x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
desde la tramoya

¿A quién interesa una Gran Coalición?

Publicada el 07/03/2014 a las 06:00
Mariano Rajoy y Alfredo Pérez Rubalcaba, minutos antes de su última entrevista pública en la Moncloa, el 20 de junio de 2013.

Mariano Rajoy y Alfredo Pérez Rubalcaba, minutos antes de su última entrevista pública en la Moncloa, el 20 de junio de 2013.

INMA MESA
Circula en los mentideros de Madrid la idea según la cual España va a necesitar pronto un gran acuerdo, una Gran Coalición, entre el PP y el PSOE. Es verosímil un escenario en el que los dos grandes partidos pierden tantos votos en las próximas elecciones generales, que la única salida posible es una coalición entre las dos principales y hoy famélicas fuerzas políticas del país. A fin de cuentas –pensarían quienes imaginan esa opción– , así sucede en Alemania; y cuando le preguntas en las encuestas, la gente prefiere acuerdos entre los grandes.

¿A quién interesa una opción así? Obviamente, a quienes mejor les ha ido durante esta crisis horrorosa y a quienes ocupan sus poltronas ahora. A las grandes empresas que por naturaleza le tienen aversión al cambio. A los grupos económicos, sociales y políticos, que temen verse arrastrados por mareas, insultados en las manifestaciones y azotados por la indignación. También a quienes tienen una visión paternalista de la política: “la gente está enfadada y es normal; ya se le pasará. Pero somos nosotros los que sabemos cómo gestionar estos asuntos”.

Supongamos, y realmente es solo un suponer, que el líder del PP y el líder del PSOE estén pensando en esa opción: que tras las próximas elecciones, en el escenario de un parlamento fragmentado, gobierne el que más votos o más escaños tenga, con el apoyo del otro. Dos líderes tan demediados y con tan poco apoyo popular como Rajoy y Rubalcaba podrían así aplicarse en su especialidad: sobrevivir. Claro que para que tal opción sea posible, es necesario que no molesten demasiado los críticos, que las mareas no suban, que la tormenta amaine y que el personal se tranquilice. No pasa nada, se dirían, si cunde la desafección y el desencanto, mientras la indignación no termine por incendiar la calle.

Si yo pensara en eso –y me resultaría fácil autoconvencerme bajo la excusa de la “razón de Estado”– le dedicaría muy poco tiempo, o ninguno, a los asuntos que más agitan la conciencia de la izquierda: la apestosa corrupción en el PP, unos policías salvajes que lanzan pelotazos a seres humanos tratando de alcanzar la costa, la libertad de las mujeres para decidir si quieren o no ser madres… Tampoco movería mucho el asunto catalán: en el mejor estilo de los especialistas en la mera supervivencia, dejaría que el asunto se pudriera. Si yo me creyera imprescindible para salvar a la nación de las pulsiones extremistas, de las hordas de gente harta de conchaveo, del personal cansado de tejemanejes, haría un paripé de debate de Estado de la Nación y pasaría de puntillas por esos mismos temas escabrosos…

Salvando todas las distancias, a finales del siglo XIX, España ya experimentó una circunstancia parecida. Ante el temor de levantamientos y motines por parte de las masas populares, los liberales y los conservadores se pusieron de acuerdo con la monarquía para turnarse en el poder de manera pacífica y aparentemente democrática. El “turnismo” de la Restauración borbónica permitió traer la monarquía de Alfonso XII, María Cristina y Alfonso XIII, bajo la apariencia de una democracia representativa en la que no se tocaban los privilegios de las clases adineradas, los caciques y los burócratas. Ya sabemos en qué desencadenó todo eso años más tarde.

Yo creo que una componenda de Gran Coalición entre el PP y el PSOE, aunque fuera ahora perfectamente democrática, sería percibida por amplios sectores de la población como una traición a sus principios y exigencias. Y me temo que podría convertir al PSOE en particular en una fuerza política irrelevante, que habría perdido su esencia, que es contrastar con el PP. Hay otra opción. Que los socialistas sean una verdadera oposición a los conservadores. Que no claudiquen ni concedan en ciertos temas: la transparencia, los derechos humanos y cívicos, la solidaridad. Que tomen pacíficamente la calle. Que restauren las alianzas con sus amigos de siempre, hoy decepcionados: los intelectuales, los artistas, las minorías, los trabajadores… y también con nuevos y hoy distantes colectivos: las clases medias urbanas hartas de este PP tan penosamente conservador.

Creo que la gran coalición que hace falta no es ni de lejos la del PSOE con el PP, sino la gran coalición de la buena gente corriente –mucha de ella también de la derecha moderada, por cierto– frente a las componendas, los privilegios y los tejemanejes de los poderosos y los apoltronados, sean del partido que sean. Con la que está cayendo, caben básicamente dos opciones. Una de mínimos, a medida de supervivientes: replegarse en el calorcito de los hemiciclos, los despachos, las moquetas, los tapices y los coches oficiales, y acordar acuerdos y disensos con nuestros adversarios, aunque estén tan mal o peor que nosotros. Otra de máximos, a medida de valientes: salir fuera y ponerse del lado de la gente, denunciar a los corruptos, ser intolerante contra el abuso y la injusticia, poner patas arriba la política y comprometerse con los débiles. Esta última es más difícil, quizá, pero desde luego resulta mucho más inspiradora.
Más contenidos sobre este tema




16 Comentarios
  • Estrella Roja Estrella Roja 09/03/14 11:58

    Esta fusión sería como la de Grecia, no como la de Alemania. This merger would be like the Greek one, not like that of Germany. 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • CapitanRed CapitanRed 08/03/14 16:28

    Sí, pude que llege un momento en el que el PPSOE diga: de perdidos al río. Tienen un sentido de Estado que se vislumbra ahora en Navarra y antes en Euskadi. saludos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • molete molete 08/03/14 09:34

    Con respecto al comentario nº 7 de Irene....A esta ultima reflexion te referia tu tam,bien verdad? IRENE pues si depende de las personas, segùn y como nada es imposible, hasta siempre

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • molete molete 08/03/14 09:27

    Repito las gracias por tu articulo, pero tanta "Neurona" no puede ser desperdiciada sin dar una opiniòn interesada, o interesante. Me quedo en la segunda parte del pàrrafo final, la dificil, salir fuera , patear la calle como ya hicimos antaño, dejar de lado ideologias perniciosas, refugiarnos en ideales, no olvidarles ni olvidar tampoco  que las cosas seràn  buenas o malas dependiendo de las personas, esto nos nos obliga incluso a los mas recalcitrantes. Como tù mismo dices es la opciòn mas dificil y por supuesto la mas inspiradora, precisamente para las personas, no es posible mencionar "la buena gente" sin pensar en ello-ya dije , creo, que tal vez parezca un poco ingenuo-pero tambien me pregunto a mi mismo¿Como seria posible triunfar en esta opciòn sin ser en principio un poco ingenio?, Aquì lo dejo si leeis este comentario, gracias por vuestra paciencia

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • Maca Maca 06/05/14 01:32

      Molete, hola, me gustan mucho sus disquisiciones. Vamos a pensar que nada de eso puede darse. Estos "asustaviejas", creo que nos han hartado a todos. No le quepa la menor duda, y casi estoy segura que así es. Aún existen la derecha y la IZQUIERDA. No podemos olvidarlo. Un besito. Maca

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • molete molete 08/03/14 01:09

    .....Si como digo nos consideran vasallos, no tuvieron que pagar nada por la propiedad como hicieron los Alemanes, todos por igual, los que pagamos fuimos los desheredados que nos costo muchos años ponernos en pie sobre esta tierra, junto con ella, por eso bien se puede decir que somos el taller de repaaraciones del Capitañismo, por  esta doble causa mi querido Luis Arroyo, veo muy dificil al contrario que en Alemania, una Gran Coaliiciòn, entre quien se cree el amo del lugar, con el destinado eternamente a reparar los desperfectos que ocasiona. Una vez que cataron el Nectar de la Burbuja a final de los 90, me viene a la memoria Tom Wolfe, en su expresiòn, Los amos del Universo se movian mejor en la Especulaciòn Financiera, nada mas lucrativo que una Burbuja- y con estos "aamos" asì nos ha ido. Posiblemente sea un ingenuo, pero bastanmte   "zurrido" si conseguimos ponernos en pie nuevamente y reparamos desperfectos para que una coalicion imposible? Gracias por tu articulo

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • molete molete 08/03/14 00:41

    ......Pues si  queridos amig@s esta Tierra nuestras, sus Valles, Montañas, Rios, Bosques, etc. 4tc. sigue siendo en el sentir de algunos, propiedad particular por Herencia divina-probad a mencionar- en  ciertos ambitos hoy en dìa la palabra Nacionalismo, si sigues, te haran callar, un Presidente de nuestra Joven democracia dejo dicho ante representantes Politicos de nuestro entorno lo siguiente " A mì el Islam, todavia no me ha pedido perdon por la invasiòn  de España hace X siglos" otro Presidente sucesor de aquel y de esos Heredeeros hasta lo tiene por escrito quienes estan capacitados paradirigir los designios de España, esto hoy y ahora. Eata clao quien, quienes son, o consideran seriamenteser por Herencia los legitimos Herederos de los Valle, Montañas, Rios, Bosques, etc. etc., que componen  el solar Patrio, Poerque iban a pagar nada por ello si ademas solo somos vasallos no dirigentes, ojo eso es lo que se piensan y no lo niegan , no hay que ser muy experto para darse cuenta, 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • IRENE IRENE 07/03/14 20:34

    No es del todo descartable, dada la similitud de apoltranamiento de los dos lideres, una lastima de psoe, aunque por otro lado parecen discrepar en materias como el aborto, la religion como asignatura obligatoria y algunas menudencias más. Seria un sueño si se aliaran las izquierdas y fueran una fuerza con mucho mas poder, pero dado el espectaculo que estan dando de falta de unión no lo veó.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • molete molete 08/03/14 00:00

      En principio la posibilidad propuesta por Luis Arroyo como siempre con muchos matices-no nos lo pone facil- eso nunca...je¡..je¡ a priori no lo veo, y no por problema de "aapoltronamiento", y religion, aborto, todo lo que conlleva, junto a otros muchos è importantes diferencias que no vienen al caso a este principio de la pelicula, da igual podemos de momento pasarla por alto.  No¡..N0... personalmente soy esceptico sobre ello, me explicare...En Democracia es posible para Alemania, fijaos en un solo detalle y pensad- El pasado año terminaron de pagar el "peaje" impuesto por la sociedad Internacional por responsabilidades en la 2ª Guerra Mundial, con el dinero de todos los Alemanes, luego bien Alemania es de todo los Alemanes y nadie lo discute. y si alguien lo discute lo juzgan .. Aquì en España despues de unos años de Gerra Civil, 40 años de Dictadura 38 años de Democracia, nadie a pagado nada, y es obvio que no necesito decir ahora mismo, quienes se creen los unicos dueños----------

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • benicadell benicadell 07/03/14 15:12

    ¿ A quién interesa una Gran Coalición? Por orden de interés primordial-puede variar el orden pero no mucho-Interesa a la Monárquia,a la Iglesia,a la gran Banca y a unas pocas multinacionales.El resto de mortales si tiene el pasaporte español es por pura casualidad.Todo lo demás es prescindible.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • benicadell benicadell 07/03/14 15:00

    Desgraciadamente en nuestra -hasta ahora decadente España-los únicos puestos fijos que se ofertan son las" poltronas" que nuestra decadente democracia ofrece.La lucha por la "poltrona" es el único y verdadero fin de nuestros políticos.La gerencia y servios al ciudadano-su votante- pasa a un tercer plano.Un plano insignificante para "ellos".

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Jorge Cruz Jorge Cruz 07/03/14 10:38

    Como bien dices, Luis, un posible pacto PP-PSOE significaría una declaración abierta de supervivencia; de apego a la poltrona contra lo que y quienes sea. En el fondo, dado que, como digo en mi comentario anterior, creo que comparten más cosas de las que discrepan, lo veo factible en una situación extrema en la que se vieran claramente fuera (ojalá los ciudadanos los enviáramos a su casa). La política sigue concebiéndose con sentido patriarcal: solo yo sé qué es lo que le conviene a la gente. Me repatea cada vez que un político es catalogado por sus compañeros de partido o por si mismo de valiente por mantener una propuesta/ley/proyecto de ley contra la opinión pública, cuando lo que sería verdaderamente valiente sería enfrentarse con los grandes poderes económicos que les presionan y sobornan, en aras del bien de toda la ciudadanía. Ojalá ambos partidos queden en mínimos, pero no sé si la ciudadanía resistirá la cantidad de propaganda que se le vendrá encima hasta Noviembre de 2015.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0



Lo más...
 
Opinión