x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Buzón de Voz

El enigma Rivera

Publicada el 20/02/2019 a las 06:00 Actualizada el 20/02/2019 a las 01:54
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

Ha sorprendido mucho la contundencia con la que Ciudadanos ha proclamado que no va a pactar “ni con el PSOE ni con Pedro Sánchez para un futuro Gobierno de España” tras las elecciones del 28 de abril. A una amplia mayoría de analistas les parece “un error estratégico” de calibre la apuesta de Albert Rivera por declarar un cordón sanitario contra los socialistas para jugar todas sus cartas a la fórmula andaluza, al trío de Colón, a la coalición con PP y Vox, es decir a los acuerdos con la extrema derecha nacionalpopulista de la que en toda Europa huyen los (todavía) socios liberales de Ciudadanos. Cabe preguntarse entonces por qué siendo tan evidentemente arriesgado este paso decide darlo Rivera, siempre con su veleta pendiente de hacia dónde van los vientos que mejor garanticen su peinado y el de los poderes económico-financieros a los que tanto mima.

Vale la pena intentar descifrar ese enigma, porque de la fortaleza o debilidad de la formación naranja en las urnas depende en buena parte la posibilidad de que triunfe la ola reaccionaria que amenaza el presente y el futuro de España.

1.- Es cierto que cualquier compromiso anunciado por Rivera es susceptible de incumplimiento. Le encaja aquello que dejó escrito Joseph Conrad: “¿Principios? Los principios no son suficientes. Son sólo vestidos, trapos que vuelan a la primera sacudida”. Quizás esta interpretación sea más fiel que la que en septiembre de 2006 envolvió el famoso desnudo que lanzó a Rivera a la fama como candidato de Ciutadans en Cataluña. Hablamos de alguien que estuvo afiliado al PP hasta tres meses antes de fundar Ciudadanos (como desveló El Periódico); que militó en el sindicato UGT (como desveló infoLibre) hasta abril del año pasado (como desveló la SER); que se abrazó a Pedro Sánchez tras las elecciones de 2015 y que apoyó a Rajoy tras las de 2016 (después de haberle espetado en el Congreso que “ni el PP ni España se merecen un presidente como usted”). Llegó la moción de censura y cometió la torpeza de ponerse del lado del partido condenado por haber sacado provecho de la corrupción. Anduvo hasta el 2 de diciembre como pollo sin cabeza, y desde entonces juega al sí pero no, gobierno en Andalucía gracias a Vox pero sin Vox, me hago la foto de Colón pero con muchos cuñados por medio para no salir al lado del hermano que me avergüenza. Incluso proclamo que no pactaré "ni con el PSOE ni con Pedro Sánchez" para formar gobierno, pero solo respecto a las elecciones generales; en autonomías y ayuntamientos... veremos.

2.- Precisamente la obviedad de que ya nadie, salvo los muy fans, creen un “nunca jamás” de Rivera (conviene no creerlo de prácticamente nadie) nos lleva a pensar que el propio Rivera y sus gurús tienen en cuenta ese descrédito a la hora de decretar el cordón sanitario contra Sánchez y el PSOE. Dan por hecho que pocos votantes moderados y fieles dejarán de serlo porque prometan no pactar con los socialistas: unos porque están de acuerdo en que no lo hagan (votarían de nuevo al PSOE sólo si estuviera dirigido por González, Guerra o Bono) y otros porque no creen que Ciudadanos cumpla su amenaza en la hipótesis de que los números de las urnas respalden esa suma.

3.- La prioridad de Rivera, descartada la simple necedad a la hora de tomar esa decisión estratégica, es quedar el primero en su disputa con Casado por el liderazgo del flanco derecho del tablero político. Cree que lo que podía arañar al electorado del PSOE ya lo tiene, y apuesta por competir frontalmente con el PP. Sabe que son las filas de Casado las que sufren la mayor sangría hacia Vox, pero tampoco están indemnes las de la formación naranja. Según el CIS de enero, el 10% de quienes dicen que votaron a Ciudadanos en 2016 afirman que votarán a Vox en las próximas generales. Lo cual le anima también a confrontar discurso en las mismas claves que lo plantea la ultraderecha de Abascal, convencido de que, en esa pelea de machos alfa que asomó patéticamente en Colón (¡quién tiene la bandera más grande!) cuanto más gane Vox más cerca estará Cs del PP, hasta el punto de que podría lograr incluso el sorpasso con transferencia directa de voto si en el electorado popular cunde la sensación de fracaso antes del 28 de abril. Si logra ese objetivo, y el PSOE se queda en el 25% de los votos, Rivera se ve presidente.

4.- Además de las encuestas de los medios, cada partido va manejando sus sondeos propios, y sobre todo la lectura que de todos esos pronósticos hacen sus propios expertos. En algunos puntos hay pocas discrepancias: todo depende de la movilización del electorado progresista; será decisiva la capacidad de resistencia o el desencanto con Unidos Podemos, como también será clave el techo que alcance Vox, puesto que el voto que “robe” a PP o Ciudadanos en muchas provincias podría restar en lugar de sumar a la representación total de las derechas si no supera ese 15% que tanto daño históricamente ha hecho a Izquierda Unida (pincha aquí).

5.- Entre los rasgos que caracterizan estos tiempos políticos gaseosos está el de la osadía, a menudo confundida con audacia, así como el cortoplacismo, la banalidad, la firme convicción de que la ciudadanía sufre una intensa desmemoria y se la puede engañar sucesivamente si se logra que las decisiones colectivas estén más condicionadas por lo emocional que por lo racional. No es Rivera el único ni el más destacado líder político en esa especie, desgraciadamente más en auge que en extinción, pero el presidente de Ciudadanos sí cree ser el propietario de la fórmula mágica del antinacionalismo (periférico), y se considera con más galones (ganados en Cataluña) que Casado o Abascal para heredar ese aznarismo que reivindica “sin complejos” un nacionalismo español único y excluyente. Confía Rivera en ganar una campaña que está marcada por la confrontación de dos ideas muy diferentes de España y de lo que significa el llamado patriotismo constitucional.

Rivera arriesga mucho con su decisión de girar radicalmente a la derecha, una apuesta incompatible con sus originarios eslóganes en favor del diálogo, la moderación y el centrismo y en contra de los sectarismos extremistas. Pero no por una cuestión de incoherencia, característica que ya hace mucho tiempo que se advierte implícita a la formación naranja, sino por basar su discurso en una falsedad clamorosa: a Sánchez y al PSOE se les puede tachar de bastantes cosas, pero acusar a los socialistas de ser una fuerza “anticonstitucional” o de haberse “rendido” a las exigencias de Torra simplemente ofende a la inteligencia. Es tan desmesuradamente falso como cuando algunos sectores independentistas califican de fascista a Joan Manuel Serrat. No ofenden a Serrat, sino que banalizan la gravedad del término “fascista”.

Sabemos que vivimos en la era de la posverdad, y que es posible alcanzar un gobierno democrático a través de las urnas mediante el manejo hábil de un torrente de fake news vía WhatsApp, redes o medios adictos. Pero también ocurre que a veces la ciudadanía se cansa de la hipérbole y la pura osadía. El trío de Colón lo apuesta todo a un solo número: el 155 (cuya aplicación de carácter indefinido es, por cierto, inconstitucional). El 28 de abril conoceremos el resultado del enigma Rivera.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

55 Comentarios
  • El chipionero El chipionero 23/02/19 12:30

    Un gran análisis, señor Maraña. Pero, viendo la trayectoria política del señor Rivera, yo creo que no hay que hacer grandes esfuerzos mentales para saber que este hombre es un demagogo al cubo, un mentiroso descarado, un mediocre de tomo y lomo, un vanidoso al cuadrado y puede que otras cosas más que aún no se han puesto de evidente manifiesto. En mi opinión, lo que hay que desvelar es de dónde les viene a C's el dinero "para tanto como destacan": ¿de dónde han salido los cientos de millones para la sede de Madrid ? Sabemos que a estos "patriotas" de C's los controla y maneja Garicano, pero, ¿para quién, o quienes, trabaja Garicano? That's the question.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    1

  • platanito platanito 22/02/19 05:58

    Me gustaría conocer la opinión de los simpatizantes que les votan. Por ejemplo la del chico del escribidor Arroyo, que emigró de Podemos al C,s hace ya varios trimestres, o de mi amigo Pepe, que nos inunda Facebook con sus comentarios laudatorios, y por lo cual ha decaído mi amistad hacia él, por hacerme pensar que es un poco chisgarabís.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Portus Victoriae Portus Victoriae 21/02/19 13:10

    Más de lo mismo, de verdad estoy agotado, no avanzamos nada. La pureza no existe, no existe la bondad absoluta, sí existe la maldad absoluta, pero sobre todo existe una cosa, el interés. Me interesa un mundo mejor, justicia social, reparto de la riqueza, el cambio climático, etc. etc., pero todas las mañanas voy a trabajar, sobre todo para mantener mi nivel de vida (si ganase más, mejor), pero principalmente, no ir a peor; vivo bien, tengo un sueldo más que digno, es decir vivo desahogado, soy una pieza de este engranaje que es el mundo, trabajo en una multinacional española que cotiza en Ibex, por lo que soy una parte del "Poder" o por lo menos, sostengo al "Poder", digamos es mi interés principal; pero sobre todo soy un escéptico. Hemos evolucionado a lo largo de los tiempos para llegar a lo que somos, nos movemos con nuestros respectivos intereses, mejorar en la vida (por abreviar) y eso nos hace HIPOCRITAS, ¿a qué estaríamos dispuestos a renunciar para conseguir nuestros loables intereses?, hay alguién que censure a un padre que utilice sus contactos para "colocar" a su hijo parado, a pesar de sus cualidades o capacidades y de la "lista" de candidatos. Creo que me entienden. Dicho esto, creo que necesitamos gandes dósis de pragmatismo; tenemos que decidir como mantener todos nuestros intereses, el que yo llamo primario y los intereses loables; claro que hay que avanzar, en España lo hemos conseguido, todos sabemos como. ¿Lo vamos a echa a perder?. Decía que soy un escéptico; NADIE va a conseguir "dar la vuelta" al mundo, cambiarlo radicalmente, somos parte de él, estamos "CONTAMINADOS". Podemos hacer cosas, claro que sí, pero tenemos que ser listos y las cosas no se solucionan desde posturas radicales; son los puntos en común los que hay que encontar para solucionar los problemas. El voto útil es ahora más necesario que nunca y claramente no está con la parte "derecha" de nuestra política. Ahora, cuando llegue el momento de votar, nos quedamos en casa por que el "unicornio no tiene el cuerno blanco" y lo quiero blanco o nada. Gracias.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    2

    3

    • Irenepaz Irenepaz 21/02/19 20:43

      Tampoco es tan simple, ojalá fuera así, influyen muchas cosas estoy de acuerdo en lo que dice Sánchez, se ha debilitado tanto la socialdemocracia y las clases medias que o se recupera la ilusión en un proyecto como el del 15M o lo tenemos crudo yo paso de las noticias y tertulias TV y me va mejor. Un saludo

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      2

    • RFripp RFripp 21/02/19 13:57

      Yo también se lo que no quiero. Lo que quiero, nunca lo he logrado en su totalidad y desde luego nunca me quedé en casa porque el cuerno no fuera lo suficientemente blanco. Conocí y conozco los cuernos negros.

      Responder

      Denunciar comentario

      3

      6

  • phentium phentium 20/02/19 23:53

    Rivera es sólo un oportunista político que utiliza la política para su propio beneficio.

    No hay más.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    10

  • Cuca de llum Cuca de llum 20/02/19 22:06

    Enigma Rivera, ninguno. En Cataluña conocemos bien a Rivera y su partido: Lerrouxismo + falangismo + demagogia + odio al adversario. Está tan claro, que trasciende la categoria de opinión para entrar en la de evidencia. Cs TAMPOCO es la derecha que necesita España.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    0

    12

    • Sotram Sotram 20/02/19 22:40

      Amigo Lunilla: ¿Por qué no repasas tus comentarios, después de escritos? Es una verdadera pesadilla leerlos; faltas de dicción, de grafías, de sintaxis.. y no eres el único. Gracias. Os seguiré leyendo, no obstante

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      1

      1

      • platanito platanito 22/02/19 05:51

        Me temo que es un problema de visión o de artrosis en las manos. Apiadémosnos!

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

      • eldeantes eldeantes 21/02/19 00:27

        No se habrá equivocado Vd. de persona al responder a Lunilla ?
        Ve, todos cometemos errores

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

  • Lunilla Lunilla 20/02/19 21:07

    "Muchos comentarios y demasiadas vaguedades veo aqui" Miren una cosa" La filosofia pinsa, y la Educaciòn ejecuta." Jose >Anrtonio Maarina dijo: "La evoluciòn de los seres humanos pide interpretarse como una lucha por el reconocimiento d la derecha; "Es un esfuerzo para conseguir que pretensiones consideradas justas esten protegidas por la lay. Me parece la historia mas profunda y conmovedora de nuestra especie. Tambien la mas compleja, porque uede ocurir que muchas legìtimas entren en colisiòn . "Esto por ejemplo sucede en el conflicto Catalan , que se enfrentan tres presuntos derechos: El  derecho a la autodeterminaciòn  que proclama el independentismo; El derecho a la permanncia en Espaaña ue esgrimnlos naturales  no Ncionalistas; y el Derecho de todos los Espñoles oara decidir  sobre la Independenca de una gran partede la Naciòn, legalmente constituida; "Asi estan las cosas. "La experiencia històrica nios dice que los problemas pueden terminarse o resolverse. -Se terminan cuando se acaban con procedimientos que no repetan los derechos de los demàs -Por lo que es probable que si no se piensa -reaparecan- los conflictos- "Eso es lo que ha sucxedido conel cond¡flicto Catalan  y a lo que se debe su secular penitencia". En cambio si se soluciona, cuando terniman..-Si, pero atendiendo todos slos detechos hasta donde sea posible: compatibilizandolos, in recurrir a procedimientos "gansteriles" y mafiosos..Asì de claro....¡Peronen a quien le moleste! , Asi que menos 'farfolla' y 'faramalla' señoras y señores. ¡olvden! esto no es una impertinencia como dccia Iñaki Gabilondo, antoña, en "con un ojo tapado" a sus conspicuos  amigos u comentaristas ..¡Pues eso!,,, Lunilla /// Enviado a Editar a las 21 h. hoy dia 20 de Febrero 2.019 ...Muchas gracias por atenderme y saludos cordiales.

    Responder

    Denunciar comentario

    6

    1

  • Ataio Ataio 20/02/19 20:36

    El poder y su sistema solo teme a Unidos Podemos. Por eso lo combate con todas sus armas, que son muchas y muy poderosas.
    Es un error de inicio considerar que los 5 millones de españoles que votamos Podemos eramos una base electoral de la que partir. Más bien , era un "techo natural" ( gente con un plus de conciencia social e indignados sin elaboradas convicciones).
    Los posteriores resultados a la baja se consideran una derrota, y no es así.
    Cuando se produce la unidad con IU, era el momento de intentar el "asalto a los cielos", pues aún estaba fresco el 15 M. La unidad, esa anhelada utopía de la izquierda, se da. Y ya solo por eso merece la pena. No salió todo lo bien que se esperaba, pero tampoco salió mal. Prueba de ello es que por primera vez en la historia de la democracia española el Psoe se ha visto obligado a a tratar con respeto y consideración a la izquierda y el progresismo real.
    Yo creo que no salió del todo bien básicamente porque a muchos indignados los espantó el poder con sus ataques a Podemos y su líder Pablo. También, por el sectarismo tanto de una parte de IU, como de Podemos ( sobre todo los supremacistas del errejonismo ). Además, la unidad se dio desde arriba por la necesidad del momento, pero es transcendental trabajarla a nivel de bases.
    El poder- sistema no va a dejar así como así que Unidos Podemos gane, hay que ser conscientes de ello. Eso no debe impedir aspirar a ganar y luchar por ello. Pero lo más realista es tener el máximo de representación para gobernar desde la presión .
    Hay que desarrollar, creo , un lenguaje amable y seductor; pero de contenido contundente y contestatario.
    El Psoe es parte del sistema. Como mucho, es la cara amable del sistema, y por ello abunda más que la derecha en cuestiones sociales. Pero hace mucho tiempo que lo social dejó de SER su esencia para convertirse en un medio de ESTAR en el poder.
    Sigo, con perdón.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    2

    14

    • Ataio Ataio 20/02/19 20:38

      Es evidente que lo ideal para que todo cambie y sigamos igual es un gobierno Psoe- Cs.
      Si existe esta posibilidad, no lo duden, se dará. Porque aunque Pedro Sánchez no sea del ala derecha de su partido, tampoco es la izquierda real ( por eso se reclama como tal, en contra del saber errejonista ). A Pedro Sánchez y el Psoe no les gusta enfrentarse al poder, están muy incómodos. Por eso si pueden huyen de Unidos Podemos.
      Es más,su táctica consiste en que si Unidos Podemos quiere" saltarse la norma" neo-liberal en cuestión, no seguirlo. Y decir y vender que Unidos Podemos no quiere participar de una mejora de manera irresponsable. Pero dicha mejora , que es la opción Psoe, no cambia la norma, solo la maquilla.
      La estrategia del Psoe si se ve obligado a co-gobernar con Unidos Podemos es situarlo en la irresponsabilidad de lo imposible. Y arrogarse la moderación y " el realismo" para sí.
      Hemos tenido recientemente un ejemplo de lo mismo con la cuestión de los alquileres. La propuesta de Unidos Podemos de limitar los precios, es sin duda la que pinchaba la posibilidad de burbuja y especulación; aparte de ser realista y aportar justicia social. La del Psoe maquilla la norma, pero no la cambia.
      No nos dejemos engañar, la unidad alcanzada de UP , es el camino, por eso molesta tanto al poder-sistema, y por eso la teme y la combate.
      El entendimiento con el Psoe es algo pobre como meta, pero hoy por hoy, es la única via para realizar cambios. Esperemos que los números lo obliguen a una moción de censura-2.
      Eso, si Unidos Podemos no gana o lo supera en votos, que es la verdadera meta.
      El verdadero voto útil para retomar la senda del estado del bienestar es el voto a Unidos Podemos, verdadero representante del progresismo y la izquierda. Con errores, y elementos a corregir. Pero con mucho contenido para la libertad y la justicia social.
      PD: Salud y República !!. Si se puede!!

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      16

      • micanuto micanuto 20/02/19 23:03

        No puedo estar más de acuerdo. Salud

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        1

  • Pinolere Pinolere 20/02/19 20:34

    Es un bluf y un veleta, ni sabe lo que quiere.Sus votantes no lo ven o son iguales.Vaya personaje más poco creíble.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • Kamilo Kamilo 20/02/19 18:02

    A mi me sorprendio , que el País que siempre fue su ojo derecho , lo haya perdido , mirar la editorial de hoy

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • gomados gomados 20/02/19 17:55

    No te olvides Maraña que Ciudadanos se proyectó a nivel nacional como un Podemos de derechas, según dijo el presidente del Sabadell y Rivera hará lo que le digan sus amos del Ibex 35. Es impresionante el apoyo mediático que tiene este partido y líder pastiche al que se le perdona o tapan las vergüenzas. Todo es maravilloso. Sonrisas profiden. Pero no nos olvidemos que quien le caló desde el primer momento fue Podemos que vetó ese proyecto de las oligarquías económicas del pacto ultraliberal Garicano Jordi Sevilla y que desde entonces todavía ha recibido más guerra sucia mediática por no plegarse a ese pacto y gobierno rosa naranja. Rivera hará lo que le digan las oligarquías económicas a nivel nacional o la internacional liberal europea. Al fin y al cabo las políticas ultraliberales que vienen de Europa tienen un sello popular socialista y liberal. Todos guays y constitucionalistas aunque se hayan cargado la constitución española e incumplan todos los días la constitución. ¿Por cierto alguien de la mesa pp ciudadanos va a responder de la violación de la constitución señalada por el TC? Aquí las sentencias del constitucional son declarativas y simbólicas, con el tema catalán rapidez y misil. Doble rasero en este putrefacto sistema.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    16



Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.