X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Plaza Pública

¿Madrid?... ¡tenemos un problema! *

Ricard Pérez Casado Publicada 27/01/2017 a las 06:00 Actualizada 26/01/2017 a las 20:23    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 11

Más de cinco millones de electores se han declarado antisistema y populistas, reos de lesa constitucionalidad. Otros, más de millón y medio, se han declarado soberanistas, separatistas, en diversos grados. Y, lo que faltaba, unos diez millones han prescindido de participar en las últimas elecciones generales, insumisos y desafectos. La confusión es total. Habrá que hacer algo. Esperamos instrucciones.

Hasta aquí la crónica de una petición desesperada. Vayamos por partes.

Todo el proceso ha cumplido escrupulosamente las reglas democráticas para la conformación de la voluntad soberana del pueblo. Las formaciones políticas que han votado revoltosos y separatistas están constituidas con arreglo a normas anteriores al acto de depositar el voto en la urna. La campaña electoral se ha ajustado a los patrones de vocinglería y confusión acostumbradas. Todos los electores han sido de nacionalidad española, en posesión de los documentos que lo acreditan. Las mesas electorales se han constituido con los mínimos percances irrelevantes. El escrutinio ha seguido las pautas establecidas, los resultados proclamados con precisión, y la adjudicación de las actas de Diputado o Senador, con la excepción en el caso de los últimos de los designados plácidamente por las Asambleas regionales y sus capitostes partidarios, se han atribuido a los candidatos electos previa criba de la ley d’Hondt. Impecable, aburrido, pura rutina democrática, homologable con el entorno como suele decirse.

Novedades. Alguien comprueba consternado que ha desaparecido el turno dinástico restaurador, como se le conocía desde la Transición transigida. La repetición electoral viene a confirmarlo, hay nuevos invitados imprevistos. Unos buenos, puesto que se acomodan a los estándares previsibles en colaboración pretendidamente diferenciada con sus mayores, los ciudadanos y la derecha de toda la vida, incluso la del más allá franquista. Otros, los más numerosos, hermanos separados de la vieja izquierda, de viaje desde el rojo al rosa desvaído. La reaparición reforzada de los ciudadanos españoles que no quieren serlo, descoloca las piezas del tablero.

Para colmo, en un prodigioso salto hacia historias no tan remotas aunque ocultadas de modo contumaz, una gran proporción de los díscolos se proclaman republicanos, incluso partidarios de crear una república en Catalunya; los más laicos o incluso antimonárquicos. ¡Con lo que costó apaciguar a la Iglesia católica, amansar la monarquía franquista y su reguero de fosas olvidadas, y, como de pasada, silenciar a la República, su memoria y sus logros! Mientras a unos se les tilda de reabrir viejas heridas, los buenos procuran la prescripción de los delitos y sus testimonios en forma, precisamente, de fosas comunes.

La algarabía de los todólogos de guardia se ha apresurado a condenar tan colectivos desatinos. Minorías descarriadas, desdeñables. La legión de constitucionalistas –¿son usurpadores o adquirieron el título en una almoneda?– ha acelerado la condena sin más trámite que la proclamación una vez más de la imposibilidad de reforma de la Constitución a la espera de que las aguas vuelvan a su cauce y la placidez a su conciencia. Eso sí, con la apostilla inquisitorial, tan nacional, del extra Ecclesiam –leáse, Constitución– nulla salus. De modo voluntario ignoran que partidos y coaliciones integrados en los revoltosos son constitucionales y fundamentados en las leyes del Estado. O no podrían haberse presentado siquiera a la contienda electoral. Se hubiera aprestado con diligencia la independiente muchedumbre togada, y cuando se tiende, se dice, la mano no conviene olvidar que el antebrazo anuncia las puñetas.

La felicidad verbosa de leguleyos, de Madrid, de Castellón de la Plana, o de Soria, hinca con delectación sus fauces sobre lo que consideran minorías populistas, marginales, e, insistimos, anti-sistema, resucitando además algún arcaico demonio familiar, que en triunfal síntesis se denominó rojo-separatismo.  No es de menester en este viaje anacrónico la alforja de la razón, como tampoco puede sorprender la ausencia organizada aparte de la ultraderecha al estilo europeo: las derechas locales albergan, amparan y alimentan a los cachorros descendientes de la Dictadura.

Si el rojerío merece la descalificación histórica de su fracaso republicano, al independentismo, nacionalista o separatista, se le agrega la pena complementaria de anacronismo decimonónico, como si la construcción del Estado en discusión por parte de sus objetores no resultara ser un artefacto anacrónico y amortizado, embalsamado entre las flores marchitas de la soberanía –¿dónde se oculta cuando se entrega al Banco Central Europeo y al Euro?, por cierto que bendito sea el momento en que se decidió–, o cuando los mandos militares dependen de otros nacionales más poderosos, salvo el anacronismo, este sí, de consignar constitucionalmente un papel extra-constitucional como la “defensa” de la unidad nacional, por no mentar el anacronismo, a veces compartido por otros Estados europeos de una Jefatura del Estado hereditaria y enraizada sin solución de continuidad con lo que eufemísticamente se denomina el anterior Régimen.

El Gobierno hace oídos de mercader ante la caterva de insumisos y sus exigencias. Cuenta con escuderos, perplejos pero dispuestos a ejercer sus funciones. Como en el Guerrero del Antifaz, hay un Fernando y una Ana María más allá de Despeñaperros, y algún voluntario ciudadano segundón prestos a batirse ante la jauría aullante de los descontentos.

Salidos del estupor de la novedad, convenientemente sazonados por las bochornosas peleas en pos de la permanencia en los sillones, parece que los socialistas andan a la búsqueda de su storytelling que les haga parecer más actuales, seductores del desencanto y tentadores de los díscolos, o al menos parte de ellos. Puede que emulen el plagio, tan en boga incluso en ámbitos académicos, y transfieran el vademécum de las ideas dominantes que cubren de negro Europa, la Casa Blanca o el Kremlin. Eso sí, con la pátina sonrosada y gentes tan “nuevas” que acumulan más trienios que el más provecto de sus congéneres funcionariales. El escudero ciudadano ya se ha desprendido de toda referencia que no sea la del nacional-liberalismo más acendrado.

Así, uno con todos los cachivaches franquistas y las oportunas gotas de integrismo xenófobo europeo ** la derecha mayoritaria equipada y nutrida por todos los componentes reaccionarios, la derecha subalterna sin ataduras socialdemócratas, y el socialismo a la búsqueda de la nueva identidad, procuran por todos los medios contener la extensión de la epidemia rojo-separatista. De no constituir con frecuencia la representación de un esperpento estaríamos delante de una situación grave, de recorte profundo de las libertades y de cuestionamiento, ahora sí, del sistema democrático. Se impide hablar y parlamentar, funciones ambas inseparables de un régimen de libertades; se condena sin previa formación de causa, sumarísima y urgente la disidencia aunque esta tenga las dimensiones que se han reflejado al inicio de este texto. Eso sí, se proclaman seña de identidad nacionales asaetear animales, estremeciendo la piel de toro con puyazos, estocadas, bolas de fuego, y demás artilugios de tortura. Solo faltaba, y espero que nadie tome nota, declarar  identidad singular otra figura reaccionaria importada, la Santa Inquisición, y convertir a los revoltosos en herejes con  el final apoteósico de las hogueras.

Sí, “Madrid, tenemos un problema”.

No contestan. Puede que no haya nadie en la sala de control, tan animados todos en la persecución de los delincuentes anti-sistema y separatistas. O, tal vez alelados por el soponcio propinado por el electorado procuran reponerse en la ausencia autista, como acaso lo procuran los togados desplegando su saña contra los molinos de banderas y fotografías tras el sopapo jurídico del Tribunal de Justicia de la Unión Europeo a su benigna opinión sobre las cláusulas suelo y demás abusos de la banca patriótica.

Intentaremos una nueva conexión.

__________

Tomo prestado vocabulario impropio, desde el título a ciertos adjetivos como populista inequívocamente condenatorios y de uso absolutamente contrario al que suelen aplicar nuestros vecinos, periodistas, analistas y demás. El populismo es siempre reaccionario, de derechas, nacionalista, xenófobo y demás. El plagio, tan extendido que infecta incluso instituciones académicas tiene estos resultados solo extraños en apariencia.

** El pensamiento reaccionario español fue siempre tributario del europeo, contrariamente a la proclamada españolidad genuina, una mera traslación de los peores textos retrógrados europeos, sobre todo de los odiados franceses como demostró en su momento J. Herrero en Los orígenes del pensamiento reaccionario español, editado en 1973, ¡ay!, por Cuadernos para el Diálogo, de la misma manera que el elenco de los Heterodoxos de don Marcelino Menéndez y Pelayo, animan a pensar que son el mejor producto de la piel de toro a excepción de su con frecuencia triste destino.

________________

Ricard Pérez Casado es doctor en Historia, fue alcalde de Valencia por el PSPV-PSOE entre 1979 y 1988 y diputado en el Congreso (2000-2004), entre otros cargos.
 


Hazte socio de infolibre



11 Comentarios
  • jhgb jhgb 28/01/17 00:33

    Creo que estoy de acuerdo, pero no se porque. Me gusta la musica pero no entiendo la letra.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • ChemaA ChemaA 27/01/17 14:19

    Muy bueno el artículo, ojalá los parlamentarios de este país al menos supieran expresar las ideas con la misma claridad y elegancia.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • R12 R12 27/01/17 14:17

    Estoy de acuerdo con la idea general del artículo. Desde hace tres años los principales partidos de nuestro país han invertido mucho tiempo y esfuerzo en denostar la opción que han elegido más 5 de millones de votantes, utilizando para ello todo tipo de fórmulas poco éticas, desde mediáticas hasta judiciales, haciendo un juego sucio que sonrojaría a cualquier persona decente, como diría Sánchez. Una izquierda coherente debería ser republicana y laica, pero en nuestro país la izquierda tradicional no entiende de coherencia y de sus comienzos sólo conservan el nombre, habiendo trasmutado por el camino hacia lo grotesco de lo liberal y lo libertino. En vez de proporcionar justicia social, hoy se dedican a vendernos la moto y a chuparnos la sangre, dándose palmaditas en la espalda mientras juegan al golf con sus compinches de las élites económicas, que tan bien les tratan. Por eso cuando desde su izquierda la gente se levanta y se organiza para acabar con esta pantomima, no dudan en utilizar todos los medios a su alcance para contener la amenaza. Después de tres años de ataques, manipulaciones y desinformación, hoy podemos decir que la "nueva" izquierda (que no es nada nueva) son etiquetados de populistas, antisistema, pro-etarras, chavistas, leninistas, medio-iraníes, rupturistas, anti constitucionalistas, etc. Mientras tanto ellos se descojonan y pactan con la derecha más rancia y corrupta que jamás ha conocido este país en democracia y legislan para favorecer a los poderes económicos, como la banca y la energéticas, entre otras. Dicen que los socialistas tienen una crisis de identidad, yo creo que saben perfectamente quiénes son y a donde quieren ir. Los que aún no lo han visto son sus votantes, que siguen engañados viviendo en la época del NODO y con la venda en los ojos. A ver si se la quitan de una puta vez.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    0

    • cepeda cepeda 27/01/17 16:35

      1.Luego no existe izquierda en las monarquías parlamentarias europeas... Bravo.2.Luego el estado de bienestar en Suecia, Noruega, Dinamarca...etc no lo creo la izquierda, que según sentencias solo puede existir en las repúblicas, sino que debieron ser fachas disfrazados de lagarterana los que lo pusieron en marcha....3.Si el tal Sánchez... hubiera hecho bien su trabajo.... Podemos no habría sacado unos resultados que ni ellos se los soñaban... Por eso lo echan tanto de menos.4.Con 5 millones de votos da para gobernar alguna CCAA y alguna gran ciudad PERO se queda muy lejos para poder gobernar España... Lo peor para Podemos es que la tendencia, a pesar de los desastres del PSOE, no parece que sea la de crecer....5.Los que no entienden que no se puede pretender tener el estado de bienestar que tiene Alemania si tienes 4 veces más paro y creas muchas menos empresas y riqueza que ellos.... lo tienen crudo para salir de la demagogia pura y dura.6.No es necesario que los demás partidos les hagan daño... se lo hacen ellos solitios cada día... Eso si, se lo están pasando en grande debatiendo sobre sus ombligos (y así al menos no le hacen daño a nadie) y dedicados a practicar su deporte favorito....

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      0

      • R12 R12 28/01/17 00:35

        1. No, cepeda, no lo has entendido: digo que una izquierda coherente debería ser republicana, no que no existan izquierdas en monarquías parlamentarias. España es una de ellas y tenemos al menos un partido de izquierdas. Hay que saber leer, cepeda, y saber interpretar lo que se lee. 2. Qué malo es no saber leer... No me extraña que luego llegues a conclusiones absurdas, como esta o como las que nos obsequias diariamente. 3. El PSOE ya caía en picado cuando llegó Sánchez, el problema es muy anterior. Lo único que él hizo fue continuar con el desastre. Pero en una cosa estoy de acuerdo: si el PSOE hubiese hecho bien su trabajo, como partido de izquierdas, probablemente Podemos ni existiría. 5. Claro, eso es obvio. ¿Tendencia? ¡Si tienen 3 años de vida! Qué poco te cuesta sacar conclusiones a la ligera... y luego claro, las conclusiones son las que son 5. ¿Han dicho eso? ¿De veras? ¿No entienden que para acabar con el paro hay que generar empleo? Vaya, pues a mi me parece algo obvio a todas luces... ¿Cuándo han dicho eso? Cepeda, cepeda. ¡Vaya licencias que te tomas! No te inventes una situación que nunca ha existido, que luego te la acabas creyendo! 6. Ahí también te voy a dar un poquito la razón, mira tú, porque tienen el ombligo muy grande. Y añadiría que se comportan de una forma muy infantil. Pero no niegues el juego sucio que llevan haciendo con ellos los últimos tres años... Y añade a la situación un contexto en el que la gente implicada no es política y además con poca experiencia. Tal vez así lo entiendas mejor (o tal vez prefieras no entenderlo).

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

  • cepeda cepeda 27/01/17 12:24

    Nadie ha proclamado la imposibilidad de la reforma de la constitución... porque tal proclamación, además de una soberana estupidez, no se atendría a la propia constitución.La constitución se puede modificar cuantas veces se quiera... y los procedimientos están muy claros en el TITULO X.... Es más... los nacionalistas, y los separatistas, no solo se presentan regularmente a las elecciones sin ningún problema... sino que además han llegado a gobernar CCAA...Es más... los mismos que quieren celebrar referendums ilegales y que quieren robarle al resto de los españoles su derecho a decidir... ciscándose en la soberanía nacional del pueblo español, y en la igualdad de derechos de los españoles... ESOS MISMOS... están donde están gracias a la constitución y al sistema democrático contra el que quieren dar un golpe de estado.ROJOS Y SEPARATISTAS se presentan a las mismas elecciones y con los mismos derechos que los demás partidos... y a la hora de repartirle mandobles, insultos y descalificaciones a los demás... tampoco se quedan cortos...Confundir, intencionadamente, las cesiones de soberanía hacia la UE y hacia los organismos europeos... a los que pertenecemos por nuestra propia voluntad de ESTADO ESPAÑOL Y DE CIUDADANOS ESPAÑOLES... con el intento GOLPISTA de saltarse la constitución para acabar con la nación española... y con el derecho a decidir que tenemos TODOS los españoles... demuestra a las claras... por donde va usted... y a lo que aspira.Alucino oír hablar de populismo a alguien que fue cargo del PSOE entre el 79 y el 88... porque si en este país ha habido populismo BARATO ese ha sido el del PSOE y los regímenes clientelares que montaron en Andalucía y en Extremadura... el mejor ejemplo.Además veo el curriculum... y aun alucino más... O NO... o lo entiendo todo.... P.D. Cuando tenga tiempo... nos cuenta que aprendió de su experiencia en Bosnia y en Mostar... si es que aprendió algo...

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • korrosivo korrosivo 27/01/17 11:05

    Vamos que según el articulista, lo y los que había antes eran todo y todos muy malos, herederos del lado oscuro, y los que llegan ahora a la política son los puros (no habanos, puros de toda pureza), ño vienen contaminados y son más de cinco millones (deducido el casi millón de votos que suele sacar IU, en sólo seis meses se quedan en cuatro). Y, por si acaso, y no se si con el propósito de deslegitimar el resultado de una elección democrática o en el aún más torpe de apuntarse la abstención a su buchaca, nos recuerda que 10 millones de votantes se han abstenido. Pues, mire Vd., Sr. doctor, lo mismo lo han hecho por que no confían ni en los que están ni, aún menos, en los que llegan prometiendo el oro y su correspondiente moro, para tener que desdecirse de lo prometido incluso antes de meter, en cuanto les ponen la cara colorada y el culo al aire por lo ridículo de sus planteamientos. Ya cansa la cantinela de "la Transición transigida", "el candado del 78", el "bipartidismo", la "vieja política", "la deuda injusta", "la monarquía hereditaria", y toda esa parafernalia para necios de toda necedad, o sencillamente, para adeptos de poco pensar y mucho obedecer en rebaño. Ganen las elecciones y cambien lo que crean que debe cambiarse y, si no, jódanse como el resto del personal, y dejen de aburrir con lo malos que son los demás sin aportar solución clara y precisa. Si quieren dar argumentos o proyectos de acción de gobierno, de esos de los que no hay que desdecirse al poco de rebuznarlos, pues entonces se puede estudiar y debatir las propuestas. Pero lo de establecer banderías en las que, de un lado están"los otros" (como Amenábar) y, en el bando opuesto están Vds., los que gozan de la razón pura, los perseguidos, los denostados por las fuerzas cavernarias, pues en ese caso mejor callar y rezongar, como Galileo, llevan Vds. razón pero,  "eppur, si muove". 

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    0

    • cepeda cepeda 27/01/17 12:26

      No te vayas tan lejos.... vete al curriculum y mira en qué ha estado desde que salió de la alcaldía...Lo debió hacer tan bien que dos años después... apareció por allí una tal Rita Barberá... y fue elegida y reelegida durante 25 años.... Algo debió hacer mal.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

    • Delgiot Delgiot 27/01/17 12:08

      Cito: [...lo mismo lo han hecho por que no confían ni en los que están ni, aún menos, en los que llegan prometiendo el oro y su correspondiente moro, para tener que desdecirse de lo prometido incluso antes de meter, en cuanto les ponen la cara colorada y el culo al aire por lo ridículo de sus planteamientos...]. Joder, ¡¡¡esto lleva pasando 40 años!!! En este país donde dije digo....

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • Copito Copito 27/01/17 09:10

    Me ha parecido magnífico el artículo. Verdades aderezadas con un toque de ironía y con inteligencia.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • jositochema jositochema 27/01/17 08:56

    Hola, no deja de sorprenderme la cantidad de gente buena y coherente que aparece en este medio y lo bien que se expresan.Este escrito y otros más pintan la realidad en color, aunque el color no sea muy alegre.Posiblemente esta sea una gran forma de solucionar los graves problemas sociales a los que se enfrenta el Estado Español, esto es, a través de las palabras y la cultura, no del entretenimiento.PAN Y CIRCO.Gracias

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre