Acoso a la televisión pública

Los periodistas de TVE ‘destripan’ la manipulación en los informativos de la cadena pública

José Antonio Álvarez Gundín, director de los Informativos de TVE.

Un informe realizado por el Consejo de Informativos de TVE durante los meses de marzo y abril, al que ha tenido acceso infoLibre, muestra con toda crudeza la manipulación informativa que impera en la televisión pública. En este documento [consúltalo aquí en PDF], el órgano de control denuncia las "malas prácticas que prueban la preocupante deriva profesional de los servicios informativos". En el resumen inicial, los representantes de la redacción destacan los siguientes puntos:

  • Cada vez son más numerosas las informaciones omitidas, censuradas o tergiversadas.
  • Desigual valoración y tratamiento informativo a las noticias según sean favorables o desfavorables a las tesis del gobierno y del PP (el contraste entre las biografías de Rodrigo Rato y Juan Carlos Monedero, por ejemplo).
  • Aumento de la tendencia a mezclar información con opinión en las noticias. Con frecuencia el diario Abc es usado como referencia informativa.
  • El amarillismo crece. En los telediarios el bloque de sucesos tiene cada vez más peso y las escenas de violencia son utilizadas de reclamo para llamar la atención de la audiencia.
  • De las informaciones “sensibles” se encargan los redactores recientemente contratados (la conocida como redacción paralela) o los jefes de área mientras se relega de sus funciones a los redactores veteranos.

En el estudio, en el que los profesionales destacan que "resulta imposible abarcar todas las infracciones deontológicas detectadas en el periodo de tiempo analizado", se realiza una cronología de malas prácticas, para dar paso a "informes sobre manipulación informativa", "censura", "redacción paralela" y "lenguaje equívoco".

En el primer apartado, el informe se refiere a asuntos como identificar en Pablo Iglesias los votos negativos en el Parlamento Europeo a condenar el régimen de Venezuela, la cobertura de las elecciones andaluzas –en la que TVE señaló como "pérdida del bipartidismo" los 17 escaños restados en realidad al PP–, los datos del paro en Europa, o el desigual tratamiento a los casos de Rodrigo Rato y Juan Carlos Monedero. Sobre informaciones censuradas, el documento destaca la omisión del descenso de la hucha de las pensiones, el hecho de que el diputado del PP Agustín Conde ocultara negocios y actividades lucrativas no declaradas al Congreso o la entrevista al autor de Mortadelo y Filemón.

La redacción paralela

En cuanto a la denominada redacción paralela, el Consejo analiza la información sobre el caso en el que el Tribunal Supremo revoca la sentencia de la Audiencia Nacional que absolvió a los acusados del asedio al Parlament catalán. La noticia se encarga a una redactora veterana del área de Nacional, que elabora un texto que es revisado y retocado hasta en tres ocasiones por el responsable del área, Luis Javier Alcalá. Tras estas modificaciones, la pieza se amplía con las siguientes frases:

"Es una sentencia de la Sección Primera de la Sala de lo Penal. A favor de la absolución estaban Manuela Fernández de Prado y Ramón Sáez, y en contra Fernando Grande-Marlaska. Hace ocho días el Supremo anuló otra decisión de la Sección Primera, de los mismos dos jueces, Fernández de Prado y Sáez, pero con un tercer magistrado, Javier Martínez Lázaro... Los jueces de la Sección Tercera de la Sala de lo Penal, Guillermo Ruiz Polanco, Ángeles Barreiro y Antonio Delgado dictaron que no había pruebas, el Supremo consideró que se excluyó una prueba de cargo".

La redactora no asume la pieza y la locución y el montaje de la noticia se encarga entonces a otra redactora que, al saber que su compañera no se responsabilizaba del trabajo, tampoco quiere firmarlo o poner su voz. Se ordena a un redactor recientemente contratado hacer la locución. Finalmente la noticia no se emite en el telediario porque el redactor no llega a tiempo con la locución para el montaje.

En este ejemplo se evidencia –siempre según el Consejo de informativos– "que existía más interés en divulgar los nombres de los jueces de la Audiencia Nacional cuya sentencia había revocado el Supremo que hacer comprensible la noticia". "Apuntar que los mismos jueces de la Audiencia Nacional que absolvieron a los acusados de asedio al Parlament son los mismos que avalaron excarcelaciones de etarras introduce una intencionalidad en la información que va más allá de lo meramente explicativo", añade el documento.

Este caso –prosigue el Consejo– pone de manifiesto también que los nuevos contratados para la redacción de los telediarios, la denominada “redacción paralela”, asumen trabajos que la “redacción veterana” rechaza. "Consideramos que esta forma de dirigir el trabajo de los periodistas atenta contra la libertad de información [...]. Y denunciamos que la redacción paralela tiene como objetivo servir a los intereses no profesionales de los actuales responsables de los Servicios Informativos de TVE", añade el texto realizado por miembros órgano de control de TVE.

Libertad para los profesionales

El informe culmina con lo que denomina "preocupante abuso de calificativos y sustantivos editorializantes". 

Al margen del documento, miembros de la redacción y de su órgano de representación señalaron a infoLibre que "la actual situación de los informativos, con pérdida continuada de audiencia y relevancia, y cada día menos creíbles, puede ser revertida si se deja trabajar en libertad a los profesionales". En este sentido, recuerdan que "esta redacción es la misma que consiguió el premio internacional como mejor telediario del mundo" e insisten en reclamar que les liberen de "presiones partidistas" para volver a tener el apoyo de los espectadores

TVE censura a Pedro Sánchez en el ‘Telediario 1’

TVE censura a Pedro Sánchez en el ‘Telediario 1’

Más sobre este tema
stats