x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesion con Google Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Muy fan de...

Rubalcaba

Publicada el 17/03/2013 a las 17:00 Actualizada el 17/03/2013 a las 22:46
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

Yo tuve un jefe en la radio que soñaba con morir delante de un micrófono. Nunca lo entendí, a pesar de mi pasión por ese medio mágico. Siempre pensé que la vida tiene otras cosas, tus amigos, tus amores, tus aficiones, el placer de perder el tiempo como un modo de recuperar parte del que dedicaste a tu vocación, pero él lo tenía claro.

Viendo a Alfredo Pérez Rubalcaba en los últimos tiempos, me ha venido a la cabeza aquella idea, ese singular deseo de vida o... de muerte, más bien: morir con los auriculares puestos, morir con el cargo en activo, si en vez de locutor eres político.

Dice mi madre que sólo nos morimos una vez. Esta sentencia que me pareció cómica en su día y, a priori, incontestable, no es del todo cierta, lo siento mamá. Morimos muchas veces a lo largo de la vida, la cuestión es que después resucitamos, aunque estemos un poco zombis, eso también.

Hace unos días, vi a Rubalcaba en El gran debate de Telecinco, me llamó la atención cómo bebía a pequeños sorbitos del vaso de agua que sostenía en su mano derecha, mientras veía el vídeo sobre la infamia de Ponferrada. Buscando el lado romántico de las cosas –pura obsesión mía– me dio por imaginar el pensamiento de Alfredo en aquel momento: "Y qué hago yo levantado a estas horas un sábado –tenía cara de sueño, por cierto–, con lo bien que estaría en casa, en mi sofá, con la manta calentándome los pies". 

Seguramente, nada tenía que ver su pensamiento con el que abrigaba yo en mi imaginación, desconozco hasta qué punto tiene que enganchar la erótica de seguir ahí, en la brecha, aunque la brecha sangre por los cuatro costados, que ni con punto pelota parece que haya quien pueda cerrarla.

Soy muy fan de Alfredo por esa tenacidad suya, por empeñarse en estar, abajo del todo, habiendo estado arriba en varias ocasiones. Me sorprende su fuerza inagotable, pisando brasas en Cataluña, en Galicia y en Ponferrada. Por cierto, muy fan de su candidez en este último asunto, sabía que había moción pero no que pactarían con un acosador, él que siempre lo supo todo, ignoraba que se cocía la perversa jugada que deja una mancha que no sale ni con Blanco Nuclear. Y hablando de Blanco... poniendo la mano en el fuego por él, no se sabe si seguro de la honradez de su compañero de partido o de su propio poder ignífugo.

De pocos políticos se ha escrito tanto como de él, podríamos decir que Rubalcaba es un spin-off del socialismo, él sólo acapara más adjetivos, admiraciones, críticas y reproches que toda la formación junta y ahí sigue, como si nada, oye. "Por aquí le entra, por allí le sale", que decía mi señorita de cuarto de EGB.

Se diría que se ha bebido la sangre de alguna víctima rabiosamente joven que le mantiene vivo a pesar del paso implacable de tiempo. Si Rubalcaba fuera un objeto, sería una de esas velas de cumpleaños que agotan a los celebrantes de soplar y soplar, porque están creadas para encenderse de nuevo una vez apagadas- recubiertas con magnesio, nada de magia, no vayan ustedes a creer-. Con Rubalcaba pasa igual, cada día lo matan y al rato se enciende porque otros, a falta de magnesio, le dan un baño de aliento y gritan a los cuatro vientos que está más vivo que nunca.

Atleta en su juventud –en el año 1975 llegó a correr los 100 metros lisos de atletismo–, desde entonces, no ha parado. Muchos fueron colgando las zapatillas y él continuó, dale que te pego, hasta hoy, al frente de un partido en crisis total.

Por cierto, la pasada semana, le negaron a aquel jefe mío la posibilidad de morir aferrado al micrófono en la radio en la que trabajaba, la emisora se apagó y, con ella, la posibilidad de que su último aliento sonara a través de esas ondas. Que yo no digo nada, pero estas cosas pasan –más difícil era que un Papa dimitiera y mira tú–. Suenan nombres en sustitución del inapagable Alfredo: Carme, Eduardo, Patxi... cuidado, con este último, Alfredo, últimamente los Franciscos están que lo tiran.
Más contenidos sobre este tema
Relacionados




Hazte socio de infolibre

4 Comentarios
  • Rafavlc Rafavlc 18/03/13 17:21

    El problema no es Rubalcaba, es todo el PSOE. Se amedrantó ante el "neo" liberalismo,  y de hecho, formó parte de él. La socialdemocracia está en retirada en toda Europa, e incluso en Francia, no sabe encontrarse, con un paso para adelante y dos para atrás.  Estamos viviendo el fin de régimen, el fin de la transición, el fin de una Europa relevante en un entorno global muy agresivo. Desgraciadamente, me temo que lo "nuevo" será peor para las clases medias. 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Merino Merino 18/03/13 15:26

    Pues yo creo que Rubalcaba gracias a su capacidad de trabajo conseguirá que el partido salga adelante y como no es tonto sabe que la mayoría de las bases quiere un militante un voto y sería el primer partido que elegirá a sus candidatos,otra cosa es que se presente a las primarias a Las generales,  como he dicho no es tonto y ve las encuestas .Lo primero es el programa y después los candidatos

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • rauccio rauccio 18/03/13 15:05

    Por favor señor Rubalcaba "dimita". Deje que el PSOE salga de ese agujero en el que cada día es más profundo. Deje su cargo a una persona cercana a los problemas que vivimos los españoles. Sabemos que nada podemos esperar del PP y cada día la gente confía más en plataformas y asociaciones y se acerca a ellas para recibir ayuda. Los políticos ya no son vistos como los representantes de los ciudadanos sino un problema más.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • jjosse jjosse 18/03/13 08:53

    Me encuentro entre los que piensa que el problema del PSOE no es de líderes sino de proyecto y sobre todo de estrategia, y en eso andan ahora, renovando su proyecto y me parece bien porque se necesita un partido socialdemócrata fuerte. Nunca he entendido, sin embargo la manía de la gente a Rubalcaba, que me parece una persona honesta y trabajadora, cosa que no podemos decir de otros. Gracias por el artículo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.