X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




@cibermonfi

Deriva autoritaria

Publicada 15/11/2017 a las 06:00 Actualizada 15/11/2017 a las 10:17    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 59

Resulta desesperante el entusiasmo con que las izquierdas se arrojan de cabeza al pozo de las querellas fratricidas y bizantinas. Querellas en las que una de las partes siempre termina reforzando, aunque sea de modo inconsciente, el argumentario de las derechas. El conflicto catalán está propiciando bastantes de estos debates de besugo.

Por ejemplo, el que podría expresarse así: “¿Represión? ¿Qué sabes tú de represión? ¡Tendrías que haber conocido el franquismo!”. Estos días, escuchamos mucho esta fórmula en boca de sexagenarios y septuagenarios con pasado de izquierdas.  Ni que decir tiene que sus declaraciones son acogidas con júbilo por los medios de comunicación gubernamentales y concertados, es decir, la mayoría de los impresos y audiovisuales. Les sirven para justificar los porrazos del 1 de octubre y el encarcelamiento de independentistas catalanes.

Yo no veo la menor incompatibilidad entre haber combatido el franquismo y manifestarse ahora preocupado por la deriva autoritaria del régimen democrático surgido del 78. Al contrario, creo que los ideales de libertad que llevaban a detestar a Franco son los que deberían llevar ahora a escandalizarse por las multas, los juicios y los encarcelamientos de titiriteros, humoristas, tuiteros e independentistas. O por la impunidad con que actúa una ultraderecha envalentonada. O por la intervención de las cuentas del Ayuntamiento de Madrid. O por la amenaza de aplicarle el 155 a los socialistas de Castilla-La Mancha coaligados con Podemos.  A no ser, claro, que la edad haya marchitado esos ideales.

Viví los primeros 21 años de mi vida bajo el franquismo, sé lo que fue. Y resulta también que durante el último lustro de ese período combatí al franquismo como estudiante de bachillerato y luego universitario. Estuve en manifestaciones, huelgas, panfletadas y todo eso. Me arriesgué, como mínimo, a recibir un zurriagazo de los grises o pasar alguna noche en comisaría. ¿Y qué? ¿Me autoriza eso a aprobar hoy que aporreen a gente que quería votar? ¿Debo alegrarme porque la mitad del depuesto gobierno catalán duerma entre rejas?

Vamos a ver, el autoritarismo se declina de diversas maneras y tiene diferentes grados. El régimen de Franco era menos brutal que el de Hitler o el de los jemeres rojos y más que la dictadura de Primo de Rivera. Incluso a lo largo de su larga existencia, el franquismo fue bajando el nivel de su ferocidad. Yo no puedo decir que en los años en que lo combatía fuera tan salvaje como en la posguerra. Pero nada de eso justifica al franquismo, ¿no?

¿Estoy diciendo que la España actual es una dictadura? ¡No! La acusación de que criticar lo que ocurre en la España actual equivale automáticamente a tildarla de dictadura es otro de los sofismas que tienen que escucharse estos días con tristeza intelectual. Si a estas alturas del siglo XXI no hemos comprendido que existen eso que se ha dado en llamar democracias autoritarias, vamos mal, muy mal. Son sistemas en los que los gobernantes son elegidos en elecciones, hay partidos de oposición y se permite cierta libertad de expresión y prensa. Y donde, por supuesto, no existen presos políticos porque todos los encarcelados lo han sido por el poder judicial en aplicación de las leyes vigentes. La Rusia de Putin, la Turquía de Erdogan, la Venezuela del chavismo y algunos países del Este de Europa suelen ser citados como ejemplos –diferentes entre sí– de democracias autoritarias. ¿Qué les caracteriza? Pues que los gobernantes compiten dopados financiera y mediáticamente en las elecciones, que la oposición y las minorías apenas asoman la cabeza en los medios de comunicación públicos, que la libertad de expresión y prensa se confina a los márgenes del sistema, que los fiscales y jueces deben sus carreras profesionales a los gobernantes, cosas así.

¿Estoy diciendo que la España del PP es la Rusia de Putin o la Turquía de Erdogan? ¡No! Estoy diciendo que la España que surgió de la Transición –y no podía ser de otra manera dada la correlación de fuerzas de entonces– ya era una democracia que dejaba que desear. Y estoy diciendo también que en los últimos años, so pretexto de la lucha contra el terrorismo y ahora contra el independentismo, no deja de darle nuevas vueltas de tuerca a los instrumentos represivos. Sirvan de ejemplos la Ley Mordaza o el protagonismo estelar de la Audiencia Nacional en asuntos políticos o de opinión que no debieran ser de su competencia.

El ascenso del autoritarismo es un fenómeno universal en lo que llevamos de siglo. Para enfrentarse al yihadismo, a las migraciones masivas o a contestaciones políticas o sociales internas, los gobernantes recortan aquí y allá libertades y derechos, siempre, por supuesto, en nombre de nuestra “propia seguridad”. No veo ninguna razón para jactarse de que España está inmunizada frente a este fenómeno. Al contrario, desde el Vivan las caenas hasta Franco, la historia de nuestros siglos XIX y XX resulta preocupante al respecto.

Termino.  ¿Ha llegado ya España al nivel turco? ¡No! También hay mayor o menor intensidad en las democracias autoritarias. Pero me temo que se encamina más hacia allí que hacia ese momento de ampliación de libertades y derechos que fue el primer zapaterismo. Así que, en mi opinión, un progresista tiene razones sobradas para inquietarse. Y para no regalarle cheques en blanco a un partido gobernante que viene de donde viene. Bajo ningún pretexto. Ninguna libertad está garantizada para siempre y quien diga lo contrario es un botarate, por muy de izquierdas que haya sido. La democracia es como una bicicleta, te caes de ella si dejas de pedalear. Un instante, quizá ese en que los árboles no te dejan ver el bosque, es suficiente para fastidiarla.
Correo Electrónico


Hazte socio de infolibre



15 Comentarios
  • ana rosa ana rosa 19/11/17 10:24

    Me parece muy importante esta valoración. Yo opino igual y estaba sorprendida por esas respuestas de que el franquismo era otra cosa y no se dijera que para las y los que trabajamos por una democracia a pesar de la represión porque queríamos una sociedad igualitaria pasando muchos por carceles y comisarias y renunciando al tiempo libre para trabajar gratis por la democracia contestaran ahora de manera visceral contra las ideas independentistas que yo no comparto pero respeto y en cambio no condenan posturas como las de PP yCiudadanos que defienden una Espana centralista y sin igualdad de oportunidades. No entiendo que se pueda ir con ellos a ninguna parte, es lo contrario de una España plural y diversa con reparto de la riqueza y con una separacion de poderes que garantice una democracia de verdad como laque defendiamos en el franquismo y queriamos lograr con la transicion, me confirmo en mis valoraciones y por supuesto coincido con su valoración totalmente.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Galeno1 Galeno1 17/11/17 21:16

    Una analogía con el franquismo, es la comisión del Senado y su forma de actuar, en la que la presidenta y la pluralidad democrática no existe de facto (por lo que debía anularse) y solo existe el senador Aznar que en el interrogatorio a Juan Carlos Monedero, dijo "Yo quiero ser de esos". Se refería a los que van a la política donde mejor paguen, Que es la línea: para forrarse, como describió cándidamente el Pequeño Nicolás, al decirle a la monja María Caram, que la política es cosa de unos amigos que se juntan para hacer dinero,

    En el mismo sentido y también con el senador Aznar, fue el interrogatorio a Benítez de Lugo, donde el senador Aznar vino a decir que el no cree que se practique el altruismo como decía Benítez de Lugo, con lo que volvió a dar un indicio y grande de lo que es su partido el PP, ya que esa es la política en la cual el senador Aznar se mueve.

    El franquismo, al menos desde 1968, era eso, no con los obreros que los torturaban, sino con catedráticos e intelectuales de prestigio (García Calvo, Aranguren, Tierno Galván) y para mi, esa comisión del Senado, ha sido una novedad muy importante, ya que demuestra lo que no se pudo hacer en la otra transición, debido a que el llamado consenso del 78, puso a ese asunto, uno de los candados que aún hoy hay. Lo digo, porque la lógica apuntaba a que las instituciones remozadas, harían comisiones de ese tipo, pero democráticas, llamando a personas como por ejemplo Fraga y los Siete Magníficos, o a Serrano Súñer, o a Laín Entralgo, o a Joaquín Ruiz Gimenez, o a Marcelino Camacho, o a Utrera Molina, o a Oriol y Urquijo, o a gente relevante que apoyaba a ETA, o a gente relevante del interior perseguida, o a Aranguren, o a Billy "El Niño"etcétera.

    No se pudo hacer porque el candado en ese asunto sigue puesto, y sin embargo se pueden hacer las del Senado que se están viendo, porque el PP tiene mayoría absoluta en el Senado, y al ver lo que está haciendo, se está retratando como franquista de la época a la que me refiero, porque la ví.

    ¿Ley del embudo?

    Saludos cordiales.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Galeno1 Galeno1 17/11/17 20:45

    Una diferencia con el franquismo, es que en el franquismo la corrupción además de quedar impune, no salía en los medios, salvo cuando era resultado de una guerra entre sectores del sistema. Como el caso Matesa, donde antes de estallar, Vla´Reyes, había ocupado un capítulo del programa de TVE presentado por Federico Gallo y llamado "Esta es su vida".

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Galeno1 Galeno1 17/11/17 20:37

    A falta de Radio París:

    https://es.wikipedia.org/wiki/Radio_Par%C3%ADs

    Es un fiscal belga, el que se interesa por las condiciones de los presos en España, en forma tal, que da la imagen de que el Marca España al menos en Bélgica (donde hay muchos emigrantes marroquíes que pueden hablar de lo que pasa en su país) en ese terreno penal, le ven como si España fuera la Turquía del Magreb, que por ser occidental, es más avanzada y progresista, en lo musulmán, como lo es Marruecos respecto al resto del mundo árabe musulmán. Quizás hasta piensen en Bélgica, que nuestro rey Felipe, use "qandrisa" y chilaba real, cuando visita a su hermano el rey Mohamed.

    Un abrazo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Galeno1 Galeno1 17/11/17 20:25

    Estos días la BBC da noticias sobre España, en el mismo sentido que las daba sobre la España de Franco, en el llamado "Servicio para España de la BBC":

    https://es.wikipedia.org/wiki/Servicio_para_Espa%C3%B1a_de_la_BBC

    Saludos cordiales.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Galeno1 Galeno1 17/11/17 19:47

    Se lee: "preocupado por la deriva autoritaria del régimen democrático surgido del 78"

    Autoritaria y otros signos como, por ejemplo, la puesta en cuestión de la separación de poderes, con multas por "tuits" incluidas ("tuits" escritos hace años o no, lo que puede ser análogo a ser condenado por tener libros, discos prohibidos, o por escuchar ciertas emisoras de radio). El asunto no es lo que hay implementado, sino las personas concretas que lo aplican a cada persona o grupos de personas concretos como ocurría en la época de Arias Navarro y antes. La decisión del juez Pery Bastarreche (de familia de almirantes por ambos lados) con el ayuntamiento de Madrid y el local para la charla sobre Cataluña, hoy era impensable, y sin embargo ocurrió, y ocurrió incluso: con lo que hay implementado negro sobre blanco, en nuestro estado social y democrático de derecho.

    En mi opinión hay conciudadanos, que viven sobre todo en Cataluña, que pueden pensar y decir, que la situación es igual a la que se sufría en los últimos años del franquismo, al menos desde 1968, no los obreros, sino catedráticos, intelectuales, estudiantes universitarios que por ejemplo perdían la matrícula y no podían matricularse en ninguna universidad. También se puede afirmar, que las personas que "no se meten en política" o dicho de otra forma, las que no hacen cosas prohibidas y no reflexionan sobre lo que pasa, y por ello ven normal lo que les pasa a otros, al menos en la época del franquismo que he citado, podrían vivir como cotidianamente se vive hoy, porque considerarían que lo uno y lo otro son lo mismo, en el sentido de que es lo normal, de que es lo que dicta el sentido común.

    Antes estaba clarísimo que era lo prohibido. Hoy no es así.

    ¿Qué es hoy lo prohibido?

    ¿Podrá ser de lo prohibido la columna? Los comentarios serán un indicio de si ya es de lo prohibido, y si ya lo es, será usada esa prohibición popular de los foros, como un hecho encadenado a prohibirla mañana en los tribunales por personas concretas, que aplican lo que hay implementado, a su entender.

    Un cordial saludo.

    P. D.: Soy lo prohibido

    https://www.youtube.com/watch?v=Ue_OHCAgrS0

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    2

    • Galeno1 Galeno1 17/11/17 20:20

      Hasta hemos visto ayer, algo análogo a la Radio España Independiente (La Pirenaica) entrevistando a un político español, con reacciones unánimes, a lo balcón de la Plaza de Oriente, del bloque del 155, pero en vez de ser ese balcón para atacar y ridiculizar al mundo exterior, es usado en el mismo sentido de atacar y ridiculizar a las personas en general, con énfasis en los políticos, que no pertenecientes al bloque del 155.

      Un ejemplo es El País, que quizás porque aún queda en ese medio algo de vergüenza, Jordi Pérez Colomé, en la noticia de la entrevista en Rusia a Puigdemont, siendo su entrevistador el ex primer ministro escocés Alex Salmond, use a Macrón para decir esto:

      - "El presidente francés, Emmanuel Macron, dijo en mayo que RT Russia Today] es "un agente de influencia" rusa en una rueda de prensa junto a Putin: "No se comportan como medios, sino como agentes de influencia y propaganda", dijo."

      Hoy en Al Rojo Vivo, La Sexta, ridiculizaron a Salmond, a lo balcón de la Plaza de Oriente.

      https://es.wikipedia.org/wiki/Radio_Espa%C3%B1a_Independiente

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      2

  • Kalendas Graecas Kalendas Graecas 16/11/17 20:37

    Suscribo letra por letra este artículo Soy d la quinta del articulista, tuve vivencias parecidas y me identifico con todas y cada una d sus opiniones. Por último agradecerle que haya expresado con tanto acierto lo q llevo pensando desde el 1 d octubre d 2017

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    3

    • Damas Damas 16/11/17 20:45

      ¡Enhorabuena! con sus palabras seguro que está asegurada su pertenencia al selecto club de "gente racional e ilustrada al otro lado" en palabras del autor del artículo.

      Responder

      Denunciar comentario

      7

      1

  • cexar cexar 16/11/17 11:35

    Gracias Javier, se te echaba de menos. Salud y República,

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    6

  • luzin luzin 15/11/17 21:50

    El artículo es deleznable desde un punto de vista intelectual y político. Pero desde el punto de vista periodístico es peor, aunque hay que reconocer que a la parroquia de pesudoprogres pseudoizquierdosos les viene ni que pintado. Ante la falta de argumentos el autor opta por entremezclar diferentes situaciones y actuaciones que justifiquen su a priori, su nacionalismo catalanista, su justificación del golpe de estado y las nefastas consecuencias que acarrea a los de abajo en forma de crisis económica ya manifiesta. Me parece poco afortunado criticar un tribunal como la Audiencia Nacional, seguro que mucho menos politizado que el Supremo, simplemente porque este último dicta medidas cautelares más a favor de las inclinaciones del autor.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    32

    8

    • Damas Damas 16/11/17 12:56

      luzin, coincido con usted en lo de que el autor "entremezcla diferentes situaciones y actuaciones", lo que no llego a ver tan claro es el motivo de ello. También estoy de acuerdo con usted, en que es poco afortunada la crítica que se hace a la AN por los motivos que manifiesta.  

      Responder

      Denunciar comentario

      5

      1

    • platanito platanito 16/11/17 09:14

      ¡Vaya luzes que muestra aquí don luzin el lucidín!

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      8

      7

      • HEREJE HEREJE 16/11/17 11:42

        ¿De dónde ha salido este espécimen tan carca? Probablemente el vuelo de Carrero dejó algunos restos con los que han reconstruido un sosias.

        Responder

        Denunciar comentario

        6

        4

  • HEREJE HEREJE 15/11/17 18:36

    Cuando la capa de caspa llega por encima de los 2 metros, todo se oscurece y las imágenes se difuminan, es bueno que un chorro de cordura nos ayude a ventilar el salón. Gracias, Javier, por abrir esa ventana. Dentro de poco tiempo no te acordarás ni de qué rodilla te han operado. En ese momento sabrás que estás bien del todo. Saludos.

    Responder

    Denunciar comentario

    7

    21



Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre