X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
El futuro de Cataluña

Rajoy culpa a Puigdemont de la puesta en marcha del 155: "Él y sólo él"

  • El presidente del Gobierno subraya que es imposible glosar lo que ocurrió el jueves en la Generalitat "sin caer en la impiedad"
  • Lamenta que desde el sábado, cuando el Consejo de Ministros aprobó los detalles del 155, Puigdemont no haya reaccionado

Publicada el 27/10/2017 a las 08:36 Actualizada el 27/10/2017 a las 14:00

Rajoy: "No hay alternativa al 155"

El presidente del Gobierno defiende la aplicación del artículo y confirma el cese del Govern.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante su intervención en el pleno extraordinario del Senado.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante su intervención en el pleno extraordinario del Senado.

El presidente del Gobierno señaló este viernes al president de la Generalitat, Carles Puigdemont, como el único culpable de que vaya a ponerse en marcha, por primera vez en 40 años de democracia, el artículo 155 de la Constitución Española, el que permite la intervención de la autonomía de una comunidad. 

Para Mariano Rajoy "fue Puigdemont el que escogió el 155". "Él y sólo él", incidió. Porque desde que el pasado sábado, cuando el Consejo de Ministros acordó solicitar al Senado la autorización para aplicar el 155, "nada sustancial" ha ocurrido en Cataluña que haya hecho al Ejecutivo replantearse dar marcha atrás. De hecho, subrayó que es imposible glosar lo que sucedió el jueves en la Generalitat "sin caer en la impiedad". Se refería a la jornada en la que pareció que el president convocaba elecciones.

Pero no sólo se remontó a lo inmediato. Como hizo un día antes la vicepresidenta del Gobierno en la Comisión destinada a tramitar este precepto constitucional, el líder de los conservadores recordó cómo en los últimos meses en Cataluña "se ha pretendido ignorar las leyes, desconocerlas, derogarlas e incumplirlas". "Cualquier término vale", dijo. 

"¿Eso es democracia?"

Mención especial en el discurso del presidente merecieron los días 6 y 7 de septiembre, cuando el Parlament dio luz verde a las leyes de referéndum y transitoriedad. Se quejó Rajoy de que después se cerró la Cámara regional hurtando a los partidos de la oposición su derecho a ejercer el control al Govern. "¿Qué pensarían ustedes si esto hubiera ocurrido en esta Cámara o en el Congreso?", "Qué derecho tienen a hacer esto?", "¿Eso es democracia?", se preguntó.

También recordó que Puigdemont se ha negado en los últimos meses a acudir al Congreso y al Senado. "Yo hubiera venido aquí a defender mis decisiones aunque estuviera en inmensa minoría", dijo en la que fue una de sus frases más aplaudidas. También subrayó que el único diálogo que se le ha ofrecido desde la Generalitat ha sido para hablar de independencia.

El jefe del Ejecutivo insistió en que toma esta iniciativa porque se ha visto obligado a ello. En este sentido recordó que en los últimos meses se le ha demandado que aplicara ya el artículo. "Pudimos haberlo puesto en marcha esta iniciativa cuando nos lo demandaron muchos, que nos reprocharon que no lo hiciéramos", dijo. Se refería a las presiones de Ciudadanos, pero también a las de sectores de su propio Gobierno y partido.

"Desenmascarar las mentiras"

Arropado por el Gobierno, por la plana mayor del PP e interrumpido frecuentemente por los aplausos, sostuvo que no ve "nada bueno en este proceso". "Si acaso, que ha servido para desenmascarar las mentiras y a quienes las han puesto en circulación". "Los embustes, las falsedades, las medias verdades, pueden hechizar en el corto plazo a la gente de bien, pero la realidad ignorada o manipulada siempre acaba preparando su venganza", alertó.

"Esto afecta ya a la economía para mal, para muy mal", señaló al tiempo que advertía de que una salida de Cataluña de España implicaba una salida inmediata de las instituciones europeas.

Rajoy cerró su intervención pidiendo el apoyo de los grupos para su iniciativa. Una iniciativa que llevó al Consejo de Ministros acordada con PSOE y Ciudadanos. "Confío en que lejos de egoísmos, inclinaciones ideológicas o pequeñas mezquindades, sepamos ofrecer un gesto y dar una respuesta que esté a la altura de lo que esperan de nosotros todos los españoles".

A Rajoy le basta la mayoría absoluta de su grupo en el Senado para que la iniciativa salga adelante. Pero su intención es que estas medidas excepcionales cuenten con, al menos, el respaldo del principal partido de la oposición y con Ciudadanos, la formación con la que mantiene un pacto fruto de los apoyos que recibió para ser investido presidente del Gobierno.

Tras la aprobación de las medidas por el Pleno de la Cámara alta, el Consejo de Ministros debe reunirse para completar el trámite. Una vez publicado el texto en el Boletín Oficial del Estado, el 155 puede echar a andar. La medida más inmediata sería la destitución del president y del Govern y el nombramiento de una especie de ministro o delegado para Cataluña. Esta figura, que en la Moncloa consideran que debe ser de "perfil técnico" se encargará junto con los ministerios del detalle de las medidas.

Una legislatura que se complica

Cuentan quienes conocen bien al presidente que esta, la de poner los mimbres para la suspensión de autonomía de Cataluña, ha sido la decisión más dura de su carrera política. De hecho, puede ser el llamado "desafío soberanista" de Cataluña el asunto que eche por tierra la XII Legislatura cuando se cumple un año de su investidura como presidente.

Rajoy, que ha sorteado los escándalos de corrupción que afectan a su partido, se ve ahora en la dificultad de sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado para 2018 por la negativa del Partido Nacionalista Vasco a sentarse a hablar con la formación que ha escogido la aplicación más dura del artículo 155 de la Constitución.

En los últimos días, Rajoy dio órdenes a los suyos de endurecer su mensaje hacia Cataluña. Si en un momento determinado desde la Moncloa se optó por lanzar a Puigdemont el ultimátum de que podía esquivar el 155 convocando elecciones, esta semana se matizó esta exigencia. No basta con unos comicios, decían. Estos deben celebrarse en el marco de la legalidad constitucional y, además, el president debe dar muestras de compromiso con ese regreso a la legalidad.

Pese al evidente cambio de tono, en el Gobierno lo niegan asegurando que la única que persona que se ha movido "a volantazos" ha sido el president. Otras fuentes conservadoras lo justifican en un contexto electoral y ante el permanente rumor de que Puigdemont iba a convocar comicios.

División en el PP y en el Gobierno

En todo este proceso, sectores del PP y del Gobierno han intentado presionar a Rajoy para que aplicara el 155 cuanto antes. Lo justificaban sosteniendo que el "chantaje" de Puigdemont al Estado de derecho había llegado a su límite y en el hecho de que Ciudadanos, con un mensaje más duro, fuera a capitalizar el descontento en una parte de la población en forma de voto en unas futuras elecciones.

Como ya informó este diario, las fuentes consultadas ubican en estos sectores enfrentados a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, de un lado, y a la titular de Defensa y secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, de otro. La número dos de los conservadores habría capitaneado a quienes creen que era necesaria una respuesta inmediata y contundente a Puigdemont.

"Además de partido, somos Gobierno", defienden la estrategia de Rajoy.

Precisamente fue Santamaría quien un día antes defendió la posición del Gobierno en la comisión parlamentaria creada en el Senado para autorizar la aplicación del 155 para Cataluña.

La mano derecha de Rajoy hizo un recorrido de la relación de los últimos años entre el Gobierno central y el de la Generalitat. Y dibujó un panorama según el cual el Ejecutivo siempre ha estado dispuesto a dialogar de todo menos de la independencia y al Govern sólo le ha interesado hablar de la independencia.

En este contexto, la número dos del Gobierno consideró que los independentistas "han echado por tierra la mejor Cataluña de su historia" y que hay que tomar medidas para "rescatar" a esa Cataluña. "Cada uno tiene que asumir responsabilidades de sus decisiones", resumió.

Unas medidas, que como ha asegurado el Ejecutivo en los últimos días, se aplicarán de forma "proporcional" y gradual. Después, el texto de la ponencia se modificaba en ese sentido para dejar por escrito esta demanda del Partido Socialista, pese a que desde el Gobierno ya se había asegurado en la última semana que así iban a hacerlo.

Santamaría lamentó que mientras el Gobierno ha incrementado su presencia en Cataluña en los últimos años la respuesta de la Generalitat haya sido dar la espalda al Congreso y al Senado, negándose a acudir a la Conferencia de Presidentes y a explicar sus intenciones.

"El diálogo se conjuga en gerundio: hablando", dijo.

Intentando desmontar el discurso de los independentistas, Santamaría sostuvo que "en contra de sus promesas no han traído la tierra prometida". Así, subrayó que su mensaje no ha calado en las instituciones europeas y que sólo ha encontrado eco en los "radicales".

También recordó que los independentistas vendieron que no se iban a ir las empresas y los bancos, contrariamente a lo que ha sucedido.
Más contenidos sobre este tema




13 Comentarios
  • pep48 pep48 27/10/17 20:30

    Como siempre, nunca es culpable de nada, siempre la culpa la tienen los demás, el siempre inamovible a verlas venir, es un mal político. El solo ha creado mas del 50% de independentistas con su actitud, dejar que se vayan pudriendo las cosas.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    5

    • MASEGOSO MASEGOSO 27/10/17 21:03

      No Pep48 el solito ha creado a todos los independentistas de Cataluña.
      El recogió los 4 millones de formas para tirar el Estatu de 2006
      El los llevó al Tribunal Constitucional y este organismo de ¿justicia? seis años despues, en 2012, sentenció la ilegalidad de un Estatut aceptados en el Parlament Català y en el Congreso de los Diuputados y, aceptado, en referendum por los catalanes
      ¿Quien es culpable? Saludos.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      3

  • ARVA44 ARVA44 27/10/17 19:18

    Pues si Rajoy dice que solo Puigdemon tiene toda la culpa, y solo él, la cosa da que pensar. Rajoy no és solo un fabricante de independentista, también hace hace buenos a sus enemigos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • mcn mcn 27/10/17 13:12

    Si sale el 155 y el Gobierno Español es incapaz de poner en marcha la aplicación de ese artículo, tal y como fue incapaz de evitar el "referéndum" del 1 oct, entonces el Estado Español quedará cómo un estado fallido, incapaz de aplicar la ley. Esto apoya la teoría de los independentistas de tener du propio estado y salir de la chapuza española.

    Responder

    Denunciar comentario

    9

    8

  • Ciro2 Ciro2 27/10/17 12:43

    Los polvos de la campaña del PP contra el Estatut hace unos trajeron los lodos de hoy. Veremos qué lodos traen los polvos que hoy siembra el 155 de Rajoy. La convivencia se resentirá en poco tiempo y el salto en el desprecio mutuo será importante, y todo gracias a este presidente, incapaz de hacer política, ni cuando estaba en la oposición ni ahora que está en el gobierno. Es Rajoy una desgracia para este país.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    33

  • DMS DMS 27/10/17 11:39

    Para mi un señor que es el presidente de un partido inmerso en una corrupción galopante, que está sentado en el banquillo, que está inmerso en unos cuantos asuntos judiciales, que miente más que habla, no es creíble. No puedo creer lo que dice, tengo mis dudas. El catalán puede que lleve sobre sus espaldas parte de la culpabilidad de lo que está pasando. Los dos a la su casa y que se comience a construir un diálogo sincero, objetivo entre ambas partes que lleve a la cordura de una solución beneficiosa para todos.

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    29

  • sampayo sampayo 27/10/17 11:36

    Ahora va a resultar que el malo es Puigdemont, conociendo la trayectoria del PP y sus multiples casos de corrupcion etc etc. Eso se lo cuentan a los arboles, el culpable de todo lo ocurrido hasta ahora es Rajoy.

    Responder

    Denunciar comentario

    7

    41

  • bidebi bidebi 27/10/17 11:21

    Hay una pregunta que a mí me parece clave llegados hasta aquí.
    Una pregunta que se basa en la evidencia de que el soberanismo catalán de derechas está dispuesto a casi todo con tal de negociar una no aplicación del famoso 155, según se vio ayer mismo. Y lo hace por un motivo que se puede no compartir pero que se puede entender. Ese motivo es el alto costo en sufrimiento que el 155 va a ocasionar al pueblo catalán y a sus propios representantes políticos que podían ser encarcelados, además de los que ya lo están.
    Es decir, parece evidente que el gobierno neofranquista español podría evitar la aplicación del artículo de una forma sencilla simplemente hablando y negociando.
    Por eso la pregunta clave del principio : ¿Por qué no lo hace, porque su gran empeño en aplicarlo diga lo que digan o hagan lo que hagan las víctimas de su aplicación?.
    A mi me parece que porque quiere VENCER, HUMILLAR Y SENTAR PRECEDENTE. Al mas puro estilo de la ideología franquista. Los tres elementos creo que constituyen las razones de una respuesta tan violenta que no admite, sorprendentemente en una supuesta democracia, otras alternativas.
    Si esto es así, y creo que lo es, la siguiente pregunta sería : ¿Qué respuesta le cabe al soberanismo catalán sin con ella perder su DIGNIDAD como pueblo?. Solamente una : la DUI, la desobediencia civil y la movilización ciudadana. Si no quiere perder su dignidad y si no quiere, a partir de su aplicación, ser prisionero de guerra. De una forma u otra, el futuro será mas bien negro.
    Por último, hay que considerar que la aplicación del 155 es aplicar una ley colonial. Su filosofía consiste en considerar colonia al territorio que se le aplica, de forma que se anula su soberanía autónoma. El estado no considera su autonomía DERECHOS constitucionales si no que la considera CESIONES que se ponen o se quitan según criterio de la metrópoli. Es decir, el mismo estado está rompiendo el consenso del 78 y certificando una situación colonial.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    9

    49

    • Haiku Haiku 27/10/17 11:58

      Según lo vió usted ayer. Yo percibí otra cosa. Las gafas que usted usa son muy particulares, cómo lo serán las mías. Mi percepción fue que trataba de salvar y de salvarse a los de su barco. Y los que había fuera y en las calles le llamaron al orden. El siguiente paso fue quitarse el marrón y endosarlo al Parlamento.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      22

      4

      • Haiku Haiku 27/10/17 12:13

        Jeje, ya empezamos como ayer, con los retrasos. Bidebi, según usted hoy, de nuevo, que es lo que estará intentando hoy Puigdemont? ...usted que tanto empatiza con su psicología.

        Responder

        Denunciar comentario

        8

        3

    • Senecabis Senecabis 27/10/17 11:46

      Yo no sé cuál pueda ser la solución, pero el problema de lo que ud. dice es que da por sentado que el sujeto del derecho que se reclama es el "pueblo catalán". Y a partir de ahí se configura todo el discurso, tanto el nacionalista, como el suyo -aunque pueda no serlo-.
      Yo no estoy de acuerdo con esa idea pues creo que el sujeto de los derechos somos todos y cada uno de los ciudadanos que componemos este Estado, personas en el siglo XXI, por encima de líneas trazadas por reyes medievales.
      Esa es la base de la discrepancia. Y es tan mollar, que difícilmente nos pondremos de acuerdo.

      Responder

      Denunciar comentario

      9

      20

  • Ciro2 Ciro2 27/10/17 11:16

    Por lo que sea, por interés electoral, por dar un golpe en la mesa, por humillar, por demostrar quien es el más fuerte, por lo que sea, Rajoy quiere aplicar el 155 sea como sea. Demuestra que no tiene cintura como político, pero sí de boxeador. Quiere dejar KO a Puigdemont aunque con ello dinamite todos los puentes que puedan quedar en pie con Cataluña y la convivencia pacífica. Puigdemont puede que sea, no lo dudo, un irresponsable. Rajoy, además, es un abusón y quiere dejar constancia de ello. No olvidemos que esta crisis, en su más corto plazo, arranca de otro ejercicio estúpido de oposición política por parte del propio Rajoy. Vamos mal, muy mal.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    5

    45

    • HEREJE HEREJE 28/10/17 12:43

      Un tonto jodió a un pueblo. Dos tontos joderán a un país. La conjura de los necios.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

Lo más...
 
Opinión