x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesion con Google Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




@cibermonfi

Zapatero

Publicada el 04/12/2019 a las 06:00 Actualizada el 03/12/2019 a las 20:49
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

Estas últimas semanas, a punto de cumplir los 65 años, he tenido que afrontar una enfermedad de las consideradas graves. He podido salir del trance, no se preocupen; si lo traigo a colación es tan solo porque circunstancias de este tipo son propicias a largas reflexiones y quizá alguna de ellas merezca ser compartida en público.

He corroborado una convicción durante mi enfermedad: no hay ningún motivo para entristecerse, culparse o avergonzarse por el hecho de envejecer físicamente. Lo natural es que llegue el momento en que tu pelo encanezca, tu rostro se arrugue, tus articulaciones rechinen y los achaques te obliguen a ir al médico cada dos por tres. Que ocurra esto solo prueba que has vivido bastante tiempo, algo que no ha estado al alcance de toda tu generación. Debes felicitarte, pues, por haber llegado hasta aquí.

Lo triste, lo vergonzoso, lo evitable es envejecer moral e intelectualmente. Convertirse en un viejo gruñón que pontifica que cualquier tiempo pasado fue mejor, que despotrica de oficio de los jóvenes que protagonizan el presente, que ve un gran peligro en cualquier novedad o aventura, que se pone a temblar ante la menor alteración del orden, de la rutina, de lo existente. Esto es envejecer mal, muy mal.

La política española de las últimas semanas ha dado ejemplos notorios de senectud y hasta decrepitud de espíritu. Me refiero a esos abuelos del PSOE que han sumado sus grititos histéricos a los de la derecha y la ultraderecha ante la mera posibilidad de que su partido forme un gobierno de izquierdas con Unidas Podemos, y ya no digamos si ello cuenta con el apoyo de Esquerra Republicana de Catalunya. Son los Alfonso Guerra, Felipe González, Juan Carlos Ibarra, Joaquín Leguina, Rosa Díez y compañía, cuyas voces son imposibles de distinguir de las de Aznar, Santiago Abascal, el cardenal Cañizares, los capos de la patronal, Ana Rosa Quintana y otros Federico Jiménez Losantos cuando auguran terribles desgracias para España de consumarse tal gobierno, empezando por la quiebra de su economía, siguiendo por la ruptura de su sagrada unidad y terminando quizá con el incendio de sus iglesias y conventos.

Tiene bemoles que gente que se dice progresista participe con tanta vehemencia en la propaganda justificadora de un posible golpe de Estado 2.0 de materializarse un gobierno PSOE-Unidas Podemos. Y que no se alarme lo más mínimo al verse tan ovacionada por el diario Abc, que, por cierto, ya estaba en la conjura del golpe 1.0 de 1936. Aunque, bueno, quizá quepa otra explicación al asunto, quizá ninguno de ellos haya sido nunca verdaderamente progresista, quizá solo hayan sido conservadores furtivos a los que largas vidas de prebendas han terminado por desenmascarar.

En contraste con tales carcamales, su correligionario José Luis Rodríguez Zapatero está demostrando en los últimos tiempos un espíritu bastante juvenil. El mejor ZP, el que osó enfrentarse al emperador Bush al retirar las tropas de Irak y al papa Juan Pablo II al legalizar el matrimonio gay, reaparece al confesar que él desea un acuerdo entre el PSOE y Unidas Podemos, y que ha trabajado en ese sentido. Y al afirmar que lo de Cataluña no tiene otra solución que un diálogo donde todas las partes puedan plantear abierta y sinceramente sus alternativas.

Por supuesto, el felipismo, la derecha y la ultraderecha, que siempre le han tenido mucha tirria, le han puesto a caldo por decir lo de Cataluña. España sigue siendo ese país donde, como decía Machado, nueve de cada diez cabezas embisten y solo una piensa. ¿Es que dialogar sobre algo quiere decir concederlo? No. ¿Es que plantear tu alternativa quiere decir que te la aprueben? No. A la cabeza que piensa le resulta obvio que Zapatero no está proponiendo la independencia de Cataluña. Solo está sugiriendo que una buena fórmula para que los independentistas (o parte de ellos) rebajen sus pretensiones es escucharlos con respeto. Sabe de lo que habla: él desactivó el Plan Ibarretxe al permitir en 2005 que fuera expuesto en el Congreso.

A lo largo de este otoño, Zapatero ha pedido una “reacción democrática” contra las falsedades sobre las Trece Rosas del fascista Ortega-Smith. Se ha felicitado por la salida de Franco del Valle de los Caídos con una fórmula exquisita: “Hoy damos un salto muy importante para una democracia más perfecta”. (Sí, la democracia española, cualquier democracia, es mejorable). Ha acertado al calificar de “golpe de Estado” lo ocurrido en Bolivia (los militares exigiendo la dimisión del presidente). Y ha constatado lo que es un hecho objetivo: que Arnaldo Otegui, hubiera hecho lo que hubiera hecho antes, desempeñó un papel decisivo en el final de ETA.

Trabajé con él dos años en la Moncloa y jamás me he arrepentido. Aunque luego tuviéramos nuestras diferencias acerca de su respuesta a la Gran Recesión, el ZP con el que pasé cientos de horas entre 2004 y 2006 era un tipo valiente y con criterio propio. Lo sigue siendo cuando está cerca de cumplir los 60 años. Seguro que compartirá esta opinión que se le atribuye a García Márquez: “No es cierto que la gente deje de perseguir sus sueños porque envejece, más bien envejece porque deja de perseguir sus sueños”.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

90 Comentarios
  • Pedro M Pedro M 08/12/19 23:01

    Pues si, Zapatero me quita la razón si digo que todos los dirigentes del PSOE son unos sinvergüenzas.
    Sólo le pediría que alguna vez explicase con claridad lo del 135... ¿Qué pasó entonces?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • ArktosUrsus ArktosUrsus 06/12/19 13:21

    No es Rodríguez Zapatero (sigo aquí el artículo de hoy de Baltasar Garzón sobre Martínez-Almeida) un santo de mi devoción, pero desde luego es el secretario del PSOE que más a la izquierda ha estado con muchísima diferencia. Y además en la gran recesión sólo cometió un error. Enorme pero solo uno. Ponerse en mano de economistas criados a los pechos de la escuela de Chicago. Por lo demás, con él al frente del PSOE seguro que no se habría producido el vaivén Sanchiznesco. Porque es una persona que piensa. Más allá de las bromas sobre las cejas y Mr. Bean, es una personalidad política, quizá de las últimas que han campado por los yermos campos de la política española. Con cien como él en el PSOE quizá nunca hubiera despuntado VOX y seguro que los derroteros políticos de España irían por otros senderos, siempre que no volviera a colgarse en lo económico del Solbes de turno y hubiera escuchado a otros economistas con visiones de izquierda que hay y muchos en este país.

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    3

  • Gabrielon Gabrielon 05/12/19 13:26

    Emitir juicios de valor sobre, no ya la persona, sino el presidente de gobierno, siempre es aventurado. Demasiados factores en juego. Pero estoy de acuerdo con el fondo del artículo, aunque pase de puntillas por el más lamentable de los aspectos del gobierno ZP: la gestión del tema bancario/inmobiliario, que hizo de una crisis económica global un desastre nacional. Pero sí, es más progresista que el resto de los capitostes del PSOE. Y más honesto. Y después de dejar el cargo ha mantenido cierta dignidad, al contrario que los otros. Solo le voté una vez (la única que he votado al PSOE en generales en los últimos treinta años) y creo que los dos primeros años de su gobierno fueron aceptables para cualquier izquierdista "posibilista". Luego la cosa se desinfló hasta límites insoportables. Y lamentablemente, su final (aceptación de los recortes de la Troika sin dar la menor explicación al pueblo, modificación de la Constitución en una noche de verano, indulto al número dos de Botín...) no pudo ser más amargo. Ahí fue un cobarde, a falta de mejor explicación.

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    3

  • jagoba jagoba 05/12/19 11:58

    Sr. Valenzuela, extraigo de su artículo:
    "cuando auguran terribles desgracias para España de consumarse tal gobierno, empezando por la quiebra de su economía, siguiendo por la ruptura de su sagrada unidad y terminando quizá con el incendio de sus iglesias y conventos"

    Solo les importa el que sus amos, ganen menos que el año anterior. Sus amos no pagan a hacienda lo que deben, pero les pagan a ellos.

    Sus amos no pagan sus impuestos, para que la calidad de vida en España, sea mejor, mejor sanidad, mejor educación mejores infraestructuras...
    Pero se dan golpes de pecho con la Unidad de España esclavizada. Todos iguales, todos esclavos.

    Hay empresarios, que pagan sus impuestos y ganan mucho dinero. Es compatible. Y no esclavizan a sus empleados. Que también es compatible.

    Pero también está el empresario, que por sacar un euro más, machaca a los trabajadores, los aterroriza.Se da la paradoja, de ser los que más pagan en ingeniería fiscal para defraudarnos a todos, y los que pagan a los tertulianos de los medios, para bombardearnos con las terribles desgracias que nos va a ocurrir si no seguimos "El camino".

    Y ahí tienen a políticos y antiguos políticos, curas y antiguos prebostes religiosos, tertulianos ridículos y patéticos, lanzando sus gruñidos, guarridos y chillidos, para conseguir sus bellotas mensuales.

    Responder

    Denunciar comentario

    5

    14

  • Arkiloco Arkiloco 05/12/19 10:55

    Como decía llevar algunas discusiones de ideas a la diferencia entre ser joven y viejo y atribuir algunas a la consecuencia de “saber envejecer” y tener un “espíritu juvenil” y otras con lo que se correspondería con los “viejos gruñones”, me parece de los más liante y llevarnos a paradojas terribles sobre la edad y las ideas. Da para muchas reflexiones eso de saber envejecer será, supongo, saber vivir. Una sapiencia nada fácil de adquirir y para cuyo aprendizaje no parece haber recetas extensibles a todo el mundo. Es como eso de que envejecer no debe ser motivo de tristeza. Pues, hombre, en si mismo no pero dependerá de la salud, de tu pensión y patrimonio, de tu entorno y de lo que hayas ido poniendo en tu cabeza a lo largo de la vida y el apredizaje además de lo que ya venía impreso. Yo tampoco recuerdo haber celebrado cada día y brindado de alegría por “ser joven”. Eres joven y poder tener una juventud triste y la adolescencia ser el periodo que tiene mayor porcentaje de suicidios. Qué cosas. Yo tengo la impresión de que además de por sus ideas algunas personas buscan un “lifting” con la política y adhiriéndose a lo que se sugiere como nuevo y más juvenil. Es algo más complicado pero casi parece sugerirse que hay “marcas” políticas, ideas y actitudes que son las que se corresponden con “ser joven” o “sentirse joven”. El caso es que Aznar, González, Ibarra y Zapatero tienen ideas diferentes sobre algunas cosas o bastantes cosas y que, según Valenzuela, esto está muy relacionado con el no saber envejecer y el espíritu juvenil de Zapatero. Y que “espíritu juvenil” y mantener ideas más progresistas van juntos. Yo no lo veo así y no voy a entrar a valorar las opiniones que mantienen en diversos temas. Las contemplo como opiniones. Además de sus opiniones, me parece más relevante que sus “espíritus”, su trayectoria, que todos ellos han dirigido gobiernos y que lo han hecho en épocas de realidades y problemas distintos. Y que los toros se ven de distinta manera desde la barrera. Es fácil pontificar y están en su derecho aunque no sé por qué a esta gente no se le ocurre hablar menos o ser más discretos.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 9 Respuestas

    11

    10

    • Hammurabi Hammurabi 05/12/19 15:43

      Si bien me ha gustado la argumentación de Valenzuela, no se queda atrás la tuya. Me ha recordado la película Crash.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      5

      2

      • Arkiloco Arkiloco 05/12/19 18:16

        Parece que hay dos pelis con ese título pero no he visto ninguna. Lo que si leí es "Crash" de J.G. Ballard. Una historia muy desasosegante sobre un "voyeur" que se excita sexualmente con los accidentes de tráfico de otros y los que se provoca el. Recuerdo las descripciones de las carrocerias y sus partes cortantes, las cicatrices y que el semen y la sangre aparecía a chorros por todas las hojas del libro. Espero que no haya sido tan impactante ni hiriente ni creo que sea tan excitante. Y si ha producido algun orgasmo sin daño, me alegro pero me declaro inocente. Sera que hago ¡crash! o ¡katakroc!. De todas formas, muy interesante lo que te ha recordado y se puede desarrollar.

        Responder

        Denunciar comentario

        6

        5

    • Arkiloco Arkiloco 05/12/19 10:58

      Dejando al margen esos juicios morales sobre si son buenas o malas personas que alucino la facilidad con la que se emiten, las estaturas políticas que miden algunos expertos y demás aditamentos, entiendo que a Valenzuela le caiga bien Zapatero y lo defienda. Más me sorprende que algunos, ahora, lo alaben y tengan del el una opinión tan superlativa. Para que me entiendan, yo no valoro así pero voté a Zapatero cuando le cayó la crisis encima. Algunos de los que ahora le alaban no lo hicieron y ganó el PP. Digamos que de esa ningún gobierno hubiera salido vivo. Yo no debería hacer esto porque como digo tengo una opinión favorable sobre el pero para explicar algunas cosas voy a adoptar la perspectiva de los que ahora le halagan pero dejaron de votarle y que cuando ya no es presidente lo elogian porque en algunas cosas coincide con ellos. Veamos. Zapatero sería el del famoso 135; el de los recortes y al que le convocaron una Huelga General; el que la lió diciendo en el Parlament la temeridad que dijo sobre el Estatut, el que lo llevó al Constitucional y el que mandó a Guerra a “cepillarlo”. Por contar lo que suele ser recurrente contra el PSOE y Zapatero y que suele ser bastante parcial. Yo añadiría una cuestión que a mí me irritó bastante y sobre la que no le conozco explicación: una de sus últimas medidas fue indultar al exConsejero Delegado del Banco Santander. Digamos también que quién más defendió a Susana Diaz frente a Sánchez, no fue González, fue Zapatero. Y así ¿es el “espíritu juvenil” lo que lleva a tener ideas diferentes sobre la relación con Podemos? ¿es más juvenil y progresista lo que opina Zapatero sobre algunas crisis en Latinoámerica? ¿es más “juvenil” decir que hay que hablar de todo sobre Cataluña pero, gobernando, autorizar a Guerra a “cepillar”? En fin, yo tengo mis opiniones sobre esto y hay pocas cosas que tenga que cuadrar. Algunos no tendrán problema pero siempre me maravilla la facilidad con la que se hace. El “espíritu juvenil” lo explicará todo o viene bien para explicarse lo que sea.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 6 Respuestas

      11

      11

      • José Luis53 José Luis53 05/12/19 12:26

        Por alusiones.
        Alucina usted sobre la facilidad con la que se emiten juicios morales sobre las personas. Yo no diré que alucine - pocas cosas me hacen ya alucinar- pero sí me sorprende su facilidad para pensar que yo emito un juicio sobre la bonhomía de Zapatero porque simplemente me lo parece. Al menos, debería usted haberme concedido el beneficio de la duda acerca de mis razones para constatar la bonhomía de Zapatero.
        Tengo motivos directos y personales para que me conste su bonhomía. ¿ Le parece mejor que lo exprese ási?

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 5 Respuestas

        1

        5

        • Orlinda Orlinda 05/12/19 14:30

          Si nos dice usted que conoce a Abascal y le consta que es muy buena persona yo me lo creo pero aquí no estamos hablando de condiciones personales sino de las acciones políticas de un hombre, que son las relevantes en un artículo que se supone de análisis político, además de que son las que nos afectan al común de las personas. 
          Arkiloco ha dejado algo por poner de lo que hizo Zapatero, la Ley de pensiones que ha aumentado la edad de jubilación y ha dado lugar a una disminución progresiva de su cuantía. Son más que llamativas las alabanzas generalizadas a Zapatero cuando por aquí es perenne la alusión sobre todo al 135 como ejemplo de los horrores llevados a cabo por el PSOE.

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 3 Respuestas

          8

          4

          • José Luis53 José Luis53 05/12/19 17:02

            La polis tiene un ethos. O si lo prefiere en otras palabras, ética y política deben ir de la mano. Y como política entiendo como Aristóteles  el arte del bien común.
            Llamar a alguien buena persona suele querer decir que se refiere s una persona con ética y que esa ética es el bien común, insisto. Es, a mi juicio, una de las características de Zapatero. 
            Al margen del consabido tópico por el cual hasta el más santo puede pecar y hasta el más pecador puede ser en otros momentos un santo, no me cabe ninguna duda de que hay una línea general por la cual alguien se suele comportar como buena gente y otros que lo raro es que se comporten así.
            ¿ Que para usted es ajeno a la política que Zapatero sea buena gente? Pues enhorabuena, supongo que le da igual tener a un sociópata narcisista ocupando el poder y le parecerá anecdótico que Trump esté donde está jodiendo el mundo. A mi no, desde luego, y que Trump sea un sociópata narcisista no me parece ajeno a su acción  política. Aunque eso sí, no tengo el dis-gusto de conocer a Trump personalmente. 

            Responder

            Denunciar comentario

            Ocultar 2 Respuestas

            0

            5

            • Orlinda Orlinda 05/12/19 18:02

              Lo extraño de todo esto es que por ser Zapatero buena persona, cosa que yo no dudo, resulta que todas esas medidas que tomó que pueden ser muy cuestionables, ahora son por el bien común y ahora se le elogia como el mejor presidente de la democracia por los mismos que en 2011 decían PSOE y PP la misma mierda es y el PSOE mierda entonces era el de Zapatero. Y los que decían eso votaron a un partido nuevo dando lugar a que ganase Rajoy y perdiese este hombre tan bueno, Zapatero. 
              Leer los comentarios a este artículo a mí me sorprende, cómo las opiniones pueden ser tan drásticas y variables por estar a favor o no del pretendido gobierno de coalición o en función de lo que escriba Valenzuela. No el suyo, al que no he dado más importancia que la opinión de alguien que conoce a la persona, pero tampoco me sirve para nada, la dirección y gobierno de un país es algo muy complejo en lo que intervienen muchos factores, no depende de la ética o sociopatía de una persona concreta. Tampoco como este artículo por las razones que ha expuesto magistralmente Arkiloco.

              Responder

              Denunciar comentario

              Ocultar 1 Respuestas

              7

              4

              • José Luis53 José Luis53 05/12/19 19:00

                Yo solo he planteado y de un modo un tanto coloquial, que ser buena gentes es un problema en política. No he juzgado ni para bien ni para mal el Gobierno de Zapatero, que como es obvio, por mucha simpatía personal que le tenga, me parece que tiene bastantes claroscuros. Pero es que lo que ha venido después de él, ha tenido poquísimos claros y hace que se le añore: es muy humano.
                Coincido en muchas cosas con Arkiloco, pero esta vez no. Plantea el binomio juventud/vejez de una forma en la que no estoy de acuerdo.
                Pero es un tema enormemente complejo que me llevaría bastante discutirlo. Mañana empieza un largo puente. Si consigo liberarme de algunas cargas, lo haré porque  Arkiloco lo merece.

                Responder

                Denunciar comentario

                0

                6

        • Arkiloco Arkiloco 05/12/19 13:24

          La verdad es que no habia leido tu comentario, no estaba dirigido a nadie en concreto y yo no dudo de su bonhomia. Es más, quizás porque soy un tontito o he tenido mucha suerte mi experiencia es que es más dificil encontrar malas personas que buenas. Me refería a la frecuencia con la que se vierten juicios morales de este tipo sobre personas que no se conocen y sobre las que, sobre todo, podemos emitir juicios políticos. La mayor bondad o maldad que transmitan me parece que está muy condicionado por las simpatias politicas y es muy espeso meterse en esos juicios. Y muy complicado el consenso o la unanimidad cuando en relaciones más personales no es raro que tu hayas conocido a una persona en unas circunstancias y parecerte buena persona y un dia hablas con otro y te dice que es "un hijo de puta". Había comentarios de esos, los veo mucho y si me parece que, además de que sobran, se emiten con mucha facilidad. Tu lo conoces más, pues vale.

          Responder

          Denunciar comentario

          10

          9

  • jagoba jagoba 05/12/19 08:48

    Egunon y enhorabuena por tu artículo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    10

  • luzin luzin 05/12/19 01:16

    Y lo de Otegui magistral, ese va más allá de happy-flowers ... es la auténtica reencarnación de Ghandi pero con Rh- ... joder, Otegui es un hombre de paz y un gran demócrata, no como esas momias pseudo-socialistas que son viejos amargados y sin ilusiones ... Otegui es la ostia, el fue decisivo en el desmantelamiento de ETA ... y Zapatero ni te cuento ... si no hubiera sido por ellos todavía estarían pegando tiros en la nuca ... aunque la verdad, ETA nació derrotada, pensar que con unas cuantas pistolas, bombas, metralletas iban a derrotar al Estado Español es tener pocas luces ... aunque tal vez esperaran la intervención de la URSS o algún fenómeno parecido, entre zumbados es normal ... pero vamos que a esta banda de alucinados-fanáticos-desnortados y analfabetos lo que les remató fue pegarle el tiro en la nuca al chabalito del PP: una ejecución bestial que les mostró a la ciudadanía la verdadera naturaleza de esta gentuza ... y que ahora se dedican a blanquear para vergüenza de todos ... y estos son los que van a mejorar la democracia ...

    Responder

    Denunciar comentario

    18

    4

  • Arkiloco Arkiloco 05/12/19 01:14

    Quienes me quieren y aprecian me recomendarían hoy callar pero tengo rachas. Dias que ni miro infoLibre y otros que me activo. Y hoy ¿para qué perturbar esta oda al “espíritu juvenil”, al saber envejecer y eternamente jovenes y no como otros que se vuelven gruñones y “envejecen moral e intelectualmente”? Tela marinera. Pues lo siento pero ni la solidaridad que siento con una persona de edad parecida a la mía y el compartir algunas reflexiones y sentimientos sobre el envejecimiento me llevan a compartir lo que expone Javier y al que le deseo lo mejor en su recuperación. Tampoco que tenga una opinión benévola de Zapatero y con el que fue la primera vez que voté al PSOE. Aunque en realidad voté contra Aznar, la guerra de Irak y las mentiras del 11-M. Decidí que, por una vez, votaría al único partido que podía derrotar al PP y ahí sigo. En una cultura, sociedades y economía que han encontrado en lo nuevo, lo joven y la belleza, en su apología y comercialización, en el “sentirse joven”, uno de los motores fundamentales del marketing, de las modas cada vez más pasajeras, de la promoción de consumo y la programación de la obsolescencia, ¿quién no va a desear sentirse joven o ser joven aunque seas viejo? Y más cuando todo tipo de tecnologías, cirugías, fármacos y prótesis nos permiten alargar la vida hasta edades nunca alcanzadas y ser joven o parecerlo se convierte en un ideal o una meta que no deja de producir angustias, agonías y encarnizamentos terapéuticos. Como decía Ferlosio ¿cabe mayor sarcasmo que llamar “hedonista” a una sociedad cada vez más azuzada por la “mano invisible” del mercado pero con la “mano visible” de la publicidad hacía la constrictiva servidumbre de tales agonías? Alguna reivindicación de la vejez y ser viejo con serenidad y lucidez hace falta pero ¿hace falta trasladar ciertas reflexiones sobre ser joven y viejo al debate de ideas, las opiniones políticas y las preferencias? ¿Hay que dar lecciones sobre “saber envejecer” y proceder a alistar a unos entre los “gruñones” que no saben y a otros con los que tienen “espíritu juvenil” según esas ideas y posiciones políticas? ¿Qué será eso de “envejecer moral e intelectualmente”?

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 4 Respuestas

    16

    8

    • Arkiloco Arkiloco 05/12/19 01:17

      No cabe mayor confusión al hacer este trasvase o mezcla entre la condición de joven o viejo, la influencia de la condición vital y la tensión permanente entre “lo nuevo y lo viejo”, a las ideas y la política. Que tendremos en cuenta pero que no añaden virtud o déficit. Estableceremos un juicio moral e intelectual y una preferencia política sobre otras influidos por muchas circunstancias y entre otras, y no parece de las más relevantes, por la edad. Hablar de saber envejecer, de los que se convierten en “viejos gruñones” y de los que mantienen el “espíritu juvenil” para caracterizar sus ideas políticas y trazar una especie de divisoria, aparte de que nos ofrecería multitud de paradojas incomodas y que desvelarían tan arbitraria clasificación, a mi me suena a lifting, a quitarle arrugas a Zapatero para quitárselas usted y a haber sido devorado también por este culto al “espíritu juvenil”, a lo nuevo por ser nuevo, sin más, y al deseo de ser “eternamente jóvenes” tratando de parecerlo. Y de lo que se trata es de discutir sobre ideas que las pueden defender jóvenes y viejos. Eso de “viejos que parecen jóvenes” y “jóvenes que parecen viejos” si que me parece un discurso de persona muy mayor y aunque no tengo dificultad en entender lo que se quiere decir con bastantes precisiones. Para que me entienda y entienda cuan distintas pueden ser ciertas percepciones. Yo discrepo mucho con sus ideas y ahí me quedo pero cuando le leo, a usted y algunos “juveniles” que andan por aquí, mi percepción es justamente la de la que usted se separa: la de viejo algo “gruñón”. Por las angustias que transmite, la idealización del pasado y las búsquedas casi obsesivas en el pasado, (lo que más tenemos o más que futuro) de explicaciones y claves para algunos problemas que están en el presente y que nos hacen pensar, plantearnos las cosas y las respuestas de manera diferente a los jóvenes. Es inevitable y es muy fácil encontrar en el discurso de los “juveniles”, sin contradicción, el menosprecio habitual hacia los jóvenes que ya “no son como los de antes” y la clasificación de la juventud como categoría y problema.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 3 Respuestas

      15

      6

      • Arkiloco Arkiloco 05/12/19 01:18

        Esto será ser “juvenil” pero sigue siendo no entender lo “joven” y “ser joven”. O la idealización de lo joven y la juventud. Pero habrá que hablar de Zapatero, ya que hasta aquí no me habrá entendido casi nadie pero seguro que ya he cabreado a muchos. Mira que llamarles viejos gruñones y cascarrabias. Mañana será otro día.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 2 Respuestas

        14

        7

        • subeChico subeChico 05/12/19 06:10

          Son viejos gruñones porque han demostrado serlo con sus salidas de patabanco. Hablan con lengua de serpinte. Nos han tenido bien engañados. Pero fueron enseñando la patita, unos desde siempre y otros más lentamente. Y hasta el mismo ZP se hizo carca en 2010 y en 2011. En vez de decpcionarnos, tuvo que dimitir ante aquella carta infame que llegó de Bruselas. Se ve que la poltrona es venenosa. Y pienso que se debió pronto arrepentir de su bajada de pantalones.

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 1 Respuestas

          7

          9

          • Arkiloco Arkiloco 05/12/19 08:34

            Es evidente, Sube, que tu y yo nos explicamos las cosas de manera muy diferente y nos miramos la política de la misma forma. Salidas de patabanco, lengua de serpiente, engaños, poltronas venenosas y bajadas de pantalones tendrán un significado para tí y ser algunas de tus claves. Para mi no significan nada, explican menos y, en todo caso, de casi nada se puede discutir con esas explicaciones y lenguaje. Lo que para tí es el momento carca es para Zapatero, según lo ha explicado, una de esas decisiones a las que se puede enfrentar un gobernante al estar entre la espada y la pared. Convocar elecciones en ese momento, cuenta, hubiera sido el caos y una grave irresponsabilidad, con la prima de riesgo subiendo a toda pastilla. Podría haber sido mejor para él y para el PSOE y letal para el país estar en esa situación sin gobierno. Esa es su explicación. Pero dando por buenas tus explicaciones y sea lo que sea que signifiquen y lo que te orienten ¿tu crees que esto es cosa de ser viejos gruñones, ser juvenil hasta 2010 y luego volverte "carca"? Ay, lo juvenil, los "juveniles" y los carcas. Que a mi me parezca que tu eres un poco gruñon y cascarrabias es lo de menos, creo yo.

            Responder

            Denunciar comentario

            14

            9

  • "Maga" "Maga" 05/12/19 00:19

    En principio decir que me alegra tu recuperación,- creo que la respuesta ha sido unánime y positiva , por parte del foro.
    Sin embargo, digamos que discrepo bastante en los elogios qué también recibe Zapatero. Obviamente la memoria es selectiva y frágil, somos humanos, todos nos equivocamos. Por tanto ,he tenido que echar mano de la hemeroteca de este mismo digital,- siento no ser rigurosa y no aportar la fecha de publicación. - haciendo una búsqueda sobre este "santo y mártir "personaje , encuentro luces y sombras que oscurecen con una mancha extraña y permanente , sus graves contradicciones en su gestión pública, cuestionando en parte los principios o ideales que el socialismo conlleva.
    Es obra de Zapatero, la subida al 0.7 % de la casilla de la asignación a la iglesia de la Declaración de la Renta,en el año , creo recordar, 2006. Anteriormente estaba consignado un % inferior, aproximadamente el 0,5 y pico.No es ninguna tontería. La Iglesia está en superávit e ingresa millones de euros en un Fondo de Reserva. El resto lo destina a la Tv .Se trata de dineros que salen de los contribuyentes. Ahí lo dejo....
    Saludos cordiales.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    3

  • luzin luzin 04/12/19 22:00

    Y ahora resulta que además de viejo uno tiene que ser un iluso ... resulta que criticar al gobierno de turno o a los que intentan ostentar el poder debe ser un ejercicio fascista-falangista-decrépito-chochez ... todos los que alzan sus voces contra los auténticos de izquierda-progresista-feministas-ecologistas-federalistas-confederalistas-separatistas de los puebloscon identidad y principio de ordinalidad son carcamales fachas reaccionarios ... los happy-flowers son gente con ilusión que ya pueden tener ochenta años que viven con intensidad, alegría y entusiasmo el proyecto político que nos ofrecen pero que desconocemos completamente ...se "sientan", "dialogan", se "levantan", "vuelven a quedar" ... y como ejemplo de buena vejez el gran Zapatero, todo un genio como político y hombre de Estado, sobre todo en economía ... claro que hay que apuntarle algunas leyes:
    El matrimonio homosexual, algo para lo que los ciudadanos estaban listos hace mucho tiempo y a lo que como siempre los oligarcas partidistas llegaron con retraso. Aunque muchos siempre fuimos partidarios del amor libre, es decir, que el Estado no tenía nada que decir sobre nuestras relaciones amorosas y/o amistosas, y la forma de compartir el fruto de nuestro trabajo ... Como a esa ley sin dotación presupuestaria que fue la ley de dependencia, que a unos llega y a otros muchos no ... porque la riqueza se fue como vino, de un pelotazo ... burbuja que todos conocían, de hecho Caruana siendo gobernador del Banco de España ya lo avisó en 2002, pero que todos alentaron mientras despilfarraban los enorme ingresos que entraban en las arcas públicas ... y de esos barros estos lodos ... y ahora resulta que este Zapatero es un genio ... y encima un viejecito adorable y entusiasta
    Y no paró el plan Ibarretxe, tal vez paró más que convocar referendum era delito y luego el inteligente y brillante Zapatero los despenalizó ... o anunció a bombo y platillo que aprobaría cualquier estatuto que le enviara su amigo Maragall ... un estatuo claramente anticonstitucional ... y fue muy valiente ante Bush, pero para trasladar las tropas a Afganistan ... y se riló 135 veces cuando le llamó su amigo Obama ...

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    16

    6

    • Isa. Isa. 04/12/19 22:22

      Ja ja ja..! Y a la vejez, viruela.

      Responder

      Denunciar comentario

      7

      7



 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.