x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




¡A la escucha!

Sin empujones, por favor

Publicada el 27/12/2018 a las 06:00 Actualizada el 27/12/2018 a las 22:08
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

Me tocó echar los dientes en esta profesión contando para televisión, y con el cubilete de TVE, los peores atentados de ETA. Ya vivía y trabajaba en Madrid, pero, cada vez que la banda mataba o atentaba, me tocaba subir y contarlo. Soy de Pamplona y conocía muy bien cuál era la situación y el contexto político. No era nada fácil ser periodista allí en aquella época y muchos compañeros del centro territorial del País Vasco tuvieron que ser trasladados porque sus nombres, sus direcciones, el colegio donde estudiaban sus hijos, aparecieron en algún documento incautado a la banda.

Plantarte delante de una cámara con aquel micrófono en mitad de una plaza de Andoain, de Eibar o en pleno centro de San Sebastián era incómodo. Había miradas, situaciones complicadas que te hacían estar con la guardia levantada. Recuerdo que en una ocasión apareció un motorista donde estaba toda la prensa y, sin quitarse el casco de la moto, empezó a sacarnos fotos a todos. No fue fácil pero no dejamos de contar lo que allí pasaba. Estos días, comentándolo con compañeros de aquella época, coincidíamos en que entonces fue menos complicado para la prensa que lo que viven ahora muchos compañeros en Cataluña.

El grito de “prensa española, prensa manipuladora” es un clásico de cualquier manifestación ahora y siempre: da igual quién la convoque. Somos el blanco de las críticas cuando toca hacer la cobertura en la calle y, a más de uno, nos ha tocado aguantar escupitajos o empujones. Pero de casa hay que venir llorado, y casi lo asumes como parte de tu trabajo cuando no debería de ser así. Es triste, pero esto es lo que hay. Aunque, sinceramente, lo del pasado viernes en Barcelona ha superado muchos límites. El acoso a los periodistas está siendo constante desde hace demasiado tiempo: da igual el cubilete que lleves. Pasillos de gente acorralando en los directos y, lo peor, puñetazos sin mediar palabra. Sin compartir en absoluto el tipo de periodismo que puedan ejercer algunos, la agresión, la violencia, nunca es la solución. Te puede gustar más o menos lo que cuenta, lo puedes discutir, rebatir, pero siempre con la palabra. Todo lo demás nos devalúa como sociedad.

Asumo que desde la prensa debemos exigirnos más, ser fieles al relato de lo que ocurre sin buscar el espectáculo, y asumo que nos falta escuchar más a todos. Pero también creo que aquí falta mucha responsabilidad y mesura por parte de quienes lanzan sus mensajes políticos. Creo que parte de lo que nos está tocando vivir es la consecuencia de la irresponsabilidad con la que muchos afrontan su papel de servidores públicos. Ejemplos hay muchos: ahí tienen a Estados Unidos con Trump, Reino Unido haciendo equilibrios con un Brexit que se votó sin contar toda la verdad. Hay discursos que alientan al enfrentamiento de unos contra otros, y no hace falta ponerles etiquetas, desgraciadamente hay en un lado y en otro. Mensajes que, repetidos muchas veces, calan en la sociedad y acaban convirtiéndose en verdades absolutas. El papel de la prensa es la de vigilar al poder. El político y el económico, el de enfrentarlo contra sus mentiras o contradicciones, denunciar las injusticias y poner el foco donde esos poderes quieren que haya sombras.

Estos días he conocido a un uruguayo que lleva casi 20 años viviendo y trabajando en España. Su familia, sus suegros, sus cuñados, se han venido también a vivir y a trabajar aquí. Sin tener ningún vínculo con nuestro país; únicamente porque se enamoraron de España. Personas que han viajado y vivido por medio mundo. Médicos, unos reconocidos en su especialidad, otros emprendedores, decían que España es el mejor sitio para vivir del mundo y que sólo faltaba que los españoles nos los creyéramos. Bueno. No soy tan optimista como él, quizás mi nivel de exigencia sea mayor, pero sí que creo que deberíamos pararnos un poco, escuchar más y aceptar que pensar diferente es sano.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

9 Comentarios
  • Santosb Santosb 29/12/18 17:41

    Estoy totalmente de acuerdo contigo y me siento muy molesto cuando nadie rebate ciertas manipulaciones de los términos fascistas, o franquistas, prensa Española manipuladora, son especialmente graves por parte de personas que se dicen muy demócratas y pacificos, y se les supone un grado de cultura y civismo...por supuesto la culpa de todo ello es de los dirigentes irresponsables y sectarios que no atienden a una forma democrática de incidir en los temas y solo de forma sectaria y ciega.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • carmapeCar carmapeCar 28/12/18 12:27

    Aunque estoy en contra de la violencia trato de empatizar con víctimas de acoso por parte de algunos medios de comunicación que viven de alimentar a un público que disfruta con esos acosos. Luego hay otros medios que sólo se dedican a informar a su parroquia con « sus verdades», a costa de la verdad,y claro si no te afectan « sus verdades»' pues bueno, pero si te afectan, imagino que algo cabreado si estan

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • eldeantes eldeantes 28/12/18 07:38

    Sin empujones, por favor... Que no es mucho pedir.

    "...falta mucha responsabilidad y mesura por parte de quienes lanzan sus mensajes políticos."
    Es muy fácil provocar un incendio y muy difícil apagarlo. Algo tan conocido y que lo olvidemos tan a menudo, da que pensar.
    También me gusta mucho tu última frase :
    ..." creo que deberíamos pararnos un poco, escuchar más y aceptar que pensar diferente es sano."

    Gracias Helena y feliz año nuevo

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • phentium phentium 27/12/18 18:04

    Helena querida, tan ofendida tu porque le han partido los morros a alguien que denostar tu honrosa profesión, ¿Alguna vez has escrito algo en contra de las múltiples agresiones que ha sufrido el reportero gráfico Jordi Borras?.
    És que no lo recuerdo, aunque también puede ser mi edad.........ya sabes...l AA memoria y esas cosas. La mía quiero decir, porque la tuya te la supongo ágil.

    Responder

    Denunciar comentario

    5

    2

  • phentium phentium 27/12/18 17:58

    Bueno ... Es lo que buscaba el panfletero al que partieron la boca y lo consiguió.......y creo que es la primera vez. Que lo consigue digo, porque de buscarlo andabauy sobrado.
    Dicho lo cual, reconozco que fue unaala acción y una torpeza injustificable el darle si ansiado premio. Seguro que en la cadena para la que trabaja lo han colmado de felicitaciones......cuando menos.

    La verdad es que el ruido mediático y el efecto conseguido estoy seguro que ha sido absolutamente contrario a lo que buscaba quien le espetó el puño en la boca.

    Lastima que la multitud de agresiones sufridas por el periodista gráfico Jordi Borràs no Levante las mismas ampollas ni hiera las mismas sensibilidades. Y eso que es sólo un fotógrafo que plasma la realidad en imágenes. A lo mejor es porque solo plasma los ataques al tan odiado independentismo catalán, pero digo yo que no. No puede ser que eso pase en la prensa española......incluido este medio del que soy suscriptor.....aunque ha veces me pregunto porque.

    Responder

    Denunciar comentario

    5

    3

  • micanuto micanuto 27/12/18 15:28

    Si, a mi también me ha llamado la atención lo de "el papel de la prensa es el de vigilar al poder. El político y el económico...", al menos debería haber puesto DEBERIA SER, por aquello de informar de la manera más honesta posible

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    3

  • platanito platanito 27/12/18 07:41

    Estoy leyendo estos días "La política por otros medios" de Juanma del Olmo y lo que cuenta de los medios no se compadece con tu frase "el papel de la prensa es el de vigilar al poder. El político y el económico..." pués señala que los medios, salvo honrosas excepciones, están en manos de esos poderes y se confabulan para obrar en beneficio de esos poderes. Y para muestra un botón señala las purgas de Cintora, Morán... e incluso de nuestro subdirector, que hace meses que no leemos nada de él. ¿Causa? Resultaban molestos para ambos poderes.
    ¿Podrías rebatir este punto que nos afecta a los abonados de InfoLibre?
    En todo caso yo apreciaba mucho los artículos de investigación de Manuel Rico. Al que deseo un feliz tránsito al 19 y al que he dirigido un email personal rogándole clarifique esa acusación de del Olmo contra el consejo de administración de InfoLibre.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    6

  • paco arbillaga paco arbillaga 27/12/18 07:00


    Agredir a los demás, si no es porque te han atacado o en defensa propia me parece un acto de cobardes, de matones, de gente que se cree superior a los demás, que quieren imponer sus argumentos por la fuerza ya que no tienen cerebro para defenderlos razonando.

    A nadie le obligan a leer a tal o cual periodista, o ver o leer cualquier medio, pero es evidente que algunos de ellos, periodistas y medios, se ganan como mínimo la irritación de quienes les escuchan al comprobar las mentiras que sueltan. Y pongo como ejemplo lo que tiene que aguantar Jesús Maraña escuchando las mentiras que sueltan algunos periodistas en ciertos debates a los que asiste, o como tergiversan las palabras que acaba de decir. Soy incapaz de aguantar un debate en los que salen periodistas que se comportan de esa manera.

    Que España es un país estupendo para vivir, a mí también me lo parece, y eso a pesar de cómo somos algunxs de nosotrxs. ¿O quizá también por eso? Osasuna!

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    6

    • paco arbillaga paco arbillaga 27/12/18 08:28


      Una prueba de que en España no se vive tan mal: «¿Españoles por el mundo? Menos de los que parecen»:

      https://blogs.publico.es/strambotic/2018/12/mapa-inmigracion/

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      1

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.