X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Muros sin Fronteras

Periodismo es publicar lo que alguien no quiere que publiques

Publicada 29/10/2015 a las 06:00 Actualizada 28/10/2015 a las 21:44    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 23

Periodismo es publicar lo que alguien no quiere que publiques

Trailer for "Fit To Print" - a feature documentary about America's loss of investigative journalism. This trailer features interviews with David Barstow, Ken Paulson, Geneva Overholser, Mark Feldstein, Laura Frank and Stephen Janis. Please help us finish the film by donating today at http://fittoprintfilm.com. All donations are tax-deductible thanks to our fiscal sponsor, Deep Dish TV.

He visto un gran película durante mi estancia en Nueva York: Truth, aún no estrenada en España, que invita a reflexionar sobre el estado de la profesión. Antes, para situarnos sobre el contenido de este texto, una cita de George Orwell, un referente ético: “Periodismo es publicar lo que alguien no quiere que publiques. Todo lo demás son relaciones públicas” .

En España hemos extraviado, y más en la crisis, el punto de vista; olvidamos que una gran cantidad de la información que produce el poder es propaganda, autobombo, falsas verdades o simples mentiras. La alternativa es la información propia, la investigación independiente. La película a la que hago referencia trata de un caso ocurrido en 2004. El programa de investigación más prestigioso de la CBS, 60 minutes, emitió un trabajo sobre los antecedentes militares de George W. Bush y sus presuntas maniobras para evitar ir a Vietnam. El contenido parecía impecable.



Eran tiempos electorales en los que los republicanos atacaban a John Kerry por su campaña contra la guerra de Vietnam (después de luchar allí). Mary Mapes, la productora de Dan Rather, una institución en la historia reciente del periodismo televisivo en EEUU, recibió unos documentos que acreditaban que George W. Bush se había servido de influencias para ingresar en la Guardia Nacional y escapar así de Vietnam. Todos los testimonios que Mapes y su equipo de investigadores lograron reunir confirman la veracidad del contenido de los documentos.

El problema es que estos eran copias. No lograron obtener los originales para cotejarlas porque fueron destruidos para esconder pruebas. Ese error en la credibilidad irrefutable de los documentos permitió el contraataque de la Casa Blanca y el desvío de la atención del problema esencial. Ya no se discutía si el presidente, el comandante en jefe, había conspirado para no servir a su país en tiempos de guerra, sino el tipo de letra, la posibilidad de que las copias fueran una reelaboración posterior.

La CBS organizó una investigación interna que tenía como objetivo salvar a la cadena. Dan Rather tuvo que dimitir y todo el equipo que participó en el reportaje fue despedido. Mary Mapes nunca volvió a trabajar en los informativos en una televisión estadounidense. George Bush ganó las elecciones.

El alegato final ante el comité investigador de Mapes, que interpreta en la película Cate Blanchett, es muy bueno. Contiene numerosos elementos que ayudan a explicar la actual debilidad de los medios de comunicación ante el poder (aún relativo en EEUU y apabullante en España).

El principal es que la mayoría de las televisiones han pasado de la información al entretenimiento, o a esa mezcla infernal llamada infoentretenimiento que sube los ratings, permite ganar dinero a espuertas, pero no inquieta a los corruptos ni al poder en cualquiera de sus formas. Este tipo de televisiones han dejado de ser una suerte de contrapoder para ser parte del poder, es decir, parte del problema.

La prensa escrita lucha desesperadamente desde hace tiempo, años por salvarse. Culpamos a internet y al gratis total como rivales, pero los periodistas hemos cometido graves errores, sobre todo los periodistas-gerentes. El creador de las series The Wire y Treme, David Simon, lo explicaba con claridad en esta entrevista a Pedro Alzaga: "La gente que lleva los periódicos ya no respeta su propio producto", y en su comparecencia ante el Congreso de EEUU.



¿Qué es más importante, las acciones del medio de comunicación, es decir su interés económico en medio de otros intereses económicos, o las noticias? O la verdad, para regresar al título de la película. Dan Rather, interpretado por Robert Redford, mantiene una conversación en un avión con un joven periodista de su equipo, a quien explica la importancia de no dejar de preguntar.

Preguntar no es intentar agradar a un presidente que cuando miente se le disparan los tics, o que tiene un sólido historial de faltar a la verdad y a sus promesas; preguntar es representar al ciudadano, exigir respuestas precisas y ciertas, respaldados por una ciudadanía que no tolera la mentira. En España la mentira no descuenta votos. No solo los periodistas, en general, porque hay excepciones, tenemos la culpa, también falla una parte mayoritaria de la sociedad civil, esa que el poder confunde con mayoría silenciosa, es decir, obediente.



Estamos en tiempos de cambio radical, tiempos apasionantes en los que surgen nuevas plataformas periodísticas, como infoLibre. Y otras, y de medios tecnológicos para hacer llegar al lector la información. Cambia el medio, tal vez el mensaje y el modo, pero no la esencia, el compromiso con la información veraz, como la frase de Orwell.

Esa búsqueda insobornable de la verdad, como si fuera una misión ética irrenunciable, que lo es, permite un mejor funcionamiento de la democracia. La libertad de cada medio depende de sus lectores y anunciantes. Si los lectores no quieren pagar lo que cuesta un café por un tipo de información que exige paciencia, conocimiento y fuentes, entonces es que la batalla está perdida. Quedaríamos en manos de los creadores de las preferentes, los saqueadores de lo público, los esquilmadores de la Sanidad y la Educación.




El avance de la globalización impulsada por la crisis ha creado un poder superior a los Estados: los mercados, los grandes inversores, los ludópatas de los productos financieros tóxicos. Quizá siempre fue así, más o menos, pero ahora se ha perdido el pudor de ocultarlo. En este hundimiento de los recursos democráticos, del control político, del valor de las urnas, también se ha producido una regresión del poder de los medios, muchos de ellos en manos de bancos y grandes corporaciones internacionales.

Solo queda una línea de defensa, además de miles de locos solitarios como Dan Rather y Mary Mapes: los ciudadanos.

EL AUTOR
Relacionados


10 Comentarios
  • 23 Jaures 14/04/16 08:27

    Quiero opinar, pero, opinar de verdad y con la verdad. ¿Por qué no lo hago? Miedo, miedo a perder amigos, a perder lazos familiares, a ser tratado como bicho raro. Debo opinar porque sino lo hago seguiré siendo una persona aceptada en la sociedad.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 22 para3 30/10/15 16:30

    Afortunadamente la sociedad empieza a perder el miedo y a valorar a los honestos. No obstante, y mientras esta España nuestra siga siendo pasto de la incultura y de los caciques de turno una parte de la sociedad seguirá votando opciones que roban y corrompen la política por miedo. Son millones todavía los que se dedican a cerrar los ojos y no quieren ver la realidad. Esa realidad que les dice que han estado casi 40 años votando a alguien que les ha mentido desde el principio. Es difícil parar, pensar y reconocer que te han engañado. Es más cómodo seguir defendiendo lo indefendible y ocultando tu voto o votando a la opción que, según unas manipuladas encuestas, es la vencedora para apuntarse al carro del ganador.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 21 mjs 30/10/15 13:19

    Gran articulo que nos debe hacer reflexionar a todos los ciudadanos, especialmente en este momento, a 2 meses de elecciones. ¿ Queremos ejercer de ciudadanos y no conformarnos con la bazofia informativa de muchos medios televisivos, escritos e incluso en internet o es mejor pagar directa o indirectamente por unos medios independientes y veraces que no esten mediatizados por presiones ideologicas y nos permitan decidir a nosotros que creer?

    Responder

    Denunciar comentario

  • 20 jhgb 29/10/15 19:07

    El que pregunta por lo que el poder quiere ocultar se la juega. Es tiempo de valientes dispuestos a jugársela por una vocación y un sueldo. Honor a los hombres buenos, que sin dejar de ser vulgares hombres buscan la verdad.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 19 jeos 29/10/15 13:20

    El habito de buscar la verdad se debe inculcar en las escuelas como parte de la educación, pero como lograr esto cuando persiste un modelo educativo que sostiene con fondos públicos opciones confesionales e instrumentadas con el fin de hacer de la educación un negocio y una herramienta de segregación y manipulación. El estado debe garantizar los medios para una educación laica e igualitaria para todos los ciudadanos y quien quiera optar por modelos diferentes que excluyen en función de sexo, creencias o posición social que lo pague de su bolsillo. La enseñanza es el primer paso para formar ciudadanos concienciados, libres y capaces de pensar por si mismos.  Un magnifico articulo.   

    Responder

    Denunciar comentario

  • 18 Bacante 29/10/15 12:14

  • 17 Retornado92 29/10/15 12:01

    Soy socio y he tratado varias veces de conseguir que "alguien" investigue por qué había dos guardias civiles en casa de la "señora" Aguirre, QUE GUARDABAN mientras ella se paseaba solita por Madrid, con su cochecito, bien comida y acaso mejor bebida, sacando dinero de un banco... Por qué, CON QUÉ MOTIVO esos militares (D O S) estaban en su casa, pagados por el Ministerio de Defensa... Y NO LO HE CONSEGUIDO: NADIE HA VUELTO A SACAR EL TEMA... Son misterios de España, como aquello del 3% que surge ahora como expulsado de las entrañas de la sociedad, con la agravante que TODO EL MUNDO LO SABÍA Y TODOS CALLABAN... Hay miles de cosas: desde los crímenes de la posguerra hasta la supresión de los subsidios familiares o la ausencia de guarderías después de décadas de gobiernos socialistas... Esto es España, y no le busquéis rigor porque hace muy buen tiempo y nos pasó por encima una dictadura implacable, apoyada por una iglesia que nunca perdonó que la república le quitara el monopolio de la enseñanza...

    Responder

    Denunciar comentario

  • 16 Cuervo Ingenuo 29/10/15 11:37

    Si la única línea de defensa que existe es la de los ciudadanos, apañados estamos. En una sociedad que a la gente no le importa estar horas y horas esperando en la cola para la apertura de una nueva tienda de una multinacional y sin embargo no mueve un dedo cuando le quitan sus derechos, les roban y se ríen de ellos a la cara, no cabe sitio para la esperanza.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 15 Agnes 29/10/15 11:13

    Pues a ver si dejáis de hacer tanta propaganda a ciudadanos y investigáis cuál es el origen de todos ellos , ya que nos la tenéis hasta en la sopa hablando de ellos y siempre bien , sin decir las verdades a los ciudadanos y que estos vienen de las entrañas del pp y que todo está programado para que así la derecha siga mandando en un país ya destruido por la pobreza y sin los derechos que se han conseguido a base de lucha.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 14 ferrermr 29/10/15 10:56

    El problema es la propia formación de los periodistas. Un periodista debería tener un bagaje enorme para ser capaz de presentar la realidad, desgraciadamente brilla por su ausencia. Todo se porfía los medios informáticos, a saber idiomas y a "relacionarse", pero no importa ni interesan los contenidos que esos medios transmiten o los idiomas usados para transmitir sólo naderías. Los ciudadanos nos merecemos periodistas PROFESIONALES y nuestra obligación es exigirlos. No podemos aceptar caras televisivas o voces radiofónicas sólo porque quienes dirigen, de verdad, los catapulten al estrellato.

    Responder

    Denunciar comentario



Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.