X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Tiempos Modernos

Nosotros y la posverdad

Publicada 28/12/2016 a las 06:00 Actualizada 27/12/2016 a las 20:28    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 73

20 de diciembre de 1954. En  una casa a las afueras de Chicago un grupo de hombres y mujeres esperan el aterrizaje de un platillo volante que les salvará de un inminente cataclismo en forma de inundación. La hora y fecha exacta, las doce de la noche de ese día, han sido anunciadas mediante escritura automática a Dorothy Martin, un ama de casa aficionada a la parapsicología, por Sananda, el extraterrestre al que el grupo considera la reencarnación intergaláctica de Jesucristo. Hasta aquí todo normal.

El típico comportamiento alienígena que pudiendo elegir a la NASA o al 061 para avisar del desastre, se decanta por una señora de Chicago. La inteligencia interestelar es así de excéntrica en lo que respecta a la selección de personal: tú les das a elegir entre Rafael Hernando y Antonio Hernando como portavoz parlamentario de un partido y ellos eligen… Dejémoslo, el ejemplo no es bueno.

A las puertas de la casa de la señora Martin están apostados un buen número de curiosos a los que el anuncio de la llegada, sobre el que algunos medios llevan tiempo informando puntualmente no sin cierta ironía, ha congregado allí. En su interior, infiltrados en el grupo, Leon Festiner, un psicólogo de la Universidad de Stanford, y algunos de sus colaboradores que, apenas conocieron la noticia, entendieron que era una oportunidad inigualable para llevar a cabo un estudio de campo sobre cómo reacciona el ser humano ante la evidencia directa e innegable de una creencia que se demuestra errónea. ¿Qué pasará cuando, con toda lógica, los extraterrestres no se presenten?

Los Seekers (buscadores), que es cómo se autodenominan los seguidores de Dorothy, han recorrido un duro camino desde que un año atrás la señora Martin se levantara un día con un leve hormigueo en el brazo y, en lugar de irse a urgencias, decidiera tomar un lápiz y atender el dictado mágico de Sananda. Para conseguir la tarjeta de embarque, los Seekers, han tenido que soportar incesantes burlas,  desprenderse de sus posesiones terrenales e, incluso, abandonar sus empleos en el caso de algunos o soportar un bochornoso despido en el de otros, como  el doctor Laughead, al que la institución en que trabajaba le pidió que renunciase tras conocerse públicamente su relación con este asunto.

El estudio está recogido en el  libro When prophecy fails (Cuando la profecía falla), que relata puntualmente la historia y lo ocurrido tras el, a todas luces previsible, plantón:  Dorothy salió al paso de las explicaciones tímidamente reclamadas por sus acólitos gracias a un mensaje urgente de Sananda en el que comunicaba a todos que su fe había salvado al mundo y –lo más reseñable desde el punto de vista científico– la mayoría de miembros abrazó aún con más fervor su creencia en ese Jesucristo interestelar. El único cambio que experimentaron los Seekers tras el fracaso de la profecía fue la necesidad, antes no contemplada, de hacer proselitismo y expandir el culto a Sananda.

Curiosamente, ese patrón de comportamiento –anuncio mesiánico, frustración de expectativas y posterior reafirmación– se repite a lo largo de la Historia en este tipo de augurios.

La explicación a esta conducta, a por qué seguimos defendiendo una convicción pese a que ésta sea desmentida por los acontecimientos, o, en otras palabras, por qué nos cuesta tanto cambiar de opinión aun cuando una evidencia en forma de dato o hecho así lo aconseja, tiene que ver con el “razonamiento motivado”. Se trata de un concepto psicológico que define la forma en que nuestro proceso cognitivo elabora estrategias inconscientes que determinan, más que la realidad, que lo que pensamos y las conclusiones a que llegamos sean aquellas a las que queremos llegar. Y no, el razonamiento motivado no limita su radio de acción al terreno de lo religioso, sino que expande su contumacia por muchos otros ámbitos de nuestro conocimiento, entre ellos, por supuesto, la política. ¿En cuántos de los debates sobre política que ha mantenido usted ha convencido a alguien? ¿En cuántos le han convencido a usted?

Nuestro universo personal de convencimientos, del que la ideología forma parte fundamental, es una coraza ante la que la realidad objetiva poco tiene que hacer. Preferimos reconocer que conocer. Es mucho más confortable que aquello que nos llega del exterior nos confirme y reafirme en lo que pensamos a que nos obligue a revisar nuestras certezas. Cuando nuestro bagaje de certidumbres se ve amenazado reaccionamos a la defensiva.

Es un reflejo atávico, explican los científicos. Es el mismo resorte instintivo que, por poner un ejemplo, hacía a los primeros homínidos ponerse en guardia ante la amenaza inconcreta de lo desconocido –ya fuese un depredador o un Homo erectus de derechas. Una herramienta imprescindible para la supervivencia en la jungla prehistórica de la que, para mayor gloria de los debates televisivos, no hemos podido deshacernos en millones de años de evolución. Lo desconocido, lo extraño, puede ser algo tan tangible como un refugiado, o una información que sacuda nuestra confortable comodidad ideológica.

Numerosos experimentos científicos demuestran, mediante dispositivos de estudio neuronal, cómo ese resorte defensivo es infinitamente más rápido que nuestro pensar consciente. La emoción es anterior a la razón. Y cuando ésta entra en funcionamiento lo hace contaminada por aquella.

La razón está pues, incluso en momentos en que creemos utilizarla bajo estrictos criterios de objetividad, teñida de emoción, de afecto y vinculación a nuestro particular sistema de creencias. ¿Merecemos pues el pomposo apelativo de seres racionales? Sí, aunque tal vez no el de “seres razonables”. De hecho la mayoría de las veces en que creemos razonar, sólo estamos racionalizando, adaptando, procesando esa nueva información para acomodarla a nuestras concepciones previas. En palabras de uno de los psicólogos cuyo trabajo sustenta estas afirmaciones, “creemos que estamos actuando como científicos pero, en realidad, actuamos como abogados”,  contraargumentamos para llegar a un objetivo.

Esta actitud explica que, por ejemplo en Estados Unidos, ni siquiera las evidencias científicas acerca del cambio climático consigan que la mayoría de republicanos admitan la gravedad del problema y la responsabilidad de la actividad humana en su empeoramiento. O, en sentido contrario, que muchos ciudadanos de pensamiento progresista –los demócratas, como partido, no tienen posición oficial sobre este asunto– sean renuentes a vacunar a sus hijos por temor a que unos no demostrados efectos secundarios les provoquen autismo.

Más aún, el intento de corregir mediante información veraz estas opiniones sesgadas lo único que consigue en muchos casos es que en algunos de los sujetos sometidos a estudio se produzca lo que los científicos llaman un efecto “backfire” (retroceso), es decir, que la confrontación de sus posiciones previas sobre un determinado asunto con la evidencia de su error, no logre el resultado deseado sino una reafirmación en su postura.

En sentido estricto, y con datos de Estados Unidos, pues es allí donde se han llevado a cabo los estudios mencionados, los resultados no acaban de determinar si hay diferencias fundamentales entre demócratas y republicanos en cuanto a las posibilidades de corrección de opiniones sesgadas por la ideología mediante la aportación de datos reales y fidedignos que las refuten. Si bien la actitud de los conservadores parece más proclive al sesgo y reacia a la aceptación de datos y hechos,  el debate se complica –a decir de los propios investigadores– cuando el ala progresista se amplía y se extiende por la izquierda hasta los regímenes comunistas. Sí parece claro que entre los progresistas no se produce el efecto retroceso.

En lo que quedan igualados progresistas y conservadores es en que en ambos es más fácil combatir los errores provocados por la desinformación que por aquellos que son fruto de la mala información. Mark Twain, frecuentemente citado en comentarios a estos estudios, lo resumía a la perfección: “Lo que te crea problemas no es lo que no sabes. Es aquello que estás seguro de saber pero es falso”.

Somos, pues, terreno en barbecho para que los políticos practiquen con nosotros ese impúdico ejercicio de la posverdad que muchos –no todos– cultivan. Cuentan de antemano con la complicidad de los más cercanos, quienes mediante el razonamiento motivado ayudarán a disimular su desvergüenza. La posverdad nos tiene como colaboradores necesarios. Ocupamos tanto tiempo en denunciar la perversidad de aquellos a quienes jamás votaremos que apenas nos queda tiempo para criticar ligeramente a aquellos a los que votamos.


Hazte socio de infolibre



17 Comentarios
  • mituca mituca 02/01/17 13:35

    Es una forma de explicarlo. Cambiemos la última frase, dediquemos más tiempo a criticar a "los nuestros" y menos a los que numca votaremos y es probable que posibilitemos que nustros razonamientos sean menos motivados y más razonables. No demos ventaja los politicos para que practiquen con nosotros y consigan que les hagamos el trabajo que ellos no hacen.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Birth 1 Birth 1 29/12/16 13:07

    Se comenta que un periodista español mencionó la palabra posverdad en 2004. Seguro que Peter Oborne, periodista corresponsal de Westminster durante quince años leyó el artículo y se apropió del término para desarrollarlo en el libro que publicó al año siguiente. Es que estos británicos son tan eficientes...

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • Galeno1 Galeno1 04/01/17 04:24

      Dices: "Se comenta que un periodista español mencionó la palabra posverdad en 2004. Seguro que Peter Oborne, periodista corresponsal de Westminster durante quince años leyó el artículo y se apropió del término para desarrollarlo en el libro que publicó al año siguiente. Es que estos británicos son tan eficientes..." .................................................................................................................................................. Supongo que te refieres a: "49 Galeno1 29/12/16 00:07 (...)Birth 1 dijo.. (...) Al menos Josep Ramoneda, ya dió un primer vagido, en España, en octubre de 2004, antes del autor que citas en 2005. (Referencia, entre otros, comentario 48). Saludos. ................................................................................................................................................... Por ello te digo que no se comenta sino que en el 48 se da el link a un artículo publicado el 12 de octubre de 2004, y se dice que el autor, Josep Ramoneda, en ese artículo, emplea la palabra: pospolítica, que es un primer vagido de posverdad. Afirmación última que hice, siguiendo el hilo de tu 46 y 45 creyéndome lo que ahí se dice ya que no tengo ningún motivo para no creerte. ................................................................................................................................................... El dar por cierto lo que dices en tu 45, me llevó a decir que lo de Ramoneda era un primer vagido en España, de lo que el autor que citas publicó en 2005. Lo hice recordando aquello, del erudito español que decía que las anotaciones al margen en castellano, en libros escritos en latín en San Millán de la Cogolla, fueron los primeros vagidos del castellano escrito. Esas palabras castellanas anotadas al margen, según dice el erudito, se debían a que muchos lectores de esos libros ya no entendían palabras latinas concretas y de ahí la anotación al margen de la palabra castellana hablada. Tengo amigos marroquíes, que cuando en la tele de ese país habla una personalidad oficial, como lo hace en árabe y no en "marroquí" les hacen gracia algunas de las palabras que usa esa persona  y lo ven ridículo. Saludo

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • paco arbillaga paco arbillaga 29/12/16 11:33

    «Aviso a toda la población: el simulacro de Paz y Amor HA FINALIZADO. Ya pueden volver a ser los mismos de siempre.» ¿Será un mensaje posverídico navideño? Osasuna!

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 4 Respuestas

    0

    0

    • bidebi bidebi 29/12/16 12:11

      Ese mensaje sería la desconstrucción de la posverdad de la Navidad. La Navidad es la posverdad de siempre. En este año se ha puesto de moda la palabreja, porque cada vez más vivimos del slogan, pero poco durará y pronto nos olvidaremos de ella. La llamada ahora posverdad ha existido siempre y siempre se ha vivido sobre ella. Lo que viene pasando desde hace bastante tiempo es que la política se ha convertido en un mercado que tiene como base principal la publicidad del producto. Y dentro de la publicidad el slogan corto, impactante, sin fundamento y sin mucha sustancia es el que triunfa. La política aprende de ella y utiliza el mismo método. A su vez el ciudadano se ha convertido en consumidor de slogan primario tanto en mercancías como en políticas, que es otra mercancía que se compra y se vende. Es una rueda diabólica que conforma la personalidad tanto del comprador como del vendedor. Como decía ayer, el consumidor, ante la publicidad de mercancías o de propuestas políticas, no utiliza la consciencia racional, si no que utiliza casi siempre el subconsciente de las emociones y de las creencias. Por lo tanto es un campo abonado para que el vendedor presente lo falso como verdadero a fuerza de repetirlo y muchos se lo compren si se corresponde con su creencia y con lo que quieren escuchar. Por ejemplo : El discurso publicitario de Podemos, “conquistar el cielo”, ¿es posverdad?. Pues también, porque en España no hay condiciones objetivas para un cambio de régimen y porque los millones que les votan quieren oír precisamente eso. Quieren creer que es una verdad que es posible porque necesitan tener esa creencia. Posverdad es el régimen español, la democracia española, el rey de España como quien trajo la democracia o la modélica transición. Muchos creen que son verdades porque necesitan oírlas como verdades y necesitan tener esa creencia, que nunca puede pasarse por el filtro de la racionalidad porque entonces todo se derrumba. En realidad casi todo el mundo sigue creyendo en los reyes magos. Parecería que es la única forma de sobrevivir.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 3 Respuestas

      0

      0

      • irreligionproletaria irreligionproletaria 29/12/16 15:19

        Pues no Bidebi, yo soy republicana convencida y no creo en 'guelles' ni 'gueinas' con magia o sin ella (ni oro, ni incienso, ni mirra) Buenas tardes y buena suerte para 2017 a tod@s l@s comentaristas de bien. Un abrazo (no digo republicano para no repetirme tanto, pero es mi intención)

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 2 Respuestas

        0

        0

        • bidebi bidebi 29/12/16 16:25

          ¿Y qué tiene que ver que seas republicana con que creas en hadas?. El republicanismo es la forma más racional de organización social. Sin embargo, en países como España en los que se ha impuesto la forma antidemocrática de la monarquía, también el republicanismo suele ser una posverdad. Porque se asocia República con libertad, con igualdad, con democracia y hasta con socialismo. Y eso es una falacia. Hay repúblicas dictatoriales, sangrientas, bananeras y medievales. Podría existir una monarquía parlamentaria constitucional, que no es el caso de España porque fue impuesta, más democrática que una República. Los nombres en si mismos no hacen, se hacen. Por eso, la República, sin más adjetivos, puede ser una posverdad. Por cierto, “yo soy la Verdad y la Vida” ya lo dijo un iluminado que se creía un dios. Nadie es la Verdad.

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 1 Respuestas

          0

          0

          • paco arbillaga paco arbillaga 29/12/16 17:12

            «Nadie es la Verdad.» Ocurre que bastantes personas se creen que son Nadie y además cuentan con gente servil que contribuyen a que se lo crean.

            Responder

            Denunciar comentario

            0

            0

  • Galeno1 Galeno1 29/12/16 06:23

    Se lee: "La explicación a esta conducta, a por qué seguimos defendiendo una convicción pese a que ésta sea desmentida por los acontecimientos, o, en otras palabras, por qué nos cuesta tanto cambiar de opinión aun cuando una evidencia en forma de dato o hecho así lo aconseja, tiene que ver con el “razonamiento motivado”. Se trata de un concepto psicológico que define la forma en que nuestro proceso cognitivo elabora estrategias inconscientes que determinan, más que la realidad, que lo que pensamos y las conclusiones a que llegamos sean aquellas a las que queremos llegar." ................................................................................................................................ Un caso paradigmático de razonamiento motivado es el de Manuel Monereo: ................................................................................................................................. En "un reciente artículo de Monereo, diputado de Podemos por Córdoba y persona cercana a Iglesias, titulado “Podemos: el final de la inocencia”. Dice así: “Lo nuevo es que el sector o corriente identificada con Íñigo Errejón tenía un arma y la ha usado: hacer pública la ruptura del equipo dirigente forjado en Vista Alegre I y buscar el apoyo de unos medios de comunicación y de unos poderes dispuestos, cueste lo que cueste, a levantar una alternativa desde dentro a Pablo Iglesias. No valoro, constato el hecho.” ..................................................................................................................................................."Evidentemente, [lo que afirma Monereo] no es un hecho, es una interpretación en toda regla. Una apreciación que busca un objetivo: señalar como enemigo interno a la corriente de Errejón y a todo el que valore positivamente la diversidad o critique el método de lograr la unidad mediante el desplazamiento de los discrepantes de sus puestos de responsabilidad." .............................................................................................................................................. http://www.nuevatribuna.es/opinion/gabriel-flores/elogiopluralidadintegracionmesura/20161227085446135139.html

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • Galeno1 Galeno1 29/12/16 07:32

      Monereo nos descubre ¿a su pesar? que el equipo dirigente de Vista Alegre I estaba roto pero no era público ese hecho. ................................................................................................................................................... Monereo lo descubre de esta forma: "Lo nuevo es que el sector o corriente identificada con Íñigo Errejón tenía un arma y la ha usado: hacer pública la ruptura del equipo dirigente forjado en Vista Alegre I" ................................................................................................................................................... También el pasado día diez, Jorge Verstrynge da a entender que no quiso verlo y que no se lo quería creer. Lo dice en Público, en "Habla un viejo" al final a modo de postdata, y dice: ................................................................................................................................................... "P.D. No lo quise ver venir (o no me lo quería creer), aquello que dicen que venía ineluctablemente: que los dioses vuelven locos a aquellos que desconocen sus límites. Y más aún a los que se creen a pies juntillas eso tan demasiado simple de que el enemigo de mi enemigo es mi amigo. Porque la dureza de la política, cuando se transforma en mera lucha por el poder, traspasa alegremente esos supuestos." ................................................................................................................................................... http://www.publico.es/opinion/habla-viejo.html 

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • Artero Artero 29/12/16 00:33

    Simplificando; llegará el momento,en que el ser humano, al mirarse al espejo, verá reflejado en el, al enemigo

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Galeno1 Galeno1 28/12/16 19:06

    Se lee: "¿En cuántos de los debates sobre política que ha mantenido usted ha convencido a alguien? ¿En cuántos le han convencido a usted?" ................................................................................................................................................... Mi experiencia dicta que si bien aparentemente el debate es estéril en el sentido que transmite el "Tiempos Modernos", no lo es a la larga, sobre todo su hubo pedagogía democrática, y datos sean presentes o futuros, contrastables fácilmente. ................................................................................................................................................... Nota 1: "Y ahora el Gobierno, bajo el viejo lema de la reconciliación, parece apuntarse a la moda de los discursos pospolíticos que menosprecian la importancia de la verdad y colocan los juicios morales bajo el signo del relativismo. Ahora resulta que, pasados los años, da lo mismo un soldado de la división Leclerc que liberó París que un soldado de la División Azul que se fue a luchar en defensa del totalitarismo nazi. Todos son españoles, lo demás, según parece, sería anecdótico. ¿Esta es la pedagogía democrática que hace el Gobierno?" (Josep Ramoneda, 14 de octubre de 2004) ................................................................................................................................................... Nota 2: Nótese como Ramoneda en 2004 ya hablaba de "postpolítica" al decir "discursos postpolíticos" que hoy y debido a "Trump" se ha popularizado como: postverdad.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • Galeno1 Galeno1 28/12/16 19:13

      En el 42: a las palabras que empiezan por: post, les sobra la letra: t. ........................................................................................................................................................ Sorry. 

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • Galeno1 Galeno1 28/12/16 18:37

    Se lle: "Lo desconocido, lo extraño, puede ser algo tan tangible como un refugiado, o una información que sacuda nuestra confortable comodidad ideológica." ................................................................................................................................................... Si entre las ideas que nos "suministra"  la confortable comodidad ideológica, algunas son ideales, entramos en la senda del fanatismo. Saludos. ................................................................................................................................................... Nota: ""Fueron fieles a los ideales que abrazaron", ha hecho escribir el ministro Bono en el texto de homenaje a los que dieron la vida por España. Es el viejo mito de raíz religiosa de la coherencia y la autenticidad en la creencia. Como si la fidelidad a los ideales convirtiera en moralmente irreprochable cualquier acción que se hiciera en su nombre. Julio Caro Baroja tiene una clarificadora definición de ideales: "Simplificación de las ideas conforme a una especie de esquema maniqueo según el cual el Bien está de su parte, y el Mal está al otro lado y defendiendo el Bien se puede llegar a todo. Al robo, al secuestro y al asesinato". Cuidado con los ideales. Queman." ................................................................................................................................................... http://elpais.com/diario/2004/10/14/espana/1097704821_850215.html

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Galeno1 Galeno1 28/12/16 18:22

    Se lee: "Más aún, el intento de corregir mediante información veraz estas opiniones sesgadas lo único que consigue en muchos casos es que en algunos de los sujetos sometidos a estudio se produzca lo que los científicos llaman un efecto “backfire” (retroceso), es decir, que la confrontación de sus posiciones previas sobre un determinado asunto con la evidencia de su error, no logre el resultado deseado sino una reafirmación en su postura. ................................................................................................................................................... Quizás esos sujetos sensibles al "backfire" puedan paliar esa "dependencia" del mismo, pensando que sus posiciones previas, son como faltas de ortografía. Por ejemplo: ................................................................................................................................................... Una coma mal puesta.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Galeno1 Galeno1 28/12/16 18:18

    Se lee: "“Lo que te crea problemas no es lo que no sabes. Es aquello que estás seguro de saber pero es falso”" ................................................................................................................................................... Dicho de otro modo: En un foro como éste, lo que te crea problemas no son las palabras de las que dudas sobre su ortografía, sino aquellas de las que estás seguro que sabes como se escriben. ................................................................................................................................................... Por ello se puede pensar que la duda es lo que nos humaniza, frente al robot, y ayuda a progresar adecuadamente. ................................................................................................................................................... Un abrazo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Galeno1 Galeno1 28/12/16 18:06

    Se lee: "Ocupamos tanto tiempo en denunciar la perversidad de aquellos a quienes jamás votaremos que apenas nos queda tiempo para criticar ligeramente a aquellos a los que votamos." ................................................................................................................................................... Se ocupa un tiempo elefantiásico en todas partes: En los foros, en los medios de comunicación (tv, radio, prensa) el Paradigma es 13TV con Podemos. Saludos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0



Lo más...
 
Opinión
  • Muros sin Fronteras Ramón Lobo Ramón Lobo

    En busca de un modelo para decir adiós

    Si está contando los días y las horas que faltan para el 1 de octubre, o es de los optimistas que esperan algún tipo de milagro el día 2, es posible que sufra una decepción mayúscula. Esto no ha hecho más que empezar.
  • Telepolítica José Miguel Contreras José Miguel Contreras

    Renuncio a mi derecho a decidir

    En España, desde la vuelta de la democracia en 1977, no habíamos padecido una avería en nuestra maquinaria democrática como la que afrontamos en torno al problema catalán.
  • Buzón de Voz Jesús Maraña Jesús Maraña

    No me hable usted de Cataluña

    Es posible que la operación judicial-policial-política desplegada este miércoles haga imposible nada que se parezca a un referéndum, pero la cuestión de fondo sobre Cataluña no tendrá arreglo mientras se siga pensando más en las siguientes elecciones que en las siguientes generaciones. 
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre