x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




A la carga

La incómoda pregunta

Publicada el 09/01/2019 a las 06:00 Actualizada el 08/01/2019 a las 19:56
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

Si a usted le para por la calle uno de esos periodistas impertinentes que abundan en los canales de televisión y le pide que destaque uno o dos logros importantes del actual gobierno de Pedro Sánchez, ¿qué respondería? Lo más fácil sería mencionar que Franco ya no está en el Valle de los Caídos, pero parece que la cosa va para largo. Yo creo que me quedaría en blanco (y me considero una persona razonablemente informada). Tras algunos titubeos, acaso diría que el principal logro ha sido librarnos de la corrupción del Partido Popular.

No planteo esto con mala intención, que conste. Si han leído algún artículo mío anterior en infoLibre, sabrán que acogí la moción de censura con verdadera esperanza y que el entendimiento entre el PSOE y Podemos, reflejado en el pacto de Presupuestos, es para mí lo mejor que le ha sucedido a la izquierda española en bastante tiempo.

Mi preocupación es más bien la contraria: precisamente porque lo último que deseo es que la derecha regrese al poder, quisiera que el Gobierno de Sánchez pudiera presentarse con una hoja de servicios razonablemente lustrosa que convenciera a los ciudadanos de que los partidos de izquierda pueden cambiar las cosas en la buena dirección.

Cuando Sánchez decidió aplazar la convocatoria de elecciones, me imaginé que la estrategia consistiría en aprobar cinco o seis medidas de calado político que establecieran una diferencia clara con el anterior Ejecutivo y que fueran su carta de presentación sobre lo que podría hacer el PSOE si tuviera mayores apoyos.

Lo que hemos visto en estos meses, sin embargo, es un cierto empantanamiento, empezando por los Presupuestos. Ha habido tantos vaivenes que, llegados a este punto, si consiguieran aprobarse los Presupuestos Generales del Estado, parecería una heroicidad, cuando hay que recordar que lo mínimo que cabe esperar de un Gobierno es que las cuentas anuales salgan adelante. Por supuesto que con 84 diputados tiene mucho más mérito, pero objetivamente sigue siendo poca cosa, sobre todo si recordamos que se va a mantener el techo de gasto impuesto por Rajoy. El mayor problema es que se necesita el voto a favor de los partidos independentistas y Sánchez hasta ahora ha sido tan prudente en esta cuestión, sobre todo en lo que toca a la acusación de rebelión por parte de la Fiscalía, que no está claro que la historia vaya a acabar bien. Si finalmente no hay Presupuestos, el Gobierno tendrá difícil respuesta ante quienes le exigían una convocatoria inmediata de elecciones.

Para acabar de complicar las cosas, el listado de renuncias e incumplimientos empieza a ensancharse peligrosamente, de modo que la experiencia de Gobierno de estos meses puede que finalmente no sirva para ganar las próximas elecciones. En este sentido, la “hemeroteca” de Sánchez y del PSOE supone un lastre importante.

Algunos incumplimientos y cambios de criterio pueden explicarse por la falta de apoyos parlamentarios, pero otros tienen poca justificación y erosionan gravemente la credibilidad del PSOE, profundizando en la letal incongruencia entre las promesas realizadas desde la oposición y las decisiones tomadas desde el poder.

Ciertas renuncias son indiscutibles. Sánchez dijo en repetidas ocasiones que publicaría la lista de personas que se beneficiaron de la amnistía fiscal. En concreto, el 22 de abril de 2015 afirmó en el Congreso: “Usted, señor Rajoy, ha vuelto a prohibir la publicación de la amnistía fiscal de los defraudadores que aprobaron en el año 2012. Le digo una cosa, señor Rajoy, publique esa lista porque, si no, lo haremos nosotros en cuanto lleguemos al Gobierno”. Eso no dependía de los apoyos parlamentarios, era una decisión ejecutiva. Sin embargo, una vez en la Moncloa, los altos funcionarios del Estado le convencieron de que no era posible hacerlo.

También aseguró en mítines y comparecencias que derogaría la reforma laboral. Un ejemplo de noviembre de 2015 puede encontrarse aquí. En el programa electoral de 2016 figuraba este compromiso firme: “Los y las socialistas derogaremos con carácter inmediato toda la reforma laboral del PP”. No obstante, en el discurso de investidura fue más ambiguo, limitándose a anunciar “un nuevo marco laboral que permita crear trabajo estable y de calidad”. Los avances en este terreno han sido mínimos.

En septiembre del año pasado, Sánchez anunció que abandonaba la propuesta que él mismo había hecho en enero de 2018 para mejorar la financiación de las pensiones mediante un impuesto a la banca.

No todos los vaivenes se han producido en cuestiones económicas y sociales. Recuérdese la promesa de derogar la ley mordaza. El programa electoral del PSOE era bastante claro: “Eliminar la ley mordaza y revisión urgente de las sanciones que esta ley ha agravado y el mecanismo de desjudicialización que ha introducido”.  El presidente Sánchez, en su discurso sobre los primeros cien días de Gobierno, anunció la derogación de la ley. De hecho, en noviembre de 2016, el PSOE, desde la oposición, había conseguido ganar votos suficientes para que saliera aprobada en el Parlamento su moción a favor de derogar la ley mordaza. No obstante, el Gobierno parece haber moderado mucho sus intenciones y en estos momentos el asunto ha quedado reducido a una iniciativa del PNV que se está debatiendo en una comisión parlamentaria. Veremos cuánto queda de la ley mordaza.

Debe recordarse que uno de los puntos más controvertidos de la ley mordaza es su amparo a las “devoluciones en caliente”. El PSOE de Sánchez llevó este asunto al Tribunal Constitucional en 2015; asimismo, el programa electoral de 2016 expresaba el rechazo de esta práctica. El Gobierno, sin embargo, ha continuado con las devoluciones en caliente con Marruecos a pesar de la condena del Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo: la justificación para ello es que el ejecutivo del PP recurrió en su día dicha condena y estamos aún a la espera del fallo definitivo (el Gobierno actual podría haber retirado el recurso, pero no ha querido hacerlo).

En fin, incluso si resulta difícil responder a la pregunta incómoda sobre los logros del Gobierno en estos primeros seis meses, el PSOE de Pedro Sánchez debería hacer cuanto esté en su mano para que no vuelva a calar en la ciudadanía progresista la idea de que las promesas en la oposición son declaraciones sin demasiado valor. Y, sí, ya sé que con 84 diputados no se puede ir muy lejos. Pero se suponía que Sánchez gobierna y no convoca elecciones para poner en marcha algunas iniciativas que den una idea de lo que podría llegar a hacer un gobierno progresista si tuviera mayores apoyos. Y eso, a estas alturas, está todavía por ver.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

32 Comentarios
  • hellinero1 hellinero1 12/01/19 13:30

    Reconozco, Sr. Sánchez Cuenca, que lleva gran parte de razón en su artículo sobre los incumplimientos del gobierno Sánchez. No obstane, y en honor a la verdad, debería reconcer ud. que sí hay dos medidas que los ciudadanos trabajadores y pensionistas pueden recordar a la primera. la subida a 900 euros del SMI y la de las pensiones, las mínimas un 3% y las demás el 1,6 de la inflación de 2017. Para ser justos.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • AMP AMP 13/01/19 11:03

      Para ser justos, esos "logros" por la presión de los socios.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • cea cea 11/01/19 13:08

    Este artículo,ojalá lo lea el Gobierno y la ejecutiva federal del PSOE;por ahí se deshagüa la credibilidad de la política!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • YAGO56 YAGO56 11/01/19 11:16

    Comprendo que pueda haber decepciones pero tenemos que entender que con 84 diputados se puede hacer lo que se puede, quizá mas de lo que se hace, pero no mucho mas. Al margen de esto y de muchos errores cometidos yo puede señalar dos logros, para mi muy importantes: 1º Poner freno a la derecha, que en el gobierno de Rajoy ha hecho mucho daño a la clase trabajadora, quizá mas del que ahora seamos capaces de percibir. 2º Subida histórica del Salario mínimo, puede que insuficiente, pero muy importante.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    2

  • ArktosUrsus ArktosUrsus 10/01/19 10:50

    Una vez más el PSOE ha mostrado su aspecto más Juno Bifronte: rojo rojísimo en la oposición, rosita casi blanco en el gobierno. Desde luego la gran noticia es que se acabó con un PP en el gobierno corrupto hasta las cejas. Pero de lo demás, nada de nada. Es imposible que así se genere entusiasmo en la izquierda o en la ciudadanía en general hacia la izquierda. La gente dice que para que hagan lo mismo o no hagan nada, no se cambia. Y así nos va. Lo peor es que acaban con el crédito de la izquierda, porque ellos se autodenominan así: partido de izquierdas. Es un partido que nunca cumple sus promesas. Estamos condenados en este país a tener en el gobierno un partido de ladrones o un partido de inactivos. Pobre España. Y pobres españoles.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    6

  • yoka yoka 10/01/19 10:19

    Todo lo que que relatas es mas o menos cierto,pero el problema que tenemos es decidir entre SANCHEZ o el Sr. BANON,conexión Aznar.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    1

  • Argaru Argaru 09/01/19 21:59

    A estas alturas de la película ¿hay alguien, en este país, que no sepa cómo funciona o cuál ha sido la función de la socialdemocracia desde la Segunda Guerra Mundial hasta ahora? Es verdad que solo tienen 84 diputados pero también es verdad, que sus BARONES territoriales están deseando pactar con Ciudadanos. ¿Eso nos les dice algo? Esta película ya la hemos visto y todo el mundo sabe cómo termina. Lo malo, es que el personal solo aprende a base de “hostia limplia” y si no, que les pregunten a todos lo que se despertaron sobresaltados un 15-M.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    3

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 09/01/19 21:22

    kalikatos, me parece que Teresa Rodriguez tiene una concepción rentista de su vida publica.

    Responder

    Denunciar comentario

    4

    2

  • Ataio Ataio 09/01/19 20:24

    Muchas gracias sr Cuenca, por su valentía, honradez y espíritu crítico-constructivo. No siempre atracamos en el mismo puerto, pero navegamos las mismas aguas ( creo ).
    Estoy firmemente convencido de que la mejor táctica-estrategia, la mejor de las publicidades tanto para Psoe como para Unidos Podemos es la unidad de acción y los logros que esta aporte en lo social,económico y político para el bien común.
    Parece evidente que a pesar de algunas medidas de más o menos calado ( más bien menos ), lo más importante , reformas laborales, ley mordaza, delito de rebelión, impuesto a la banca...... etc, no se acomete. No sé, si se "había prometido" algo relacionado con perseguir la evasión fiscal, para mí es capital. Hay que recaudar para aplicar políticas sociales. Sería harto positivo dotar a hacienda del necesario numero de inspectores como para reducir considerablemente la estafa al estado por parte de ricos y grandes empresas.
    Para combatir el abstencionismo nada mejor que medidas que la gente pueda"tocar" o percibir con claridad. El " centro" no existe ni como pensamiento ni como posicionamiento, es una patraña. O nos rebelamos, o nos sometemos. Lo que hay es una masa de gente que "pasa" de la política y solo reacciona ante exaltadas emociones ( camino de la derecha ) o realidades tangibles ( camino de la izquierda ).
    Hay además gente que teniendo inquietudes sociales esta harta de embustes. Estas personas pienso que se motivarían ante una unidad de acción sincera y efectiva.
    Naturalmente, los logros han de ser explícitos. Y la unidad escenificada.
    Espero que el Psoe se deshaga de una puñetera vez de su "eterno retorno". Ya sabe lo que hay.
    PD: se imaginan, " el nuevo equipo de hacienda ha rescatado 1000 millones de euros que serán destinados a habilitar la ley de dependencia ".

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    9

  • pepelu. pepelu. 09/01/19 19:28

    Por lo que veo amiga “bidebi”, el gran error de Pedro Sánchez, fue prometer que se volcaría en acometer los problemas que acucian a los ciudadanos de este país, en lugar de prometer intentar remediar o solucionar los problemas heredados del gobierno anterior. Pues igual sí, que le puso excesivo entusiasmo en sus promesas, pero de ahí, a decir que este gobierno es un fraude por no haberlo conseguido, es hacerle el juego a P. Casado con su propaganda. Me parece que hay mucha gente que estaría dispuesta a escribir la carta de los reyes magos que publicó el PP.

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    3

  • SUA SUA 09/01/19 17:27

    Recibí con deseos más que con esperanza la llegada de Pedro Sánchez a la Moncloa. Soy por temperamento una persona optimista, pero nada de lo ocurrido sobre la inacción me ha sorprendido. ¿Quién del PSOE estará en la lista de defraudadores...? ¿A que banca va a subir los impuestos para subir las pensiones, si es esta la que los mantiene en el Gobierno...? ¿Que ley laboral va revisar si ...? etc, etc.
    Esperaba que Sánchez soltaría lastre pasando de sus barones, pero aunque el cabeza se renovó, el tronco sigue siendo el mismo.
    El Psoe necesita un golpe de timón no de timonero; si realmente estuvieran por las mejoras que dicen, a la vista de los resultados en Andalucía, Susana Díaz debería haberse apartado de su presidencia o "invitarla" a que lo hiciera y dejar paso a otro; de esta forma hubieran contado con el apoyo de Podemos y como mal menor después negociar la abstención con Ciudadanos.
    Ahora para todo esto es tarde; demasiado orgullo y mucho ninguneo de la sociedad que le apoya, su frustración le ha impedido salvar los muebles de sus votantes, se ha conformado con salvar otro sillón para ella. A su falta de generosidad, el desprestigio le acompaña. La puerta que no quiso usar para salir, la dejó abierta para que entrara VOX

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    8



 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.