El futuro de la televisión pública

El Gobierno de Ayuso inyecta diez millones en Telemadrid, al borde de la asfixia económica

Captura de un vídeo promocional de Telemadrid.

El Gobierno de Isabel Díaz Ayuso ha aprobado este miércoles en la reunión del Consejo de Gobierno un anticipo de diez millones de euros para Telemadrid, que se hará efectivo en tres plazos, la mitad este mismo viernes, y el resto con fechas de 29 de marzo y 29 de abril. Se trata de adelantos a cuenta del próximo contrato programa que debería haber entrado en vigor el pasado 1 de enero, pero que no se firmó por discrepancias entre el ejecutivo y la dirección de la empresa. A partir de ese día se produjo en la radio y televisión pública autonómica un colapso económico, que impedía el pago a proveedores y productoras externas, ya que cualquier gasto debía ser aprobado previamente por la consejería de Hacienda. La decisión de Gobierno de Díaz Ayuso se produce tras la reunión del pasado viernes con miembros de la dirección y el Consejo de Administración de Telemadrid.

Fuentes oficiales de la empresa han declarado a infoLibre que "estamos muy satisfechos con esta nueva posición de la Comunidad de Madrid, diferente a las posiciones expresadas en las últimas semanas. Un gesto que esperamos continúe con una negociación adecuada del contrato programa". El 12 de enero una carta de Javier Fernández-Lasquetty, el consejero de Hacienda, afirmaba que aún sin contrato programa se iban a desembolsar los adelantos económicos de manera similar a los realizados en 2017-18, en los que tampoco estaba firmado ese documento. Posteriormente dijeron por escrito que solo pagarían las nóminas de los trabajadores, lo que ponía en riesgo el sistema de pagos a proveedores de servicios y productoras externas y los empleos derivados, y hoy aprueban el citado adelanto de diez millones. Dentro de la empresa se entiende que el Ejecutivo madrileño no podía hacer otra cosa, ya que la ley que transfirió Telemadrid al Gobierno de la Comunidad establece que esta "prestará el servicio público de comunicación audiovisual a través de la empresa pública Radio Televisión Madrid", por lo que no pueden dejar de financiar ese servicio público, salvo que éste se hubiera interrumpido.

Tras la aportación aprobada este miércoles se abre un plazo de tres meses en que la empresa podrá desarrollar su actividad a la espera bien de que se apruebe un nuevo contrato programa para el periodo 2021-24, o salga adelante la propuesta parlamentaria de Ciudadanos que marca que ese instrumento tenga prórroga automática mientras se negocien los términos de cada ciclo. Esta es una solución que impediría las tensiones que han tenido lugar durante los meses de enero y febrero, con acusaciones mutuas, precisamente en que de pantalla hacia fuera Telemadrid ha marcado hitos de audiencia y seguimiento entre los madrileños.

El PP se queda solo en su intento de asfixiar a Telemadrid

El PP se queda solo en su intento de asfixiar a Telemadrid

Más sobre este tema
stats