Cambio climático

España seguirá financiando proyectos de combustibles fósiles en el extranjero pese a sus promesas climáticas

Refinería peruana cuya modernización apoya la aseguradora semipública Cesce.

En la pasada cumbre del clima de Glasgow, el Gobierno se comprometió a poner fin a la financiación a combustibles fósiles en el extranjero para finales de 2022. No solo carbón: también petróleo y gas. Sin embargo, la empresa participada por el Estado que protagoniza estos apoyos, la Compañía Española de Seguros de Crédito a la Exportación (Cesce), no planea –ni puede– deshacerse de toda su cartera de hidrocarburos para esa fecha. Previsiblemente, no firmarán nuevos contratos: pero se seguirá utilizando dinero público para respaldar a las transnacionales españolas que trabajen en este sector fuera de nuestras fronteras. "Se trata de proyectos en los que el seguro de Cesce cubre una financiación a muy largo plazo por lo que permanecerán en la cartera durante muchos años y su reducción será progresiva", aseguran fuentes de la compañía.

Cesce está participada en un 50,25% por el Estado español. El 23,88% de sus acciones pertenece a Banco Santander, el 16,30% al BBVA, el 3,60% a Banco Sabadell y el resto a otras entidades financieras. Su actividad consiste en asegurar a las empresas que emprenden negocios en el extranjero. Protege tanto a la compañía en sí como a los bancos que conceden préstamos a los compradores, que suelen ser públicos. Por ejemplo: Liteyca S.L., en 2020, obtuvo un contrato por parte de la República Senegal para implantar y desarrollar una red de fibra óptica. El Banco Santander le concedió un crédito al Gobierno africano, y Cesce asegura al Santander "frente al riesgo de impago del crédito concedido al comprador extranjero", como se lee en su informe de actividad. En otros casos, Cesce apoya directamente a la empresa por si el Gobierno de turno no cumple con lo acordado ("como consecuencia de situaciones de violencia política, sucesos catastróficos, medidas del gobierno español o extranjero").

¿Qué tiene que ver esto con la COP26? La empresa semipública financia proyectos de extracción de combustibles fósiles, una actividad con la que el Ejecutivo se ha comprometido a terminar. Los hidrocarburos representan, según fuentes de la compañía, el 38,1% de la cartera de Cesce en septiembre de 2021, 5.763 millones de euros a finales de 2020. Es gran parte del negocio de la aseguradora. Por ejemplo, emitió un seguro para un proyecto de Técnicas Reunidas en Omán de 573 millones de euros para renovar la extracción de petróleo en una refinería. La empresa asegurada, en su web, habla de "combustibles limpios" en referencia al petróleo.

En 2017, la aseguradora avaló "la mayor inversión energética de España en América Latina" y el proyecto más grande que ha pasado por las manos de Cesce: una modernización similar a la de Omán, pero en esta ocasión en Talara, en Perú. "El contrato firmado con Petroperú constituye el mayor proyecto llave en mano de refino del mundo adjudicado a un solo contratista hasta el presente", explicaba por entonces la empresa semipública. En la actualidad, la compañía participada por el Estado financia 11 proyectos de hidrocarburos.

Fuentes del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico dejan claro, en conversación con infoLibre, que el compromiso adquirido en la COP26 es vinculante para Cesce, aunque no responden a la pregunta de si se han mantenido conversaciones o existe algún plan para descarbonizar al 100% la cartera de la aseguradora. "Es el primer compromiso que aborda el petróleo y el gas además del carbón, e implica que las instituciones financieras públicas españolas, incluidas aquellas que financian créditos a la exportación, tendrán que poner fin a esta financiación para finales de 2022". No hacen distinción entre la financiación ya firmada y a largo plazo, que se mantendrá, y las futuras nuevas oportunidades en el sector de los hidrocarburos, que la aseguradora se ha comprometido a eliminar. No se asegurarán nuevos proyectos, más allá de los que tienen en cartera, recalca la empresa.

La defensa de Cesce: los proyectos "sostenibles" son más

Los hidrocarburos son el principal negocio de Cesce, atendiendo al montante de los seguros concedidos: el 37% de su actividad. Sin embargo, en cuanto a número de proyectos financiados, "los contratos asociados a proyectos considerados sostenibles (verdes o sociales) suponían [a cierre de 2020] un 40% del total, porcentaje que supera al que representa el sector de gas y petróleo, el 27,8%". Además, según explica la empresa, más del 60% de las iniciativas empresariales relacionadas con el petróleo modernizan las instalaciones, por lo que se evita la emisión de gases de efecto invernadero en comparación con el CO2 expulsado en caso de mantener una infraestructura obsoleta.

Además, Cesce califica a los proyectos de extracción de hidrocarburos con la categoría A, lo que no es un impedimento alguno para que una empresa semipública apoye con fondos públicos a los combustibles fósiles, pero sí que se establecen obligaciones de seguimiento y de mitigación del impacto ambiental. Por último, la compañía defiende su compromiso con la sostenibilidad, a pesar de sostener la extracción de hidrocarburos en otras partes del planeta, en base a plantaciones de árboles en Teruel para absorber CO2 y la instalación de placas solares en su sede española, con impactos mínimos en comparación con las actividades que financia.

La aseguradora saltó a los titulares la semana pasada por una investigación de la organización Oil Change International, que aseguró que, de los países de la iniciativa Export Finance for Future, que firmaron el compromiso en la COP26 (Dinamarca, Francia, Alemania, Países Bajos, España, Suecia y Reino Unido), nuestro país es el que más financia a los combustibles fósiles en el extranjero a través de Cesce: 6.200 millones de euros. Por lo tanto, es el que más trabajo tiene por delante para cumplir una promesa que, como explicamos, solo se cumplirá en parte.

La empresa semipública, sin embargo, argumenta que la cifra está inflada. Sin negar su evidente apoyo financiero a los hidrocarburos, apuntan a infoLibre que "se dice que la media anual de financiación de Cesce para hidrocarburos en 2018-2020 fue de 2.020 millones de euros cuando, en realidad, fue de 1.469 millones de euros", entre otras incorrecciones.

Los grandes bancos presumen de su compromiso con el clima mientras financian combustibles fósiles

Los grandes bancos presumen de su compromiso con el clima mientras financian combustibles fósiles

Más sobre este tema
stats