PLATAFORMAS AUDIOVISUALES

El 'juego de tronos' del 'streaming': tarifas baratas con anuncios, subidas de precio y recortes en la oferta

Escena del primer capítulo de 'La casa del dragón' de HBO.

Con el inicio de septiembre, la nueva temporada de la guerra del streaming llega con muchos cambios. En el tablero de este particular juego de tronos por reinar en la industria del vídeo bajo demanda (VOD), el verano ha servido para que las diferentes plataformas hayan ido tomando posiciones en sus trincheras a nivel tanto de estrenos como de nuevas tarifas. Mientras que Netflix y Disney+ se han subido al carro de incluir publicidad para ofrecer tarifas más baratas, Amazon Prime Video ha apostado por subir el precio por la inflación y HBO Max ha vivido su particular culebrón con cancelaciones y series que han desaparecido del servicio para ahorrar costes. 

Aunque los movimientos de estas plataformas puedan parecer irrelevantes, lo cierto es que entrañan cierta importancia. Según los resultados del último Panel de Hogares de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) del pasado mes de mayo, más de la mitad de los hogares con acceso a Internet (55%) utilizaban plataformas como Netflix, HBO o Amazon Prime a finales de 2021, un 11% más que en el año anterior. No obstante, con el baile de precios y de contenidos y el fin (por ahora) de los confinamientos por el coronavirus que impulsó en la primavera de 2020 a la industria, el interrogante a esta altura de la partida es evidente: ¿es este el final de la burbuja del streaming?

"No creo que haya una crisis de consumo, sino del modelo económico, porque es un mercado que es volátil", explica Elena Neira, profesora de Estudios de Ciencias de la Información y de la Comunicación de la Universitat Oberta de Catalunya. Esta experta señala que en lo que se basó el modelo, "el aumento de usuarios", ya "no se puede garantizar" por lo que "hay que introducir nuevas vías de ingresos". "Netflix ya le está diciendo a Wall Street que hay que cambiar la forma de medir: pasar de mirar usuarios a los beneficios", afirma.

Por esta razón, Netflix y Disney+ están apostando ahora por la publicidad para "abaratar el servicio": "Están mirando las tarifas con lupa, porque la sensibilidad del cliente es mucho mayor y saben que tienen un tope". "No creo que ninguna empresa en su sano juicio decidiese aumentar las tarifas por encima de lo que están dispuestos a pagar sus usuarios", reconoce Neira. 

Netflix

En el caso de Netflix, la compañía ya deslizó la idea de tarifas más baratas con anuncios a finales de abril para frenar la pérdida de usuarios. La plataforma dio un paso más en julio cuando anunció su alianza con Microsoft para incorporar publicidad en un nuevo plan de suscripción. Y esto es todo lo que sabemos con seguridad a estas alturas de la partida. 

El resto, tanto precios como fecha de lanzamiento, son rumores. Esta misma semana Bloomberg, publicó que Netflix estaría barajando una horquilla de entre 7 y 9 dólares al mes para este nuevo plan en EEUU. No obstante, la compañía ha calificado de "especulaciones" todos estos rumores, según publicó esta semana The Wall Street Journal. Este precio sería prácticamente el mismo que su plan Básico —que cuesta 9,99 dólares— y casi la mitad que el Estándar —de 15,49— o el Premium —de 19,99—. "Estos precios están muy dentro del mercado, de lo que tarifan otras plataformas. En EEUU, el referente es Hulu —6,99 euros con anuncios y 12,99 sin anuncios—", explica Neira. 

En España, los precios son muy similares7,99 euros el Básico, 12,99 euros el Estándar y 17,99 euros el Premium—, por lo que se podría asumir que el precio para Europa podría rondar los 7 y 9 euros. ¿Podría implicar la llegada de este plan una subida de precios? "Netflix lo hace cada dos años, siempre", reconoce Neira, que señala que la anterior subida se produjo en octubre de 2021. 

Entre los otros detalles que se ha ido filtrando, estos planes, además de incluir publicidad, no tendría permitida la opción de descargas para visualizar sin conexión a Internet y podrían ver limitado el contenido. Según publicó a primeros de julio The Wall Street Journal, la compañía estaría negociando con algunas productoras como Warner, Universal o Sony ya que series como Breaking Bad, Cobra Kai, You o Russian Doll se podrían quedar fuera del catálogo al incluir anuncios. 

¿Y cómo sería el funcionamiento? Netflix metería la publicidad justo antes y durante los contenidos. Además, cada hora de reproducción, se correspondería con cuatro minutos de anuncios, que tal y como apunta Neira, no tienen por qué ser siempre "publicidad convencional". "En ningún caso, van a ser cuatro minutos seguidos", señala esta experta que señala que será un funcionamiento similar a lo que hace Hulo en EEUU: "Tiene cuatro pausas con tres anuncios por cada hora de contenido". 

La plataforma estaría planeando estrenar en EEUU estas tarifas durante el último trimestre, muchos apuntan ya la fecha exacta del 1 de noviembre. Aunque, su aterrizaje sería de forma limitada ya que sólo llegaría a seis países, que aún no han trascendido. 

Disney+

El mismo camino que Netflix ha tomado Disney+. En su caso, la plataforma ya ha hecho públicos sus planes para sus futuras tarifas con publicidad que entrarán en vigor el 8 de diciembre en EEUU, aunque está previsto que estas nuevas modalidades se extiendan al resto de mercados durante el 2023. En concreto, pasará de su única modalidad de pago por 7,99 dólares al mes a dos: una con anuncios, Disney+ Basic que costará 7,99 dólares, y otra sin publicidad, Disney+ Premium que costará 10,99 dólares

"Disney va a hacer justo lo inverso que Netflix, porque va a subir la tarifa de su plan sin publicidad", explica Neira que reconoce que, en cambio, su rival, "rebaja los costes". En concreto, los usuarios que quieran mantener su actual suscripción, la verán encarecida tres dólares.

En el caso de España, actualmente el precio es de 8,99 euros al mes —aunque se puede contratar la tarifa anual de 89,90 euros—. De producirse una subida con EEUU, sería la segunda después de que en febrero de 2021 aumentase un euro su tarifa mensual. En aquella ocasión, esta subida coincidió con la ampliación de su catálogo con las series y películas de Star. 

¿Y cómo funcionará esta tarifa con anuncios? En el caso de Disney+, como en Netflix, se incluirían bloques de cuatro minutos de publicidad por hora visionada de contenido. La oferta audiovisual, no obstante, no variará entre ambos planes. 

Y todos estos cambios en la casa de Mickey Mouse se producen justo en el momento en el que le han quitado a Netflix la corona y han logrado el sorpasso al sumar más suscriptores. Al finalizar el tercer trimestre, contabilizó entre las distintas plataformas de la multinacional —Disney+, ESPN+ y Hulu— 221,1 millones de usuarios, un 27,3% más que un año antes y por encima de los 220,6 millones de la competencia.

Amazon Prime

El cambio de precio que está asegurado es el de Amazon Prime, que además del envío rápido y gratuito de la plataforma incluye el servicio Video, Music, Reading y una suscripción gratuita a Twitch. El pasado julio, la compañía envió un correo electrónico a todos sus usuarios avisándoles de que a partir del 15 de septiembre sus futuras renovaciones serán más caras. 

En concreto, la cuota mensual pasa de 3,99 a 4,99 euros y la anual de 36 a 49,90 euros. Además, para los miembros de Prime Student, el precio aumentará a 2,49 euros, y el precio de la suscripción anual a 24,95. Amazon justifica esta subida debido "al incremento general y material en los niveles de gasto a causa del aumento de la inflación que afecta a los costes específicos del servicio Prime en España y se deben a circunstancias externas que no dependen" de la compañía.

Esta subida es la segunda que Amazon Prime realiza en España. La primera la llevó a cabo en agosto de 2018 cuando subió de los 19 euros anuales con los que se estrenó en España a los 36. Según explican durante este tiempo, en el servicio de vídeo se han incrementado "el número de series y películas Amazon Originals". Por el momento, no incorpora anuncios, aunque sí avances de su producción, en la plataforma. 

HBO Max

En el caso de HBO Max, más allá del reciente estreno de La casa del dragón, la precuela de Juego de Tronos, los titulares que ha acaparado este verano responden a la compra de WarnerMedia, matriz de la plataforma, por parte de Discovery. Aunque la adquisición por 43 mil millones de dólares se conocía desde marzo, no ha sido hasta este verano cuando los usuarios han empezado a notar las consecuencias de una operación que terminará en una fusión entre ambas. 

Primero fue la cancelación de prácticamente toda la producción de HBO Max en Europa, con la salvedad de España y Francia. Quizás este movimiento es lo que más han notado los usuarios, ya que por este motivo, muchos de los títulos han desaparecido de la plataforma: es el caso de las españolas Foodie Love, Por H o por B o Sin novedad además de otras producciones como Vinyl o Run. Después llegó la noticia de que la película Batgirl, pese a estar lista para su estreno y haber costado 90 millones de dólares, nunca vería la luz. Todos estos movimientos, que incluyen también despidos de parte de la plantilla, parecen responder al objetivo marcado por el nuevo conglomerado de ahorrar 3.000 millones de dólares. 

Finalmente, tras semanas de rumores sobre su futuro, en la conferencia a primeros de agosto con analistas de David Zaslav, el consejero delegado del nuevo gigante Warner Bros. Discovery, puso fecha a la nueva plataforma: el verano de 2023 para EEUU, el otoño de ese mismo año para Latinoamérica e inicios de 2024 para Europa. Asimismo, también marcó como objetivo primordial priorizar el cine y los estrenos en salas, con la producción de series en segundo plano.

En esta misma conferencia también apuntó que, como Netflix y Disney+, también están trabajando en la idea de ofrecer una suscripción más barata, e incluso gratuita, con anuncios. Por el momento, y a la espera del nuevo servicio, los usuarios de la actual HBO Max no verán incrementado su precio. La última subida se llevó a cabo en 2019, cuando aumentó de los 7,99 euros mensuales a los 8,99 actuales, que incluso se mantuvieron con la conversión de HBO en la actual plataforma en octubre de 2021. El plan anual es de 69,99 euros, con los que se el usuario se ahorra un 35%. Aunque, cabe destacar, que con motivo de su estreno lanzaron la oferta de 4,49 euros para nuevos clientes. 

Movistar Plus+ Lite

En el caso de Movistar Plus+ Lite, la plataforma que ofrece desde 2019 la telefónica a aquellos usuarios que no lo son de sus servicios de comunicaciones, tiene un precio de 8 euros al mes, que no ha variado desde su lanzamiento. No hay que confundir este servicio con Movistar Plus+, que es el servicio de streaming incluido en las tarifas Fusión de los clientes de la operadora, que incluye líneas de telefonía, internet y un complejo conglomerado de paquetes para configurar el servicio de televisión que eleva mucho más el precio. Eso sí, no todos los contenidos de Movistar Plus+ están en Movistar Plus+ Lite

Movistar+, como también hace Rakuten TV, incorpora anuncios antes de la reproducción de cualquiera de sus contenidos. Y lo hace por defecto y sin posibilidad de configurar o pagar más por no ver publicidad. 

Apple TV+

Con respecto a Apple TV+, el servicio de streaming de películas y series de Apple, su precio es de 4,99 euros al mes. Eso sí, tras adquirir un nuevo dispositivo de la marca de la manzana mordida, los usuarios tienen tres meses gratuitos. 

¿Cuál será la estrategia ganadora?

Con todos los datos encima de la mesa, ¿cuál es la estrategia más adecuada? Neira se decanta por Netflix. "Soy una defensora de la plataforma porque no tiene otra línea de negocio y tiene más libertad para tomar decisiones", explica esta profesora de la UOC que contrapone su situación con todos los negocios de Disney+ o la situación actual de WarnerMedia y su fusión con Discovery. "Además, al contrario de lo que dicen muchos expertos, creo que la publicidad le va a dar muchas alegrías", sostiene.

No obstante, Neira también señala el punto de partida "ventajoso" que tiene Amazon Prime Video. En cambio, en el caso de Disney y, sobre todo HBO y su matriz Warner, tienen "posiciones más precarias". 

No obstante, estas dos plataformas tienen grandes estrenos los próximos meses con los que capear el temporal. En el caso de Disney, tiene pendiente de estrenar una nueva serie de Star Wars, Andor, mientras que HBO "va a pelear porque La casa del dragón termine su recorrido en alto y reine por encima de la nueva serie de El señor de los anillos". Basada en la novela de J. R. R. Tolkien, Los Anillos de Poder, que ha visto la luz este mismo jueves, es la gran apuesta de Amazon Prime, además de ser la serie más cara de la historia, y la gran rival de la precuela de Juego de Tronos. Netflix no se queda atrás y tiene en su bandeja de salida la nueva temporada de The Crown, la serie de Guillermo del Toro y "todos los estrenos de las películas que está presentando en el Festival de Venecia y que van a por el Oscar". Habrá que esperar para comprobar qué conquista al público.

Tarifas baratas a cambio de anuncios: Netflix recurre a la publicidad para sobrevivir a la guerra del ‘streaming’

Tarifas baratas a cambio de anuncios: Netflix recurre a la publicidad para sobrevivir a la guerra del ‘streaming’

Más sobre este tema
stats