X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Comunitat Valenciana

Cuatro exdirectivos de FGV, condenados a un año y diez meses por el accidente del metro de Valencia con 43 muertos

  • No ingresarán en prisión porque la ejecución de la pena ha quedado suspendida tras un acuerdo entre las partes
  • Las víctimas han celebrado el "final digno", pero critican que no se hayan asumido "las responsabilidades políticas"

infoLibre
Publicada el 27/01/2020 a las 13:03 Actualizada el 27/01/2020 a las 13:42
Los ocho exdirectivos de Ferrocarrils de la Generalitat sentados en el banquillo de los acusados.

Los ocho exdirectivos de Ferrocarrils de la Generalitat sentados en el banquillo de los acusados.

El Juzgado de lo Penal número 6 de València ha condenado a cuatro exdirectivos de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) a un año y diez meses de prisión por el accidente de la Línea 1 de Metrovalencia que el 3 de julio de 2006 costó la vida a 43 personas y causó 47 heridos, según la sentencia in voce pronunciada en la sala y después de que los condenados hayan aceptado los hechos que se les imputaba: "Sí, acepto", han indicado. Las víctimas han celebrado el "final digno", pero, para Rosa Garrote, la presidenta de la Asociación de Víctimas del Metro 3 de Julio (AVM3J), a las víctimas les ha quedado, pese esta sentencia, una "espinita", la de que "no se han asumido las responsabilidades políticas".

La vista estaba señalada para este lunes en València, casi 14 años después del accidente, y con ocho exresponsables de la empresa pública en el banquillo. Sin embargo, ha habido un acuerdo entre las partes –Fiscalía, Asociación de Víctimas 3 de Julio (AVM3J) y defensas– por el que cuatro acusados han reconocido los hechos y se han retirado los cargos para los cuatro restantes, entre ellos, la que fuera exgerente de FGV, Marisa Gracia.

Los cuatro directivos condenados no ingresarán en prisión porque la ejecución de la pena ha quedado suspendida, en una sentencia que impone las mismas condenas que solicitaba Fiscalía aunque se han rebajado al aplicar las atenuantes de dilaciones indebidas y reconocimiento de los hechos.

De esta forma, se retira la acusación a Marisa Gracia; el que fuera director de Operaciones, Manuel Sansano; el exjefe de Talleres de Valencia Sud, Luis Miguel Domingo Alepuz; y el exresponsable de estudios y proyectos, Francisco Orts.

Inicialmente, para los ocho acusados Fiscalía pedía en su escrito de calificación provisional una pena de tres años y siete meses de cárcel por un delito contra los derechos de los trabajadores en su modalidad de seguridad e higiene en el trabajo; 43 homicidios por imprudencia grave profesional y 37 delitos de lesiones por imprudencia grave profesional. Por su parte, las víctimas del metro –acusación particular– elevaban la pena a cuatro años.

Las acusaciones, en una exposición inicial antes de que se haya dictado sentencia, han calificado los hechos de "demoledores", han criticado a la magistrada que instruyó el procedimiento, y que archivó hasta en tres ocasiones la causa, que ordenó reabrir la propia Audiencia, y han afirmado que no quieren "venganza sino justicia".

En concreto, el letrado de la Asociación de Víctimas del Metro ha afirmado que "al leer los hechos, uno no puede más que estremecerse", y ha recalcado que no se puede hablar de un daño moral, "sería imposible". "El daño son las muertes y las lesiones. 43 fallecidos y 47 lesionados", ha recordado.

El abogado ha lamentado el comportamiento de los condenados y ha recalcado que eran funcionarios públicos, "estaban cobrando de todos y no cumplieron por lo que les pagaban", ha criticado. "El reproche en el ámbito de la imprudencia debe ser intenso, de ahí que pidiéramos inicialmente cuatro años de prisión, atendiendo al daño y a los reproches", ha añadido.

Sin embargo, ha aclarado que la Asociación de Víctimas "nunca ha querido venganza, sino que se investigase y se hiciera justicia", y después de un periodo "larguísimo", "les obliga a entender que la pena no puede ser de cuatro años", y se han conformado con los 22 meses de prisión debido a las dilaciones indebidas y al reconocimiento de culpa.

"Instrucción a pesar de la instructora"

Este letrado también ha dirigido duras críticas a la magistrada instructora del procedimiento, que llegó a archivar el caso hasta en tres ocasiones. "Si ha habido una instrucción ha sido a pesar de la instructora", ha manifestado, y ha ensalzado el papel jugado por la Audiencia y por la Fiscalía, quienes sí han creído en los hechos "a pesar de la continua oposición de la magistrada del Juzgado número 21", ha insistido.

"La Audiencia –ha añadido– obligó a que se abriese juicio oral, y aquí estamos. Ha pasado mucho tiempo", ha dicho, y ha afirmado que sin las dilaciones indebidas, este asunto "hubiese acabado hace mucho tiempo".

"La prisión no devuelve a las víctimas"

Respecto a la suspensión de la ejecución de la condena de prisión, el abogado ha indicado: "La prisión no iba a devolver a las víctimas". Otra de las acusaciones que representa a varias víctimas ha señalado que de celebrarse el juicio, "para las víctimas hubiera sido reiniciar algo que quieren olvidar", ha apostillado.

Otra de las acusaciones, en esta línea, ha mostrado su deseo de que algo así no vuelva a suceder: "Hablamos de un servicio público", y ha añadido: "El reconocimiento de la responsabilidad hace que evitemos la doble victimización, que las víctimas vuelvan a revivir esos momentos tan trágicos. Ójala esto no vuelva a ocurrir", ha afirmado.

"Triunfo ciudadano"

Garrote ha celebrado el "final digno" que a su juicio supone la sentencia del metro. "Es el triunfo ciudadano. Si se lucha, si se intenta, sí se puede", ha aseverado.

"Más allá del triunfo de un grupo de personas, creo que es el triunfo de la sociedad. De un grupo de personas que teníamos todo en contra, hemos conseguido darle la vuelta a la tortilla. Es el triunfo ciudadano. Si se lucha, si se intenta, sí que se puede. Se puede cambiar las cosas, se puede cambiar el no tener nada para que el final de la lucha, el final del camino, sea haberlo conseguido", ha defendido.

En opinión de Garrote, "es evidente que se han quedado muchas cosas en el camino", aunque ha indicado que han logrado "lo máximo" que podían conseguir. "Esa es nuestra satisfacción. Que hemos hecho todo lo que estaba en nuestra mano y que hemos conseguido todo lo que se podía conseguir", ha reiterado.

Por otra parte, ha lamentado que los exresponsables de FGV no hayan pedido disculpas a las víctimas ni a sus familiares: "Ellos han estado en una actitud muy impasible, muy inhumana iba a decir, porque ha faltado un gesto de reconocer que ese reconocimiento de culpa salía del corazón. Porque es verdad que han reconocido su culpa pero no es menos cierto que se reconoce ante la posibilidad de un castigo mayor".

Garrote ha insistido en que para la AVM3J "lo que hubiera tenido realmente valor" es "que ese reconocimiento saliera del corazón, pero evidentemente ese reconocimiento hubiera llegado acompañado de un perdón y a los pocos días del accidente, no hubieran esperado 13 años".

Esto, según la representante de las víctimas, demuestra la "catadura moral como personas" de los exresponsables de FGV: "Tanto los que lo han reconocido como los que se han quedado fuera, que realmente no han tenido ni un ápice de humanidad de reconocer que, si no penalmente, a nivel de gestión las cosas las hicieron mal".

Más contenidos sobre este tema




 
Opinión