Portugal. Actualmente se encuentra bajo arresto domiciliario a la espera de una decisión judicial sobre su extradición.

Pero antes de su detención, Rui Pinto declaraba el 20 de noviembre ante los magistrados franceses de la Fiscalía Financiera Nacional (PNF, por sus siglas en francés), en el marco de la investigación judicial abierta en diciembre de 2016 tras la primera entrega de Football Leaks.

Jean-Yves Lourgouilloux, fiscal adjunto de la República Financiera, revelaba el martes en la rueda de prensa de Eurojust que Rui Pinto había facilitado a la PNF una muestra “bastante considerable” de 12 millones de ficheros informáticos, algunos de los cuales fueron proporcionados por su abogado pocos días después de su detención.

La PNF empezó por la realización de un peritaje informático de los datos, cuyos resultados se dieron a conocer la semana pasada. Se trata principalmente de “buzones de e-mails”e-mails, con correos electrónicos y los correspondientes archivos adjuntos.

La explotación judicial de los documentos aún no ha comenzado. Pero “un análisis preliminar basado en palabras clave ha permitido verificar que los datos son susceptibles de constituir elementos probatorios en la investigación francesa”, aseguró Jean-Yves Lourgouilloux, quien precisó que estos documentos eran perfectamente admisibles como prueba judicial en virtud de la legislación francesa.

Los procedimientos de la PNF se abrieron inicialmente por “blanqueo de dinero por fraude fiscal agravado” contra varios jugadores, entre ellos Javier Pastore (entonces en el Paris Saint-Germain) y Lucho González (entonces en el Olympique de Marsella). Pero Jean-Yves Lourgouilloux reveló que “algunos” de los artículos publicados por Mediapart en noviembre de 2018, en la segunda entrega de Football Leaks, “parecían susceptibles de interesar a la investigación francesa, en particular los artículos que ponían en evidencia a dos grandes clubes de la liga francesa”, es decir, el PSG y el AS Monaco. No especificó si la investigación se había extendido a estos nuevos hechos.

Francia también ha decidido remitir el asunto a Eurojust, ya que es probable que los documentos sean de interés para muchos países. Gracias a la cooperación iniciada el martes, los Estados europeos que lo deseen podrán solicitar a Francia el acceso a los archivos, ya sea para abrir nuevos procedimientos judiciales o para apoyar las investigaciones en curso.

Bélgica, representada en la reunión por su fiscal federal adjunto Eric Bisschop, está particularmente interesada, en concreto en la investigación sobre el Mouscron Club y el superagente Pini Zahavi.

Hasta la fecha, se desconoce cuál es el posicionamiento oficial de Suiza. El 23 de noviembre se nombró a un fiscal, Damian K. Graf, dedicado a continuar con la investigación penal tras las últimas revelaciones de Football Leaks sobre los inquietantes vínculos entre el fiscal suizo Rinaldo Arnold y el presidente de la FIFA Gianni Infantino. Contactado el martes por el consorcio EIC, la oficina de Graf se negó a hacer declaraciones.

Pero las investigaciones europeas pueden verse obstaculizadas si Francia no dispone de todos los documentos. Jean-Yves Lourgouilloux indicó que, hasta la fecha, el PNF sólo ha obtenido “en torno a un 10%” de los datos de JohnJohn. Durante la detención de Rui Pinto en Budapest, la Justicia húngara se incautó de discos duros que contenían diez terabites de datos; de ellos, sólo cuatro terabites habían sido compartidos con los medios de comunicación miembros del EIC.

Entre la cantidad ingente de documentos inéditos se encuentran revelaciones no relacionadas con el fútbol basadas sobre compañías offshore y cuentas bancarias en las Islas Caimánoffshore, uno de los peores paraísos fiscales del mundo. “Estos datos tienen un potencial similar al de los papeles de Panamápapeles de Panamá”, decía Rui Pinto a Mediapart y al EIC en una entrevista exclusiva (que se puede leer en este enlace).

Es probable que el caso termine en batalla legal. De hecho, Francia quiere obtener todos los datos que actualmente obran en poder de la Justicia húngara, con el fin de compartirlos a través de Eurojust. Por su parte, Portugal ya ha solicitado esos mismos datos en el marco de la orden de detención internacional para la extradición de Rui Pinto.

El caso es todavía más delicado por cuanto la explotación de los datos está estrechamente vinculada a la situación de Rui Pinto. Si los discos duros incautados están encriptados (algo que Pinto no quiso desvelar), los datos serán muy difíciles de usar sin su cooperación.

Su ayuda puede resultar muy difícil de conseguir mientras Portugal quiera extraditarlo. Rechaza la etiqueta de hackerhacker, se considera a sí mismo un “denunciante” y niega formalmente los cargos de intento de extorsión (sus explicaciones se pueden leer en este enlace). Se niega categóricamente a cooperar con Portugal y tratará de impedir su extradición, convencido de que en su país natal no tendrá un juicio justo porque la “mafia del fútbol” es demasiado poderosa.

Preguntado sobre la actitud de Portugal, Jean-Yves Lourgouilloux ofreció una respuesta muy diplomática, lo que refleja cierto compromiso. “Para mí, es complicado inmiscuirme en la investigación portuguesa [contra Rui Pinto]”, comentó el número dos de la PNF. “No puedo decir más. Lo que nos interesa, por encima de todo, es poder acceder a los datos a los que a día de hoy no podemos tener acceso”.

Portugal lidera un doble juego. Por un lado, el país participó en la reunión de Eurojust y desea utilizar los datos de Football Leaks para llevar a cabo investigaciones sobre el mundo del fútbol, en especial por “fraude fiscal”, en palabras del representante portugués en Eurojust, António de Araújo Lima Cluny. Por otro lado, quiere seguir persiguiendo a Rui Pinto.

Preguntado sobre esta contradicción en la rueda de prensa de nuestro socio Der Spiegel, Cluny rechazó que suponga un problema. Indicó que la investigación contra Rui Pinto era “un caso exclusivo entre las autoridades húngaras y portuguesas”. “En nuestra opinión, este otro caso no tiene nada que ver con las investigaciones penales mencionadas en esta reunión de cooperación [de Eurojust]. Tenemos un gran número de investigaciones sobre fútbol que están completamente al margen [del procedimiento contra Rui Pinto]”.

Cómo evolucione la investigación de Football Leaks va a depender, por tanto, de la suerte que corra Rui Pinto y de sus diez terabites de datos. Hungría tiene hasta mediados de marzo para decidir sobre su extradición.

    Traducción: Mariola Moreno

Leer el texto en francés:

La justicia húngara quiere extraditar a Portugal al denunciante de 'Football Leaks'

La justicia húngara quiere extraditar a Portugal al denunciante de 'Football Leaks'

Más sobre este tema
stats