x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Memoria histórica

Los otros 'Aquarius' de la Guerra Civil

  • Más de 2.600 exiliados españoles consiguieron en los últimos compases de la Guerra Civil escapar de Alicante a bordo del carbonero británico Stanbrook
  • Casi 4.000 refugiados españoles consiguieron llegar a México y Chile en barcos como el Sinaia o el Winnipeg, fletado por el poeta Pablo Neruda

Publicada el 13/06/2018 a las 06:00 Actualizada el 12/06/2018 a las 22:00
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

Imagen del carguero Winnipeg, fletado por Pablo Neruda para trasladar a refugiados españoles a Chile.

Imagen del carguero Winnipeg, fletado por Pablo Neruda para trasladar a refugiados españoles a Chile.

WIKIMEDIA COMMONS
Es uno de los primeros movimientos del nuevo Gobierno de Pedro Sánchez de cara al exterior y la primera decisión de carácter humanitario que toma el Ejecutivo socialista tras su llegada a la Moncloa. El próximo sábado desembarcarán en el puerto de Valencia los más de 600 migrantes y refugiados que llevan desde el pasado sábado a la deriva a bordo del buque Aquarius, gestionado por la ONG SOS Méditerranèe y Médicos Sin Fronteras (MSF). La negativa de las autoridades maltesas e italianas de permitir su desembarco en cualquiera de sus puertos, combinada desde el primer momento con las incendiarias declaraciones del ministro del Interior italiano y líder del partido xenófobo Liga Norte, llevaron al Gobierno capitaneado por Pedro Sánchez a ofrecer Valencia como puerto “seguro” para atracar. Un movimiento que fue aplaudido por varios dirigentes de la Comisión Europea y que permite que 600 seres humanos puedan pisar tierra tras una semana en medio del Mediterráneo.

El paso al frente humanitario dado por España, pero sobre todo el trabajo que hacen estos navíos de salvamento en un Mediterráneo que ha engullido más de 14.000 vidas desde 2014, evoca tiempos pasados. Años en los que aquellos que trataban de escapar de la miseria y la guerra cruzando el inmenso océano no eran sirios, sudaneses o iraquíes. Una época en la que la esperanza del barco Aquarius estaba en navíos como el Winnipeg, el Sinaia o el Stanbrook. Eran los últimos compases de los años 30 y principios de los 40. Los del éxodo masivo de españoles tras la victoria del bando golpista del general Franco en la Guerra Civil. Los de la política de brazos abiertos en el México de Lázaro Cárdenas o en el Chile de Aguirre Cerda. Los de un valiente capitán escocés que, desafiando las órdenes de su jefe, sacó a más de dos millares de personas de un Alicante arrasado por los bombardeos.

El Winnipeg de Neruda

El Winnipeg es, probablemente, uno de los barcos de la esperanza más famosos de la posguerra española. Su historia arrancó a mediados de 1939. Con el bando golpista controlando ya todo el territorio, y con miles de personas cruzando desesperados la frontera con Francia, el poeta Pablo Neruda decidió plantear al presidente de Chile, Pedro Aguirre Cerda, la necesidad de conceder asilo a miles de estos refugiados españoles abandonados a su suerte en suelo galo. A pesar de las presiones, el Gobierno del Frente Popular decidió dar luz verde a la propuesta, nombró al poeta cónsul especial para la emigración republicana española y Neruda comenzó a preparar la operación de rescate. Mientras voluntarios del Partido Comunista galo se empleaban a destajo para acondicionar el buque de carga Winnipeg, el escritor viajó por toda América Latina recaudando fondos.
 


Después de meses de trabajo, el plan trazado por Neruda se ejecutó pocos días antes del comienzo de la Segunda Guerra Mundial. El 4 de agosto de 1939, el Winnipeg zarpó del puerto de Pauillac, al oeste de Francia, entre lágrimas y puños en alto, con un Neruda controlando en todo momento la partida hacia tierras chilenas. Un mes después, el 3 de septiembre –el mismo día que Alemania invadió Polonia–, el carguero alcanzó las costas de Valparaíso. Los casi dos mil españoles comenzaron a descender por la escalinata. De fondo, los aplausos y los cánticos de todos los grupos de chilenos que fueron a recibirles. Entre ellos se encontraba el entonces ministro de Salubridad del Ejecutivo de Cerda, un joven Salvador Allende. Tras el desembarco en Valparaíso, unos 1.200 españoles fueron trasladados a Santiago para ser distribuidos por la capital y otras ciudades del Sur.

Sinaia, el comienzo del exilio

Sin embargo, la trágica historia del exilio español tras la Guerra Civil no arrancó en Pauillac. El pistoletazo de salida se produjo a 500 kilómetros al oeste, en la localidad gala de Sète. Desde allí zarpó el 25 de mayo de 1939 el buque de vapor francés Sinaia rumbo al México de brazos abiertos de Lázaro Cárdenas. Con unos 112 metros de longitud, este navío galo construido en Glasgow en 1924 alcanzó la costa de Veracruz a mediados de junio con más de 300 familias de refugiados españoles a bordo, unas 1.800 personas que habían decidido refugiarse en Francia tras el final de la Guerra Civil. La expedición, organizada por el Servicio de Evacuación de Republicanos Españoles (SERE) en colaboración con el Comité Técnico de Ayuda a los Refugiados Españoles –la filial del SERE en México–, fue financiada por el National Joint Committee for Spanish Relief, una organización humanitaria británica.

Este viaje no fue el primer gesto de la política de puertas abiertas de Lázaro Cárdenas –en 1937, los mexicanos recibieron “con hondas simpatías” a unos 400 niños españoles que llegaron al país a bordo del barco con bandera francesa Mexique–. Tampoco fue el último. Al Sinaia, que terminó convertido en 1942 en barco hospital por la Alemania nazi y echado a pique cuatro años después para ser utilizado como bloqueo, siguieron otros muchos buques con nombre propio: el Ipanema, el Mexique, el Flandre, el Nyassa o el Serpa Pinto II. En total, se calcula que todos estos navíos trasladaron a México entre mayo de 1939 y octubre de 1942  entre 22.000 y 30.000 españoles, según consta en el Portal de Archivos Españoles del Ministerio de Cultura.

Stanbrook y el héroe escocés

Pero de todos los barcos que se hicieron un nombre durante esos años, hay uno que ha quedado grabado a fuego en la memoria colectiva: el Stanbrook, el último barco –junto con el Maritime– con exiliados que salió de las costas españolas justo antes de que se desmoronara por completo la Segunda República. El último exilio masivo de la Guerra Civil se produjo el 28 de marzo de 1939 en el puerto de Alicante. Allí se encontraba fondeado un buque carbonero británico, el Stanbrook, con la orden de cargar naranjas y azafrán. Frente a él, miles de civiles se amontonaban con la esperanza de poder salir del país antes de que las tropas franquistas tomasen el enclave. Una imagen que cambió por completo los planes del capitán galés Archibald Dickson.

Aunque el propietario del barco había dado la orden de no evacuar civiles, Dickson decidió desafiar la instrucción y dejó las naranjas de lado para tratar de salvar el mayor número de vidas posibles. Aunque el buque sólo tenía capacidad para un centenar de personas, esa noche subieron por la escalinata del navío más de 2.600 personas. Con la lluvia de bombas cayendo sobre la ciudad, el Stanbrook partió ese mismo día hacia Orán, por entonces territorio colonial francés. El desembarco también se tornó complicado, por las trabas que iban poniendo las autoridades. Muchos de los exiliados que consiguieron salir de Alicante en el Stanbrook lograron embarcarse hacia Francia o México. Otros tantos, sin embargo, fueron recluidos durante mucho tiempo en campos de internamiento franceses en territorio argelino.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

10 Comentarios
  • pescador pescador 15/07/18 08:56

    La solidaridad la más valiosas virtudes del ser humano es la más cuestionada en estos tiempos en nombre de la economía dejando el campo abonado al racismo y la homofobia que es la máxima expresión de la degeneración humana.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • irreligionproletaria irreligionproletaria 15/06/18 13:00

    Las verdades a medias, el cinismo y la desvergüenza para sustanciar posturas y conclusiones, cuanto menos, demagógicas por carecer de rigor, provocan rechazo.

    Relatar hechos, descontextualizados, para avalar reacciones populistas impropias de la responsabilidad del Gobierno de un Estado Democrático de Derecho, sonroja.

    ¿800 interpretes a disposición en Valencia, para ¿recibir? a 629 personas ?

    ¡Consecuencia de un devenir, cuanto menos, durante 1 año, de ONG en ONG, desde sus paises de origen, POR LA AUSENCIA DE VISADOS QUE, POR 1000 ó 1500€ (la cantidad pertinente, a cada país de origen) HABRIAN AVALADO/FACILITADO EL TRASLADO DE CUALESQUIERA CIUDADANOS AL CONTINENTE EUROPEO.

    Pero no; eso no vende. Ahora, ganan todos...el cielo. Un año de tránsito y penalidades, pagando a las ¿mafias? ¿ongs? Que les recogen en un Estado y les sueltan en otro, donde padecen hambre, sed, son prostituidos, enferman...y, así hasta...acceder a la "balsa" propicia para morir en el Mediterraneo, sus ultimos "samaritanos" les "COBRAN" vg. : ROBAN, SE APROPIAN DE TODOS SUS POSIBLES... Con tarifas reconocidas por la UE, e incrementos aceptados.

    ¡ A mayor gloria de lxs "buenxs" españoles!

    [¡Justicia señor, pero por mi casa, no! Todo ello, con un 30% de la población propia lindando el umbral de la pobreza...y, especialmente, con un gobierno recien estrenado que, luego de investirse, ACLARA:

    NO SE PUEDE SUSPENDER LA REFORMA LABORAL, PORQUE SI SE RESTABLECEN LOS DDLL PARA LOS TRABAJADORES, NO SERIAMOS COMPETITIVOS EN EL MERCADO, Y SE REDUCIRIAN LAS PLUSVALIAS DEL TRABAJO, QUE HAN INCREMENTADO LOS BENEFICIOS DEL CAPITAL ECONOMICO FINANCIERO UN 38%.]

    El Nuevo Testamento, califica perfectamente: ¡escribas, sepulcros blanqueados..!

    ¡Vaya publicidad gratuita! La superficialidad y el 'bien parecer' VENDE. ¡Con las ayudas recibidas en 1939! 15/7/2018

    La referencia del articulista...(no comments) Cualquier día de estos, con documentos REALES de los sujetos (niños entonces, que lo padecieron) hablamos. Yo no porfio con nadie. Su verdad, donde se la compren. Sería de agradecer un mínimo rigor y, no aprovechar que el Pisuerga baña tierras vallisoletanas... en fín, lo dicho: LAS CAUSAS...

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    0

  • El chipionero El chipionero 14/06/18 17:53

    El franquismo no sólo se opuso a la salida de refugiados, pues las ansias de matar que tenían eran enormes, sino que trató de ocultar, a las generaciones venideras, el genocidio que cometieron. Por ello, son muchos los jóvenes que cuando leen este tipo de artículos se ponen las manos en la cabaeza.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • CarlosP58 CarlosP58 14/06/18 00:13

    Gracias a Álvaro Sánchez Castrillo y a Infolibre por artículos como éste, pues nos informan y nos hacen mejores con esos recuerdos de un pasado olvidado.
    Y mejores, ante las voces feroces que oímos de los peores, peperos, C,s, cuando el gobierno español de Pedro Sánchez antepone la humanidad de dar puerto seguro al Aquarius y a más de 600 seres humanos, que a las cuentas de resultados de cualquier vulgar administración.
    Gracias, pues ahí estaban algunos de nuestros abuelos, que pudieron hacer el viaje de retorno. Y no lo olvidamos. Saludos y Periodismo Libre.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • ninela ninela 13/06/18 23:31

    Que fría es el agua de la mar sobre todo de noche, con hambre sed y sin estrellas, sin esperanza y con recuerdos de los perdidos y , que tal vez nunca vuelvas a ver,.¿?. Alguien se postula si merece o no la pena de recibir a perdidos de toda esperanza , para que, al menos, puedan vivir para llorar sus recuerdos?.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • Jonque Jonque 13/06/18 10:11

    Gracias por contar la Historia real de España.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • vibado vibado 13/06/18 08:34

    La historia falsificada española ,a la dictadura militar hay q juzgarla y publicarla bien alto ,

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • Casucu Casucu 13/06/18 08:34

    Entre las historias de auxilio y solidaridad naval a los exiliados españoles de la guerra civil de las mas emotivas por su cargamento fue la de los barcos que salian de la cornisa cantábrica hacia la URSS cargados con los ''niños de la guerra".

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    6

  • vibado vibado 13/06/18 08:33

    ES LA HISTORIA falsificada del estado español y q la transición española se ha ocupado de seguir falsificando , el lavado de cerebro , brutalmente ,violentamente ,realizado por la DICTADURA MILITAR ,Y CONTINUADO POR EL ESTADO DE LA TRANSICION ,es la q tiene hoy al estado corrupto tan defendido a ultranza por la derecha española , y así no hay manera de arreglar nada ,esos 8 o 9 millones de votos de la derecha ,es la complice necesaria del fracaso democrático español ,q han tenido al falsificado PSOE de Felipe Gonzalez , no sé como se podrá solucionar ,toda esta porquería ,pero lo tenemos muy difícil ,nos falta decencia democratica

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    7

  • Marimardona Marimardona 13/06/18 01:24

    Los que hoy prestamos ayuda fuimos ayudados en otros tiempos. Convendría no olvidarlo.
    El mundo da muchas vueltas y no se puede dar nada por seguro.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    13

 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.