La portada de mañana
Ver
La derecha apoya en Irlanda y Noruega el Estado palestino mientras PP y Vox lo censuran en España

Periodismo

Reporteros Sin Fronteras dice que el conflicto catalán ha pasado una "constante factura" al periodismo

El editor turco Mehmet Siginir; el presidente de Reporteros Sin Fronteras, Alfonso Armada; la periodista de la Cadena Ser, Pepa Bueno, y el periodista Siscu Baiges, durante el acto de presentación del 'Informe Anual 2017' de Reporteros Sin Fronteras.

"Si el conflicto que ha enfrentado durante los últimos años a las fuerzas independentistas catalanas con el gobierno central ha ido pasando una lenta pero constante factura al periodismo en la región, los últimos tres meses de 2017 figuran ya entre los más negros de la historia democrática en cuanto a libertad de prensa en Cataluña se refiere". Con esta rotundidad, Cataluña volvió a ser la palabra clave, y lo fue durante la presentación del Informe anual 2017elaborado por Reporteros Sin Fronteras (RSF) y presentado este jueves en el Centro Internacional de Prensa de Madrid.

Al acto, presentado por Pepa Bueno, directora del programa Hoy por hoy de la Cadena Ser, asistieron Alfonso Armada, presidente de RSF, Mehmet Siginir, editor turco exiliado en España desde 2016, y Siscu Baiges, periodista con amplia trayectoria profesional en medios catalanes. 

En el informe, la organización quiso hacer una denuncia firme a los ataques que, según han podido comprobar, han sufrido los medios de comunicación y los periodistas a la hora de contar los acontecimientos que, en los últimos meses, han envuelto la actualidad nacional. Así, según explicaron, estos hechos han situado "a los profesionales de los medios catalanes y enviados a Cataluña ante situaciones tan problemáticas como intolerables". Y esto les ha sucedido, critican, a los profesionales de medios de las dos partes implicadas en el conflicto. 

La polarización política que se ha vivido en los últimos meses del pasado año "ha dificultado extraordinariamente la labor de la prensa", continúa el informe. Los "insultos y acosos" sufridos por la prensa se multiplicaron desde septiembre y octubre "creando una atmósfera irrespirable para la libertad de información en Cataluña". 

Pero esta no es la primera vez que denuncian este acoso hacia la prensa. Reporteros Sin Fronteras ya publicó un informe en octubre del pasado año en el que pedían el respeto al libre ejercicio del periodismo en Cataluña. Lo hacían, en esta ocasión, después de la problemática del ciberacoso sufrido por el periodismo en la comunidadciberacoso. "En él quedaron patentes los señalamientos realizados por parte del director de Comunicación Exterior de la Generalitat y director de la campaña del partido Junts per Catalunya, así como por otros políticos independentistas. Esta forma de poner al periodista en evidencia y los consiguientes linchamientos en redes sociales han sido una constante en Cataluña, que se ha recrudecido de forma proporcional al conflicto territorial", explica el informe.

"Ejercer de periodista ahora en Cataluña es complicado", afirmó Baiges, quien además añadió que, por desgracia, existe cierta "autocensura" en la profesión, aunque esta siempre está ligada a la actual "precariedad" periodística. "Uno se acaba acostumbrando", lamentó. 

"Lamentablemente, los amedrentamientos a periodistas no solo se han traducido en agresiones físicas, sino en hostigamientos sobre el terreno, que han dificultado extraordinariamente la labor de la prensa", denuncia el informe. Y lo corroboró Baiges, quien afirmó que acudir a una manifestación de ideología contraria a la línea editorial del medio ha sido "complicado" durante los últimos meses en Cataluña. 

Detención de periodistas turcos

Directo | JxCat, ERC y la CUP abordaron impulsar una asamblea constituyente antes de aplazarse la investidura de Puigdemont

Por otro lado, el informe anual de la organización destacó que España, además, ha sido "escenario de un hecho insólito, la detención y encarcelamiento de periodistas por orden de otro país". Se refiere al periodista turco-alemán Dogan Akhanli, que fue detenido en Granada, y al sueco de origen turco Hamza Yalçin, que fue detenido en el aeropuerto de El Prat (Barcelona). 

Mehmet Siginir, asistente a la presentación del informe y periodista de origen turco, se encuentra refugiado en nuestro país desde el año 2016. Tuvo que huir porque, según explica, en Turquía es considerado un "terrorista". "Lo que ha pasado en Turquía no ha sido un golpe, ha sido un exterminio", criticó. Simpatizante del movimiento Gülen –llamado así por el clérigo Fethulá Gülen, principal opositor de Erdogan, exiliado en Estados Unidos–, Siginir llevaba 13 años trabajando para la editorial Kaynak Publishing Group, confiscada por las autoridades turcas en noviembre de 2015. No fue la única, les pasó lo mismo a todas las empresas e instituciones privadas relacionadas con la oposición al Gobierno. 

"Reporteros Sin Fronteras pide a las autoridades españolas, no obstante, que en el futuro tengan más en cuenta los casos humanitarios (como el estatus de refugiado político previo a la nacionalidad sueca del que gozaba Yalçin) para evitar volver a ejercer, siquiera de forma involuntaria, de carcelero temporal de Erdogan o de otro régimen no democrático", denuncia el informe.

Más sobre este tema
stats